Sobre el deterioro de la situación política

Finalizado ya este período electoral, y al margen de la marea de datos y análisis que nos inundarán en las próximas horas, cabe hacer unas reflexiones sobre el deterioro de la situación política que estamos viviendo.

Esta entrada también podría titularse “se veía venir”. Las movilizaciones y acampadas en gran parte de las plazas de nuestro país no son sino fruto de un deterioro generalizado en la valoración de la situación política y de las actuaciones del gobierno y del principal partido en la oposición.

En el Gráfico 1 se muestra la evolución de la valoración de la situación política, de la gestión del Gobierno y de la actuación política del primer partido en la oposición en cada momento. Los datos proceden del Barómetro del CIS. La serie disponible va desde enero del 1996 a abril del 2011. Nos quedamos aquí con el porcentaje de personas mayores de 18 años que valoran mal o muy mal la situación política y la actuación de los dos partidos con mayor peso en nuestro panorama político.

Estos datos muestran a las claras el deterioro de la valoración de nuestra situación política y de la labor de quienes nos dirigen y tienen el poder para proponer y desarrollar las reformas que nos permitan cambiar de rumbo.

  • En las próximas elecciones generales, probablemente haya cambio de gobierno. Así ocurrió en ocasiones anteriores, cuando, al igual que ahora, el partido en el gobierno pasó a tener una peor valoración que primer partido en la oposición.
  •  Sin embargo, nunca (desde que disponemos de estos datos), habían sido ambos tan mal valorados: más de la mitad de los ciudadanos con derecho a voto les conceden una valoración mala o muy mala.

El Gráfico 2 ilustra cómo han cambiado estas valoraciones por edades durante esta crisis. Se añade además, el porcentaje de personas que valoran negativamente la actuación de ambos, partidos.

  • Durante los dos últimos años, el empeoramiento en la valoración de gobierno y primer partido de la oposición ha sido generalizada para todos los intervalos de edad.  Si nos centramos en el porcentaje de personas que valoran negativamente la actuación de ambos partidos simultáneamente, podemos observar una clara  relación negativa entre este empeoramiento y la edad. No es de extrañar pues que hayamos alcanzado, el nivel crítico de desconfianza por el que jóvenes se movilicen y lideren el malestar con nuestra situación política.

Finalmente, tal como se muestra en el Gráfico 3, el empeoramiento en la valoración de ambos, gobierno y primer partido de la oposición también es general para todas las situaciones laborales, pero en especial para los activos y para los que se están preparando para serlo (los estudiantes), siendo el mayor aumento para los asalariados temporales del sector privado.

En definitiva, cabe esperar que estas evidencias del deterioro de la valoración de quienes nos gobiernan y de quienes muy probablemente nos seguirán gobernando en alternancia les hagan recapacitar. La crisis ha hecho mella en la desconfianza de los votantes, pero estos gráficos también muestran que el deterioro se inició con anterioridad.

Personalmente, también estoy hastiado de la actitud de unos y otros. Estoy cansado de la gestión un gobierno que se dedica a anunciar reformas con plazos interminables, que se quedan a medio camino o simplemente se revelan como equivocadas, en las que no cree y por eso explica tan mal,  y, en cualquier caso, cuyos efectos se acaban siempre sobrevalorando.  Igual de harto estoy de una oposición demasiado empeñada en el descrédito del contrario para contribuir al desarrollo de estas reformas.

Creo que los datos de esta entrada  muestran que ambas actitudes son igual de equivocadas, no reportan votos, sólo desazón y desconfianza, y ambas también son perjudiciales para salir de este estancamiento.  Igual de equivocado sería dar la espalda a este movimiento de indignación, por considerarlo inmaduro y alejado de un votante mediano cada vez más envejecido y menos proclive a reformar. Sólo es cuestión de tiempo para que éste también alcance su cuota crítica de indignación, sino la ha alcanzado ya.

Profesor Titular en la Universidad de Oviedo en el Departamento de Economía e Investigador de Fedea. Sus campos de investigación son la economía laboral y la economía de la educación.

Hay 10 comentarios
  • Florentino, como soy optimista pienso que aunque nos sigan gobernando los de siempre, el malestar con la clase política va avanzando también entre los votantes más acomodados. Y opino lo mismo sobre los movimientos de la calle, son importantes porque hacen que los políticos se fijen en ese malestar y porque suponen que la ciudadanía no está tan dormida como parecía. A partir de ahí, todo depende de nosotros, los ciudadanos. Como dice alguna pancarta, sin nuestros votos los políticos no son nada.

  • Lo que yo no alcanzo a comprender es cómo si valoramos tan negativamente la actitud del gobierno y del primer partido en la oposición continuamos votando a los mismos de siempre, haciendo que España siga siendo bipartidista. Sinceramente, o la gente miente desmesuradamente cuando se le pregunta o, por contra, a la hora de votar pierden la memoria y no se rigen por la razón.

  • Pues ya los habrá usted visto y oído. Todos han recibido nuestra confianza y agradecidos se sienten llamados a ejercer o continuar con la que entienden buena "gobernanza" de los públicos asuntos. Allá donde cambie el gobierno autónomo, sustituirán por gente de su cuerda hasta las direcciones de enfermería de los distintos hospitales y meterán de rondón, en puestos de confianza, para una mejora de la gestión, a unos cuantos afiliados. A ver sí con suerte, llegamos a conocer cuanta y cual es la deuda de las administraciones.

  • Buenos días.
    ¿Deterioro, dices?
    Parece que sí. Entropía en estado puro que llega a la economía desde la política y las instituciones encargadas de gestionarnos.
    Hay un par de posts en otros artículos que hablan de Innerarity y anoche me dediqué a leer el PDF al cual nos dirigía F. Saurí. Un buen enlace (el 2º de los tres de su post un poco más arriba en "No es Esto, No es Esto") que ilustra muchas cosas que hoy funcionan muy mal se miren desde cualquier ángulo ideológico que se miren.
    Es imposible no llegar a la conclusión de que las ideologías sólo son un reclamo simbólico que sirven de soporte publicitario a esas organizaciones llamadas partidos que se han ido quedando con todo el poder político local, nacional, regional y global y que, guste o no guste, son los responsables orgánicos de nuestra situación: Antes de la burbuja, en la burbuja y más allá de la burbuja.

    También dediqué un tiempo a leer un informe sobre los efectos de las reformas Hartz-IV (laborales y asistenciales) llevadas a cabo en Alemania en el año 2005.
    Para que nos hagamos una idea, hoy nuestro subsidio asistencial no contributivo es superior al alemán y en aquel país (con una cantidad muy importante de parados y una mayor de emboscados en el subempleo) es posible encontrar empleo por debajo de 3 euros la hora. Estas fueron reformas de Schroeder, pre-Merkel.
    Es decir, la ruta que los partidos están eligiendo para el futuro está muy clara para el que quiera mirar de cerca la realidad: Vasos comunicantes con el Oriente.

    Pero realmente lo que me gustaría es invitaros a leer el link de F.Saurí (Nota 1) con el artículo de Innerarity porque viene muy a cuento de esta tan oportuna entrada de FF y porque, --fuera de su lógica interna que podría ser comprensible--, resulta asombroso verle proponer a Hayek como modelo de supervivencia para la Social Democracia global.
    Supongo que en unas semanas habrá dado un paso adicional y estaremos rememorando la Rerum Novarum de León XIII.

    Finalmernte la izquierda, nuestra impagable gauche du vin rouge a la recherche du temps perdu et “de un empleo estable a cuenta del contribuyente”, ha dado la vuelta al círculo de lo plausible y sin cambiar de Marca Comercial nos ha propuesto todo el espectro económico y político. La visión holística de la socialdemocracia.
    Las prioridades, tal como se desprende, están claras: seguir pastoreando, como sea.

    Parece de otra época pero en algún momento alguien, en las alturas de la intelectualidad, debiera caer en la cuenta de que en la vida es necesario creer en algo importante y valioso.
    Y si estamos en el campo de la economía, del trabajo, de la educación, el centro de todo ello es el ser humano.
    Si no somos capaces de explicitar una concepción atractiva, realista y motivadora del ser humano, de sus fines personales y de los medios que precisa para realizarlos, malamente vamos a poder concebir soluciones a un problema que no somos capaces de definir.
    Espero que a no tardar, Innerarity dé ese paso. Otros lo dieron y marcaron un camino, quizás interesadamente olvidado pero muy trillado.
    No hace falta reinventar la rueda. Basta con no perder la memoria.
    Buenos días

    Nota1
    http://www.fundacionideas.es/sites/default/files/pdf/La_renovacion_liberal_de_la_socialdemocracia.pdf

  • @Manu,

    No veo sino un profesor de izquierdas vasco para estar en contra del colectivismo forzado (sea de izquirdas o de derechas, de hecho se autodefine, no hay lado donde ir..).

    En todo caso se pierde autojustificandose, cuando no deberia, solo exponer sus ideas.. un hombre no es libre sino puede ejercer libremente su faceta economica (la mas importante pues atanye a la supervivencia).. pero el problema es que es un mensaje que no gusta al publico predominante.

    La revolucion USA fue una revolucion de granjeros, de propietarios, ellos entendian la libertad del individuo, por encima del estado pues cada uno de ellos en su granja era un hombre libre. La revoluciones de finales del 1800, de donde deriva la actual concepcion de izquierdas es urbana, de gentes sin nada, del colectivo. Asalariados, trabajando para otros.

    Que publico tiene la revolucion liberal de izquierdas? esto es como vender frigorificos en el polo... 😉 Creo que hay que abandonar la idea de la necesidad de un pensamiento unico estructurado para avanzar (algo que para mi era evidente) para ir a un conjunto de mejoras parciales y pactadas. Las estructuras liberales ya estan fundamentadas en la declaracion de derechos del hombre, el voto individual (malo pero por derecho existe) y el respeto a la propiedad privada... la idea de educar me da grima, yo voto por informar.

    1. Una economia eficiente.
    2. Una estabilidad juridica. Reforma de la eleccion de jueces y fiscales, recuperar la confianza.
    3. Una capacidad de renovacion politica constante -> un organismo de control independiente del ejecutivo.

    Sume iniciativas a estos tres puntos, los resultados seran mas rapidos que ponerse a un cambio de mentalidad, dentro de un publico que no lo entiende... no lo ve.

  • Bravo. No conocía estas cifras pero es un soplo de aire fresco una argumentación ante tantas palabras vanas.

    Muchas gracias.

  • @elisadelanuez

    Tu actitud positiva no concuerda con la historia de España. Me remito a lo que escribió hace tiempo Ignacio Sotelo en su artículo "Reforma o derribo" http://www.elpais.com/articulo/opinion/Reforma/derribo/elpporopi/20060709elpepiopi_5/Tes
    Por más que sean necesarios cambios estructurales en el sistema político, estos no se producen porque quienes tienen capacidad para ello no tienen ningún interés en hacerlo.
    La solución habitual en la historia de España es el cambio violento de régimen.

  • Respecto a lo que se ha comentado sobre la social-democracia me encanta esta entrevista a Hayek de la revista Reason Magazine en 1977:

    "Reason: Yet Sweden is reasonably successful...

    Hayek: Yes. But there is perhaps more social discontent in Sweden than in almost any other country I have been. The standard feeling that life is really not worth living is very strong in Sweden. Although they can hardly conceive of things being different than what they're used to, I think the doubt about their past doctrines is quite strong..."

    En su momento estuve trabajando para una multinacional sueca durante 9 años, y estuve en Suecia más de 20 veces, y, ahora, ya me acuerdo, siempre aquellas hileras de suecos que se habían suicidado en los puentes de acceso al Gamla Stan, que me recordaban las litografías de la Guerra de los Treinta años
    ¿Pero como se pueden hacer este tipo de juicios y considerarse un "intelectual"?
    La frase "past doctrines" me encanta también

    Supongo que para Hayek la vida "worth to live" es la de los 40 millones de americanos por debajo del umbral de la pobreza, 52 millones sin cobertura médica; o un país con alrededor de 30.000 muertos al año por armas de fuego (1 Vietnam cada 2 años), o con determinados sectores con una mortalidad infantil digna del 3º mundo. Se me olvidaba que todo eso es "la sal de la vida", parece ser lo que hace la vida "digna" según Hayek

    Tiene razón Hayek, los desesperados de nacimiento rara vez se suicidan, están demasiado ocupados sobreviviendo, el suicidio es las más de las veces un "lujo" de ricos, como lo son la muerte por enfermedades cardio-vasculares en el 3º mundo, donde un "derrame cerebral" lo más probable es que sea debido a un machetazo

    También me encanta de Hayek su postura sobre las ayudas al 3º mundo, como no recordar la famosa entrevista a la Revista Realidad de Chile, cuando quiso celebrar, en 1981, la reunión de la Mont-Pélerin en Chile pues le encantaba su "anfitrión" (Pinochet, como al bueno de Milton Friedman), preguntado sobre las ayudas contra el hambre en África comentó:

    “Me opongo absolutamente (a las ayudas). No debemos asumir tareas que no nos corresponden. Debe operar la regulación natural”…"si desde el exterior usted subvenciona la expansión de la población, de una población que es incapaz de alimentarse a sí misma, usted contrae la responsabilidad permanente de mantener vivas a millones de personas en el mundo, que no podemos mantener vivas. Por lo tanto, me temo que debemos confiar en el control tradicional del aumento demográfico" (Revista Realidad Nº 24, año 2, mayo de 1981, Santiago, Chile)

    "Debe operar la regulación natural...confiar en el control tradicional del aumento demográfico..."¡Hombre Hayek!, se trataba de salvar de la muerte a unos cientos de miles de hombres, mujeres y niños, que habían tenido una "mala racha"...Yo la verdad es que no se como catalogar a este tipo de individuos...puedo comprender a los que no hacen nada por los demás, pero a los que usan su influencia para que no se evite que unos miles de niños mueran de hambre en los brazos de sus madres, la verdad, no sé como clasificarlos...Algo muy gordo les tuvo que pasar en su infancia para tener esa absoluta falta de empatia por el dolor ajeno. Esto no es teoría, ahora le toca a la "praxis", y es espeluznante....

    Por otro lado yo creo que sí se saben muchas cosas, que tenemos una gran capacidad de conocimiento y deducción, que hay un alto grado de "verosimilitud" en la forma de entender muchos de los aspectos y causalidades sociales y económicas, aunque "no seamos capaces de preverlo con cualquier grado de precisión" como escribe Popper en el "Post-scriptum" para justificar el indeterminismo científico
    Es extraño esta forma de entender una materia del saber, se empieza por negar la validez de cualquier aproximación empírica (o estadística), por lo que hay que fiarse de una axiomatica "a priórica" in-demostrable, pero del que se tiene la certeza de que es y siempre será "el mejor de los mundos posibles" de tal forma que si este "orden espontáneo" lleva, por ejemplo, a que muchas personas mueran, no tiene sentido preguntarse si se podría haber hecho mejor, por que, claro, es que estamos en "el mejor de los mundos posibles", luego no te metas...

    Por último creo que el estado del bienestar y la socialdemocracia han funcionado muy bien en el Norte de Europa durante muchas décadas, y han conseguido mantener un nivel de prosperidad para la inmensa mayoría de la población, que vamos a envidiar probablemente siempre, y la causa de su caída no está en sus propias contradicciones internas, sino en la dinámica del poder global y el cambio de paradigma que ha conseguido, en los últimos 30 años, hacer todo eso absolutamente "inviable" como "self-fulfilling prophecy"

  • Realmente este blog y algún otro como el de ¿Hay derecho? son espacios muy estimulantes.
    A veces parece que no comentamos las entradas de nuestros anfitriones pero creo que suele ser porque su lectura resulta provocadora y abre un buen número de avenidas e ideas asociadas que vale la pena explorar.
    También son muy de apreciar los enlaces y comentarios de otros lectores.
    El enlace de F. Saurí de ayer, al que aludo más arriba, lo he traído porque --nos guste Hayek o nos disguste (caso de mi admirado contertulio DFC)-- es innegable que la postura de Innerarity resulta de lo más peculiar al intentar enriquecer con la escuela austríaca muchas de las ideas de la socialdemocracia.
    Outlander lo explica de forma bastante gráfica pero yo no lo echaría en saco roto porque ya estoy un poco escarmentado con las duchas escocesas de creer que "ser de izquierdas" es tener una política fiscal progresiva y todo lo contrario tal como se nos ha explicado reiteradamente desde este gobierno.
    En España tenemos, ciertamente, el mito de la socialdemocracia sueca y no seré yo quien se dedique a denigrarlo.
    Lo que sí me gustaría hacer es comentar algunos de los asertos subliminales o explícitos del post de DFC.

    1. Ayudas al desarrollo y redistribución de rentas en general.
    Tema controvertido porque tendemos a verlo en blanco y negro o desde una perspectiva de estímulo keynesiano. Creo que...depende. Los "proyectos para el desarrollo" tienen un enorme componente de política Keynesiana (a favor de quien financia y ejecuta) y no hay ninguna evidencia de su capacidad de generar prosperidad duradera en el receptor. Más bien suelen ser el preludio de su empobrecimiento "sostenible". (Myrdahl y Reinert entre otros)
    Por otro lado, uno de nuestros más graves problemas sistémicos es la dificultad de identificar al "free-rider" y diferenciarlo del "truly needing".
    Nuestro sistema no permite el establecimiento de valoraciones de "mérito" social por ser ello contrario a las doctrinas que equiparan justicia a equidad material olvidando, arteramente según lo veo, cualquier otra acepción del término.
    Esto es un gravísimo error conceptual, una perversión de la filosofía que anima la socialdemocracia europea y los liberals USA y está en la raíz de nuestra decadencia cultural y económica.

    2. Nordic life.
    Excluyendo Noruega donde la mítica alta fiscalidad siempre fue eso, un mito, --en cuanto se analizan de cerca las desgravaciones por inversión--, el resto son tres países muy diferentes.
    Los traders daneses tan semejantes a Holanda, los finlandeses recientemente independizados de Rusia y todavía "haciendo país" y los warlords de la historia, los suecos.
    Lo que a mi me ha tocado vivir y muy de cerca con suecos es una sociedad pequeña que sistemáticamente ha ido expulsando a su mejor talento y degradando el promedio.
    Quizás Hayek no vivió de cerca el fenómeno ni otras cosas sorprendentes que muestran una sociedad tan poco envidiable en ciertas cosas (tomemos uno de los muchos weekend ferries a S. Petersburgo o veamos las estadísticas de maltrato doméstico que cuatriplican las de España) como digna de estudio en otras (capacidad de buscar el consenso y decidir cosas con firmeza como el mantenimiento de su autonomía monetaria, por ejemplo).

    En fin, casi todo es cuestión de equilibrio razonable en el hacer. Por eso las ideologías son un peligro. Inhiben el raciocinio autónomo y circunstancial o, --como nos mostraba involuntariamente el profesor Innerarity--, se convierten en un nido de Free-Riders estructurales.

    Saludos

  • En un dabate de economia, que no es mas que el reparto del pastel, business as always, y no un caso de ingenieria social.... enlazamos con una componente subjetiva de empatia natural hacia determinadas posiciones que en un 90% son idealizadas. Por eso son ideologias, nos queremos acercar a modelos ideales donde la penuria, la muerte, la injusticia se ven desde un punto lejano e idelizado, al igual que no atendemos tampoco a las realidades del hombre con animal-social.

    La actual crisis es el mayor reparto de "consumo" de la historia de la humanidad, mucho se habla de riqueza, de su monetizacion para indicar que un % dispone de un % mas de riqueza.. etc.. cifras que impresionan. Pero no es real, de hecho es falsario... no importa el volumen de riquezas que se posea, importa tu capacidad de consumo. Asi si monetizamos la riqueza no habria suficiente para consumir de forma lineal a la riqueza, solo sufririamos una hiperinflacion.

    La socialdemocracia esta sostenida por la derivacion casi total de la capacidad de consumo hacia una pequenya parte de la poblacion, una derivacion que ha sido artificial al maximizar la parte de transformacion sobre la de materias primas.. Hayek-Keynes.. siempre me a parecido un juego tonto de economistas aburridos, clamando ser ciencia que nunca ha sabido de pronosticar nada, mientras en la vida otros hacen negocios (desde el punto mas neutral sin las connotaciones hispanas de explotacion etc... bien conocidas, negocios = realizacion de actividadees economicas) que es lo que mueve el mundo.

    Los derechos no son realidad por el hecho de ser concebidos y escritos en un papel, pero es verdad que en una sociedad de poderes, muchas veces es necesario ejercer el poder para poder llegar a un acuerdo. En todo caso la situacion dista mucho del principios del XIX y todo el aparato intelectual desarrollado, valido como base, esta obsoleto.. porque como ya he escrito solo se aceptara lo que este digerible para el publico actual.

    DFC me dira que no son idealizaciones, son realidades... yo le dire que eso no cuenta, como jamas conto. Las ideas se venden cuando hay una demanda, hay demanda pero no de no importa que ideas, dira que el reparto es injusto, yo le digo que hable de "consumo" no riquezas porque son parametros distintos...

    Al resto le diria que el mundo no esta en crisis, simplemente evoluciona, busca nuevas posiciones... no hay ninguna crisis moral, etica ni intelectual.. otra cosa que evoluciona en sentido negativo a nuestro "confort".

Los comentarios están cerrados.