Economía Experimental y del Comportamiento en Español

Pablo Brañas Garza, de la Universidad de Granada, nos escribe a los editores de NeG para comentarnos que está creando una biblioteca virtual sobre economía experimental y del comportamiento en Español.

Nos dice: “El objetivo de esta página web es poner a disposición del lector de todo el material académico-científico que se produce en castellano sobre economía experimental y del comportamiento. Se facilitará la fuente y si el material está disponible de manera gratuita en algún formato digital también se facilitará.”

Dado que muchos lectores de NeG pueden estar interesados en estos temas pero al mismo tiempo les de más pereza leer en inglés (o simplemente quieran pasar lecturas a sus alumnos sin que estos se subleven demasiado), colgamos el vínculo con muchísimo gusto.

Por cierto, algunos de los que me preguntaban el otro día sobre relaciones entre economía y otras ciencias pueden encontrar lecturas de interés y referencias a otros trabajos.

Jesús Fernández-Villaverde es Catedrático de Economía en la University of Pennsylvania, investigador afiliado del CEPR y del NBER, consejero de la iniciativa de regulación e imperio de la ley de la Hoover Institution at Stanford University y visiting scholar en los Bancos de la Reserva Federal de Filadelfia y Chicago. Antes de ello, obtuvo un doctorado en Economía por la University of Minnesota (2001) y ha sido Kenen Fellow en Princeton University y National Fellow de la Hoover Institution at Stanford University. Es miembro del consejo editorial de la International Economic Review. En 2017, para estar seguro que escucha las dos versiones de lo que ocurrirá en las Ashes, enseñará también en University of Oxford y University of Melbourne. Sus campos de investigación son macroeconomía, econometría e historia económica. Su objetivo profesional en el largo plazo es encontrar alguna manera de poder dedicarse a esto de la economía desde Ribadesella, pero por el momento ha fracasado de manera absoluta en su empeño.

Hay 9 comentarios
  • Cosas miles he leido pero nunca vi que la difusion y divulgacion del conocimiento en tu lengua materna fuese un acto de "pereza".... va a ser que esta web es un acto de "pereza".

    Estimado Jesus no se enfade con mi comentario, y delo a la frustacion de alguien que tiene que pasar el finde detras del ordenador. Ademas que a pesar de su academicismo es uno de mis preferidos de largo.

    Estupenda iniciativa a la que espero contribuir comprando (apoyando con mi dinero) la publicacion de estos libros.

    Pd: en el tema de proponer soluciones "meseestais" rezagando, los asamblearios ya empiezan a tener un par de cabezas de ventaja.... 😉

  • Hace 41 años que empecé un MBA en ESADE.
    Para pasar de primer a segundo curso se nos exigía un nivel medio de inglés, sin el cual se consideraba que no podríamos acceder al mínimo indispensable de información para poder licenciarnos.
    Independientemente del valor de la página enlazada, produce algo de tristeza que entre sus destinatarios puedan estar estudiantes que se sublevan (¿indignan?) si se les dan lecturas en inglés.

  • Os veo un poco sensibles con el tema de la "pereza" y el inglés. Que yo sepa la mayoría de los españoles apenas saben inglés, incluidos los licenciados universitarios. Y entiendo que incluso a los que tienen un nivel de inglés un poco superior a la media les de pereza lo del inglés.

    Por suerte para durante el erasmus no tuve más remedio que leer papers en inglés y así aprendí mucho (tanto inglés como economía), pero conozco la "pereza" que puede dar. Por cierto, es una pena que lleguemos a la universidad sin saber inglés bien (pero si nuestros profesores de inglés lo hacen lo veo difícil), porque puedes ver la diferencia con el sistema universitario anglosajón, donde las materias las suelen dar con lecturas de muchos papers algo que en España es casi testimonial.

  • Carlos

    Si, un poco sensible estamos 🙂 Creo que es uno de los grandes problemas de España, no solo en temas competitividad sino tambien para quitarnos el paletismo absurdo que tenemos.
    De vez en cuando me sale la vena anti-liberal y me dan ganas de prohibir el doblaje de las peliculas y la traduccion de los libros pero luego me recuerdo que, dado el caracter nacional, lo mismo es peor el remedio que la enfermedad pues la gente puede dejar de ver la tela y de leer libros (al menos los importados).

  • La iniciativa me ha parecido estupenda y he enviado una felicitación personal a Pablo Braña.
    Por otro lado cerrarse en el propio idioma o inventarse un idioma propio como sucede en España (a poco que se conozca la historia de nuestras lenguas peninsulares se sabrá que es cierto) en los tiempos que corren es una conducta patológica. Como siupongo sucede con los que por aquó nos encontramos, nuestros hijos son trilingües y los nietos ya dan chino en sus coles.
    A veces me cuesta reconocer la España que describen algunos comentarios. Yo hice la Universidad tras un bachiller en Francés. Mi examen de Preu incluyó redacción de dos páginas y diez minutos orales con una catedrática de Filología francesa.
    En la Uni el inglés era parte de las Selectivas, Junto a Matemáticas y otras hueso. El profesor (clase diaria en primero y segundo, Herr Geissler, había sido traductor del gobierno alemán durante la guerra y no era nada flexible). Era imposible hacer muchas asignaturas sin dominarlo. Hasta lo manuales de Fortran con los que codificábamos los modelos de programación lineal venían en ese idioma.
    No somos un país tan retrógrado como parece y la prueba es que muchos nos fuimos fuera a trabajar sin el menor problema y no nos fue nada mal. Lo sigo recomendando vivamente.

    Otra cosa es que el sistema educativo no hay sabido mantener la exigencia. Eso no es culpa nuestra sino de nuestros gobernantes que prefieren no cabrear al personal dejando pasar de curso con cuatro suspendidas.

    Menuda "externalidad" la producida por esa decisión tan bienintencionada.

    Saludos

  • No quiero dar coartadas a los estudiantes perezosos, saber leer comodamente en inglés será más que conveniente aún durante unos muchos años.

    Pero creo que hay una revolución tecnológica en marcha que derribará buena parte de las barreras idiomáticas tal y como las hemos conocido durante siglos. Sin poder estar seguro, sospecho que sus implicaciones tengan un calado mayor del que podemos adivinar.

    Para quien no sepa de qué hablo me explico:

    Actualmente ya hay aplicaciones para los smartphones como el iphone que permiten traducir en pantalla un texto de un idioma a cualquier otro (por ejemplo tomamos un menu en un restaurante chino, lo enfocamos con la cámara y automáticamente vemos en pantalla el mismo texto en castellano). También se puede utilizar la aplicacion de google translator para "decirle" a tu móvil una frase en tu idioma materno "hola buenos días amable señor, ¿me podría recomendar un buen restaurante en este bonito pueblo nepalí?" y que el aparato pronuncie en voz alta con sus altavoces la misma frase en el idioma elegido con un acento y una exactitud más que correcta. El amable señor la escucha, responde, y tu teléfono te lo traduce en pantalla. Quien no lo haya probado que no deje de hacerlo; impresiona.

    A lo que vamos; el momento en el que dos personas puedan hablar en tiempo real en dos idiomas diferentes y recibir traducción simultanea bastante decente por cascos gracias a su móvil está a la vuelta de la esquina. Las tecnologías necesarias para hacerlo ya existen (reconocimiento de voz y traducción). Ya solo es cuestión de tiempo, de poco tiempo.

    Se puede argumentar con razón que la calidad de dichas traducciones es aún deficiente para textos con una cierta complejidad. Pero la calidad de éstas aumentará sin cesar.

    Las consecuencias más evidentes serán que en muy pocos años tener un nivel medio en otros idiomas será un lujo exótico sin ninguna utilidad práctica. Solo merecerá la pena estudiar idiomas si los vas a dominar por encima de la destreza de la máquina (que no olvidemos, lo hará mejor año tras año). Tener tres años de estudio de Italiano o Ruso, y chapurrearlos sin ayuda del movil será una extravagancia comparable a la de llevar un bonito sombrero. Llamará la atención pero no dará ninguna ventaja frente a quien no habla ni una palabra y decide utilizar la traducción simultanea de su móvil.

    Por otro lado para pequeños emprendedores el coste de realizar transacciones internacionales online se reducirá, así como las barreras para viajar. Más mercado, más competencia y un mundo más pequeño, en el que los pequeños, juegan más que antes.

    Así pues, demos la bienvenida a esta biblioteca. Y quizás.. no seamos tan duros con los estudiantes perezosos.

    Saludos

  • Jesús no traiciones tus ideales que no sirve para nada y para los que simplemente queremos escucharlas en VO tenemos el tdt e internet. http://www.europapress.es/sociedad/ciencia/noticia-subtitulos-lengua-propia-no-mejoran-aprendizaje-idiomas-20091111104424.html

    Abelardo, gracias por entrar en el tema de las nuevas aplicaciones móviles de traducción, me gusta mucho. Aún así esto es como lo que se decía de que con los ordenadores el papel se dejaría de gastar y ha sido al revés. Creo que cada vez será más importante hablar otros idiomas gracias a internet y más aún leer en inglés. Tener un intermediario como el móvil que no te permite una conversación fluida no es una solución para el día a día (¿cuanto costaría ese tiempo en una empresa?¿y en relaciones sociales?.

    Me parecen herramientas muy útiles para momentos puntuales o para seguir mejorando el idioma, por ejemplo viendo una serie como the wire y tras oir 20 veces subpoena, decides que ya es momento de buscar la palabra en tu portátil o móvil que tienes a mano. O si tienes que hacer una exposición en el idioma escuchas la pronunciación que da el traductor de las palabras que menos dominas (con lo que google translator se convierte en un arma para imponer la pronunciación americana del inglés).

    Por cierto, con lo del italiano medio me has hecho sonreir porque he conocido tanto italianas como españoles que han aprendido el otro idioma sin ir a clase, sin estar viviendo en ninguno de los dos países y tan solo relacionandose con los del otro idioma en un ambiente en el que el inglés era el predominante.

  • Gracias por la información, que es lo que cuenta, estar al dia con libros recomendados, los otros temas (idiomas) importantes pero son otros temas.

Los comentarios están cerrados.