Nuevo Colaborador: Benito Arruñada

Hoy tenemos el placer de dar la bienvenida a un nuevo colaborador de nuestro blog: Benito Arruñada. Benito es catedrático de Organización de Empresas en la Universitat Pompeu Fabra y su investigación está a caballo entre el derecho, la economía y la ciencia de la organización. Ha publicado un centenar largo de artículos científicos en las mejores revistas de los tres campos (podéis ver su investigación aquí). Le hemos invitado porque su conocimiento sobre las instituciones y formas contractuales que permiten el milagro del intercambio económico, o simplemente una organización social fluida, van a dar un nuevo e interesante punto de vista a muchos problemas importantes en la actualidad. Yo tuve el placer de trabajar con él más de una década en Barcelona y estoy seguro de que nos hará pasar muy buenos ratos a todos con su pensamiento agudo y original.

Hay 2 comentarios
  • Mi enhorabuena al equipo de "Nada es gratis" por este gran fichaje. No lo digo como alumno suyo (hace nada menos que 24 años...), sino como seguidor y admirador de sus trabajos.

    Bienvenido, Benito.

    Un saludo.

  • Pues en lo poquito que me toca también le doy la bienvenida.
    Hace mucha falta reintroducir en los planes de estudios muchas materias de las que abordan sus trabajos y que se han ido abandonando. Los problemas son interdisciplinares.
    Revisando la lista de sus trabajos más recientes me ha gustado ver que dedica dos a la confesión católica y que, correctamente, nos recuerda el paso de confesión pública a relación privada.
    Recientemente hablaba de esto con un dominico muy crítico con todo lo que recuerde jerarquías y actos de control y me hacía la observación siguiente. La pérdida de la confesión anónima (realmente el caso para la mayoría de nosotros) coincide con el auge de las neurosis y con el carácter epidémico del consumo de estupefacciente y fármacos antidepresivos.
    Hay segmentos activos de la población cuyo 45% está medicado por estas causas. Indudablemente este tipo de "epidemia" (así la describen los psiquiatras) tiene que tener consecuencias económicas importantes.

    Bienvenido, profesor.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad