El Chocolate del Loro

El 30 de marzo de 2010 la Deuda Pública española en circulación ascendía a 10.575€ por cada uno de los 46 millones de residentes en España. Según las estimaciones de la Dirección General del Tesoro, en 2010 las emisiones brutas de Deuda Pública ---que incluyen la refinanciación y el déficit público--- ascenderán a 4.956€ por residente. Frente a la enormidad de estos números el Plan de Racionalización del Sector Público Empresarial Estatal ---hay que reconocer que es un gran nombre--- que se aprobó ayer supuso nada más y nada menos que 35 céntimos por residente. Si esta medida ultradadaista la hubiera tomado el gobierno de cualquier otro país del mundo, hasta tendría su gracia. En las circunstancias actuales de España, no tiene ninguna.

Hay 5 comentarios
  • Javier,
    Creo que los datos del contraste son muy significativos.
    La pregunta que me ronda por la cabeza es la siguiente: si las personas que la han acordado saben probablemente mejor que nosotros que es el "chocolate del loro" y que no te hace ganar credibilidad, ¿por qué meterte en este lio?

  • Es, obviamente, una medida política. La opinión pública demanda un ajuste del tamaño y/o de los gastos del gobierno que afecte al propio gobierno, no solo a los servicios que prestan a los ciudadanos.
    Es, si se quiere, marketing. Pero también son unas medidas para que se compruebe que las medidas de racionalización del gasto se las aplican a unos mismos. Como se ha dicho, no nos va a sacar del hoyo, pero no puedes gastar alegremente en tí y pedir a otros que se aprieten el cinturón.

  • Ni más ni menos. Lo que dice Estilpón.

    A los ciudadanos nos tocará comernos la subida del IVA, ver como se retrasa la edad de jubilación y todo lo demás que tiene que venir... pero aunque sepamos perfectamente que dentro de la magnitud de las cuentas del estado no vale para nada, queremos ver como los políticos también se aprietan el cinturón.

    Si empresarios, empleados y parados estamos sufriendo la crisis no parece justo que haya castas privilegiadas para las que no exista.

  • Desde que tengo uso de razón llevo escuchando el fin del modelo sueco. Parece un muerto que goza de una salud excelente.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad