Marta Reynal-Querol, Premio Fundación Banco Herrero 2011 (I): La educación de nuestros gobernantes importa

Marta ReynalEsta semana se entregó el Premio Fundación Banco Herrero 2011. Este premio que ya está en su décima edición, se entrega cada año a un joven investigador (menor de 40 años) como reconocimiento a “su trabajo en los campos del conocimiento económico, empresarial y social”. Tres de los últimos premiados, los conocéis bien, forman parte del core de NeG:  Luis en 2007, Pol en 2009  y Jesús en 2010. Este año, la premiada es Marta Reynal-Querol

Como ya es habitual, el primer martes de octubre, tuvo lugar el acto de entrega del premio con una glosa sobre la brillantez de la trayectoria investigadora de la galardonada (en esta ocasión,  se encargó Diego Puga, premio 2008) y ésta, a su vez, ofreció su discurso de tono divulgativo. Al día siguiente, impartió la conferencia inaugural en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Oviedo. (aquí, la presentación en powerpoint)

Una parte sustancial de los trabajos de Marta se ha centrado en los determinantes y las consecuencias de los conflictos, en particular, de las guerras civiles. Al margen de la más que evidente relevancia del tema, uno de los aspectos que más se han destacado fue su atrevimiento por adentrarse en un campo que parecía vedado para los economistas. Y con sus investigaciones, no sólo consiguió derribar barreras, sino que se ha convertido en referencia ineludible (batiendo records de citas en revistas como el Journal of Conflict Resolution). Fruto de ello,  sabemos que la pobreza no es tanto la causa, sino la consecuencia de estas guerras, y también tenemos un mejor conocimiento sobre el rol de las instituciones políticas en este tipo de conflictos y, por lo tanto, sobre el desarrollo económico.

Pero, quiero detenerme aquí un momento en sus últimos trabajos porque vienen a completar un tema del que nos hemos preocupado en varias ocasiones en NeG: la calidad de nuestros líderes políticos (aquí), en particular, su formación, y de ahí, cómo ha de ser el proceso de selección y sus retribuciones (aquí y aquí).

En su entrada, “El capital humano, importante en las Cajas … ¿y en el Gobierno?”, Luis nos dejaba asombrados con los estudios que poseían los miembros del gabinete de ministros del Gobierno Chileno: 3 Doctores y un Master por Harvard, 4 Master de Chicago, 1 del MIT, 2 doctores por Minnesota…

Y decía:

“Quizás exageran- y si, me diréis que no por ser Doctor uno va a resolver mejor los problemas o que los tecnócratas luego buscan soluciones no factibles. Obviamente, no hace falta tener 6 PhDs en el gobierno, como en el gabinete de Piñera, pero yo pienso que el CI ayuda, y la educación también.

Los problemas a los que se enfrenta el gobierno de España no son sencillos; el poder leer un artículo del WSJ, el poder entender un análisis de Expansión, o del servicio de estudios del BBVA o del Banco de España, el poder entender lo que es una senda de crecimiento sostenible, el entender que hace que una deuda sea explosiva o no, … parece, desde el sentido común, que tiene que ayudar

Es difícil saber si el capital humano importa en el gobierno o no- yo no conozco estudios al respecto…”.

Pues, bien, en uno de sus últimos artículos, Marta, y sus coautores (Tim Besley y José García Montalvo) nos muestran que la educación de nuestros líderes políticos, y especial, los títulos de post-grado, sí que importan y bastante.

Con un esfuerzo enorme en la recopilación de datos, consiguen obtener el perfil de casi 2000 líderes, de unos doscientos países, desde el último cuarto del siglo XIX. Con ello, saben cómo y cuándo accedieron al poder, su edad, su sexo, su nivel educativo, pero también, el tipo de sistema político vigente en cada país, su renta per cápita, entre otras variables relevantes.

Lo primero que pretenden comprobar es si el crecimiento económico de un país puede venir influido por su líder político. Dicho de otro modo, si existe un efecto fijo asociado con este líder. Esto no es realmente novedoso, ya lo habían hecho Jones y Olken previamente, con una metodología muy original y similar a la utilizada en trabajos sobre si los directivos también influyen sobre los resultados de las empresas (véase esta entrada de Juan Santaló).

No sólo nos interesa saber que ocurre con los resultados económicos de un país  desde el momento en el que el líder accede al poder, sino también cuando lo abandona. El problema de identificación del efecto fijo del líder se haya en que las transiciones de liderazgo pueden ser a su vez determinadas por unas situaciones económicas o políticas favorables o desfavorables. Para resolver este problema, replican su ejercicio econométrico con una muestra de líderes que dejaron el poder por muerte natural, por un accidente o por una enfermedad grave. Aquí, Marta y sus coautores  extienden la evidencia con su nueva base de datos: este efecto fijo es significativo. Esto es, ¡el dirigente político importa!

Una vez comprobada esta hipótesis, dan un paso más, y analizan la importancia que puede tener la educación del líder para el crecimiento económico y obtienen lo siguiente:

En media, la salida del gobierno de su principal dirigente por razones de enfermedad o muerte, reduce el crecimiento en 0.71 puntos porcentuales si tiene un título de post-grado, por sólo 0.05 si no tiene esta titulación.

Creo que la conclusión es bastante obvia: quizás no haga falta que nuestro presidente sea premio Nobel de Economía (como en una de mis series favoritas), pero al menos algún posgrado sí convendría que tuviera (y de paso que dominara algo el inglés) …

Hay 13 comentarios
  • A menudo hablo con mi padre sobre el tema, aunque también incidiendo sobre la importancia del nivel intelectual o, simplemente, intelectivo de los electores. El primero de este mes abrí un tema en mi blog sobre ello, con la mordacidad que me caracteriza y que a tan pocos gusta.

    Sería interesante desarrollar un estudio sobre la relación del nivel intelectivo de los electos, en relación al de sus electores. Y cómo, a medida que transcurre el tiempo tras un gran cambio, por ejemplo: un desastre que sitúa a una sociedad en el abismo, el elector tiende, otra vez, a buscar quien parece estar a su altura.

    • DFC, José, Ramón:
      En este estudio, los autores intentan controlar, con todas las variables que tienen de momento a su disposición (teniendo en cuenta que es una nueva base de datos que aun van seguro a completar y explotar en futuras investigaciones) otros factores que afectan a los resultados económicos que acaba gobernando un país, al margen de que tenga o no un postgrado (la renta per cápita, el efecto fijo país), y ceteris paribus, lo que les sale es que en media que el lider tenga un posgrado ayuda. Probablemente, la ética de los políticos, su honradez, no estén correlacionados con que tenga o no posgrado. No me imagino una correlación negativa. Pero si que puede existir correlación entre ética/honradez y estructuras burocráticas, políticas y sociales. En la sección 6, muestran por ejemplo, que los resultados sobre el crecimiento económico no son los mismos cuando se pasa de un sistema autocrático a un sistema democrático. Para explicar el caso de Grecia, probablemente haya que hacer alguna interacción más o al menos distinguir entre sistemas democráticos en función del criterio de selección de los gobernantes, qué tipos de clases sociales acceden al poder, etc.

  • No estoy de acuerdo con este trabajo. Cae en la "titulitis" española. Además, tiene una falta de independencia clara: una doctora universitaria afirma que es muy importante la titulación. Faltaría más.

    Un título universitario es un mérito, pero no el único posible. Lo importante es qué resultados ha producido uno, y de qué valor. Ah, y un doctorado no da ninguna garantía. Habrá que ver el tema de la tesis, qué ha aportado y qué impacto ha tenido. (En España, donde todo el mundo aprueba la tesis cum laude la garantía es aún más dudosa).

    El resultado está sesgado por la metodología seguida: aquellos países que seleccionan a los mejores hay más probabilidad de que sean doctores universitarios. Está claro que en este colectivo están más representados los mejores, y hasta ahí estamos de acuerdo.

    La vida de las personas es muy complicada, y da muchas vueltas. Hay quien no terminó su carrera, porque le gustaba más el sexo y la bebida, y luego fue un excelente empresario. O no terminó sus estudios porque encontró trabajo antes de terminar, y es un buen ingeniero.

    Para demostrar lo perversa que es la titulitis, Faraday no tenía ningún título, e inventó el electromagnetismo, no sólo una avance sustancial en la ciencia básica, sino lo que hace posible virtualmente todos los mecanismos de producción de electricidad.

    Les propongo una alternativa para evaluar a los mejores "La guía guerrilla para entervistar", Joel Spolsky Joel Spolsky fue jefe de programa de Excel 5.0 .

    • Para contestar a alguno de vuestros comentarios, dejarme citar a Michele Boldrín (casi literal):

      “Los mejores doctores de las mejores universidades quieren quedarse en la academia en los mejores departamentos. Los doctores que no son tan buenos, se conformarían con encontrar una posición en un departamento algo peor situado en el ranking. El resto, se irán a Wall Street, y los peores doctores de todos, a las agencias de rating”.

      Lo dijo en S3F, en su tête a tête con Claudi Perez, excelente períodista económico de El País, en torno a la pelicula Inside Job.

      La cuestión es cómo atraer a los mejores a la política y que acaben como gobernantes.

      Otra versión (quizás algo más mordaz) de esta entrada, y en la que incluyo este comentario de Michele, la podeis encontrar en un artículo que publico ayer La Vanguardia
      http://dl.dropbox.com/u/3482653/lvg201110090046eb.pdf

  • Los paises que crecen y se desarrollan de una forma mas equilibrada, equitativa, suelen ser los que tienen las mejores cabezas en los sitios de dirección, ademas añadiria donde los ciudadanos son mas coresponsables con las instituciones, exigiendo mas pero tambien colaborando mas."Ciudadano no es el que vive en sociedad, sino el que la transforma"
    Augusto Boal y "La cultura de la queja lleva a Occidente a la decadencia" Swami Parthasarathy.
    Es la interelación entre Instituciones-Investigación de mercado (para adaptarse a los cambios, tal como hacen las empresas en red)- Incentivos

  • no lo veo yo tan claro: Pedro Solbes, Jaume Caruana son gente que ha tenido cargos económicos cruciales, con un currículum muy bueno, y no han evitado el desastre.

  • Si, comparto la idea fundamental de que la preparación es necesaria, pero, por encima de la formación está la ética, sin la ética, parafraseando a S. Pablo "no hay nada"

    Individuos con una formación y una inteligencia exquisitas son los que han subsumido a la economía mundial en el caos financiero en el que ahora estamos, y yo no calificaría como "des-informados" o "torpes" a los gestores de LB, o a los jefes de auditores de Arthur Andersen o miles de ejemplos que pueden ponerse; muchos de ellos con diplomas de Harvard, y todos con un CI envidiable, pero con una falta de ética y de escrúpulos pasmosa, por que una cosa NO tiene nada que ver con la otra

    Por que ahora, en vez de la "dialéctica del Amo y del Esclavo" de Hegel, estamos en la "dialéctica del Listo y del Panoli". Y es que ya hay demasiado "listo" por ahí, como estamos viendo entre los gestores de las Cajas de Ahorro y los gestores políticos que los han nombrado y sostenido su gestión

    Si puedo escoger entre la formación y la honradez, escogería sin dudar lo segundo, pues está también en la honradez el rodearse y dejarse asesorar por los mejores

    Horadez, palabra esa en desuso, por "antigua" y desde luego políticamente incorrecta

    Creo que fue Montaigne quien dijo la frase: "lo que inquieta a los hombres no son los hechos, sino la teoría sobre los hechos". Y la formación sin honradez conlleva al uso del propio talento sólo para la "justificación", para encajar la búsqueda exclusiva de los propios beneficios bajo la máscara del "interés general", a través de la "mano invisible" del mercado o del Estado

  • Albert, Solbes estaba en contra de las políticas que llevaba a cabo Zapatero. Por muy preparado que estés, poco puedes hacer si el que manda es un inútil...

  • Me he leído el trabajo y, con todos mis respetos, me ha decepcionado. Despachar a 200o líderes de 200 países en 20 páginas me parece cuando menos audaz. Supongo que la labor oculta será muy considerable, pero sólo puedo conjeturarlo.

    Para mí las respuestas al problema corresponden a una lógica no monotónica, con importantísimas discontinuidades y en ocasiones rupturas desastrosas.

    Pondré un ejemplo, entre muchos que se me ocurren: primeros ministros griegos.

    Andreas Papandreu: del 21-10-1981 a 2-07-1989

    Konstantinos Mitsotakis: del 11-04-1990 a 13-10-1993

    Andreas Papandreu: del 13-10-1993 al 22-01-1996.

    Kostas Simitis: del 22-01-1996 al 10-03-2004

    Kostas Karamanlis: del 10-03-2004 al 6-10-2010.

    George A. Papandreu: del 6-10-201o hasta el presente.

    Currículums:

    Andreas Papandreu: Doctorado en económicas por Harvard, posteriormente profesor en las universidades de Minnesota, Northwestern,California, Berkeley, Estocolmo y la Universidad de York en Toronto

    Konstantinos Mitsotakis: licenciado en Economía y Derecho por la Universidad de Atenas.

    Kostas Simitis: estudió en derecho en la Universidad de Marburgo y economía en la London School of Economics.

    Kostas Karamanlis: derecho en la Universidad de Atenas y en el Deree College, posgrado en la Fletcher School of Law and Diplomacy en la Universidad de Tufts University, con máster y doctorado en ciencias políticas, relaciones nternacionales e historia diplomática.

    George A.Papandreu: formado en Amherst College en Massachusetts, Unversdad de Estocolmo, London School of Economics y Universidad de Harvard University, Bachelor of Arts degree in sociología por Amherst y Μaster en ídem por la London School.

    Creo que sobran las consideraciones que me sugiere esta lista, que son muchas.

    • Ante todo, perdonad por la tardanza en responder a los comentarios. Echémosle la culpa al S3F, que me tuvo absorbido desde el jueves, mañanas, tardes y noches.
      Aprovecho para dar la enhorabuena a todo el personal de Fedea por el trabajo realizado: ¡PERFECTO!. Fue un rotundo éxito: ni más ni menos que 3000 personas registradas, llenazo en casi todas las sesiones, ningún fallo, personas de todas las edades, desde representantes del 15M hasta premios Nobel con ganas de marcha, la crème del periodismo, amas de casa, jubilados, jóvenes de institutos, académicos de todo tipo, todo ello en un ambiente familiar. Y todos con unas ganas increibles de aprender y compartir. ¡FANTÁSTICO! Y Fantástica Salamanca.

  • Discrepo de Purgandus Populus (que digo yo, ¿por qué no pondrá la gente su nombre?) en lo de la titulitis española. Hombre, siendo éste un blog fundamentalmente de académicos, es razonablemente esperable que traduzcan 'capacitación' por 'títulos'; no es mala. En cualquier caso, si hay algo típicamente español en ese déficit de formación de los cargos públicos electos (que no los designados, ya quisiéramos que Campa, un poner, fuera ministro; al menos entendería de lo que se le habla) es el igualitarismo por abajo; recuerden aquel 'cualquiera puede ser ministro'. Eso de 'del rey abajo, ninguno' lo llevamos en la sangre. Eso sí, para ser funcionario del grupo A hay que saber dos idiomas como poco, hablando uno de ellos. Pero cualquier iluminado puede ser ministro, presidente del gobierno o alcalde. Es lo que tiene la creencia de que todos somos taaaaan iguales que valemos para todo; total, ya habrá técnicos que arreglen los desaguisados... o que den la cara, que es lo mismo. Lo único sacrosanto de esta nuestra democracia es que no hace falta formación para dirigir el país; de hecho, las cualidades políticas, no sé porqué, están reñidas con las gestoras: no veo yo a ningún Ph.D. por el MIT, o siquiera por la UCM (que no es lo mismo, no es lo mismo, pero no es mala apoyatura) arengando a las masas en las plazas de toros; igual es que ya ha aprendido (... ¿lo cogen?... ) que la arenga, como método de gobierno, no sirve mucho más que para un momentito antes del combate (del combate real, del de morirse, no del político). Y para más inri, el único que tuvimos con formación (Calvo Sotelo) duró poco y se fue a su casa sin ganas ningunas de repetir.
    En el gobierno de España, como en tantas otras cosas de este nuestro bendito país, no puede haber gente con formación por dos razones: primera, porque los que la tienen están buscándose la vida honradamente (en el MIT, en Düsseldorff o en Coimbra); y porque el grado de estulticia necesario para hacer política es incompatible con una educación superior medianamente buena (como por ejemplo, un doctorado en cualquier universidad, incluso española).
    Buenas noches.

  • No es solo la preparación, también es la organización y ala estructura burocratica de las instituciones publicas, sociales, académicas.
    Howard Gardner nos indica en su libro mentes lideres, la importancia que debe de prestar el líder político a mantener y renovar las instituciones, para llevar a cabo las necesarias transformaciones, se requiere un tipo especial de destreza

Los comentarios están cerrados.