El lepenismo llega al Ministerio de Educación

Como hemos denunciado repetidamente, esta legislatura ha sido nefasta para la ciencia en España. Y como contaba Ramon Xifré ayer, ni siquiera mejora con la recuperación. Y no solamente es una cuestión de dinero, ahora además se toman decisiones anti-científicas que no ahorrarán ni el socorrido chocolate del Ministro de Hacienda.

¿Exagero? Lean esta Resolución de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades. Las becas para hacer el doctorado en España (becas FPU) a partir de ahora requerirán que "Los solicitantes extranjeros cuya lengua materna sea diferente del español, en el momento de presentación de las solicitudes, deberán estar en posesión de una acreditación oficial de nivel de idiomas de B2." Así que nada de extranjeros en el doctorado, aunque éste se imparta en inglés, la lengua internacional de la ciencia, a menos que dominen la lengua del Imperio donde no se ponía el sol.

Para ser justos, se admite que conozca alguna de las lenguas co-oficiales. Y, es verdad, los norteamericanos o los británicos frecuentemente piden que se sepa inglés para hacer el doctorado allá. En el caso británico por imposición del servicio de inmigración, que parece estar atacado de UKPismo. En Estados Unidos son las universidades las que deciden qué criterio emplean. Y esto debería ser lo natural en España también. Cada programa de doctorado debe decidir en qué lengua imparte la titulación, y qué necesitan saber los estudiantes. Si es filología aramea, pues arameo. Y si es filosofía germánica, pues alemán. Esto es totalmente lógico y normal, dado el tipo de investigación que van a realizar. Y en los muchos departamentos de economía y otras disciplinas que están realizando un loable esfuerzo de internacionalización, pues es lógico que pidan el inglés, y sólo el inglés, la lengua vehicular de una buena parte de la comunicación científica internacional.

Lo que no es normal son acciones como ésta de exigir certificados de conocimiento lingüístico español por parte de nuestros gestores. Por un lado certifican que la autonomía universitaria, o simplemente la libertad, les parece una abominación. Pero además demuestran que no entienden que la colaboración internacional es de gran importancia para la mejora de la productividad científica nacional. Y que en este contexto los estudiantes de doctorado extranjeros son cruciales para conseguir esa mejora, como muestra el caso americano. O eso, o el lepenismo se ha instalado ya en el Ministerio de Educación. Cualquiera que sea la explicación, es realmente muy triste.

Hay 34 comentarios
  • Totalmente de acuerdo. La unica duda que me queda es, el autor de esta resolucion, ha tomado esta decision por ignorancia o por maldad? O por una combinacion lineal de ambas?

    • Durante la presidencia de Bush el Pequeño, se creo el neologismo "malcompetencia" para definir el comportamiento de su gobierno. Parece muy apropiado también para el gobierno Rajoy...

  • Mi opinión, compartida con otros compañeros, es que esta barbaridad tiene que ver con el deseo del Ministerio de asegurar que los becarios sean capaces de llevar a cabo sin problemas sus tareas de colaboración docente. Pero eso aún agrava más la situación, ya que el Ministerio con ello demuestra su total ignorancia sobre la realidad universitaria: primero, utilizando el concepto de "lengua vehicular", que no tiene ningún sentido a nivel universitario; y, segundo, ignorando el hecho de que una parte creciente de la docencia universitaria se está impartiendo en inglés (o en otros idiomas en el caso, por ejemplo, de las titulaciones de Filología), con lo que el conocimiento del castellano (o de las lenguas cooficiales) no es en absoluto imprescindible para impartir docencia en muchas universidades españolas.
    En resumen, una muestra de ignorancia supina sobre la realidad universitaria que se supone que tienen que gestionar y un ataque en la línea de flotación a las estrategias de internacionalización que contra viento y marea están llevando a cabo algunas universidades y programas de Doctorado de nuestro país. Triste, realmente muy triste...

  • Creo que parten de dos errores:
    - Considerar al becario de investigación como un docente, no como un investigador en formación que colabora en la docencia
    - Ignorar totalmente la docencia en inglés que ya existe en muchas universidades, y en muchas otras lenguas en ámbitos humanísticos.

  • Creo que el asunto es aún más grave puesto que existe un cupo de 30 ayudas a los estudiantes no comunitarios...
    " Se convocan 850 ayudas de las que 17 de ellas se reservan a estudiantes con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento y un máximo de 30 ayudas podrán ser concedidas a ciudadanos extranjeros no comunitarios en situación de residencia en España. Las ayudas no cubiertas en los dos grupos de reserva se acumularán al grupo general."

    • Me sabe mal decirlo, pero vaya país de pandereta. Si no lo veo no lo creo, como se puede llegar a tal grado de desconocimiento del mundo científico para no darse cuenta del beneficio que supone atraer a España a doctorandos brillantes, como si vienen de Marte! Y no es que precisamente nos sobren los estudiantes de doctorado extranjeros, cerca del 77% de nuestros doctorandos son españoles.

      Y por cierto, casi mejor si no hablan castellano, a ver si así los nativos practicamos un poco el inglés, que falta nos hace, parece que no nos enteramos del mundo en el que vivimos.

      M.

  • Una aclaración, por favor. Por el post entiendo que Juan García no puede realizar un doctorado en filología hispánica en UK si no sabe inglés. Ergo Juan García no obtendrá una beca británica para realizar ese doctorado. Y eso está bien.
    Sin embargo, David Smith sí que puede realizar un doctorado en filología inglesa en la Universidad de Extremadura, a pesar de no saber español. Pero no puede obtener una beca de Formación de Profesorado Universitario (FPU, que las FPI son otras). Y eso está mal.
    Gracias por la aclaración.

    • Mi prima, María López Cabrales, es doctora por la universidad de Pittsburgh y profesora de literatura española en Colorado. NADIE le ha pedido NUNCA que demuestre que habla inglés. Ni falta que hace. El caso británico ya lo he descrito como UKIPista, que es la versión británica del Lepenismo. Es lamentable y peor para ellos, claro está. Pero note que cuando tienes cola para entrar en tus universidades, dos entre las 10 primeras del mundo, y 6 entre las 50 primeras te puedes permitir algunos lujos. Lujos que en un mundo competitivo te van a costar caro, pero que España NO puede permitirse.

      • Me alegra saber que su prima hermana, a pesar de no saber Inglés, se doctorase en Pittsburgh gracias a una beca de investigación costeada por el gobierno estadounidense.
        Gracias por disipar mis dudas.

        • Yaveo:
          Desearía que dilucidara los siguientes puntos:
          A. ¿En qué parte de su comentario previo indica el Sr. Cabrales que su familiar no sabe inglés -con minúscula en castellano, por cierto- o cualquier otro idioma?
          B. ¿Sabe Vd. cómo accedió MLC al doctorado en la universidad de Pittsburgh? Yo no, pero si Vd. lo sabe, indíquelo por favor.
          Gracias.

          • Sr./Sra. Aciex,
            tiene usted toda la razón. Me dejé llevar. El post trata de lo sencillo que es en los países civilizados conseguir una FPU (o equivalente). Olvidé que los estados unidos de América, en su "Carta Magna", no tiene establecido un idioma oficial. Ese olvido, unido a que el Sr. Cabrales aludió a su prima, me llevó a esta errónea conclusión. Supongo que, al mencionar la situación de su familiar, el Sr. Cabrales también olvidó tal fenómeno.
            En cualquier caso, imagino que su prima (no de usted, se sobreentiende) obtuvo una beca equivalente a las FPU españolas financiadas con fondos públicos estadounidenses. De otra forma no se justifican los argumentos esgrimidos. Recuerde que el hilo conductor del post (recuerde que es financiación estatal de profesorado universitario en prácticas, que parece que a muchos se les olvida...)

            • Ya Veo:
              Vuelve a errar.
              En el post se indica claramente que
              "En Estados Unidos son las universidades las que deciden qué criterio emplean. Y esto debería ser lo natural en España también. Cada programa de doctorado debe decidir en qué lengua imparte la titulación, y qué necesitan saber los estudiantes"
              El hilo conductor del post es, precisamente, recalcar lo absurdo de que en España se imponga esta barrera a priori en vez de incentivar que los mejores y más brillantes doctorandos acudan a a nuestro país y durante su estancia -o su permanencia, si se quedan- se les facilite la oportuna formación en nuestro idioma. Let'em come, man!;)

    • A efectos teóricos, las FPU difieren de las FPI en que (a) tienen la finalidad de formar futuros profesores universitarios tanto en docencia como en investigación para (b) su futura incorporación al sistema universitario español.
      A efectos prácticos, al becario se le exige acreditar su labor investigadora y docente. No se espera de él que participe en cursos de capacitación docente ni en seminarios de calidad de la docencia ni que desarrolle nuevas prácticas docentes. Sólo que dé clase (cuántas más mejor). Ahora dígame usted en cuál de estas labores el señor David Smith está menos cualificado que el señor Daniel García para (i) obtener el título de doctor en Filología Inglesa y (ii) impartir clases en ese área. Es más como ya tiene que ser un tipo raro este David Smith seguramente esté más interesado en quedarse como Profesor Ayudante una vez finalizado su doctorado que Daniel García que tras recibir la FPU decidió buscar trabajo en el extranjero...

  • Mi pareja renunció a una beca de doctorado en IT en Singapur y se vino a Barcelona a hacerlo en la UPF (pagándoselo el). Una vez aquí, aunque él podía hacer el doctorado en inglés, se encontró con que la lengua utilizada en reuniones, correos electrónicos, publicaciones etc... era el castellano y se le ignoraba y despreciaba sistemáticamente. También se le comentaba que tenía un problema porque no hablaba español. Al final nos tuvimos que ir a Australia donde pudo escoger entre dos universidades que le concedieron una beca de doctorado. En Australia, además de darle la beca, se le ha tratado con el respeto que se merece y se ha sacado el doctorado en 3 años (cuando en la UPF se le comentaba que en 3 años era imposible). Estudiantes brillantes asiáticos con becas en sus paises de origen renuncian a venir a España a estudiar porque ya saben que se pueden encontrar con este problema. "Spain is highly UNrecommended" es lo que se comenta entre muchos de ellos cuando se plantean la posibilidad de estudiar en España.

  • Como sabe en Cataluña se exige el nivel C de catalán para ser profesor de universidad (y para muchas otras cosas). Quizá sería más correcto hablar de Pujolismo/Masismo/Junquerismo, etc... en vez de lepenismo.

    • Si te has leído mi caso, en Cataluña tenemos Lepenismo+Pujolismo combinados. Pero aún tenemos que sufrir un poco más de lepenismo. Ahora mi pareja vive y trabaja en Cataluña con normalidad (en casa hablamos catalán y en el trabajo utiliza solo inglés), pero para la nacionalidad española tiene que acreditar conocimientos de castellano. ¿Hablando catalán solamente no se puede ser español? Mis abuelos no tuvieron ningún problema pero por lo visto en democracia solo se pude ser español si se utiliza la lengua de Cervantes.

      • Art. 3 de la Constitución española. Probablemente uno de los primeros que deberían ser reformados...

      • En fin, no sé qué tiene que ver el pedir conocimiento de una lengua para una beca con pedirlo para la nacionalidad. Aunque realmente lo que nos cuenta son los problemas de su pareja (que no tienen nada que ver con exigir conocimientos de español para la beca), y que parecen dar la razón al requisito que se exige (si al final vas a tener que hablar español por narices, mejor que te lo pidan desde el principio).

        "¿Hablando catalán solamente no se puede ser español?" Sí, obviamente sí. Nadie va a perder su nacionalidad por no saber español, o por hablar sólo catalán o ruso. Paso todas las mañanas por una guardería llena de españoles que no sabes español.
        "... pero por lo visto en democracia solo se pude ser español si se utiliza la lengua de Cervantes." Pues no, el art. 3 de la CE dice "Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla." Ningún español va a dejar de serlo por no utilizar el español o por usar sólo otra.
        Ahora bien, no estoy en desacuerdo con usted (si es lo que quiere decir) que ya que se exige el conocimiento de una lengua, en las CCAA con idiomas cooficiales, se exija la oficial o la cooficial.
        Un saludo.
        Un saludo.

    • Creo que el tema era la internacionalización de las universidades españolas y el castellano. La universidad española con mayor porcentaje de profesorado extranjero lo tiene precisamente la UPF (catalana). También creo recordar haber leído que el 40% del profesorado extranjero en universidades españolas trabaja en universidades catalanas. Obviamente el catalán no es el principal obstáculo en la internacionalización de las universidades españolas. En mi caso (y concretamente en la UPF) lo fué el castellano, y no por temas legales si no por pura dejadez de los responsables del doctorado y alumnos con bajos conocimientos de inglés.

    • Es indignante. En mi departamento, sobre el 90% de los estudiantes de posgrado no son españoles. Esto lo consideramos como un éxito del programa. ¿Por qué ponérselo difícil? Por cierto, soy profesora en Cataluña, y nunca he tenido que demostrar un nivel de catalán.

  • Este proceder reglamentario qué cree actuar para la promoción del bien, olvidando que la busqueda de la bondad debe ser el tamiz de las decisiones, señala la importante necesidad que tiene el aprendizaje filosófico en la formación de los estudiantes y estudiosos. Solemos contemplar con preocupación como, la normativa aprobada, va dejando una larga serie de perjudicados a causa de la discriminación institucional al borde del sendero legislativo. Abundantes ejemplos han puesto ustedes mismo de manifiesto en este espacio. Muchas gracias.

  • Pues, a mi me carga tanto progre y pseudo científico. Quizá os creeis más listos, avanzados y progres porque todo os lo coméis en inglés. Pago mis impuestos y veo que webs institucionales pagadas con dinero público publican todos sus "papers" en inglés, sin traducción alguna al español. No tengo por qué saber inglés y tengo derecho a que lo que pago se publique TAMBIÉN en español, la lengua oficial de España. Quizá vosotros sepáis inglés porque yo estaba currando y cotizando para que con mis impuestos pudieseis estudiar en el extranjero y aprender idiomas.

    • Esas webs son de comunicación entre científicos y por tanto se hacen en inglés. La comunicación con el público en general la hacemos en español como aquí. Lo que es realmente triste es que los políticos no se encargaran de que aprendiera usted inglés con sus impuestos. Creo que es mejor canalizar contra ellos el resentimiento por esa carencia.

  • Alguien brillante seguramente sea capaz de tener un conocimiento medio de la segunda lengua del planeta (que no estamos hablando de hacer aprender checo o maltés), y eso también es internacionalización. Un B2 implica que el interesado sea capaz de tener una conversación en español, pero no exige un dominio bilingüe, ni siquiera demasiado avanzado, así que no me parece que sea un requisito exagerado. La beca es de Formación del Profesorado Universitario, y la docencia se imparte en un 90% de los casos en español, así que es razonable que se exija un mínimo conocimiento para poder interactuar con los alumnos.

    • La docencia se imparte en lenguas diferentes en diferentes universidades. Es típico del pensamiento único español pretender imponer a todo el mundo los mismos procedimientos, y desde el ministerio. Si la universidad A quiere imponer el requisito para que los doctorandos impartan docencia en español, o catalán, o euskera, bienvenidas sean. Para eso el representante legal de la institución tiene que aceptar la solicitud. Pero se me hace dificilísimo entender por qué tenemos que poner a todo el mundo el mismo traje.

      • El primer y elemental punto es que el que financia la FPU es el Ministerio de Educación, no el Departamento de destino, y por lo tanto que el Ministerio tenga algo que decir en los requisitos mínimos de los solicitantes es razonable. Y este Ministerio que financia la FPU tiene como una de sus funciones principales la promoción del español, que es uno de los idiomas más hablados del mundo, y que no se me ocurre ningún motivo por el cual no pueda ser un idioma de ciencia.

        El segundo punto, no respondido, es que, salvo casos verdaderamente excepcionales, el solicitante sí va a necesitar un cierto dominio del español para poder desempeñar sus tareas (¡que incluyen la docencia!). Anda que no estaremos cansados de ver estudiantes de intercambio, extranjeros, y demás que son incapaces de manejarse en español y pasan por la universidad sin enterarse ni de por donde sopla el viento; y esto es un desperdicio tremendo de recursos, de un lado, y de tiempo, del otro.

        Y finalmente, que el nivel de español que se pide es relativamente modesto, probablemente el mínimo imprescindible para hacerse entender. No creo que haga falta un esfuerzo sobrehumano para alcanzar un B2.

        • Quizas el tema sea dilucidar si la prioridad a la hora de otorgar ese dinero sea la promocion del castellano o el incremento en calidad y competitividad de la universidad española.
          Personalmente me inclino por la segunda y veo el asunto el caso tipico y ya denunciado en el blog de ¿pero no esta esto legislado? ... ¡Legislacion al canto! ??¡Cuanto mas mejor!

      • Bueno, en algunos lugares no son las universidades las que establecen los requisitos lingüísticos para la docencia. Por ejemplo en Cataluña -y aprovecho para responder a Libertad- están establecidos en el DECRET128/2010, de 14 de setembre, sobre l’acreditació del coneixement lingüístic del professorat de les universitats del sistema universitari de Catalunya.

        http://www.gencat.cat/eadop/imatges/5716/10209023.pdf

        Como está bastante claro creo que sobran los comentarios, pero creo que lo lepenismo suena bastante a echar balones fuera.

  • Un ejemplo que muestra que somos más Lepenistas que los Lepenistas. Solemos creer que Francia pone un montón de problemas a los que no saben francés (y en parte es cierto).
    Pero yo hice el doctorado en una universidad francesa. Llegué sabiendo lo justo de francés y, además del contrato de doctorado, pude hacer la formación de profesorado. Allí se llama (o entonces se llamaba) el "monitorat" que supone hasta 96h de docencia al año, cursos y 420 euros al mes de sobresueldo. Nadie me exigió que supiese francés antes de llegar (aunque en la entrevista me preguntaron si tenía la intención de aprender). También sé de escuelas y universidades que han eliminado los requisitos de francés previos para los concours a maître de conférences (p.ej Centrale o Normale Sup) o para tenure tracks (École de Mines)

  • A mi me parece que lo que tiene poca defensa, en general, es la centralización de las convocatorias FPU y FPI.

  • Necesito una aclaración: entiendo que el Ministerio no dicta quien puede o no puede realizar un doctorado en una Universidad española si no, "solamente" quien puede acceder a las becas del ministerio para realizarlo.

    Si es así, la acusación de que "certifican que la autonomía universitaria, o simplemente la libertad, les parece una abominación" parece un poco exagerada (al menos por esto, no tengo duda de que, en líneas generales es así para cualquier Gobierno).

    En un debate más amplio, la adjudicación de becas ¿debería corresponder al Ministerio o a cada Universidad?

  • Yo, sobre la maldad de la medida, no voy a hablar. Seguramente sea muy mala y sea fruto de la ignorancia o de veleidades imperialistas o simplemente de mala leche.
    De lo que sí quiero hablar es de ciertas expresiones que me parecen un tanto desacertadas... ¿de verdad que el lepenismo se reduce a exigir conocer un idioma? ¿no es mucho más y mucho más peligroso que eso? ¿tiene sentido llamar a esa exigencia lepenista? No. Como dice alguien por ahí, el mundo está enfermo de énfasis.
    Es como lo de llamar a la decisión anti-científica ¿hay un estudio científico que demuestre que la medida es anti-científica? Pero ¿contra la ciencia en general, o contra la ciencia que se hace en España, o contra España como generadora de ciencia?
    Por otro lado, también estaré equivocado, pero me suena que lo de lengua del imperio es de Nebrija, y lo de que no se pone el sol de Felipe II; algo alejados en el tiempo para juntar la frase y dar una imagen de carcas tenebrosos inquisitoriales.
    En fin, que me parece muy bien la crítica a medidas cuya efectividad es dudable, pero a mí, tanta exageración sin fundamentar, me hace dudar de dicha crítica o del crítico.
    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad