Señora alcaldesa, póngame una tasa de congestión: se lo pido por mis niños, que están haciendo la PAU

201102087madrid_d
Estos días están haciendo la prueba de acceso a la universidad (PAU) muchos miles de jóvenes (por cierto, mis mejores deseos para todos). Y como suele pasar en esta época si no ha llovido por una temporada, Madrid está cubierto por una “boina” bastante repelente de color amarronado. Hasta ahora me angustiaba “sólo” pensando que la polución es mala para la salud, como nos contaba aquí Gerard contradiciendo a la antigua alcaldesa. Pero esta vez hubo la mala suerte de que además acababa de leer este artículo de Lavy, Ebenstein y Roth, que muestra que le puede costar a su hijo (sí, más a su hijo que a su hija) suspender la selectividad, o no poder estudiar medicina. Y lo que es peor, como dicen los autores un mal resultado en la PAU “tiene un impacto significativo de largo plazo en los resultados universitarios y en su renta posterior”.

Lo ideal para evitarlo sería que nos bajáramos del coche ya, pero como somos muy obstinados, mejor sería que nos pongan una tasa de entrada en Madrid tan bestia que no nos atreviéramos como hemos defendido (aquí, aquí, y aquí) repetidamente. Ah, y es una tasa, así que no hay que gastar, y dado cómo están las finanzas de las grandes ciudades, yo me lo miraría con lupa.

Vamos por partes. Lógicamente, la primera preocupación que genera la polución son sus efectos en la salud, y es también lo primero de lo que hablan Lavy y coautores, pero Gerard ya nos ha iluminado, así que vamos al siguiente asunto, que es explicar un poco la PAU israelí (Bagrut en hebreo) de la que vienen los datos. En Israel hay exámenes nacionales al final de los curso 10 y 11 (4ESO y 1 Bachillerato en nuestro sistema), y otro conjunto más intenso de exámenes (siete obligatorios y una o más electivas), al final del curso 12 (nuestro 2 de bachillerato). Estos exámenes lo aprueban aproximadamente la mitad de los graduados del bachillerato. Los estudiantes son admitidos a las universidades sobre la base de estos exámenes y de una prueba psicométrica, usando una fórmula única prestablecida. Por tanto los efectos de la polución (o cualquier otra perturbación) en la probabilidad de aprobar, y en la nota media, tienen una importancia significativa en la vida de los estudiantes.

Los datos del estudio combinan notas del Bagrut de 2000 a 2002 (que se hace en las escuelas, no en las universidades), y datos demográficos/sociales de los estudiantes, con datos de polución atmosférica en esa misma época para 139 estaciones de medición, así como datos salariales de 2010 a 2012 para los mismo individuos (y como de costumbre uno se tira de los pelos de que nuestras autoridades, que ya tienen datos parecidos, todavía no las hayan puesto a disposición de los investigadores). El sistema universitario israelí cuenta con 8 universidades que otorgan doctorados (y son más prestigiosas), unas 50 que solo otorgan títulos de grado, y algunas instituciones no universitarias que otorgan títulos vocacionales (similares a nuestra FP superior). Casi todas las universidades (ciertamente todas las que ofrecen doctorados) requieren el Bagrut para entrar en ellas. Los datos corresponden a unos 415,219 exámenes de 55,873 estudiantes en 712 escuelas.

La estimación es sencilla, pues al medir el efecto de la polución sobre las notas, no hay graves problemas de causalidad, teniendo en cuenta que el hecho de que hay varios exámenes en momentos distintos del tiempo permite introducir efectos fijos de estudiante, además de efectos fijos de ciudad y de momento del tiempo. Esto evita que encontremos un efecto espurio que se deba, por ejemplo, a que los estudiantes con menos recursos y peores vivan en zonas más contaminadas. El efecto se puede ver en la siguiente tabla. La columna 5 es la especificación preferida, porque incluye todos los efectos fijos. Bajo esa especificación el índice de calidad ambiental (AQI) tiene un efecto negativo y claramente significativo. Como dicen los autores, para interpretar la magnitud del ejemplo, la diferencia entre examinarse un día de calidad ambiental media y un día en el 99% de peor calidad tiene un impacto de 0,15 desviaciones estándar en la nota, algo que es equivalente al efecto que el propio Lavy encontró de reducir el tamaño de la clase de 31 a 25 estudiantes y mayor que el de pagar incentivos sustanciales a los profesores.Desafortunadamente esos días tan malos son más frecuentes en primavera y verano, por los vientos del desierto. En todo caso, recuerden que estos efectos tan grandes son para una degradación ambiental considerable, y naturalmente se esperan efectos menores para casos menos extremos.

Selectividad 1

El siguiente paso es medir el impacto de la polución en los salarios. La estimación se hace por mínimos cuadrados bietápicos. Con la primera etapa podemos ver (fila encabezada “First Stage”, última columna, que es la especificación preferida) que 10 puntos de empeoramiento de calidad ambiental llevan a 1.64 puntos menos en el examen, y usando los resultados de la segunda etapa, se puede concluir (última fila, última columna) que un punto menos resulta en una pérdida de 66 shekels (unos 17 euros) al mes de salario. En las comprobaciones de robustez, los autores encuentran que el efecto tiene lugar sobre porque peores notas del Bagrut hacen más difícil llegar a las universidades más selectivas.
Selecitividad 2
Es interesante comprobar si los efectos difieren por estratos de la población. Se puede observar en la siguiente tabla (en la especificación preferida, última columna) que los efectos son más fuertes en los varones, los estudiantes con más dificultades, y los de estatus socioeconómico más bajo, algo razonable dado que los varones y las personas de estatus socioeconómico bajo tienen tasas de incidencia del asma mayores.
Selectividad 3

Sin embargo el efecto en los salarios que se puede ver en la siguiente tabla es mayor para los varones (al igual que sobre las notas), pero menor para los peores estudiantes y aquellos de nivel socioeconómico bajo, fundamentalmente porque éstos tienen menos probabilidad de entrar en las universidades más prestigiosas de todas formas.
Selectividad 4

Déjenme que insista otra vez para acabar en la primera lección de estos datos. Debemos mejorar el problema de la polución en las grandes ciudades, y las tasas de congestión son un buen instrumento para hacerlo. Espero que las nuevas alcaldesas sean más sensibles a este problema que los antiguos ediles, ya que como hemos mostrado puede tener importantes consecuencias distributivas, además de eficiencia. Es verdad que las tasas de congestión únicas son menos onerosas proporcionalmente para los más ricos. Pero estos usan el coche para ir a trabajar con mayor frecuencia (aquí los datos británicos, no he encontrado nada para España aunque leyendo este artículo supongo que se podría deducir de la Encuesta de Presupuestos Familiares). Además, la tecnología hace perfectamente factible poner tasas más caras a los que usen coches más grandes, o tengan renta más alta, así que sería una mala excusa no usarla porque "favorece a quien tiene mayores posibilidades económicas."

Pero otra lección importante tiene que ver con la PAU. Un solo examen con tanto peso en el futuro de los estudiantes, que como vemos es susceptible de estar influenciado por factores ajenos a la aptitud y el esfuerzo de los estudiante, merece replantearse, aparte de que la nueva ley de educación lo hace necesario. No creo que dar más peso a las notas del bachillerato sea una respuesta debido a la facilidad de manipulación estratégica, pero quizá se podrían usar más exámenes estandarizados, comenzando incluso desde la educación obligatoria. Con más elementos formando parte de la nota de acceso sería posible hacer menor el peso de estos factores irrelevantes.

Hay 23 comentarios
  • La referida a la PAU (o PAEG o prueba final de Bachillerato, o como se llame lo que haya si se deroga la LOMCE dentro de un año) es una reflexión interesante. Y muy útil, a mi entender. Sin embargo, ayer mismo escuché decir al responsable del acceso a una universidad importante que una vez se suprima la PAU/PAEG existirá un problema en aquellos títulos para los que existiera mayor demanda: ¿cómo seleccionar al alumando? El buen hombre decía, llanamente y sin cortarse, que las universidades iban a actuar como un cártel, renunciando a establecer cualquiera de los criterios propios de admisión que la ley recomienda (y que también servirían para aminorar el efecto de esos factores externos), de forma que no existiera competencia por captar a los mejores alumnos. Hay que entender, en consecuencia, que el concepto de "alumno deseable" queda limitado al propietario de una buena calificación formal al terminar el Bachillerato. Como si no hubiera otros factores que influyan en el rendimiento posterior y que deben medirse por otras vías. Como sugiere D. Antonio, un sistema de evaluaciones mejor diseñado durante las sucesivas etapas formativas, siempre que incluyese esos otros factores (motivación, compromiso, habilidades relacionadas...), sería muy válido. Pero eso no va a suceder porque las universidades prefieren mantener un mercado cautivo de clientes, generalmente limitado a los del entorno geográfico más inmediato (cosa que también agrada a la politiquería regionalista de cuyos presupuestos públicos maman en exclusiva la práctica totalidad de universidades).

    • Algunas universidades podrían querer cartelizarse, pero cuando vean que otras se separan intentando atraer a los mejores, dudo que tengan muchos instrumentos de castigo y no harán caso. Le garantizo que en UK y USA no hay cártel y la competencia por los buenos alumnos es feroz.

  • Una observación: al final dice usted que sería conveniente reducir el peso de factores «irrelevantes», pero a la vista está que sí tienen importancia, pues pueden afectar al rendimiento académico. Mejor sería calificarlos de «ajenos a la aptitud y el esfuerzo de los estudiantes», o algo similar, para que la idea quede más clara, ¿no es así?

  • ¿Se pueden extrapolar los datos de Israel a España?
    Creo que con las mismas circunstancias quizá si, pero no las conocemos y hasta dudo que lo sean. Lo que sí está claro es que la contaminación es dañina y debe solucionarse, otra cosa es si las nuevas alcaldesas harán algo al respecto. En Barcelona incluso es posible que el tráfico se reduzca sin necesidad de peajes o regulaciones, aunque también que aumente la contaminación si la guardia urbana empieza una huelga de celo o si el continuo empobrecimiento envejece aún más el parque automovilístico. Por cierto, muy pocos hablan de este problema y la posible correlación entre la edad de los automóviles y la contaminación, especialmente las muchas furgonetas y 4x4 que circulan por la ciudad.
    A mi modo de ver imponer un peaje es injusto y crea más burocracia, instalaciones y obras. Lo primero porque pagan justos por pecadores, ya que no contamina igual un utilitario híbrido, que un 4x4; la vieja furgoneta de un transportista, que aquel utilitario de un representante de comercio. Quizá lo solución sea más sencilla, justa y menos onerosa para la administración. crear un impuesto sobre el carburante, de modo que quien gasta más, que es el que más contamina, pague más. Y que lo recaudado vaya directamente a mejorar los servicios públicos con respecto al medio ambiente.
    Pero por desgracia eso depende del Estado, de modo que no veo la solución, a no ser que algún tecnólogo la invente.

    • No veo por qué es injusta una tasa de congestión, que con la tecnología actual puede ser distinta para distintos tipos de vehículo y niveles de renta del conductor. Es verdad que el impuesto al carburante es más efectivo para mitigar la externalidad de la polución, pero para la externalidad de congestión es mejor una tasa específica sobre eso, que además podría ser diferenciada no por entrar en la ciudad, sino para cada carretera y nivel de congestión, es decir, diferente por la mañana y por la tarde, en la Ronda de Dalt que en la Litoral o la Diagonal, and so on , and so forth.

  • Excelente post y además pertineente en un dia en el que era difícil ventilar al menos en la zona de Arganzuela dada la polución cargante.
    Espero que lo lea quien debe hacerlo...

  • Muy interesante! Aunque me temo que si los reconocidos efectos sobre la salud no han servido para tomar medidas (creo que lo único que se le ocurrió a las autoridades ... fue cambiar de sitio los medidores!!!), no se van a sentir muy conmovidos por esta evidencia.

    No sé si entiendo bien pero en la columna 5, al incluir efectos fijos por estudiante, ¿no se perderán un elevadísimo número de grados de libertad? Por otra parte, como Vd mismo dice, el efecto para los días de contaminación menos intensa, será mucho menor. ¿Es posible saber cuánto?

    • Lógicamente la estimación es mucho menos precisa con efectos fijos de estudiante, pero también se elimina una parte importante de la heterogeneidad no observada, así que el efecto causal es más creíble en esa regresión. En cuanto al efecto para días menos intensos, hay que entender que la estimación presupone efectos lineales, y como en la realidad es improbable que los efectos sean lineales, lo mejor es interpretar el efecto local para cambios pequeños cerca de valores medios (Local Average Treatment Effect). Si los efectos son no lineales y convexos, entonces el efecto sería aún mayor para días extremos del que la linealidad predice, y si el efecto es cóncavo, pues algo más pequeños.

    • Gracias, pero el artículo se refería a España, y como es fácil comprobar en la documentación que amablemente adjunta, entre los países de Europa solamente parecen estar peor Italia y Polonia. Así que hay buenos motivos para controlar emisiones.
      Eso sí como ya he dicho antes en respuesta a otro comentario, el control de emisiones se hace mejor con impuestos al carburante, la tasa de congestión la queremos sobre todo para controlar la externalidad de congestión vial, la reducción de polución es un "side effect" positiva de esa política, nada más.

  • "Sin embargo el efecto en los salarios que se puede ver en la siguiente tabla es mayor para los varones (al igual que sobre las notas), pero menor para los peores estudiantes y aquellos de nivel socioeconómico bajo, fundamentalmente porque éstos tienen menos probabilidad de entrar en las universidades más prestigiosas de todas formas."

    Y eso a pesar de que los de nivel socioeconómico bajo pudieran presentar un mejor nivel de adaptación a medios con elevados niveles de contaminación atmosférica.

    • No, en realidad el artículo dice que el efecto puro sobre notas (antes de los salarios) es mayor para los de nivel socioeconómico bajo (y para los varones) porque tienen más probabilidad de ser asmáticos, y los que padecen esta enfermedad sufren más con la polución.

  • He de confesar que no tengo ni idea de Estadística, de hecho creo que hoy por hoy no sería capaz de realizar el más simple test de hipótesis. Partiendo de esa base - mal empezamos - trataré de esbozar el argumento (siendo consciente de que muy probablemente carezca de sentido).
    Interpreto que el impacto de la polución en los salarios de los individuos de nivel socioeconómico bajo es menor que el impacto en las notas. Dicho de otra manera (creo) que los individuos de nivel socioeconómico bajo presentan un nivel de adaptación a la polución - en términos de salarios - mejor que si lo medimos en términos de notas.
    Así, los individuos de nivel socieconomico alto serían más sensibles a la polución en términos de salarios que en términos de notas, frente a los de nivel bajo que tendrían una mayor capacidad de adaptación a la polución, medida en términos de los efectos sobre sus salarios. La supervivencia del mejor adaptado (tampoco es que ande muy fuerte en el campo de la Biología).

    Muchas gracias por su tiempo.

    • Ay, me parece que no me expliqué. Gracias por darme la oportunidad otra vez. La cuestión no tiene mucho que ver con econometría ni con contraste de hipótesis sino así que intento explicar con un ejemplo.
      Imaginemos una universidad de élite, donde para entrar tienes que sacar un 8. Y dos estudiantes, uno tendría en ausencia de polución un 7 y otro tendría un 8,5. Al que tiene el 8,5 (que tiene un SES alto) la polución le baja la nota un punto. Al que tiene un 7 (que tiene un SES bajo) la polución le baja la nota dos puntos. Claramente el efecto en las notas del chico con SES alto es menor (1 punto frente a 2), pero la consecuencia de la polución es que el chico de SES alto acaba siendo excluido de la universidad de élite por culpa de la polución, mientras que el otro sigue yendo a la universidad menos prestigiosa que solamente pide un 5 para entrar. Como consecuencia el chico de SES bajo no experimenta cambio de salario, mientras que el de SES alto sufre una caída seria, a pesar de que su nota cayó menos.
      Lógicamente la realidad es más complicada y hay muchos casos, pero los autores sugieren que es algo así lo que pasa, aunque en media los impactos para los estudiantes más acomodados son menores, pueden ser suficientes para excluir a una mayor fracción de ellos (que comenzaban con notas más altas) de las mejores universidades, que son las que tienen un premio salarial más alto.

  • Vaya hombre, así que ya no puedo excusarme en mi falta de conocimientos técnicos 🙁
    Muy ilustrativo el ejemplo, mucho más aseguible, aunque no acabo de ver muy bien la razón que hace más sensibles a los estudiantes de SES bajo a elevados niveles de polución.
    Siguiendo con su ejemplo: dos estudiantes (SES, nota sin polución): A(alto, 9,1), B(bajo, 9.9), A entra y B no, aunque B tenía ya pocas posibilidades de entrar por ser Bajo y precisar de, p.ej., una beca. Y eso a pesar de tener un nivel académico superior desarrollado en un entorno más desfavorable (salvo prueba en contrario).
    Item más, precisamente la polución, al afectar más a los SES bajo, lo que haría sería expulsar a los SES bajos excelentes académicamente forzando a las universidades de élite a bajar sus requisitos de entrada, requisitos que, sin embargo, les será seguirá siendo más fácil cumplir a los SES altos.
    El problema que yo veo es que es que si bien la polución parece ser un factor importante lo realmente determinante del acceso es el SES del estudiante. Comprendo el drama que supone para el estudiante C(alto,8.9) pero comprenda que pueda sentir lo mismo, al menos, por B(bajo,9.9).

    Muchas gracias por su tiempo.

    • La mayor sensibilidad (siempre en media, ojo) de los estudiantes con SES bajo, igual que la de los varones, la explican los autores por mayor incidencia en ese grupo del asma.
      Y claro que el sentimiento, o más aún, la política social, puede venir enfocada en los más desfavorecidos, faltaría más. Lo único que dicen los autores es que objetivamente el efecto es mayor en los salarios de los privilegiados, porque en media son los que pierden más de algo que el privilegio hace más fácil para ellos, el acceso a las universidades de élite.

      • Por supuesto, obsérvese que no me meto para nada con los autores. Simplemente llaman la atención sobre un hecho que detectan en los datos observados, yo no los califico de "neoliberales furibundos" ni cosas por el estilo.
        Tampoco me meto con Vd., faltaría más. Podría hacerlo utilizando argumentos del tipo: "al Prof. Cabrales (supongo SES alto) le preocupa que sus hijos no logren mantener su posición de partida privilegiada por los elevados niveles de contaminación ("se lo pido por mis niños") aún cuando reconoce que, sobre las notas el efecto sea superior en el caso de los SES bajos, pero bueno, como ya lo tenían difícil, carece de importancia...".
        [Continúa]

  • Simplemente me quejo, por así decirlo, de que este hallazgo lo que hace es plantear muchas cuestiones.
    1. En mi interpretación permitiría constatar la ineficacia de las política social en el campo de la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior (o su eficacia según cual sea su orientación).
    2. La cuestión de la mayor incidencia del asma es lo que no acabo de ver muy claro. No sé si se justifica en base a condicionantes genéticos, en base a una mayor dificultad de acceso a los tratamientos adecuados combinada con una peor detección del problema médico, etc.
    Siguiendo con su ejemplo, si B(bajo,9.9) ha llegado a ser 9.9 supongo que habrá superado muchos exámenes y situaciones de tensión en las que, en algunas de ellas, habrá estado sometido a niveles de polución análogos a los del día del Bagrut (salvo que haya alguna diferencia en fechas significativa) dado que los exámenes se realizan en las escuelas no en entornos nuevos para el estudiante. Otra posibilidad que se me ocurre es que las notas previas sean más representativas en el caso de los SES altos, vamos la versión contraria a lo de que "las escuelas privadas inflan las notas" (ojo, desconozco la realidad del sistema educativo israelí).

    Muchas gracias por su tiempo y amabilidad.

    • 1. Es una triste realidad. Pero la evidencia dice que hay países, como los nórdicos, en los que SES de los padres predice mucho menos el resultado de los hijos. Así que se puede mejorar.
      2. No soy médico, así que no sé decir por qué hay más incidencia de asma entre varones o personas de SES más bajo. Sospecho que es una combinación del lugar en el que viven y las condiciones de atención médica, pero no estoy seguro. Eso sí, en el Bagrut no cuenta la nota de clase. El sistema español en el que las notas de clase cuentan para el ingreso a la universidad es, que yo sepa, muy anómalo.

Los comentarios están cerrados.