¿Encuestas Electorales Públicas?

Hay una página web que sigo mucho estos días con la campaña electoral: Electometro, donde un grupo de investigadores cuelga todas las encuestas que hay sobre las elecciones en España.

Hoy he visto dos: una del gobierno vasco y otra del gobierno aragonés y que se unen a muchas otras encuestas públicas, empezando por la macro-encuesta del CIS de hace una semana.

¿Qué sentido tiene que una administración pública financie una encuesta?

Solo se me ocurren tres razones y todas endebles:

1) Tener una encuesta “objetiva” que impida manipulaciones de los medios de comunicación.

2) Emplearlas para “calibrar” la calidad de sus encuestadores con los resultados finales y así saber sí lo hacen bien o mal para otras encuestas que puedan tener más interés.

3) Las encuestas públicas tienen otros datos (por ejemplo, orientación ideológica) que pueden ser útiles para investigadores.

La primera razón tendría que explicar porqué queremos tener una encuesta fiable, pues las encuestas solo sirven, en principio, para coordinarnos en cosas como el voto útil y no es claro, en absoluto, que este sea un buen resultado (ni el contrario, en ausencia de un modelo de comportamiento electoral no sé puede saber). Encima, tampoco es claro que un gobierno autonómico sea más de fiar en temas de objetividad que el periódico principal de la región (Telemadrid y Canal Nou son pruebas lapidarias).

La segunda razón no me convence mucho pues el acertar en una encuesta electoral puede tener poco que ver (dada la estructura de asignación de escaños y el nivel de cocina de todas ellas) con acertar en otras encuestas.

La tercera razón, sobre todo si se combina con el argumento de que "total ya tenemos el CIS montado y utilizarlo para esto supone poco gasto adicional", es algo más seria, pero claro, con la que cae, la respuesta obvia sería cerrar el CIS y se acabó el problema. Creo que podemos vivir sin saber sí el español medio es un 4.5 en la escala ideológica.

Dos preguntas para los lectores:

1) ¿Se os ocurren otras razones para tener encuestas públicas que justifiquen el gasto que suponen (nada es gratis, tienen que valer más, por ejemplo, que el beneficio de reducir déficit o mejorar la educación)?

2) ¿Se hacen estas encuestas públicas en otros países? En EE.UU. ni se les pasaría por la cabeza utilizar dinero público para lo que creo que es la razón de verdad de estas encuestas: dar al político de turno una encuesta de buena calidad y gratis, pero no tengo ni idea de lo que hacen otros países europeos.

Hay 50 comentarios
  • La verdad es que nunca me había fijado, pero es cierto. Ni Francia, ni Reino Unido ni Italia ni Países Bajos parecen tener nada parecido (he estado mirando en las páginas de las elecciones en Wikipedia, así que tampoco es demasiado fiable).

    Por otra parte lo que sí echo en falta en España es que universidades (tipo Quinnipiac en EEUU) o centros de investigación sin ánimo de lucro (como el Pew) realicen encuestas. Si queremos tener encuestas más imparciales me parece que serían bastante más efectivas estas dos opciones que una agencia que depende del gobierno de turno.

  • Fiabilidad: los encuestadores son funcionarios públicos. No se les puede pedir que comentan un delito. Hubo un caso en Cataluña de encuesta manipulada, y bueno fue el escándalo. Las empresas privadas de encuentas en España están asociadas a medios de comunicación y por tanto a grupos de poder de partidos.

    Tenga en cuenta, Jesús, que USA es muy diferente de España porque allí los partidos políticos tienen mucho menos poder, al no existir listas. Hay otros problemas (quizá no menores o mayores, sino distintos). Pero estas estructuras de poder partidista que condicionan y polarizan medios de comunicación no me la imagino allí. Es decir, hay periódicos de derecha o de izquierda, y seguramente vinculados con intereses empresariales, pero un periódico vinculado, no ya con un partido, sino incluso con un sector concreto, no me lo imagino. Un periódico que hace de correveidle de un partido no me lo imagino en USA.

  • Purgandus

    Y cual es al argumento por el que es util tener una encuesta fiable?

    En todo caso, hay muchas influencias que un politico puede conseguir de su CIS particular que no son "mentir" como encargar o no una encuesta, decidir que dia sale, en que dia de la campaña se efectua, etc...

  • Jesús, el CIS proporciona los datos individuales de las encuestas que elabora, lo que permite realizar a los investigadores análisis sobre comportamiento electoral

    La fiabilidad de los datos es siempre un tema importante, aunque, desafortunadamente, muchas veces no se le presta la debida atención

    Saludos

  • Sólo tengo cierto criterio para responder a la primera pregunta y creo que la razón efectivamente puede ser tener una encuesta objetiva y fiable (vamos a suponer que el CIS es de verdad un organismo autónomo y, como indica la ley, “desarrollará sus funciones de acuerdo con los principios de objetividad y neutralidad en su actuación, de igualdad de acceso a sus datos y de respeto a los derechos de los ciudadanos y al secreto estadístico”).

    La utilidad de tener esta encuesta es que hay algunos estudios que indican que las encuestas electorales “pueden influir en una parte suficiente del electorado como para provocar un cambio significativo del mapa parlamentario” http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3067373 (sólo es la referencia, el artículo de la revista Investigación y Marketing sólo es de acceso para socios pero yo lo tengo si le interesa alguien) por lo que la utilidad es que haya una objetiva frente a otras que pueden estar al servicio de determinados intereses.

  • A mi se me ocurre una, iré por partes aunque sea un poco pesado:

    1.- Los políticos manejan dinero público, y lo invierten en lo que mas les conviene, muchas veces alejado del bien común. Esto... es muy evidente y en nuestro país y estamos muy acostumbrados a soportarlo.

    2.- Estamos ente una sociedad con un bajo nivel de crítica. Se tiende a consumir la información sin mas. Con este panorama los medios de comunicación tienen mucho poder, pues en muchos casos saben que se asimilará directamente su contenido. Afirmaciones como "las palabras estan al servicio de la política", leídas en un titular enorme en un diario de tirada nacional y pronunciadas por un líder político tras ganar unas elecciones en nuestro país, ponen los pelos de punta y corroboran que al menos la clase política lo entiende así.

    3.- Pero esos medios de comunicación tan poderosos necesitan combustible: declaraciones, titulares, análisis... da lo mismo lo acertadas que sean, lo importante es poder difundirlas en su contexto. Cuando uno lee por ejemplo unas valoraciones tan dispares de los distintos medios sobre el debate entre Rajoy y Rubalcaba se da uno cuenta de que publican para "su ámbito".

    4.- Estamos ante un espacio político cada vez mas fragmentado. Lo que hace que la red de clientela también esta dividida, y refleja esa fragmentación.

    Y aquí es donde se encuentra la razón final de estas encuestas (siempre desde la humilde opinión de mero observador): Son un combustible mas (hay otros) que son lanzados a sus contextos (políticos y geográficos, unidos ambos algunas veces) por las clases políticas que controlan cada administración pública. Por eso hay tantas, porque los espacios están fragmentados, porque son parte de la campaña electoral, porque serán consumidas y crearan opinión en sí mismas... ninguna de las razones arriba mencionadas, creo.

    Recuerdo las huelgas generales de los 90, en aquella época trabaje en el desarrollo de las aplicaciones que explotaban ciertos datos que iban llegando on-line sobre la misma. En una de ellas, tras ver los resultados, se nos ordenó introducir un "factor de corrección". Recuerdo que al leer en el periódico los resultados comenté que no eran los reales, que estaban manipulados. Aquel día comprendí que lo que consumimos es lo que se quiere que consumamos. Queda de nuestro lado ponerlo en tela de juicio y compararlo.

    Saludos y perdonar si he sido demasiado extenso para decir algo tan obvio...

    Tenemos una sociedad muy muy politizada, todo esta teñido de un interés político: Desde un equipo de futbol hasta asociaciones de jueces, pasando por asociaciones de vecinos, sindicatos, periodistas, historiadores, escritores y una larga lista innombrable. Todo tiene una orientación, y su "fidelitas" correspondiente. Es muy difícil encontrar información no contaminada, independiente 100%. Estas facciones ademas tenderán a amplificar los mensajes en su zona de influencia.

  • La realización de encuestas tiene claras economías de escala.
    Si la hicieran los partidos políticos mayoritarios o los grandes grupos de presión, que son los que tienen capacidad financera, no se analizarían los resultados de los grupos minoritarios.
    Lo difícil, y costoso, de una encuesta es predecir el resultado de los partidos pequeños, no de los grandes. Sin una gran encuesta pública no tendríamos información sobre los pequeños partidos, ya que estarían englobados en 'otros' con lo que estaríamos, de nuevo, dificultando la diversidad y favoreciendo el bipartidismo.

  • No he pensado mucho en ello y estoy un poco agotado ahora mismo así que lo mismo digo una tontería ,pero allá va: una encuesta pública es conocimiento producido de forma pública. Si suponemos que todos lso agentes implicados necesitan una encuesta para montar su estrategia una encuesta pública serviría para:

    a) Evitar duplicidades (si todos los partidos saben que hay una encuesta pública, entonces se abstendrán de producir sus propias encuestas privadas y no habrá sobreproducción de encuestas
    b) Facilitar que los partidos pequeños sin muchos recursos puedan tener acceso a un recurso que no están en condiciones de autofinanciarse.

  • Cives

    La razon 1 me convence poco porque los partidos grandes siguen haciendo sus encuestas propias y privadas. Esto es porque, si yo soy el PP, no me interesa demasiado saber que pasara en Segovia o Burgos, donde todo el pescado esta ya cortado. Lo que quiero saber es que pasara en las provincias con diputados marginales y como se recibe ahi mi mensaje.
    Ademas, mi impresion en que en ausencia de CIS, tendriamos instituciones privadas haciendo esto. Al meterse el estado en este tema corta mucho la iniciativa privada.

    La razon 2 asume, implicitamente, que el tener una encuesta te ayuda. Pero si yo soy UPyD, no se acaso que solo puedo sacar diputados por Madrid y Valencia. Me ayuda saber la encuesta del CIS algo en especial? Me imagino que puede ser mas relevante para IU para ver si meten o no recursos en Zaragoza (el escaño marginal CHA-IU), pero poco mas.

    Finalmente, una clarificacion. Vale, algo de sentido podria ver a la encuesta del CIS. Pero, y a la del gobierno de Aragon una vez que ya existe la del CIS?

  • Fede

    El efecto sobre el bipartido de las encuestas me parece ambiguo. Fijate en el caso de un votante potencial de Equo. El partido ha salido mucho en los medios de comunicacion en Madrid y uno puede pensar, "bueno, mejor estos que IU y parece que tienen pegada". De repente van y ven la encuesta del CIS, donde Equo no se come nada (excepto con Compromis en Valencia) y dices, "pues para tirar mi voto, mejor de vuelta a IU". No se cuanta gente estara en esta situacion pero no es una historia totalmente carente de veracidad. no? 🙂

  • Buenos días.
    Sobre la pregunta.
    Tengo un buen amigo que vive de esto del análisis sociológico. Seguro que algunos le conocéis.
    Su empresa suministra información a mucha gente y entre ella al mundo de la política que la recibe encantado porque los políticos la necesitan. No todo el mundo puede o quiere hacer lo del alcalde de Huelva que pasa buena parte del día hablando con los vecinos.
    Algunos informes se venden y cobran pero lo normal es que el pago de verdad se haga a través del encargo de encuestas o investigaciones sobre asuntos de lo más variado.

    Además, últimamente he descubierto consultoras insospechadas. Aquí, en la Sierra, hay una con académicos muy serios que venden a ayuntamientos servicios y asesoría sobre "participación ciudadana" a partir del modelo Portoalegre, Brasil. Hasta el Banco Mundial --y supongo que muchos otros “in-between”--, andan en estos asuntos a la hora de la evaluación de determinados proyectos.

    Es decir, hay un mercado y se cumple la ley de Say. Siempre hay un encuentro entre oferta y demanda. Unas veces explícito, otras perdulario, unas santificadas, otras de tapadillo. Como dice el refrán...Where there's a will....

    Estoy muy de acuerdo con lo que dice Jesús pero ¿cómo lo haces de modo que esto no terminemos pagándolo todos?
    Habría dos formas, creo.
    La primera a través de una opinión pública que lo rechazase vigorosamente. Algo muy difícil con la proporción de votantes dependientes de la política.
    La otra sería recreando el mecanismo medieval de la aprobación del gasto en cada ocasión por el público, no por el propio partido o partidos o parlamentos que se guisan y se lo comen en uno de los timos orgánicos más espectaculares de la historia.

    Me inclino por la segunda que es viable hoy día pero complementada con una drástica reducción constitucional del poder político. En último análisis me parece que el problema no es de controles sino de opinión pública y poderes legislativos sobre fiscalidad y gasto.

    Buenos días

  • Pues a mi el enfoque de Fede me convence, incluso desde una perspectiva liberal (a secas, no “ultra neo”  ) podríamos argumentar que es necesaria una encuesta electoral pública para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los partidos y evitar así las barreras de entrada a los nuevos partidos y las nuevas ideas. El ejemplo de Equo que comenta Jesús es perfectamente posible, pero también pueden darse otras reacciones: si estoy en duda y veo que Equo va a tener peores resultados, fuerzo el voto “idealista” frente al “útil” (efecto no improbable en el “público objetivo” de ese nuevo partido); además de ayudar a Equo a replantear su campaña electoral por poner otro ejemplo. También podemos pensar que de salir mejor parado en la encuesta habría habido más electores dispuestos a votarles.
    En cualquier caso creo que a Jesús, como a muchos de nosotros, lo que nos está pesando en esta reflexión es el convencimiento de que muchas de estas encuestas realizadas por diversos organismos públicos, no son mas que una forma de los partidos de utilizar el dinero del contribuyente para pagar lo que deberían hacer con los fondos de su partido. El caso de las encuestas de los gobiernos autónomos parece un claro ejemplo, donde lo que parece que se hace es adaptar el tamaño y la representatividad de la muestra para obtener información de los posibles resultados de ese ámbito territorial

  • Se me adelantan Penny y Cives en sus respectivos comentarios. La clave, para mí, es que la encuesta del CIS da muchos más datos que el par de titulares que publican los medios. En este sentido:

    - La encuesta del CIS es muy (muy) útil para los investigadores.
    - Es un servicio público que sin lugar a dudas es de mucha utilidad (al menos en potencia) para aquellos partidos y cdadanos que no pueden costearse una fuente de información propia.

    Sobre el resto de encuestas, si piden más datos puede que tengan sentido. Si no los piden, y teniendo en cuenta que la del CIS está bien construida (en términos de representatividad estadística), seguramente estamos tirando el dinero del contribuyente y deberían ser pagadas por los equipos de campaña electoral del partido que gobierna, en lugar de hacer pasar por público un estudio privado.

  • Sinceramente, me parece un post bastante desafortunado donde se revela desconocimiento del tema del que se habla....

    Aunque el CIS es algo extraño en el mundo, no es cierto que los poderes públicos no realicen encuestas de opinión pública. Aquí tenéis unos cuantos lugares: http://povb-ecpr.org/node/31 Quizás no lo hagan con una agencia pública e independientes (sí, el CIS es tan independiente como el INE, por ejemplo), pero sí que se usan recursos públicos para realizar encuestas. De hecho, se usan bastante más recursos que en España. Un lugar modélico es el ISER, en la Universidad de Essex: http://www.iser.essex.ac.uk/ , donde se realizan encuestas sobre muy variados temas sociológicos.

    ¿Qué preferís que el CIS pase a depender de la Universidad Complutense en lugar del Ministerio de Presidencia? Pues dudo que vaya a ser mejor....

    ¿Por qué tiene sentido gastarse dinero público en investigación social? Pues para hacernos más sabios, la verdad, y conocer en profundidad la sociedad en la que vivimos. Los institutos privados de opinión no comparten sus matrices de datos. El CIS sí que lo hace, lo que permite realizar investigación social más sofisticada y conocer mejor a la sociedad española. La producción de datos, como muy bien sabéis los economistas, es costosa.

    Un ejemplo puede clarificar este tema. Hace años, cuando estaba en Essex, conocí a la gran comunidad griega que habitaba por esos lugares. Muchos de ellos estaban realizando tesis doctorales sobre el comportamiento electoral de los.... británicos!! Les pregunté por qué nadie investigaba sociológicamente a los griegos. Su respuesta: en Grecia no hay encuestas públicas, todas son privadas. Resultado: los griegos investigan a los demás, porque de ellos mismos sólo tienen datos unos pocos y no los comparten.

    Sinceramente, creo que el CIS puede estar en peligro. Puestos a recortar, empecemos por lo que no entendemos. Y el CIS es uno de esos lugares que la gente sólo conoce por las predicciones electorales. Pero nos permite saber cómo opinan los españoles sobre un montón de cosas: inmigración, políticas públicas.... A algunos quizás esto no les interese. Pero que de algo no sepamos no significa que sea irrelevante o prescindible. Es raro que no dediquéis un post al INE o al Servicio de Estudios del Banco de España. ¿Por qué fiarnos del gobierno en los datos que da de crecimiento económico? Pues lo mismo con el CIS.

  • Podría ser peor: con Felipe González el CIS no publicaba las encuestas, pero sí las hacía.
    Al CIS le veo utilidad, siempre que publique todos sus datos (como debiera hacer cualquier institución pública, lo que no sucede)
    A lo que no le veo utilidad es a que el CIS haga encuestas electorales. Yo leo las de varios periódicos de distinta ideología y ya voy servido (nadie puede garantizar que el CIS no haga cocina).
    Y respecto al bipartidismo, yo mismo cambié una vez mi voto por las encuestas, así que para mí si que lo promueven.

  • ¿Y si son una vía más para distraer fondos públicos a intereses privados?

  • Tienes razón. El efecto positivo de las encuestas públicas amplias sobre los pequeños partidos se basaba en la premisa de que la información es positiva para ellos o, al menos, neutral.
    Sin duda las encuestas generan movimientos en el electorado, probablemente encaminandolo hacia el voto útil.
    Este efecto, sin embargo, es dificil de evaluar y no afecta solo a los partidos pequeños. Con las encuestas también un votante de un partido grande puede cambiar su decisión. Probablemente no cambiará de partido, pero puede afectar a si va a ir a votar o no dependiendo de que considere que su voto va a poder influir en el número de escaños que finalmente obtenga su partido.
    Este efecto puede ser más importante para los partidos más pequeños en la medida en que el porcentaja de escaños susceptibles de verse afectados por las encuestas es mayor. Los partidos grandes tienen muchos escaños 'seguros' que no se ven afectados por las encuestas, pero tampoco por los debates televisivos...

  • Yo también estoy totalmente a favor del modelo del CIS siempre que no se le pervierta, que es lo que inevitablemente tienden a hacer los políticos cuando no les gusta lo que salen, no sacando las encuestas, o sacándolas en determinadas fechas, o dando instrucciones a la cocina, o nombrando a Directores Generales poco profesionales, o incluso indicando a quien se hace la entrevista y a quien no. Pero me parece bastante más sencillo apuntalar su independencia y profesionalidad y aprovecharlo como un instrumento útil para todo tipo de investigaciones (que lo es) que cargárselo y empezar desde cero. Por otro lado, lo que ha pasado con el CIS estos últimos años no es desgraciadamente nada raro, pero quiero creer que todavía tiene funcionarios lo suficientemente profesionales como para salir adelante, con la condición de que los políticos hagan sus deberes, nombren a un buen profesional como Director y les dejen actuar con profesionalidad e independencia. Como al INE, vamos. Lo malo es efectivamente la dependencia del CIS de ministerios tradicionalmente muy políticos, lo podrían adscribir al Ministerio de Economía y Hacienda y a lo mejor así la cosa iba un poco mejor.

  • Pienso que la posibilidad de acceso a información relevante por parte del público puede ser considerada un bien común. La fragmentación y posesión privada de esos datos, sin acceso público al material colaboraría a embarullar más una cuestión compleja.

    Mantengo dos premisas.

    1- Considero al CIS necesario, y creo que realiza una buena labor.

    2- Su labor no debe ayudar a "gobernar a golpe de encuestas" , con sus consecuencias de cortoplacismo e inmediatez oportunista. Esto quiere decir que pienso que una encuesta tan cerca de las elecciones me parece un gasto totalmente prescindible.

    Un libro interesante sobre "El nuevo espacio público".

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/Daniel/Innerarity/analiza/escenario/nuevo/espacio/publico/elpepicul/20060428elpepicul_4/Tes

    http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/17559/El_nuevo_espacio_publico

  • El tema que plantea Jesús es interesante, y he de confesar que no me lo había planteado antes. Muchas de las encuestas del CIS son útiles para los investigadores. Yo mismo he utilizado datos del Barómetro que se realiza mensualmente y de la encuesta post-electoral. Estas encuesta producen información muy útil para los investigadores, pero su interés es muy limitado para los partidos, y ninguna encuesta privada las sustituye. Pero Jesús tiene razón en que no es tan fácil justificar la encuesta pre-electoral que realiza el CIS, y mucho menos las que realizan las comunidades autónomas. Peor aún, como apuntaba Alfonso Guerrero, todas aquellas encuestas que las administraciones públicas realizan pero cuyos resultados no divulgan.

  • Manuel Bagues:

    Estoy totalmente de acuerdo con Vd. Perfilando mi posición:

    1- Toda encuesta relizada por un organismo público debe ser pública de forma inmediata. Su base de datos también.

    2- Los ritmos de encuestas deben ser ajustados con sumo cuidado, el objetivo debe ser proporcionar información relevante para todos sin incentivar las decisiones cortoplacistas, que perjudican notablemente la existencia de una democracia sana. Los detalles al respecto que se estudien.

    3-Privadamente que cada uno haga lo que le dé la gana. Los encuestados deben tener la educación suficiente para saber en qué sentido pueden ser utilizadas sus respuestas, y que cualquier información que den podrá ser utilizada en su contra. La educación vuelve a ser clave.

    4- La evolución práctica de estas premisas elementales será revisada cada x tiempo. El objetivo final es garantizar la calidad del proceso democrático de una manera estable y a largo plazo. Si así no se consigue se buscarán otras maneras. Éste objetivo lo considero irrenunciable, y cualquier medio para conseguirlo me parece insuficiente, por muy elevado que sea su coste económico.

  • Manuel

    Si, es verdad que el CIS hace cosas utiles aunque, en todo caso, deberiamos preguntarnos 1) si las mismas pasan el coste de oportunidad de sus fondos y, esto me parece mucho mas clave, 2) no esta desplazando a la inicitiva de la sociedad civil que podria hacer las cosas mejor. En EE.UU. no existe nada similar y ya ves, tenemos el PSID y mil cosas mas (eso si, con ayudas federales). Veo perfectamente un sistema donde existen becas de investigacion a los mejores investigadores españoles para que elaboren cosas como el PSID sin necesidad de tener un CIS y por supuesto , sin necesidad de elaborar encuestas.

  • Hola a todos

    Despues de pensarlo una noche y ver vuestros comentarios, creo que lo que mas me sorprende es que nadie me puede dar un ejemplo de otro pais comparable al nuestro que haga cosas como una encuesta electoral del CIS.

    Algun lector conoce alguno o es realmente un caso de "Spain is different"? Lo pregunto de verdad, no se la respuesta.

  • Ignacio

    Creo que la respuesta a tus posts las das tu mismo. Si, existen datos electorales en otros paises pero estos, en su gran mayoria, son elaborados por instituciones privadas (que pueden depender de ayudas publicas).

    Como le digo a Manuel, no es este un modelo mejor? No tenemos al final del dia mucha mejor informacion electoral en EE.UU. que en España? No estariamos mucho mejor servidos si el Instituto Juan March tuviese una beca para hacer estas cosas y tuvieseis que justificar su funcionamiento con publicaciones en peer-reviewed journals?

    Y sabes porque no me termino de creer esto del CIS? Pues porque si el verdadero objetivo fuera saber la realidad electoral de España, realizaria encuestas a salida de urna, que es lo que se hace aqui en EE.UU. (y que yo mismo he utilizado en alguna ocasion), que son mucho mas fiables y potencialmante mas informativas (y cuyas respuestas puedes recalibrar una vez que se ha efectuado el recuento de las mesas), en vez de encuestas preelectorales, que, sorpresa, sorpresa, son las que le vienen bien a los politicos.

    Y, finalmente, siento decirte, saber el crecimiento del PIB es un pelin mas importante que saber las cosas medias que hace el CIS. Esto deberia resultar tan obvio que no merece la pena ni decirlo. Todo pais civilizado tiene un equivalente al INE. Muchos paises avanzados no tienen nada similar al CIS, EE.UU. para empezar, y no parece que sufran demasiado por ello, ni el pais ni sus investigadores.

  • Ignacio, el debate del post creo que no tiene que ver con cuestionarse la investigación social realizada con fondos públicos y/o la existencia del CIS (al menos yo no lo interpretado así), sino las encuestas electorales (que efectivamente no son mas que una pequeña parte de lo que hace el CIS ) y si quienes las realicen tienen que ser: sólo el CIS, sólo entidades privadas, ambos, además de éstos otros organismos públicos, ...

  • Una cosa, despues de leer el comentario de Elisa. Ella tiene razon, si el CIS dependiese de Educacion, que es lo logico, en vez de Presidencia, todo el tema me daria menos problemas....
    Lo de Presidencia suena demasiado mal, no?

  • Jesús, el CIS es un organismo autónomo, por lo que el hecho de que esté adscrito al Ministerio de la Presidencia no debería causarte más problemas que el hecho de que el INE esté adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda o que las fundaciones obtengan recursos de sus patronos

    Claro que no hay que olvidar que "He who pays the piper calls the tune" 🙂

  • En mi muy personal opinión, Jesús y Elisa, si el CIS dependiese de Educación solamente haría encuestas sobre fracaso escolar, y si dependiese de Economía, solamente calcularía el IPC (sí, ya sé que esto lo calcula el INE, luego vuelvo sobre el tema). Que esté en presidencia le da la facultad de poder hacer estudios de todo tipo y transversalmente a cualquier delimitación administrativa del Gobierno.

    Otra cosa muy distinta es si los partidos en el gobierno o en la oposición han hecho buen o mal uso de este instrumento, como se ha hecho (o no) con los medios de comunicación o, ya puestos los dedos en las llagas, con las cajas de ahorros.

    Ignacio Urquizu "sugería" que el trabajo del CIS lo desarrollase la Complutense.

    A lo mejor habría que repensar el CIS. A lo mejor debería integrarse en el INE. O en el CSIC. Pero una cosa es su diseño institucional, que siempre será sensible de crítica, y otra muy distinta su función, que en mi opinión no debería sino reforzarse.

  • Hay una cuestión previa, independiente del carácter público/privado: ¿Se deben publicar las encuestas?
    Entiendo que los partidos políticos encarguen y paguen con sus fondos encuestas de todo tipo, tanto electorales como de conocer la opinión del personal para tratar de reflejarla en sus programas electorales.
    Pero PUBLICAR encuestas de intención de voto no me parece bien pues es sólo un método de cambiar la intención de voto de la gente, como algún “blogero” ha reconocido. Y esto es así porque salvo casos “perdidos” del tipo yo voto a… porque así votaban (o, cuando no se podía votar, de esa ideología eran) mi padre y mi abuelo, la gente puede (podemos) cambiar de voto por muchas circunstancias, incluyendo la pena
    (Estos pobres van a perder representación parlamentaria…) y el castigo (En efecto, mucha gente vota en contra de mas que a favor de).
    Saludos.

  • Ismael

    Cuando decia que el CIS pasase a educacion me referia a que se hiciera parte del CSIC o similar. El IAE, que depende del CSIC y de ahi de Educacion, hace investigacion en temas transversales y no parece ser un problema.

    La posibilidad de integrarse en el INE tambien tiene sentido. Me parece que es el modelo que tienen en Francia con el INSEE (pero no lo se seguro).

    Finalmente, sigo pensando que la idea de becas de investigacion a gente en las universidades y demas que hicieran mucho de su trabajo me sigue pareciendo atractiva.

  • KEyNES

    Totalmente de acuerdo! Eso era lo que queria decir con:

    "La primera razón tendría que explicar porqué queremos tener una encuesta fiable, pues las encuestas solo sirven, en principio, para coordinarnos en cosas como el voto útil y no es claro, en absoluto, que este sea un buen resultado (ni el contrario, en ausencia de un modelo de comportamiento electoral no sé puede saber)"

    Es que creo que nos tendriamos que plantear, como dices, muy en serio, para que sirve una encuesta, y si una democracia funciona mejor con o sin ellas.

    Algun lector sabe de literatura al respecto?

  • Solo intervengo en un tema marginal que me llama la atención. Habla Nadie de una clase política, y me gustaría saber si lo hace como aportación teórica o como chascarrillo (o lugar común o simplificación terminológica, o lo que sea). Va a ser muy dificil argumentar una comunión de intereses entre "políticos", cuando ni siquiera podemos definir dicho término, y menos unificarlo. El término clase política podría más bien esconder un intento de no identificar a personas o sectores concretos, generalizando a todos los "políticos".
    Saludos.

  • KEyNES,

    ¿Por qué prohibir las encuestas? Dices : "es sólo un método de cambiar la intención de voto de la gente"

    ¿También propones prohibir otras formas de incidir sobre el voto, como los editoriales de los periódicos, los debates electorales o las propias campañas?

    Otra cosa curiosa: financiamos a los partidos políticos para que encarguen y paguen con sus fondos encuestas de todo tipo

  • Una aclaración a KEyNES.
    Qué manía con prohibir. Al final siempre sale la misma solución para todo.
    Que yo haya cambiado mi voto no quiere decir que eso me parezca mal. Muy al contrario, me parece bien. Y por eso mismo lo cambié. Y no precisamente por la encuesta del CIS, sino por las de los periódicos.
    Y si ha alguien le parece mal que yo cambie de opinión, debería hacérselo mirar.
    ¿En qué sitio pone que uno debe votar lo que a otro le parezca, o que no puede meditar y cambiar de opinión?. Y si está prohibido cambiar de opinión, deberían empezar por prohibir las mismas campañas electorales. Y ya puestos, las propias elecciones.

  • @Jesús Fernández-Villaverde

    Buena observación si está justificado ese gasto público por el valor social que produce. Pienso que tiene un valor regulador: aumenta la fiabilidad del resto de encuestas. Como la información es un bien con un valor grande, que esa información la tenga todo el mundo es importante.

    El CIS tiene que ser apolítico. Su director debería ser nombrado por 2/3 del Congreso como el de Televisión Española.

    Ya sé que en USA estas cosas son impensables. También lo es tener una televisión pública. Reino Unido sí la tiene, y es un país más democrático, donde el actual gobierno conservador sí dijo los recortes que iba a hacer antes de ganar las elecciones.

    Y si usted me pone como ejemplo de mal funcionamiento de medios públicos ciertas televisiones autonómicas, yo añado que algunos diarios, aparentemente privados, tienen en esas
    televisiones sus fuentes principales de financiación. Empresas privadas, no subvencionadas, de medios de comunicación sólo conozco 20 minutos.

  • "La primera razón tendría que explicar porqué queremos tener una encuesta fiable"
    Ese "por qué", pronombre interrogativo, ha de ir separado, a diferencia de "porqué", sustantivo, sinónimo de "causa", "motivo" o "razón".

  • Si hablamos de encuestas electorales desconozco otros organismos públicos que se dediquen a ello. Si hablamos de otro tipo de encuestas (de temas sociales o similares) sí hay organismos públicos en otros países que las realizan.

  • Pues, no, después de leer todo esto... en mi opinión no hay ningún motivo para que una institución pública financie una encuesta electoral.
    Sólo una pregunta: Hay algún motivo para que una institución pública subvencione a medios de comunicación privados con líneas editoriales marcadas (legítimo, siempre que se haga con dinero privado), que, convocatoria electoral tras convocatoria electoral, encargan encuestas a institutos sociológicos, muchas veces para que le digan sólo lo que quieren trasmitir a sus lectores?? De hecho, hay algún motivo por el qué una institución pública debiera subvencionar a un medio de comunicación sin que los ciudadanos pensemos que están intentando influir sobre la opinión pública??

  • En línea con el primer argumento de Penny, por si a algun lector le interesara, adjunto un link a un artículo académico que utizaba los datos individuales del CIS para estimar la proporción de votantes partisanos (leales) y flotantes que tenían los partidos en España en las elecciones de 2000.
    http://www.eco.uc3m.es/temp/jaefin.pdf

    Por cierto el CIS cobraba una cantidad nada despreciable por el acceso a dichos datos con lo cual, aunque en una mínima proporción, cubría algun coste de su funcionamiento. Excepto por esta razón, comparto plenamente los argumentos de Jesús. Además, si hay reacción estratégica (equilibrio de coordinación) de los votantes a los resultados de las encuestas del CIS, es probable que sus resultados no se ajusten a las votaciones finales lo que, mucha gente, interpretaría como un fracaso de tal institución cuando, en realidad, acertar los resultados no sea su objetivo.

  • no se si el CIS debe depender del ministerio de Presidencia o Educacion, ser publico o semi-privado, o depender del pueblo incluso.
    pero entiendo que no podemos mantener unas encuestas que transmitan informacion de voto, eso es lo imprtante? las encuestas deben servir para conocer el pensamiento y preocupaiones del pueblo, no para saber a quien van a votar para realizar argucias politicas.
    se necesitan encuestas para marcar el camino de los politicos, y si para ello el CIS ha de ser un instrumento publico del pueblo para transmitir sus preocupaciones, pues debe ser subvencionado.
    eso si, sin posibildad de ser manipulado por el gobierno existente.
    yo no tengo el conocimiento que veo demostrais muchos de vosotros, y posiblemente soy un poco iluso en cuestiones sociales, pero no se puede permitir que en una democracia solo se pida la opinion del pueblo en elecciones, donde cada partido presenta su programa y luego no se cumpla ni una decima parte

  • @Penny y Alfonso Guerrero

    Si leéis bien mi post, la palabra prohibir no aparece en absoluto.

    Tampoco soy partidario de subvencionar a partidos políticos (ni a religiones, sindicatos, organizaciones empresariales y de otro tipo).

    No prohibiría editoriales, campañas, debates etc. porque eso no engaña a nadie. Todo el mundo sabe de qué pie cojea cada periódico, partido, etc.

    Y yo también he cambiado de voto (de hecho he votado a casi todas las opciones políticas o, mejor dicho, contra casi todas), como creo dejé claro cuando me refería a los que nunca cambian como “casos perdidos”.

    En definitiva, si queréis opinar me parece estupendo, pues para eso están estos “blogs”, pero sin atribuir a los demás cosas que no han dicho.

    Saludos.

  • La verdad es que al final este tema me ha enganchado un poco – será que necesitaba un descanso mental de estar todo el día leyendo sobre la hecatombe de la eurozona – y me he puesto a buscar en la red literatura sobre el tema (en castellano para evitar el sobreesfuerzo que me supone el inglés que estoy de fin de semana). He encontrado esta tesis http://www.uv.es/guilopez/documentos/tesiscompleta.pdf en la que, de la página 93 a la 125, hace un repaso sobre las diferentes posiciones a cerca de las encuestas electorales y su papel en un sistema político democrático, salen algunos de los temas que se han ido comentando en el blog. También he encontrado un paper http://www.aecpa.es/uploads/files/modules/congress/10/papers/173.pdf sobre los efectos de las campañas electorales en general y de las encuestas electorales en particular, con una investigación basada en encuesta. Me parece que ninguna de las dos fuentes tiene el nivel de rigor científico que a Jesús F-V le gustaría, pero sirven para enriquecer el debate del blog.

  • Algunas aclaraciones (de jurista) sobre el CIS y su organización y funcionamiento que están recogidos aquí:
    Ley 39/1995 de 19 de diciembre de Organización del CIS en http://boe.es/aeboe/consultas/bases_datos/act.php?id=BOE-A-1995-27372
    y desarrollo reglamentario en:
    http://www.cis.es/cis/opencms/-Archivos/Legislacion/RD_1214-1997.pdf
    El Presidente, con categoría de Director General, es nombrado por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministro de la Presidencia (de quien depende a día de hoy). Es a estos efectos como un Director General más del Ministerio, es decir, un puesto político si bien reservado a funcionarios, cuyo nombramiento decide el Ministro de adscripción.
    Por supuesto, el contenido de los estudios que realiza no lo fija el Ministro, sino la normativa de regulación, y es "el estudio científico de la sociedad española". De ahí que podría alterarse su dependencia o fusionarlo con otros organismos sin que cambiase el objeto de sus estudios, por lo menos mientras no se cambie la normativa.
    A la normativa en mi opinión no le pasa nada. Lo que le ha pasado al CIS ha sido algún ministro/a y director general especialmente políticos, en el peor sentido del término, y una cierta dejación de funciones o resignación por parte de los profesionales del organismo. Lo normal en estos últimos años, por cierto.

  • Me sorprende el planteamiento por parte de un economista que, como cualquier científico social, necesita de datos estadísticos precisos y fiables para realizar su trabajo. Para los sociólogos es igual y los beneficios del CIS (que no sólo hace análisis electorales, como parece deducirse de este artículo, aunque sea su encuesta más popular) son evidentes porque esa información sirve después para mejorar las políticas de la Administración y porque sus datos son públicos y abiertos. Es mejor un gobierno informado, que sepa qué pasa en su sociedad, y esto vale para las estadísticas del INE como para las encuestas del CIS. Y es mejor que esos datos sean públicos para que cualquier partido y cualquier empresa puede usar las matrices del CIS, sus datos en bruto, para con ellos realizar cualquier estudio de opinión o de mercado.

    El CIS como tal es una rareza, es cierto. Pero que el dinero público pague estudios de opinión no es nada extraño: es lo habitual en toda Europa, empezando por la Comisión Europea y su Eurobarometer. Todas las democracias gastan dinero público en encuestas. El dinero es siempre público directa o indirectamente: o del presupuesto de las administraciones o del de los partidos, que también sale normalmente de los presupuestos del Estado. La diferencia es que aquí los datos son públicos y accesibles para la oposición, no sólo para el gobierno. No me parece un mal modelo y no es caro: siete millones de euros al año.

  • Jesús,

    Lanzarte en un post a eliminar un organismo público de que, según transcurre este hilo, no sabías como funciona me parece, como poco, discutible.

    La sociología como ciencia requiere de la realización de estudios que son como "catas" sobre la opinión pública. Se hacen mediante encuestas, grupos de debate, análisis de bibliografía, etc. (Esto un profesor de sociología te lo explicará mejor que yo)

    Estos estudios son caros y requieren de una red de encuestadores y de técnicos preparados de los que no disponen las universidades ni siquiera las empresas de demoscopia. El CIS hizo más de 17.000 entrevistas personales en toda España para este último estudio preelectoral. ¿cuantas crees que ha hecho metroscopia para el País este domingo: menos de 10.000 telefónicas.

    En España no ha habido ninguna entidad salvo el CIS que haga esto de modo continuado (desde 1963) recogiendo en su Banco de Datos los resultados de los estudios y poniéndolos a disposición de todos.

    Por que el CIS (y te remito a su página) hace al año entre 40 y 70 estudios, de los que solo 5 o 6 consultan sobre intención de voto. Los hay sobre sanidad, calidad de la administración, migraciones, problemas de género, etc.

    Posibilidades:

    a - Dejarlo como está mejorando lo que requiera mejorar
    b - hacerlo depender de las Cortes (Si se quiere que sea más "político")
    c - hacerlo parte del CSIC (Si se quiere que sea más "científico")
    d - unirlo al INE (pero solo unos pocos estudios del CIS se relacionan con la economía)
    e - eliminarlo (si quieres que se pierda la información que contiene)

    Te recomiendo la lectura de la memoria anual del 2010 para entender un poco más lo que es el CIS http://www.cis.es/cis/opencms/-Archivos/Memorias/Memoria_CIS_2010.pdf

  • La encuesta preelectoral del CIS puede que tuviera un origen partidista, y quizá el diseño actual hereda este origen, y puedo estar de acuerdo en que hay mejores diseños para esta encuesta. Pero como el CIS gana fama mundial el día que sale su predicción electoral, pues imagino que es muy costoso deshacerse de ella.

    Pero, más importante, el CIS hace muchas más cosas que la preelectoral y postelectoral, muy bien hechas y extremadamente útiles para conocer la sociedad española, y que, no nos engañemos, ninguna entidad privada proveería en su ausencia. Podréis considerar que es un gasto superfluo, pero a mi juicio, el CIS provee a un precio irrisorio un bien público de gran calidad muy útil no sólo para los investigadores, sino para los decisores públicos, para los periodistas, para las empresas, para los ciudadanos...

    Y sí, podemos "vivir" sin saber si los españoles están en el 4.5 en el eje ideológico. Pero esta es una forma de hablar (y de razonar) bastante chusca. Probad a entrar en el INE, o en Eurostat, o en la OCDE, o en los IFS del FMI, y poneos a mirar la cantidad de datos que hay ahí sin los cuales podríamos "vivir". A mí se me ocurren unos cuantos, pero no se me ocurre pedir el cierre de ninguno de estos organismos así a la ligera, porque podemos "vivir" sin esos datos...

    Es cierto que el CIS es algo excepcional en nuestro entorno. Pero que el dinero público se use para hacer encuestas sobre la realidad social no es nada raro. La "anormalidad" del CIS reside en que se hace de manera sistemática, lo que es, más que otra cosa, una gran ventaja. Pero para algo que tenemos que funciona bien...

  • Buenos días:

    Desde luego me uno a la necesidad de una institución como el CIS en donde prime la objetividad de las encuestas, sobre todo las electorales en la que existe mucho mayor sesgo ideológico, y q además esta institución se ha asentado como principal "gurú" de los resultados de las elecciones.

    En el tema de los impuestos, que también son un tema bastante sesgado, el IIEF también puede ser un buen ejemplo de objetividad.
    Os animo a echar un ojo al nuevo BLOG que he abierto sobre Sociología Fiscal, para dar una nueva visión SOCIAL de los impuestos... ¿reflexionamos?.: http://sociologiafiscal.wordpress.com/

    Saludos,

  • Lo que tú no sabes es que hay televisiones autonómicas que también hacen encuestas electorales - este año porque están "peladas". Esto es un club de amigos.

    Uno de nuestros problemas es la clase política y su manejo de las instituciones. Acabo de tropezar con una perla llamada "Alfred Bosch". El problema que tiene es que además cree en lo que dice a pies juntillas. Para colmo es profesor universitario.

    ¿Cree que España se ha librado ya de un rescate?
    Podría ser que España hubiera tenido que ser rescatada si Cataluña no la hubiera rescatado consecutivamente durante tantos años. El déficit fiscal de Cataluña es un rescate encubierto durante mucho tiempo, porque los catalanes hemos estado pagando las facturas muy por encima de lo que nos correspondía. Pero Cataluña no es Grecia, Cataluña no ha estado viviendo por encima de sus posibilidades, sino por debajo, porque estaba entretenida con un gran rescate que era el de la economía española. El rescate ya se ha producido.

    BIO. Barcelona, 1961. Escritor, ensayista y profesor de Historia en la Universitat Pompeu Fabra. Fue portavoz de la plataforma cívica Barcelona Decideix, que organizó las consultas independentistas. Es uno de los autores más premiados en catalán.

  • Hola Jesús,

    No conozco literatura que analice si instituciones como el CIS deben ser privadas, pero si conozco literatura que analiza mercados donde al menos una de las empresas en pública (oligopolios mixtos). En esta literatura se supone que el objetivo de la empresa pública es maximizar el bienestar social. Los resultados que se obtienen es que cuando el número de empresas en un mercado es pequeño es socialmente óptimo que una de las empresas sea pública o parcialmente pública dependiendo de las condiciones del modelo. Por tanto, es posible que el CIS deba ser público cuando existen pocas instituciones que realicen encuestas, pero privado cuando existes muchas.

    La literatura en la que me baso es la siguiente:
    De Fraja, G. and F. Delbono, 1989, Alternative Strategies of a Public Enterprise in Oligopoly, Oxford Economic Papers, 41 (1), 302-311.
    Matsumura, T., 1998, Partial Privatization in Mixed Duopoly, Journal of Public Economics, 70 (3), 473-483.

Los comentarios están cerrados.