¿Quién hará cumplir la Ley Antitabaco?

Hoy es el último día para presentar en el Senado enmiendas al proyecto de ley antitabaco aprobado por el Congreso de diputados. La modificación más importante con respecto a la ley antitabaco actualmente en vigor es que ya no será posible fumar en ningún local público. Esto incluye a todos los bares y todos los restaurantes, independientemente de su superficie. Si el proyecto de ley es aprobado por el Senado, el 2 de enero de 2011, el día de su entrada en vigor, España podría ser un país distinto. Digo “podría” por qué es razonable preguntarse que nivel de cumplimiento tendría la nueva ley. El presidente de Altadis, Dominic Brisby, en una entrevista algo embarazosa a El País ha dicho: "La ley del tabaco es la más radical del mundo y fracasará." En otra entrevista a El País, la Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín ha dicho: "Haré cumplir la ley del tabaco con los instrumentos del Estado." Yo soy bastante optimista (tendrá niveles de cumplimiento elevados) por dos razones. La primera es una simple observación (digamos empírica). La segunda es una simple reflexión (digamos teórica).

La observación

En el 2005 en Italia se introdujo una ley parecida. En aquel momento era una de las leyes mas restrictivas en Europa. Se prohibía fumar en todos los bares y restaurantes. Todo el mundo sabe que si Italia se caracteriza por algo es por ser un país con niveles muy bajos de cumplimiento de leyes (y creo que estoy siendo generoso con mi país). No es un tópico, es realmente así. Pero, como sabrá quien ha viajado a Italia en los últimos cinco años, el cumplimiento de la ley antitabaco ha sido muy elevado. Supongo que habrá alguna excepción, pero yo, personalmente no he vuelto a ver a nadie fumando en un bar o un restaurante en Italia. Ni siquiera en las pizzerías napolitanas de mala muerte que tanto me gustan.

Así que un primer razonamiento sencillo podría ser el siguiente. Italia es parecida a España (las dos son PIIGS), en Italia se ha cumplido la ley, ergo la ley se cumplirá en España. Me atrevería a añadir a fortiori, un poco para rentabilizar ocho años de latín (posiblemente la peor inversión de mi vida) y un poco por qué creo que España en muchas dimensiones importantes es un país mas civilizado que Italia.

Existen por lo menos dos objeciones. La primera es que una correlación entre pertenencia de un país al PIIGS y elevado cumplimiento de una ley antitabaco significa muy poco a no ser que uno pueda explicar los mecanismos que han generado esta correlación, menos aún dado que esta correlación se basa en una sola observación (por cierto, ¿cómo se calcula una correlación con una sola observación?).

La segunda es que tenemos otra observación de sentido contrario. En España ya está en vigor una ley antitabaco y el cumplimiento en los bares y restaurantes ha sido muy escaso, en particular en algunas comunidades, como la Comunidad de Madrid.

Así que la experiencia de Italia no puede ser esperanzadora sin antes comprender los mecanismos que pueden explicar estos niveles de cumplimiento tan sorprendentemente elevados.

La reflexión

En mi primer post en Nada Es Gratis, ya había escrito sobre el tema. Intenté explicar por qué la ley actual, que deja margen para que los restaurantes elijan la superficie para zonas de fumadores y no fumadores, podía llevar a un equilibrio en el que los restaurantes maximizan el espacio para fumadores a pesar de que dos tercios de los residentes en España son no fumadores. Resumiendo al máximo, la idea es que existen equilibrios múltiples y una ley “soft” como la actual no hace nada para combatir a las convenciones sociales, que en España favorecen el los fumadores, aún que sean minoría. Por esta razón sugería que la intervención pública (una ley más estricta como la que está ahora mismo en el Senado) podría haber mejorado las cosas para dos tercios de la población, empeorándolas para tan solo un tercio. Más detalles en el post.

Pero la intervención publica (la ley antitabaco que está en el Senado) tendrá este resultado solo si se cumplirá. La pregunta es ¿qué  puede hacernos pensar que se cumplirá? Una posibilidad es que existan unos mecanismos sancionadores eficaces.  Otra es que funcione la presión social. Pero, dado que la presión social hasta el momento ha sido insuficiente para asegurar que unos grupos de amigos con una minoría de fumadores y una mayoría de no fumadores acudieran a restaurantes de no fumadores, ¿podemos pensar que será suficiente para asegurar que se cumpla la ley?

Una manera de pensar en el tema es usar un juego Halcón/Paloma para representar la situación en la que se encuentran un fumador y un no fumador cuando el fumador saca una cajetilla de tabaco en un restaurante. Cada uno de ellos puede decidir ser agresivo (Halcón) o dócil (Paloma).

El jugador de fila es fumador y elige la fila H (Halcón) o P (Paloma). El jugador de columna es no fumador  y elige la columna H (Halcón) o P (Paloma). La utilidad del fumador es el primer numero en rojo) y  la utilidad del no fumador es el segundo numero, en azul).

H P
H -1,-1 2,0
P 0,2 1,1

Cuando juegan (H,H) el no fumador demuestra (agresivamente) su desagrado y el fumador insiste (agresivamente) en fumar; sigue una pelea que es desagradable para ambos; los pagos son (-1,-1). Cuando juegan (H,P) el fumador (agresivamente) fuma y el no fumador (dócilmente) tolera; los pagos son (2,0). Cuando juegan (P,H) el fumador (dócilmente) no fuma y el no fumador (agresivamente) demuestra su desagrado; los pagos son (0,2). Cuando juegan (P,P) ambos (dócilmente) llegan a un compromiso según el cual el no fumador acompañará al fumador a fumar en la calle; los pagos son (1,1).

Como es obvio esta es una representación muy estilizada de la situación estratégica a la que se enfrentan estos individuos. Lo que importa es que describe de manera muy sencilla una situación en la que hay tres elementos:

  • La cooperación es posible: (H,P) y (P,H) (ambos mejores que la pelea (H,H)) son ambos equilibrios;
  • La coordinación es importante: para que se juegue (H,P) o (P,H) es necesario que cada jugador tenga expectativas correctas sobre las intenciones de su oponente;
  • Existe un conflicto: el fumador prefiere (H,P) a (P,H); el no fumador prefiere (P,H) a (H,P).

Exactamente este juego es el que usan Richard H. McAdams de University of Chicago School of Law y Janice Nadler de Northwestern University Law School en un trabajo que pretende estudiar la función expresiva de las leyes, es decir la capacidad de las leyes de promover la coordinación no mediante sanciones en contra de comportamientos socialmente indeseables, sino creando o modificando las expectativas de los jugadores.

En otras palabras, los autores se preguntan si la simple expresión de una ley (sin ningún tipo de sanción asociada) puede promover la cooperación haciendo que un resultado sea prominente o focal, como se suele decir en la jerga de teoría de juegos. Si así fuera, las leyes tendrían la capacidad de influenciar el comportamiento, incluso sin modificar con sanciones los pagos de los jugadores.

En el trabajo los autores describen los resultados de unos experimentos en los que unos estudiantes jugaban el juego descrito arriba sin ningún contexto (es decir las estrategias se denotaban como 1 y 2 en vez que como Halcón y Paloma) y con cuatro tratamientos distintos.

  1. Sin ningún tipo de recomendación.
  2. Una recomendación pública, (H,P) o (P,H), elegida con un mecanismo aleatorio antes de cada ronda.
  3. Una recomendación pública, (H,P) o (P,H), elegida antes de cada ronda por un estudiante elegido aleatoriamente.
  4. Una recomendación pública, (H,P) o (P,H), elegida antes de cada ronda por el estudiante con mejor puntuación en un test sobre los resultados de una reciente elección primaria.

En los tratamientos 3 y 4 el estudiante elegido aleatoriamente para hacer recomendaciones publicas, no participaba en el juego Halcón/Paloma y recibía una compensación cuando los jugadores seguían su recomendación.

En lo que sigue voy a hacer un breve resumen de los resultados.

  1. En el tratamiento 1 los jugadores juegan Paloma con probabilidad 0.6 y Halcón con probabilidad 0.4; en los otros tres tratamientos, en promedio, una recomendación de jugar una estrategia incrementa la probabilidad de que se juegue la estrategia en 0.2.
  2. Existe una diferencia significativa entre el tratamiento 2 y el 3 y el 4 juntos.
  3. No existe una diferencia significativa entre los tratamientos 3 y 4.
  4. Existe una diferencia significativa entre los tratamientos 2 y 4.

El resultado 1 sugiere que existe una tendencia a seguir una recomendación, sea cual sea su origen, intención y legitimidad. El resultado 2 sugiere que el hecho que la recomendación sea generada con alguna intención por un humano aumenta la tendencia a seguir la recomendación. El resultado 3 parece indicar que la legitimidad de quien realiza la recomendación no es importante, pero el resultado 4 sugiere que la legitimidad de quien realiza la recomendación puede incrementar la tendencia a seguirla.

Mi conclusión

No pretendo forzar mi interpretación de los resultados anteriores. Pero yo creo que pueden significar que una ley estricta y con poca ambigüedades como la que entró en vigor en Italia en 2005 y la que se está tramitando en el Senado en España, puede tener un poder expresivo significativo y esto puede hacer que la presión social favorezca su cumplimiento. Esto podría explicar lo aparentemente inexplicable, que una ley italiana se cumpla a raja tabla. Y ahora sí es legitimo preguntarse: si estos mecanismos han funcionado en Italia, ¿por qué no deberían funcionar en España?

Hay 9 comentarios
  • Acabo de descubrir este blog a traves de El Confidencial y tengo que decir que me parece de los mejorcito en el mercado español,tan lleno de informacion pero tan poco claros a la hora de exponer "temas de interes".

    El suyo de hoy referente al tabaco y como en Italia,pais Pigs y dado a tomar de "cachondeo" las normas o leyes del Estado,esta vez si que lo han hecho y pregunta ¿cual sera la posicion de los españoles?

    La cuestion,creo es que el "desorden" en la aplicacion de las normas de convivencia le ha interesado a TODOS,cuando digo todos me refiero primero a los politicos y sobretodo a "los periodistas" que se han preocupado mas de sacarle jugo a lo banal que a lo primordial.Bien es cierto que para eso tenemos en España una sucursal de la television de Berlusconi que solo busca el apoyo del popular por no decir populacho,como es Tele5

    La ley del tabaco se cumplira pues esta crisis nos esta haciendo ver lo que es importante,como es la salud y lo que es de "los politicos" como es seguir cobrando por seguir utilizando el lenguaje de palo.

  • ....se me habia olvidado.

    Para que vea como el pueblo español tiene un comportamiento "civico" y que muestra cierta diferencia con "su Italia" ahi tiene el ejemplo de la separacion de los residuos urbanos.

    En una ciudad tan compleja como Madrid,se esta llevando muy bien la separacion de residuos solidos,de los plasticos......y actualmente hay un gran avanza hacia el Cristal y el Papel.

    En el fondo "amamos a los alemanes"....ya fue asi con Franco y ahora lo es con Zapatero y Merkel,aceptamos las instrucciones claras y concisas de como hay que meterle mano al Deficit.

  • Como muy bien dice el post, el problema es de Madrid. Y Madrid no es España. Ergo, la ley se va a cumplir en España. Cumplir una ley como esta es un problema de cultura básico. Es difícil explicar que haya un lugar que se resista a cumplir una ley como esta.

  • Hola Marco,

    gracias por el post. ¿Has encontrado otras leyes italianas o españolas como ésta (estrictas y sin ambigüedades) con las que comparar los resultados?

    Una ley parecida podría ser la prohibición de fumar en hospitales. A lo mejor en general se cumple de forma estricta, pero en mi experiencia pasada, hace 10 años cuando tuve que estar unas semanas hospitalizado, incumplirla solo era cuestión de tener cara, vamos lo ví y ligeramente lo sufrí por parte de otro paciente hospitalizado. La sensación es que si le pillaban no le caería la multa sino que no pasaría de un aviso.

    Creo que en casos como éste si no somos estrictos sancionando (seguro que puede haber una excepción razonable, pero muy raramente) los fumadores encuentran incentivos para no cohibirse a la hora de fumar.

    Otro ejemplo puede ser la prohibición de fumar cannabis en bares o pubs. Los dueños encuentran que la mejor forma para lidiar con eso sin molestar mucho a su clientela es anunciando la prohibición en cada mesa, pero haciendo la vista gorda a la hora de cumplirla.

  • Y es que con los precios que alcanza ya una cajetilla, se impondrá poco a poco el habito de adquirir humo de contrabando, resulta inevitable que cada uno intente conseguir lo que necesita al mejor precio y hay comarcas fronterizas donde la cuestión de ganar diez euros por cartón es legal, evitando el estanco, claro, pronto asistiremos a la puesta en servicio de clubes privados, ocultos o publicitados, donde fumarse un buen veguero, después de la comida mientras se bebe una sabrosa copa de brandy, será cosa de privilegiados y es que eso del nivel social ahí también se va a notar, veremos sí en cosa de cuatro días la represión alcohólica, nos oprime a todos, excepto a los que dispongan de cuartos para pagarse un fin de semana en un discreto pazo, masía, caserío, dehesa o cortijo, según se dice en las diferentes comunidades, ese puede ser un buen negocio, buena habitación, opíparas comidas, bueno vinos, tabaco a discreción, tarde de chimenea y whisky de marca, en un entorno discreto y en algunos casos acompañado o disfrazado de cacería. ¿Ah que esto ya existe?. ¿Como en la escopeta nacional?.

  • Marco,
    En la matriz de pagos que haces la utilidad del fumador/no fumador deriva únicamente de si se ponen agresivos con el otro o no, ¿no?
    Si es así, ¿no cambiará la situación estratégica si consideras que el no fumador pierde utilidad al 'ahumársele el día' y el fumador tendrá también una desutilidad si no fuma porque tendrá 'mono'?

  • Carlos Jerez:

    Se me ocurren dos razones por las que el cumplimiento en los hospitales no sea tan completo:

    1) Si no recuerdo mal, hasta hace un tiempo en los hospitales habia zonas de fumadores. 2) Si el que incumple la prohibición es un paciente hospitalizado, es posible que la lastima haga que nadie le diga nada. Hace unos años fui a visitar a un amigo en un Hospital y había un paciente hospitalizado que fumaba sin interrupción en el pasillo (me parece recordar que estaba en una zona de fumadores y que de vez en cuando se salía de ella, pero no pdría jurarlo). Tenía puesto un gotero y tenía el mismo color que Homer Simpson. No le dije nada. Tuve la sensación que no lo iba a hacer durante mucho tiempo.

  • Folks:

    No, la matriz de pago no tiene en cuenta solo la agresividad. Tiene en cuenta todo y asume que lo mejor para el fumador es fumar y que el no fumador no le diga nada. Lo segundo mejor (aun que no tan bueno) es no fumar sin tener que escuchar un reproche por parte del no fumador. Lo tercero es no fumar y escuchar un reproche por parte del no fumador. Y lo peor acabar en una pelea seria con el fumador por insistir en fumar a pesar de los reproches iniciales de este.

    Obviamente, si para un fumador fumar es mas importante que cualquier otra cosa y para un no fumador hacer escuchar sus opiniones es mas importante que cualquire otra cosa, los pagos serian distintos, el juegos sería un dilema de los presos en el que cada jugador juega su estrategia dominante y el resultado seria una pelea.

    Quiero decir que el juego que he propuesto trata de describir una situacion en las que los individuos dan un valor suficiente a las impactos sociales de su comportamiento.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad