El Estatut: identidad nacional, balanzas fiscales y educación

Parece que por fin se ha hecho pública de manera completa (aquí) la sentencia sobre el recurso de inconstitucionalidad del Estatut que ya se avanzó hace un par de semanas (aquí). Aunque el asunto tiene un trasfondo de técnica legal que no puedo juzgar bien, las implicaciones económicas son demasiado importantes para que no comentemos algo. Intentaré ceñirme al análisis de los temas en juego, sin entrar en valoraciones. Y me voy a concentrar en dos de los artículos declarados inconstitucionales: el que tiene que ver con la preferencia de la lengua catalana en la Administración, la educación y los medios de comunicación públicos, y el que tiene que ver con que la contribución a los servicios públicos esenciales dependerá de un esfuerzo fiscal similar por parte de todas las comunidades.

Comenzaré por el segundo asunto, que me parece estar en el origen de una buena parte de los problemas nacionales de España (y ya puestos, de otros países como Bélgica o Italia). El apartado 3 del artículo 206 del Estatut dice:

Los recursos financieros de que disponga la Generalitat podrán ajustarse para que el sistema estatal de financiación disponga de recursos suficientes para garantizar la nivelación y solidaridad a las demás Comunidades Autónomas, con el fin de que los servicios de educación, sanidad y otros servicios sociales esenciales del Estado del bienestar prestados por los diferentes gobiernos autonómicos puedan alcanzar niveles similares en el conjunto del Estado, siempre y cuando lleven a cabo un esfuerzo fiscal también similar. En la misma forma y si procede, la Generalitat recibirá recursos de los mecanismos de nivelación y solidaridad. Los citados niveles serán fijados por el Estado.

El alto tribunal ha decidido que el inciso siempre y cuando lleven a cabo un esfuerzo fiscal también similar es inconstitucional. La propia sentencia argumenta:

Tal restricción limitaría la eficacia de la política de solidaridad, con las dificultades añadidas por la circunstancia de que no se define qué es el “esfuerzo fiscal similar”, y sería, además, una restricción no prevista en el bloque de la constitucionalidad. Además el precepto recurrido contrae la política de nivelación a tres sectores concretos (sanidad, educación y otros servicios sociales esenciales)

En las economías modernas se hace mucha redistribución de la renta por vía del gasto público. Los impuestos se recaudan sobre la base de la renta de los individuos, a menudo de forma muy progresiva. Es decir, el porcentaje de impuestos pagados respecto a la renta aumenta conforme lo hace ésta. Al mismo tiempo los gastos por cada individuo son parecidos. Los servicios educativos o sanitarios que presta el Estado no son mejores si uno tiene una renta mayor. Esto genera, de manera automática, un déficit en todas aquellas circunscripciones geográficas en las que se concentran grupos de individuos con mayor nivel de renta. Los catalanes en su conjunto pagan más impuestos de los gastos que el Estado efectúa en (o para) Cataluña. Lo mismo les sucede a los valencianos, a los habitantes de los municipios de Sant Cugat del Vallès, o Pozuelo de Alarcón (incluso respecto a sus comunidades autónomas), o hasta los barrios de Sant Gervasi (Barcelona) o Salamanca (Madrid). Para las comunidades autónomas el Instituto de Estudios Fiscales ha documentado con gran detalle el tamaño de este déficit fiscal, que resultó ser la nada despreciable cifra del 6.38% del PIB de Cataluña.

Un déficit de esta magnitud es suficiente para que cualquier político profesional intente por lo menos mitigarlo obligando a que la contribución solidaria se limite teniendo en cuenta el esfuerzo fiscal o lo que sea. Mucho depende, como dice el tribunal, de cómo se defina este esfuerzo. Antonio Zabalza hizo ya en el año 2006 unas simulaciones de los resultados que podrían producir distintas definiciones, (un artículo anterior de Zabalza con índices de esfuerzo fiscal relativos por comunidades). Curiosamente, en ninguna de las simulaciones de Zabalza parece que los resultados para Cataluña llegaran a ser significativamente distintos a los de la situación actual.

A muchos economistas les molesta el énfasis en las balanzas fiscales interregionales o intermunicipales. Los que pagan impuestos o reciben beneficios son los ciudadanos, no las comunidades o los ayuntamientos. Pero este enfoque ignora un punto importante, si lo único importante son los individuos, ¿por qué un ciudadano español tiene derecho a la solidaridad de otro español pero un camerunés no la tiene? Las cifras oficiales de ayuda al desarrollo de España son del 0.43% de PIB. Esto está muy lejos del déficit fiscal del 6.38% de Cataluña hacia el resto de España. Por tanto, la diferencia debe ser que Cataluña es parte de España. Esto ilustra mejor que nada por qué la identidad nacional es tan impotante: el votante mediano acepta mejor la redistribucion de Barcelona a Mérida (o, si es nacionalista, de Barcelona a Lleida) que la redistribucion de Barcelona a Yaoundé (la capital de Camerún).

En el apartado 1 del artículo 6 se dice:

La lengua propia de Cataluña es el catalán. Como tal, el catalán es la lengua de uso normal y preferente de las Administraciones públicas y de los medios de comunicación públicos de Cataluña, y es también la lengua normalmente utilizada como vehicular y de aprendizaje en la enseñanza.

El tribunal declara inconstitucional la expresión y preferente. No voy a entrar en el detalle de la argumentación jurídica. Me parece que la cuestión de la enseñanza de la lengua y en la lengua es central para la cuestión de la identidad nacional y, como decía antes, ésta es a su vez central para que perdure la solidaridad nacional. Sin ella, las comunidades receptoras del déficit fiscal recibirían una cantidad mucho menor.

¿Y por qué pienso que la inmersión lingüística es tan importante para la identidad nacional? Al fin y al cabo, seguro que muchos lectores han estudiado en el liceo francés o han enviado a sus hijos al colegio alemán sin que a los pocos años se hayan lanzado a pedir la nacionalidad alemana o francesa. Tengo dos razones para pensarlo. La primera es que si ese tipo de educación no tuviera implicaciones políticas de primer orden no generaría unos debates políticos tan elevados de tono. Ni una resistencia tan cerrada a ni siquiera considerar otro modelo educativo.

Pero hay una razón de más peso. Un artículo reciente de Irma Clots y Paolo Masella estudia el efecto de la educación en la identidad nacional. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pregunta a los ciudadanos de Cataluña si se sienten sólo catalanes, más catalanes que españoles, igual de catalanes que españoles, más españoles que catalanes o sólo catalanes. La respuesta a esta pregunta es lo que podemos utilizar para identificar la identidad nacional de los encuestados. La encuesta del CIS además tiene una buena cantidad de variables socioeconómicas para evaluar el efecto de la exposición al sistema educativo. Dado que la inmersión lingüística comenzó en 1983, algunos individuos no se vieron expuestos al sistema por su edad, y otros solamente durante una parte de su vida. Asimismo, dado que unas personas abandonan la escuela antes que otras, la exposición al sistema varía incluso dentro de un grupo de edad. Es esta variación en la exposición entre cohortes de edad y dentro de las mismas es la que explotan los autores para identificar el efecto sobre la identidad nacional de la política educativa.

Los resultados se pueden ver en el siguiente gráfico, que es la figura 3 del artículo.

Identidad nacional y años de exposición al sistema
Identidad nacional y años de exposición al sistema

En el eje horizontal se ve el número de años de exposición al sistema educativo, y en el horizontal la probabilidad de contestar que sí a la pregunta (de izquierda a derecha y de arriba abajo empezando por sólo español y acabando por sólo catalán). Por ejemplo, la probabilidad de sentirse tan catalán como español pasa de un 50% para los que no se han visto expuestos al sistema a un 20% para los que se han educado 12 años en el mismo (es decir, han llegado a completar toda la trayectoria hasta llegar a la universidad) y a un 30% si completan la enseñanza obligatoria (10 años de exposición).

Otro resultado interesante se ve en la tabla 3 del artículo. En ella se refleja la probabilidad de cada respuesta para grupos con 0 y 12 años de exposición y con y sin padres de origen catalán. La columna 1 por ejemplo nos enseña las probabilidades para individuos con padres catalanes y sin exposición al sistema. La columna 4 las probabilidades para individuos con padres no catalanes y 12 años de exposición al sistema. Los números son prácticamente idénticos, y la lección es clara: el sistema escolar hace de sustituto perfecto de un sentimiento nacional creado de manera doméstica.

Los resultados son tan claros que no precisan comentario. Esta es la razón por la que la discusión política sobre la cuestión es tan enconada y tiene tan difícil solución. Yo al menos no la veo. Otra enseñanza de este artículo, por cierto, es que la integración de los inmigrantes a España pasa en buena medida por un sistema escolar que se tome tan en serio esta labor integradora como lo hace el catalán con Cataluña.

Antonio Cabrales

Doctor en Economía por la Universidad de California, San Diego (1993). Actualmente es Profesor del departamento de economía de la University College London e Investigador Afiliado del CEPR. Sus áreas de investigación se centran en la Economía de las organizaciones, el diseño de instituciones, economía del comportamiento y economía experimental.

Hay 46 comentarios
  • "Los resultados son tan claros que no precisan comentario"

    Pues... a lo mejor no son tan claros y sí precisan comentario 😉

    1983 es también el año en el que acaba la primera fase de la Transición y, con ello, se entra en la normalidad política donde ser comunista o nacionalista ya no solamente es legal, sino que se ve como algo completamente normal y, ante todo, exento de riesgo.

    En los años siguientes aparecen las autonomías y la correspondiente descentralización de poder, algo en absoluto despreciable.

    Y a partir de 1996 el Partido Popular empieza su singular cruzada para empujar a los ciudadanos más agnósticos en materia de identidades hacia uno u otro nacionalismo. Después de dos gobiernos del Presidente Aznar, el último con mayoría absoluta, ERC dobla sus representantes en Catalunya en 2003 (de 12 a 23) y los multiplica por 8 sus diputados en Madrid en 2004 (de 1 a 8).

    Atribuir todo el "mérito" del incremento del socialismo a la inmersión lingüística (y más cuando en la calle el Castellano sigue siendo hegemónico) me parece algo parcial. Sin duda hay muchas más variables, y el contexto (el ambiente) político es, en mi opinión, mucho más potente.

  • Ismael, todo el mundo se vio expuesto a esas variables de contexto. Y sin embargo la identidad nacional de los más expuestos al sistema de educación cambió más que la de los otros. Es lo que tiene tener una buena estrategia de identificación empírica. Para negarla tendrías que encontrar otra variable exógena que afectara más a los que han estado expuestos más tiempo al sistema educativo. Que yo sepa no existe.

  • ¡Huy! En mi comentario, donde dice "Atribuir todo el “mérito” del incremento del socialismo" debería decir "Atribuir todo el “mérito” del incremento del sentimiento identitario / nacionalismo".

    No niego el efecto del sistema educativo (al contrario). Pero creo que, como sucede en muchas variables donde la componente temporal es importante, si repitiésemos el estudio cambiando exposición al sistema por edad probablemente tendríamos resultados similares (habría que preguntarle a los autores).

    Sinceramente, creo que pasan demasiadas cosas a partir de 1983 -- y muchas de ellas correlacionadas -- como para atribuir toda/tanta causabilidad a una única variable.

    Aunque, insisto, creo también que el contexto educativo tiene que haber tenido un impacto y, además, importante.

  • Creo que el punto más importante citado en el post es la labor integradora de la sociedad catalana. L integración es histórica en la sociedad catalana, formada per aluviones históricas de emigrantes, desde fenicios, pasando por griegos, romanos árabes, franceses,... El sistema único escolar catalán quiso evitar dos escuelas que a la larga estarían enfrentadas, una en catalán y otra en castellano. Cuando se tomó la decisión se quiso evitar una escuela en castellano de menor calidad por el hecho de que los usuarios eran en su totalidad hijos de emigrantes. El éxito de tal decisión ha sido evitar el enfrentamiento de la sociedad catalana por cuestión de lengua, cosa que ha sido completamente diferente en el País Vasco.
    La integración en la escuela hoy tiene si cabe aún más importancia debido a que las últimas olas emigrantes són más potentes. Acabar con esta política significa acabar con la tolerancia de la sociedad catalana, seguramente su mejor virtud.

  • Me temo, querido amigo, que con este tema te has metido en un berenjenal; por cierto, bastante alejado del espíritu del blog. Aunque eso lo decides tu, con todo el derecho del mundo.

    Fascina ver que los integrantes del TC, por vez primera han tenido que leer la Constitución y el Estatut, para poder redactar un dictamen con un poco de sentido común y para fingir que no lo hacían con las vísceras. Porque la realidad es que todos las tenemos y nos dejamos arrastrar por ellas -excepto, claro está, Miguel del Bosque-. Y es que todos tenemos nuestro grado de estupidez.

    Es evidente que el Estatut es inconstitucional y que sus creadores eran estúpidos o conscientes que estaban lanzando una provocación al poder central.
    Yo me leí el Estatut de cabo a rabo, igual como hice en su día con la Constitución, algo que la mayoría de nuestros congresistas, esos que cobran para patalear y gritar cuando habla alguien del gobierno, no había hecho. Pero claro, tampoco lo había leído gran parte de los del partido en el poder, así como los que votaron a su favor en las Corts catalanas o la mayoría que refrendó tanto uno como otro y hoy se rasga las vestiduras. Mucho me temo que ni Rajoy lo hizo, confiando más en la opinión de su primo.

    Ahora, y entrando de lleno en el berenjenal que te hablaba, pienso que España tiene un problema. El TC ha respondido a la provocación de unos políticos, con otra provocación; pero esta vez a toda una ciudadanía.
    Algunos políticos catalanes, de todos conocidos y que considero los más inteligentes, se friegan las manos. Han conseguido lo que querían: que la gente descubra que la Constitución española obliga más que defiende y que sus padres eran unos completos represores, que veían a la ciudadanía como un ente a dirigir y a convencer, y solo consultarle lo que previamente estaba cocinado. Han conseguido que solo quede una solución: la ruptura, negociada o no.
    Veremos cómo termina el asunto, porque, como todos sabemos, las cosas hacen efecto cuando maduran y se enfrían.

    Fue bonito ver ayer a Xavi y Puyol con su bandera, después de defender y hacer suya la otra, y a Casillas abrazarlos con bandera incluida.
    Yo, con las banderas haría otras cosas, y más sabiendo de qué están hechas y quien las fabrica -que por algo me dedico al ramo- No obstante me satisfizo ver que la gente que viaja y comparte, puede estar en todo, sin perder la compostura ni el sentido de la realidad.

  • A ver a ver a ver. Sobre la segunda parte del artículo. ¿Se trata de una única encuesta del CIS en que se pregunta qué se sienten los encuestados y se cruza con los años de inmersión, o de una evolución de esta pregunta desde 1983?

    Si es lo primero, una información estática, la respuesta evidente es que los hijos de catalanes tienden a educarse más años y a sentirse preferentemente catalanes; mientras que los hijos de inmigrantes tienden a estudiar menos años y a sentirse más españoles. Esto no supone ninguna influencia "adoctrinante" de la educación en catalán, sino que muestra los datos evidentes de dos grupos socioeconómicos distintos. Igualmente, los hijos de inmigrantes compran más Seat León amarillos, y los hijos de catalanes más discos de Manel, sin que haya que suponer que el Seat León o el grupo barcelonés haga cambiar conciencias.

    Supongo que es lo segundo, una evolución histórica de la identidad, porque lo escrito en mi párrafo anterior me parece obvio.

  • El artículo de Irma Clots y paolo Masella no se aguanta. Si la misma pregunta de si se siente más español la correlaciona con el aumento de vuelos del aeropuerto del Prat también va dar el mismo resultado. La identificación en Cataluña y el alejamiento del nacionalismo español se debe en gran parte a que no compartimos la misma información ni opinión. El dia que toda Cataluña solo tenga la información del diario El Mundo o La Razón, o que solamente vea el canal de televisión Intereconomía o Canal Madrid, aquel dia la curva empezará a cambiar. Mientras los periódicos catalanes sean los que son, y la información se realice dentro de Cataluña, la curva de identificación será la que es, pudiendo correlacionarla con el aumento de la temperatura de la Tierra o con la variable fija que se quiera.

  • Yo para analizar el tema de la lengua creo que es suficiente con recurrir al Friedman del artículo de Friedman del 53. O expresado en términos de película “Porque lo llaman amor cuando quieren decir sexo”. La lengua juega un papel fundamental de cierre del mercado de trabajo catalán para el resto de los españoles. O dicho en términos futbolísticos, mientras que los catalanes juegan en dos ligas el resto de los españoles solo lo hacemos en una.
    Supongo que muy pocos de vosotros habrá oído hablar del trabajo de Paul Willis sobre la transición al mercado de trabajo de los hijos “malos estudiantes” de la clase obrera. En su comienzo se planteaba que lo difícil de explicar no era tanto como los hijos de la clase medía consiguen trabajos de clase medía sino por qué los demás les dejan.
    Del mismo modo, en mi opinión, lo difícil de explicar no es porque los catalonohablantes defienden el catalán como fielato lingüístico –los beneficios para ellos son evidentes- sino porque los demás les dejamos.

  • Bueno, antes de todo esto hay dos cosas básicas. Uno, el TC ha dicho que las dos lenguas oficiales de Cataluña, español y catalán, deben ser vehiculares en la escuela. Es decir, no hay opción a dos comunidades lingüísticas. Y esto no se cumple, donde desde la Generalidad se inmersiona obligatoriamente a todos los niños en catalán. Y dos, la mezcla entre lengua y política, en Cataluña, la instauró Pujol con la ayuda del PP -Política Lingüística del año 1998, por ejemplo- y de ERC, según le convenía, y la vergüenza de esconder la cabeza del PSC. Esto es mucho más sencillo, lo que pasa es que a los nacionalistas no les interesa separar por un lado el tema lingüístico y de libertad individual y, por otro, la política.

  • Hombre, afirmar que la única variable relevante es los años de escolarización teniendo en cuenta el año 1983 me parece, como poco, exagerado. Solamente 5 años atrás se instauró algo con olor a democracia. Antes de dicha fecha, hablar catalán estaba punido. Claro que por aquellas fechas cambiaron muchas cosas, y lo de que no te dejaran ser catalán era una de ellas, no solamente que la educación se hiciera en catalán.

    Si eras un niño en 1978, en casa no escuchabas muy a menudo proclamas catalanistas, digo yo, para que el padre no se fuera a ver el calabozo, mientras que a partir de 1979 seguramente hubo más diálogo al respecto en muchas casas.

  • Joan Vila:

    No entiendo el concepto que expones de que una escuela en castellano sería de menor calidad que una en catalán. Debe ser que me falta seny. La tolerancia de la sociedad catalana es ciertamente admirable. ¿Porqué no lo es la de sus políticos? Resulta curioso ver cómo en la comunidad valenciana, en la que el porcentaje de población catalanohablante es similar a cataluña, tanto en cantidad como en distribución rural/urbana, no existen los problemas que existen en cataluña. Debe ser que se pasan el día pensando en polvora.

    El concepto que subyace en la sentencia del TC no es ni más ni menos que la igualdad de los españoles. Especialmente ante la ley. No se puede legislar algo que es de natural injusto. Y no es justo que a una persona en su propio país se le prohiba comunicarse con la administración en la lengua oficial del estado. No es justo que en mi país no pueda formarme en mi lengua materna, que es oficial del estado. No es justo que los impuestos de unos sean para todos y los de otros sean sólo para una parte.

    Las leyes están para cumplirlas, y la ley especifíca que el tribunal constitucional dirime este tipo de conflictos. Si a los catalanes no les gusta la ley, que hagan una iniciativa legislativa para provocar un cambio en la constitución, pero que respeten la ley. Porque el respeto a las leyes es la verdadera raíz de la democracia, ya que si uno se salta la ley a la torera y no sucede nada, ¿qué evita que el resto lo hagamos?

    Y todo esto, que me juego medio huevo a que lo suscribiría el 99% de los ciudadanos de lo que denominamos "occidente", es lo que se ha dado en denominar el "discurso de la caverna españolista" del PP + Pepe Bono.

    P.D. A mi amigo Javi, hijo de aragoneses, en su escuela de Reus le decían que si Cataluña se independizara sería más próspera porque el dinero que los catalanes dan al resto de España se quedaría para ellos. Dicho por el, que es bastante nacionalista (catalán). ¿Me lo desmienten?

  • Enric, donde dices "Si es lo primero, una información estática, la respuesta evidente es que los hijos de catalanes tienden a educarse más años y a sentirse preferentemente catalanes; mientras que los hijos de inmigrantes tienden a estudiar menos años y a sentirse más españoles" el propio artículo te responde: "Interestingly, the effect also appears to be present among individuals educated in Catalonia after the reform but whose parents do not have Catalan origins: education, through language, can balance out the role of family in the cultural transmission process."

  • Joan Vila, el estudio dice ponderar también por exposición a los medios de comunicación catalanes: We also use information on media exposure to identify whether our results could be proxying for exposure to Catalan media. It does not seem to be the case.

  • Fer, la escuela única tiene como objetivo máximo la integración y evitar la creación de guetos. En el año 1983 el conjunto castellanohablante era el procedente de la inmigración, hecho que conllevava diferencias socioeconómicas notables. Ahí estaba el riesgo de dos niveles de calidad educativa. Hoy ocurre exactamente lo mismo con el millón y medio de emigrantes recién llegados.
    La lengua en Cataluña es un concepto integrador y no por ello separador de España. La Suiza francesa se siente tan Suiza como la alemana y en ninguna de ellas se habla la lengua de la otra. Y no ocurre nada. Las cosas ocurren cuando uno se empecina a que el otro deba hacer las cosas como a uno le gusta.
    Si la opinión de los periódicos de Cataluña es diferente de los del resto de España no será porque los periódicos sean peores. Serà porque la opinión de su área es diferente. Esto es lo que hay que aceptar. Si en Cataluña no parece adecuado perder el 6,38% del PIB en la balanza fiscal, no basta decir que ello es así porque estamos en el mismo límite económico. Si la queja es que la pérdida de la balanza fiscal sirve para subvencionar otras áreas que encima defienden realizar menor esfuerzo fiscal, no es justo que la respuesta sea porque sí o porque la constitución lo permite.
    La realidad es que hay demasiados puntos de desencuentro y el resultado es que la percepción de ser catalán y no español va en aumento geométrico, afectando a gente moderada.
    Cierto, la constitución no vale para resolver el problema. Y los partidos políticos actuales, con su bajo perfil intelectual tampoco van a ser capaces. Luego,... Si se quiere acelerar el proceso sugiero que se empiece un boicot a los productos catalanes. Veremos lo pronto que se resuelven los problemas constitucionales y de encaje,... en Europa.

  • El argumento de Joan Vila resulta -cuanto menos- curioso, porque si la inmersión lingüística en catalán para quienes no tienen el catalán como lengua materna es adecuada para conseguir su integración en Cataluña si queremos que los catalanes se integren en España habrá que defender su inmersión educativa en castellano.
    Lógicamente en Cataluña no existe integración ni tolerancia sino asimilación. La siguiente pregunta es porque los castellanohablantes han aceptado de forma relativamente pacífica esta asimilación. La respuesta tiene que ver con la estructura de incentivos y la intervención de Alberto -aunque algo criptica- nos da las pistas. Si bien el aprendizaje de catalán es costoso, lo es menos si se inicia desde la escuela y una vez aprendido las ventajas son obvias. Los menos brillantes tienen acceso a un mercado cerrado y aún en expansión (p.e. los traductores en el Senado) mientras que los mas emprendedores siguen tiene acceso al mercado de las comunidades sin lengua propia. ¿Que ocurriría si el resto de comunidades establecieran restricciones de acceso a los catalanes?. La respuesta -creo que bastante obvia- se la dejo a los mantenedores del blog.

  • Erik
    Yo creo que das en la solución rápida. La restricción de acceso a los catalanes es real. Alguien cree que un dia pueda haber un presidente catalán en España? Porque el caso contrario se ha dado. Montilla es presidente catalàn prodediendo de Cordoba.
    Las soluciones van todas en esta vía. Continuemos sin querer entender, intentando imponer, boicoteando productos, procesos, personas. Es un camino que en algún punto no tiene retorno.

  • Erik,

    lo monolingües de Catalunya lo son en castellano. No vale invertarse la realidad que mejor se ajusta al discurso de uno.

  • Me parece que dice poco de la capacidad de análisis de Alberto su interpretación de la existencia y el uso del catalán en Catalunya como un "cierre del mercado de trabajo catalán para el resto de los españoles" (y el resto de los seres humanos, que seguramente deberían merecernos la misma consideración). Primero, porque conozco a muchos que trabajan en Catalunya y no hablan catalán (Iniesta, al menos en público y también todos los guardias civiles y casi todos los jueces con los he tenido el gusto de conversar alguna vez), a muchos que lo han aprendido algunos años después de haber conseguido puestos de trabajo en Catalunya (el mismo Antonio Cabrales, "for that matter" y perdón al interesado por la indiscreción) y a muchos más que han nacido aquí, trabajan aquí y no lo hablan tampoco (Tamudo, al menos de cara al público). Por tanto lo del cierre no es cierto. Segundo, porque es bien lógico que se valoren las competencias lingüísitcas de las personas que hablan muchas lenguas por encima de aquellas que hablan pocas cuando el entorno empresarial es multilingüístico.

    Por cierto, a mi modo de ver la inmersión lingüística en las escuelas catalanas ha tenido dos grandes logros. Primero, mejorar la situación social de la lengua y permitir su subsistencia. Entiendo que esto no es un logro para muchos, más bien un inconveniente pero yo lo veo así. Segundo, permite a la gran mayoría de los estudiantes catalanes aprender las dos lenguas y por tanto ser competitivos en el mercado de trabajo catalán y, de paso, también en el español. Sin esta política tendríamos muchos monolingües (hablantes del español) en el país, personas que se encontrarían en desventaja comparativa con aquellos que hubieran podido aprender las dos lenguas. Con esta política tenemos menos (en todo caso hablantes del español). Ese personaje mítico, el catalán que no sabe hablar español no existe (al menos yo no le he visto ni nadie de aquí me ha hablado de su existencia). Y si existiera, señores míos, peor para él, la verdad porque sus horizontes quedan bastante reducidos.

  • Qué manía con que la lengua es una barrera infranqueable. La mayoría de gente que accede a la función pública en Cataluña son hijos de immigrantes o directamente, gente no nacida en Catalunya. Será que el nivel efectivo que piden de catalán no es tan alto como para ser una barrera infranqueable. Yo conozco bastantes casos de gente de fuera de Catalunya que trabajan en el sector sanitario: enfermeras, médicos. Sí, han aprendido catalán sin demasiados traumas, también porque se les exige un nivel acorde con el trabajo que van a tener que desarrollar. En definitiva, si se exige el catalán en la función pública es porque hay el derecho a que uno le atiendan en catalán igual que hay el derecho a que uno le atiendan en castellano.

    Pero es que eso es en el ámbito público, en la empresa privada sólo existen las barreras que quiera poner cada empresario salvo algunos puestos de atención al público, como es lógico. ¿O es que contratarías a una persona que no supiera castellano para atender al público en una ventanilla en un banco de Madrid? Y Catalunya es de las comunidades autónomas con más porcentaje de extranjeros comunitarios y extracomunitarios trabajando, tanto unos como otros sin demasiados conocimientos de catalán (por cierto, muchos de los comunitarios, principalmente italianos y del norte de europa, trabajan en puestos bastante bien remunerados) .

    Luego lo de comparar la situación sociolingüística en Catalunya y Comunidad Valenciana es de risa. En Valencia ciudad casi nadie habla valenciano, es difícil oír una sola palabra de valenciano, en Alicante ciudad directamente el valenciano es una lengua extinguida. Evidentemente en el área metropolitana de Barcelona se habla mucho menos catalán en proporción que en zonas rurales de Catalunya, pero los porcentajes son en cada uno de los casos siempre mayores que en la comunidad valenciana. Y en la Barcelona ciudad estricta (quitando el cinturón metropolitano) la proporción está cercana a la media de toda Catalunya, lógicamente cambia mucho de un barrio a otro, no es lo mismo Gràcia que el Raval o Nou Barris. Pero en muchos núcleos comerciales y de clases medias (Eixample, Gràcia, la zona alta, los núcleos antiguos de Sant Andreu, Sants...) el predominio del catalán es más que patente. Barcelona ciudad tiene una composición sociolingüística algo especial, que mucha gente tanto en el resto de España como en el resto de Catalunya desconoce, pues en Barcelona la en muchos casos la lengua en lugar de marcar el origen familiar, se convierte en una marca del barrio de residencia, de la clase social y de la actividad socioprofesional y eso es así desde las primeras olas de inmigración ya a principios del siglo XX. Sobre todo durante el franquismo, se consolidó que el castellano era la lengua de los extremos bajos y altos de la sociedad y el catalán la de las clases medias y del pequeño comerci0 (la clase social que en barcelona se conoce como "menestralía"). Así se daba el fenómeno que, con independencia de qué lengua hablaras en casa, según tu ambiente de trabajo acababas usando más una u otra lengua y aquí la ideología españolista-catalanista jugaba más bien poco. Era por un tema de mimetización con el entorno. Mientras que familias de clase alta abandonaban el catalán, familias de clase baja que ascendían socialmente para convertirse en clases medias se pasaban al catalán. Y el barrio donde ibas a vivir y la gente con que te relacionabas cotidianamente era y sigue siendo fundamental en la decisión de utilizar o no una lengua. Miembros de la misma familia que inmigraban a Barcelona, según si se iban a vivir a Sants o se iba a vivir a Nou Barris acababan utilizando más una lengua u otra y acababan por transmitir una lengua u otra a sus hijos. Cosa lógica, pues no se pueden aislar las lenguas y sus usos del microcontexto social en que interactúan. Del mismo modo que en Madrid no se habla igual en el Barrio de Salamanca que en Vallecas y también según la situación sociolaboral y según el barrio donde vivas se hace lo que en lingüística se conoce como code-switching (es decir que no hablas igual en casa, que en una tienda o en una reunión de trabajo).

    En todo caso en Catalunya desde hace más de 50 años hay tres zonas bastante bien definidas:

    A) El cinturón metropolitano barcelonés y las áreas periféricas de las ciudades con claro predominio del castellano por el origen apabullantemente inmigrante del resto de España de la población. Hay municipios como Santa Coloma que en 15 años pasaron de 2.000 a 100.000 habitantes, donde lógicamente el catalán pasó a tener un carácter testimonial. En estos lugares la inmersión no ha hecho que la gente cambiara de lengua (nunca lo pretendió) sino que la gente fuera competente en catalán, al menos a nivel pasivo y de mantener pequeñas conversaciones, que permitiera cierta interactuación con los sectores B y C.

    B) La Catalunya más puramente urbana: La Barcelona estricta y el centro de las grandes ciudades, con un marcado bilinguismo a partir de las segundas generaciones de inmigrantes y un extenso uso del "code-switching". En esta zona se da un bilingüismo de carácter más socioprofesional que de origen familiar o ideológico. La inmersión lingüística apenas ha cambiado estos usos lingüísticos digamos "intuitivos", tampoco ha cambiado las normas interiorizadas que rigen el code-switching (desde mucho antes de la transición democrática, para muchos inmigrantes e hijos de inmigrantes el catalán era la lengua de la "feina" y el castellano la de "casa", del mismo modo, la mayoría de catalanohablantes se suelen pasar al castellano por "cortesía" cuando les contestan en castellano ahora y hace 50 años). Por el contrario, el catalán ha retrocedido por la última oleada inmigratoria extracomunitaria de los años 2000-2010.

    C) La Catalunya rural, donde predomina el catalán simplemente por el escaso peso demográfico de la inmigración recibida.

    De hecho esto tiene un claro reflejo electoral. En C nunca ganará el PSC y en A nunca ganará CiU. En cambio en B tanto puede ganar uno como otro (ahora mismo en Barcelona ciudad las encuestas dan ganador a Xavier Trias de CiU en las próximas municipales y en las autonómicas de 2006 CiU superó en votos al PSC en Barcelona ciudad y volverá a hacerlo en 2010, mientras que las otras capitales de provincia han alternado alcaldes de CiU o PSC desde la transición). Cualquier análisis sociolingüístico o electoral que obvie estas tres catalunyas está destinado a equivocarse. El error de muchos españoles de fuera de Catalunya cuando analizan la realidad catalana es pensar que Barcelona está en la categoría A, cuando está en la categoría B.

    Sobre el sistema educativo, no estoy en contra de que se impartan más horas en castellano siempre que haya más horas en catalán para contrarestar el desequilibrio en la calle y los medios de comunicación. Ahora bien, si se hace un sistema a la vasca con redes separadas
    está claro que va a perjudicar básicamente a los ciudadanos extracomunitarios y a los del resto de España que vivan y trabajen en las zonas B y C (o los de las zonas A que se quieran trasladar a zonas B y C, teniendo en cuenta que las mejores oportunidades profesionales y de negocio están en la zona B). CiU en el fondo (aunque por discurso defiendan lo contrario) estarían encantados con una doble red (y la mayoría de castellanohablantes de centroderecha, también, sobre todo los que viven en municipios medios y pequeños donde no hay una red escolar privada: ¡llevarían a sus hijos a la escuela catalana para no tener que coincidir con los extracomunitarios!).

  • Me parece que el análisis de rafa és el más cercano a la realidad de los expuestos, aunque con ciertos matices. Es cierto que en sanidad, por ejemplo, haya muchas personas que no tienen el nivel C de catalán, pero te preguntaría cuantos de ellos entraron en el sistema antes de la exigencia del certificado, y de los que entraron a posteriori cuantos son fijos y cuantos interinos. Porque una de las cuestiones es que a falta de suficientes médicos catalnohablantes hay muchos médicos de fuera pero en régimen de interinidad, porque no pueden sacar la plaza. En realidad nadie fuera de Cataluña se cuestiona que los funcionarios deban saber catalán, simplemente sería más justo que hubiera igualdad de oportunidades y se formara en la lengua a los que no la supieran, como hacen en País Vasco.

    En el sistema educativo no sólo no se emplea el castellano salvo en sus horas correspondientes, es que los famosos "temas transversales", de educación en valores, tienen sesgos antiespañoles en muchos casos. Por antiespañoles no me refiero a que sólo se exalte a Cataluña, sino que se hable del "expolio" y los "agravios" de España a Cataluña como si fueran tal cosa. Es decir, pocos discuten que el que gana más pague más impuestos aunque reciba los mismos servicios sociales, pero si es discutible que Cataluña contribuya más. No se entiende salvo desde una óptica egoísta, o de claro enfrentamiento con el resto de España. Y decir que los políticos catalanes no practican esto claramente sería cuando menos falaz.

    Por último Joan, yo no he oído defender al gobierno andaluz que ellos tienen que pagar menos, sólo que tienen que pagar lo que pueden. No obstante, como español me agravia el PER independientemente de mi patria chica. Como me agravian las tropecientas asesorías y carguitos a dedo a la familia de Chaves. Hace muchos años un inglés solicitó a un almirante visitar su camarote del portaviones insignia de la flota. Ante la negativa, exigió comprobar cómo se habían invertido sus impuestos, a lo que el almirante hubo de acceder. Me parece que si los catalanes se sienten económicamente agraviados deberían presionar por los cauces existentes tanto como se pueda. Seguro que tendrían ayuda de muchas otras regiones. Lo cual no es óbice para que si yo tuviera hijos y me mudara a Barcelona, no pueda llevarles a una escuela pública en la que no pierdan un año hasta adaptarse al idioma. O que se les enseñe en castellano, catalán e inglés a partes iguales, que es igual de efectivo que en catalán solo pero menos agraviante que el sistema actual, porque garantiza que cedamos todos para poder ponernos de acuerdo.

  • FER
    Tienes razón en que el camino del agravio se debería negociar políticamente. Pero resulta que el Estatut, abatido por el constitucional, intentó resolverlo después de llegar a la conclusión que el proceso de negociación era imposible después de años intentado explicar razones. La cesión del 6,38% no tiene nada que ver con distribución de riqueza. En Cataluña nadie discute que la política fiscal debe ser progresiva. Pero en cambio sí se discute que se realicen ciertas inversiones en áreas donde no es posible rentabilizarlas socialmente por el sólo hecho que ello conlleva un puñado de votos. Evidentemente el PER debe revisarse tanto como la política laboral que se ha discutido en este blog. Por cierto, creo que es un tema importante para este foro.
    Se carga contra Cataluña por el hecho de que la lengua es fácilmente integradora. Pero, depués de afirmar que Cataluña es insolidaria, excluyente y no sé qué cosas más, se deja pasar por alto que el País Vasco posee un concierto económico que casi no contribuye a los presupuestos del estado.
    La enseñanza pública en las escuelas catalanas del catalán y del castellano permite tener el mismo nivel de conocimientos. El inglés desgraciadamente se encuentra en un nivel inferior y el francés aún en otro. Por el conocimiento de mi entorno (Girona) no conozco a ningún niño que no haya superado con facilidad la adaptación a la escuela por cuestión de lengua. Hace años que se implantaron aulas de acogida para facilitar la labor.
    Creo que la campaña contra el catalán es un error. Lo empezó el PP y así le va en las urnas en Cataluña. Persistir en esta vía es asegurar el alejamiento definitivo de Cataluña. Es que no hay nadie en toda España fuera de Cataluña que no tenga la curiosidad intelectual de aprender el catalán, sólo por aprender? Puede haber afinidad entre sociedades, se pueden compartir emociones, se puede trazar un proyecto de futuro entre vecinos que permanentemente se ofenden y se castigan mutuamente? Creo que es un camino imposible.

  • Más que críptico he intentado ser breve. Básicamente lo que nos dice Friedman en su artículo sobre la metodología de la economía positiva es que las teorías hay que evaluarlas por lo bien que explican –y predicen- el comportamiento. Pretender que la lengua es importante para el nacionalismo por la identidad, la integración, la cultura no explica ni predice nada. ¿Por qué la lengua y no la barretina?.
    Sin embargo entender la importancia de la lengua para los nacionalista catalanes por sus efectos sobre el mercado de trabajo si que explica y predice. P.e. el hecho de que los sectores más favorables al nacionalismo catalán sean aquellos en que la lengua actúa como barrera directa de entrada. Periodistas, profesores o abogados.
    Más que críptico lo que ocurre que hay un problema de framing por parte de algunos lectores. Supongo que la escolarización tiene sus efectos. Por ejemplo el texto de Rafa, largo, pesado y lleno de tópicos.
    Con los conocimientos que parece que posee su texto mejoraría si en vez de repetir tópicos fuera más crítico con algunos de sus supuestos. Por ejemplo ya en el primer párrafo la afirmación “si se exige el catalán en la función pública es porque hay el derecho a que uno le atiendan en catalán”. Salvo que entienda que se trata de un derecho natural quizá podría preguntarse sobre el motivo de su existencia.

  • Joan:

    El argumento de años de negociación infructuosa es un argumento farisaico. La Generalitat no negociaba una racionalización de los gastos en el resto de España, ni negociaba la oportunidad y justicia de la inversión pública. Negociaba más dinero para Cataluña. Y si admitimos el principio de progresividad fiscal, sólo se puede entender este más dinero como el interés de la parte respecto al todo. No se afirma que Cataluña sea insolidaria, se afirma que con el estatuto quería serlo. Igualmente, me gustaría que los diputados catalanes en las cortes plantearan mociones concretas para que esos gastos con los que afirmas se compran votos (existen, en TODAS las comunidades, ojo) se reduzcan. Y del concierto económico vasco, todos sabemos que es un atraco a mano armada, con lo de a mano armada en sentido literal, ya me entiende. El concierto es un modelo a abolir, no a generalizar.

    Con la lengua no se carga contra Cataluña por el uso del catalán, sino por el intento continuado de intentar excluir al castellano de la vida pública. Se pretende que para el ciudadano el castellano se la lengua "de casa", cuando existe el mismo derecho a la una que a la otra. Que los planteamientos de la Generalitat choquen continuamente con la realidad social de la pujanza del castellano, que se da simplemente ser una lengua hablada por 400 millones de personas no es excusa para que sea constitucional el arrinconamiento que se intenta desde los poderes públicos para con la lengua que es de todos, aunque unos la rechacen por considerarla unilateralmente ajena a ellos.

    La enseñanza en una lengua u otra efectivamente no afectan al nivel de conocimientos que se obtienen. Sin embargo sirve para que los alumnos vean el uso del catalán como el normal y el del castellano como el anormal. Por eso sólo los que tienen un entorno mayoritariamente castellanohablante emplean esta lengua como la habitual, ya que el valor que se transmite es que el catalán es la lengua de ascenso social. Dicho de otro modo, se hace ver que el castellano es la lengua de la clase baja, con la carga de desprecio que para la derecha sociológica, por ejemplo, conlleva.

    La campaña que dices que hay contra el catalán es una campaña en favor de que la escuela emplee el castellano, el catalán y el inglés a partes iguales. Si la consideras una campaña contra el catalán entonces es que consideras que el catalán es tan débil que puede sucumbir con poca cosa, y que requiere la actual ingeniería social para subsistir. Por cierto, conozco a varios madrileños que hablan un catalán lo bastante fluido como para mantener una conversación, y que lo aprendieron por amistad con catalanes y por hacerles el favor de no obligarles a cambiar de idioma sólo por ellos. También conozco madrileños que de jóvenes tuvieron que vivir unos años en Cataluña y asistir a la escuela, y para ellos fue cuando menos duro el cambio de idioma, y el aislamiento que en clase les provocó, sin mucha comprensión por parte de los profesores. No es una cuestión de lengua, es una cuestión de que desde los poderes públicos catalanes se incentiva lo que nos separa en lugar de lo que nos une, y las consecuencias serán muy graves, pero la culpa, en su mayor parte, no estará en Madrit.

  • Precisamente lo citas en tu comentario. El catalán tiene dificultades de supervivencia en un mundo mediático tan globalizado. Yo realicé todos mis estudios en castellano. Mi proyecto de fin de carrera fué el primero de mi escuela en catalán. Conozco las dificultades de supervivencia de la lengua, no es una cuestión menor para dejarla olvidada.
    Es evidente que el conocimiento del castellano es un patriomonio que debe mantenerse a toda costa. En nuestro entorno defendemos el conocimiento de 4 lenguas como mínimo porque consideramos que este conocimiento da facilidades en el mundo de trabajo y de la cultura. Pero de la misma manera que defendemos conocer varias lenguas pedimos respeto para el catalán y ayuda para mantenerlo.
    El debate en términos racionales conduce a encuentros. Pero no es lo más habitual en los medios de comunicación, entre otras cosas porque se usa para fines electorales.

  • Yo creo que el artículo de profesor Cabrales lo primero que pone de manifiesto es la falacia de los argumentos post-sentencia de los políticos nacionalistas catalanes. La idea de que cualquier recorte del Estatuto promueve el independentismo. La situación a partir de los datos que nos proporciona parece ser la contraria. Cuanto más autonomía, en este caso vista a través del proxy de la lengua de enseñanza, más sentimiento identitario.

    Por otro lado creo que esta segunda parte de su artículo, como le han señalado algunos de los comentaristas, peca de un débil razonamiento económico. ¿Dónde está el supuesto de racionalidad de los agentes?

    Recordemos que la enseñanza en la lengua materna es uno de los derechos recogidos en la declaración de derechos del niño de la ONU. ¿Cómo es que los padres de los niños castellanos hablantes abdican de ese derecho sin rechistar? ¿Para formar buenos patriotas catalanes?

  • "para ellos fue cuando menos duro el cambio de idioma, y el aislamiento que en clase les provocó, sin mucha comprensión por parte de los profesores"...Fer, para cualquier niño o joven aprender un idioma nuevo es un ejercicio fantástico para sus neuronas. En las escuelas de todo el mundo (también en Cataluña) cuando alguien nuevo llega se le ayuda a integrarse y eso es siempre una ventaja sobre el resto de alumnos. Mis hijos han estudiado en Irlanda y en Australia y precisamente lo que recuerdan con más cariño es su experiencia de novatos. Y eso ocurre en cualquier rincón del planeta. Saludos!

  • Lo de Friedman es todo un hallazgo epistemológico, Alberto. Eso mismo ya lo dijo Francis Bacon algunos siglos antes. Creo que confundes, o reduces, explicar y predecir. Hay explicaciones que no predicen como las que realiza la historia, gran parte de la astronomía, la paleontología, la psiquiatría o mucha de las investigaciones en biología de sistemas o evolutiva. Y esto es así por que hay dos variables: t (tiempo) y c (complejidad) que impiden convertir automáticamente toda explicación en predicción. Explicar implica detectar una relación funcional que va más allá del simple correlato estadístico. Hay muchas explicaciones que no son predictivas y que alcanzan una tasa altísima de éxito. . Por ejemplo gran parte de la medicina moderna ha funcionado más con predicciones que con explicaciones, de ahí el enorme déficit teórico de esta que gracias a disciplinas colaterales como la genética, la bioquímica o la fisiología se van subsanando. Que duda cabe que la teoría epistemológicamente más robusta es aquella que es capza de anudar explicación y predicción, pero eso no es siempre posible , al menos con el arsenal metodológico que tenemos en la actualidad.
    Creo que la hipótesis que confiere una fuerza causal a la lengua en la producción o reforzamiento de la identidad nacional es mucho mas explicativa y predictiva que aquella que aquella otra hipótesis que le confiera una simple función de cierre del mercado de trabajo. Hay multitud de estudios históricos y politológicos que explican y predicen el uso de la lengua como un factor de producción de identidad colectiva.

  • Voy a intentar sintetizar lo maximo posible y creo que es lo mejor, no llego a entender esta situacion, la de España, en la que cada dia estamos mas separados, cada uno lucha por lo suyo, que ha sido del "la union hacela fuerza", creo que las identidades de cada zona se pueden, y deben, mantener, es perte de nuestra riqueza. Pero bien, cuando la lucha de estas individualidades afectan al conjunto deben ser secundarias, no hay que anularas, simplemente posicionarlas en otro peldaños.
    Yo, que me considero una persona abierta a todo cada dia me enciendo mas conel comportamiento de España, vamos como los cangrejos, a seprarnos mas, por favor no podemos aprender de los EEUU, que seran lo que sean, pero estan unidos y luchan junto por salir en la misma direccion y sin ir mas lejos, nosotros mismo, estamos en la union europea, haciendo grupo, la economia catalana esta igualmente afectada http://economia.newsiana.com/cataluña que la española y deberian ser conscientes, porque es la misma le guste o no a la gente.
    Por favor dejemos de mirar atras, que ya han pasado bastantes añitos, no hay que olvidar, pero la vista al frente, que luego nos caemos con las piedras que no vemos.
    saludos.

  • “la unión hace la fuerza” Francisco, si "unión" significa uniformidad mal vamos. Que Cataluña quiera su soberania no significa que no podamos hacer cosas -y muchas- juntos. ¿Pero como vamos a hacerlas si se pierden las las formas?. ¿No sería más lógico pensar que en un escenario de respeto mutuo siempre seremos más prósperos?. Mientras estamos apostando por Europa, el marco en el que debemos movernos, y abriéndonos al mundo para ser más competitivos, en España pretendemos ponerle puertas a nuestro própio campo. El fallo del TC es un insulto a la inteligencia de todos los españoles y no solo nos afecta a los catalanes. La mentalidad hay que tenerla abierta en todas direcciones.

  • " ¿Cómo es que los padres de los niños castellanos hablantes abdican de ese derecho sin rechistar? ¿Para formar buenos patriotas catalanes?".Massa...este razonamiento te lo tumbo rápido 🙂 En Cataluña, la mayoría de los representantes de los ciudadanos piensa que la inmersión lingüística debe ser universal e integradora. Eso quiere decir que para el bien de los niños no deben existir diferencias entre ellos. Dos lineas educativas sería crear guetos que en nada favorecerían a la integración.Todos los profesionales de la enseñanza coinciden que primero son los derechos del niño y después los gustos personales de cada cual. Por encima de lo que a ti te gustaría esta la justicia. Por otra parte no hay ningún tipo de conflicto que pida un cambio de rumbo. O si lo hay es muy minoritario. La mayoría de los niños y sus papas están encantados y no tienen ningún tipo de problema. Pásate por una escuela a la salida y pregunta a los padres que opinan. Crear debate donde no lo hay me parece una pérdida de tiempo cuando tenemos cosas tan importantes - que no funcionan - por resolver. Saludos!

  • Curioso es que en un foro de economistas y ante 2 temáticas, una educativa y otra financiera, acabe dominando la primera, y es que "chassez le naturel ils reviennent au balon".
    Nos pueden nuestros sentimientos, por mucho que se intente envolver el paquete.

    A Joan, Laura y Cia, creo que los moderados, los federalistas o simplemente aquellos que defienden mas y mejor Cataluña con un proyecto común dentro de España están condenados a levantar puentes mientras se los minan desde las 2 orillas.

    A Fer, Alberto y Cia, una primera premisa: aprender una lengua no puede ser una externalidad negativa para un ser humano. Al menos si tenemos el mismo concepto de cultura.

    Como hijo de inmigrantes (ni siquiera españoles uno de ellos) entiendo que mi "contagio" nacionalista esta lejos de estar justificado por razones históricas, sin embargo, y este creo que es el punto que Joan recalca y sobre el cual no lo vemos igual, Cataluña es solidaria como lo somos todos con nuestros impuestos ya que el sistema aceptado es progresista.
    Ahora bien, de la misma manera que no seria justo que después de pagar mis impuestos yo, como individuo no tuviese acceso a los mismos servicios públicos que otro (y eso amigos míos ocurre con regiones que ofrecen SP adicionales y no son particularmente las que mas colaboran a las arcas del estado) tampoco seria justo que después de pagar mis impuestos mi capacidad de compra fuese inferior que la del individuo situado en un tramo inferior. Siendo así un incentivo perverso a ganar menos o a colaborar menos.

    Solidario siempre, pero no a costa de crear desigualdades.

    Creo que queda patente a que nos referimos con un déficit del 6%, ni más ni menos que eso.

    saludos

  • Yo nunca me encenderé con el comportamiento de España, no puedo; en todo caso lo haré con el de algunos políticos, que aprovechan cualquier coyuntura para enfrentar a los españoles.
    Hace algo más de quinientos años, un grupo de burgueses se confabularon con su rey, para buscar un aliado que salvara su gran imperio comercial.
    Hace algo más de quinientos años, un grupo de nobles se confabularon con su reina, para buscar un aliado que abriera Europa a su gran pujanza.
    El rey y la reina se casaron y punto. No hay más. Luego vino lo que vino y la cosa se echó a perder, por la cerrazón de unos y el descerebramiento de otros; y hoy soportamos aquello, porque aún queda de lo uno y de lo otro.
    El idioma?
    Con perdón. ¡Vaya chorrada!
    ¿A quién de Toledo, por poner un ejemplo, puede preocuparle si en Catalunya es obligatoria la enseñanza del catalán, si a los funcionarios que trabajan allí se les pide un mínimo de comprensión?
    ¿Desde cuándo el catalán es un problema, sobre todo para un gallego, aragonés, madrileño... que solo sale de casa por vacaciones, que cuando llega a la Atmetlla de Mar, por poner un ejemplo, nadie le pone una objeción?
    Pues a un descerebrado que solo piensa con las vísceras, que no ve más allá de su solar.
    Yo mismo, en Madrid he oído cosas alucinantes que ocurren en mi país, cosas que, por cierto, no vi ni en la Cachemira del 71, en plena guerra de Bangla Desh; o en el Altiplano peruano, en plena revolución senderista. ¿Y qué podía responder contra aquello? Nada. Solo carcajearme.
    No hay más.

    El TC ha insultado sin necesidad, ha demostrado de qué pasta está hecho, que es la que es, sin más.
    El Estatut es inconstitucional por más de una razón: España es una, simple e indivisible según su Constitución. En esta coyuntura, cualquier veleidad nacionalista no tiene cabida. Luego viene el asunto de la administración de los recursos y la riqueza, si se puede llamar así. De ser práctico el Estatut, el gobierno central debería pedir permiso a la administración catalana, para cualquier cosa que se saliera de madre. Se me ocurren un montón. Y ningún Estado que se precie o considere como tal, puede aceptar algo así.
    Ya metieron la pata con Euskadi, con Navarra... solo les faltaría hacerlo con el tercio de de lo que les queda.
    El Estatut solo es practicable en caso de cambiar la Constitución y formar un Estado federal, pero eso no es así y hay que aceptarlo. Siempre quedaba la opción de votar en contra, haciendo caso a los "radicales" del momento o leer antes de votar, que es lo que uno hace antes de firmar una hipoteca.

  • Laura: a tu intervención creo que le falta una última frase "...y los pajaritos cantan y las nubes se levantan"
    Para casi todos los demás (creo que todos menos erik): en los primeros días de mi primer año el que hasta la fecha ha pasado a ser mi profesor favorito nos comentó: cuando un economista oye la palabra cultura para explicar algo inmediatamente saca la pistola.

    La economía tiene una sería de axiomas. Sino se comparten los mejor es dedicarse a la sociología. Sobre la cultura el axioma es: las culturas no son fijas responden a incentivos.

    Simplemente no es serio que cualquier aspirante a economista (como creo que somos la mayoría) pueda afirmar que aprender un idioma no tiene costes (si hasta este blog tiene como título nada es gratis). Si alguno de los compañeros aspirantes es capaz de defender que una persona puede aprender un idioma, que le va a servir para relacionarse con personas con las que ya se relacionaba perfectamente en otro, por motivos culturales (su preservación, etc….) me atrevo a darle un consejo: cambia de carrera.

  • Dos apuntes rápidos porque ya se han hecho aportaciones muy valiosas:

    - Respecto al tema fiscal, me parece sorprendente que se critique a Cataluña por tratar de reducir el déficit fiscal y no se critique en cambio el concierto económico Vasco o el Navarro, y los consecuentes cupos o aportaciones a los gastos generales del Estado. ¿Cuál es el motivo de la diferencia entre Navarra, País Vasco y Cataluña? El modelo fiscal que se recoje en el Estatut derrotado es muy parecido al sistema de financiación de Canadá por ejemplo, si a alguien le interesa sería bueno que lo estudiaran.
    - Respecto al Catalán: Pues la verdad no me parece que sea tan difícil entenderlo, mi mujer es Colombiana y ya lo entiende con sólo escucharme hablar por skype con mis padres en Cataluña, yo vivo en EEUU, ¿será una cuestión de buena voluntad? Mi abuela materna era de Aragón y aprendió Catalán sin haber tenido educación en Catalán en su vida, no se estilaba durante el Franquismo, ¿será que quería integrarse por voluntad propia?
    Respecto a que no se puede trabajar en Catalunya sin Catalán, honestamente es falso, conozco muchísima gente que no conoce la lengua y trabaja y gana muy bien en Cataluña, eso si, aprenden rápido al menos a entenderlo que no cuesta nada hombre.

    Yo me siento Catalán y Español, a mi eso de los porcentajes de identidad me dan risa, no se cómo puedes medirlo, (soy un 43,5% Catalán, un 40,5% Español y un 16% de alguna otra parte...)

    Si quieren salvar España, y espero que si, pónganse de acuerdo en un Estado Federal aceptado por el 90% de Españoles, de otra manera veo difícil que el país se mantenga por mucho tiempo, pero eso les queda a ustedes ya que yo dudo que vaya a regresar algún día excepto de vacaciones, como decía Unamuno"..me duele España..."

    felicidades por el blog...

  • Por cierto y respecto a la relación de lengua e identidad, la mayoría de Escoceses no hablan gaélico y tienen una identidad nacional diferenciada de los Ingleses, con la misma lengua, ¿cómo explicamos ésto?

  • pau:

    En la primera parte de tu exposición, llamemosla introducción histórica, no puedo estar de acuerdo. Eso es más o menos válido hasta 1600. Después España es una monarquía federal, pero tras el episodio de Antonio Pérez y el Justicia de Aragón, el procedimiento de "el que se mueva no sale en la foto" uniformiza la nación. Ésto es así porque en aquella época la nación se consideraba como los súbditos de un mismo rey. Por eso el nacionalismo holandes contra España, porque no consideraban legítimo al rey. Tanto es así que no tienes más que leer el discurso de Rafael Casanova el 11-S de 1711:

    "Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer. Y no será la primera vez que con gloria inmortal fuera poblada de nuevo esta ciudad defendiendo su rey, la fe de su religión y sus privilegios."

    Y en 1808 los gerundenses se alzaron al grito de "Viva España". Bien pudo ser "Visca Espanya", porque las barreras idiomáticas no existían. Se exigía el castellano en la administración, sí, pero el que podía pagar un cargo sabía castellano porque en su clase social se estilaba el bilingüismo.

    El catalán no es un problema para el turista, si es a lo que te refieres, es un problema para el que quiere vivir en castellano. No se puede, a diferencia de vivir en catalán. Cuando digo no se puede, quiero decir 90% lengua elegida 10% la otra, que para el 100% hay que ser eremita.

    Me gusta mucho el comentario de díaz, porque revela la realidad social. El catalán es la lengua de ascenso social en cataluña. No es que los pobres hablen castellano y los ricos catalán, es que a nadie le importa lo que hablan los pobres. Al resto de españoles que se afincaron en cataluña no les importó aprender catalán porque no es difícil y les integraba. Pero conforme se ha negativizado por parte de las autoridades el castellano, dándole mala imágen, es importante abrazar el nacionalismo para no ser tachado de charnego. Y con cuanta más fruición, mejor. Evidentemente, eso depende del entorno social, en línea con lo expresado por Rafa, y también en las aspiraciones de cada uno, vease el "molt honorable" natural de Iznájar. (lo de las comillas es por el cambio de lengua, no mofa. No trato de herir sensibilidades) Mis obreros en Tarragona proceden de los tres entornos que menciona Rafa y se ve muy claro quien es quien.

    La cuestión que menciona el artículo, y por la que hice antes comparación ocn Valencia, es que la marginación que se hace del castellano en la escuela en contraposición al bilingüismo o al trilingüismo valenciano, se emplea como apoyo para la diferenciación respecto del resto de españoles. Cuando las dos lenguas se tratan por igual, se percibe la pertenencia por igual a las dos comunidades, mientras que en el caso catalán, se hace ver el castellano como una imposición externa, algo anormal. Y esto se complementa con los "temas transversales", que suelen tener una faceta de diferenciación con el resto de España. Por diferenciación no me refiero a bailes regionales o comidas típicas, me refiero al "España nos exprime" al que antes hice referencia.

    Por terminar, sólo decir una cosa. El secesionismo es una opción que se puede considerar más o menos legítima. Pero la secesión no consistiría en recuperar unos derechos largo tiempo usurpados, porque la apelación a 1711 no se sostiene y porque las contrapartidas obtenidas en 1711 no se piensan devolver. La secesión supondría el derogar los derechos de 35 millones de españoles y, como comprenderán, con piedras de molino no se comulga facilmente. El TC no ha hecho más que su trabajo, aunque lo haya hecho tarde, y posiblemente mal, pero por laxitud más que por severidad. Su trabajo era decir cómo encajaba una ley en otra, punto. Si no gusta el fallo, cambien una de las dos leyes y lograrán encaje. Ninguna de las dos es inamobible, esfuercense en cambiarlas.

  • No sé de donde se saca que los vscos no pagamos impuestos. Pagamos a las Diputaciones, éstas al Gobierno Vasco para mantener nuestra policía, sanidad, etc, y a los ayuntamientos. El Estado hace su presupuesto y pagamos una parte de sus gastos no soportados por la Comunidad vasca (por ejemplo ejército, casa real, paralmento, servicio diplomático y fondo de garantía interterritorial). El cupo depende de los gastos e ingresos del Estado, si las Diputaciones no recaudan lo suficiente tienen un problema porque de todos modos tinen que pagar al Estado. En la administración tributaria estamos radiografiados, hay menor evasión fiscal que en régimen común, no porque sean más listos si no porque somos pocos y pequeños. Si a Cataluña le faltan recuros habrá que modficar la LOFCA pero nosotros, desde 1878, salvo en paréntesis franquista, tenemos otro sistema de financiación. No pagamos menos (los tipos del IRPF son superiores en tramos medios-altos de renta) y el tipo general de Sociedades, aunque se amenor nominalmente no lo paga casi ninguna empresa ni aquí ni allí.

  • glicerio:

    Tu argumento falla en el hecho de que no se trata de que el ciudadano vasco pague menos, sino de que el colectivo vasco aporta menos a la hucha comun, la de la "solidaridad" porque todos los gobiernos han reducido el cupo del concierto para ganarse al PNV. O sea, que el dinero se queda allí, que es lo que quería el Estatuto de Cataluña.

    Como colofón a mis aportaciones al debate, invitaría a analizar la composición de las corporaciones locales de los primeros pueblos una vez pasada la demarcación catalana hacia la Comunidad Valenciana o Aragón. Yo he consultado Vinaroz, todo PSOE, PP e independientes. ¿No será que si es la educación?

  • Alberto
    Sé que este bloc es un bloc económico. No soy tan joven como tú y también tuve mis profesores. En el año 1978 (ser joven también es relativo) un profesor en Francia me enseñó que qualquier cosa para que exista debe reflejarse en un número. Claro, esto es en ingeniería, aunque puede trasladarse perfectamente a la economía. Pero en ingeniería de proceso sabemos que podemos realizar un control con mucha precisión cuando solamente tenemos dos variables. Cuando este control lo complicamos con tres o cuatro variables, controlando en cascada, perdemos precisión. Y cuando las variables són multitud, con un control multivariable que necesita un modelo matemático para su definición, luego la precisión de todo el sistema es mucho menor. Algo ocurre a los economistas con la econometria.
    Si los ingenieros y empresarios sacamos la nariz en este bloc es porque hay muchos temas interesantes que nos aclaran conceptos. Os doy las gracias por dejarnos participar.
    Pero en un tema tan complejo como la identidad catalana es irrisorio pretender explicar el problema con una o dos variables. Aún lo es más hacerlo desde la distancia desde la que no se pueden ver todas las variables que afectan al problema. Os aseguro que hizo mucho más para el aumento de la identidad catalana el segundo mandato de Aznar o la pasmosa deliberación del tribunal constitucional que cualquier otra variable. Insisto en la multitud de variables, y especialmente en una que es mayor: la reacción de la sociedad catalana al desprecio que muestra buena parte del resto de la española.
    Se ha llegado a tal punto que somos muchos (que aún nos consideramos moderados por edad, experiencia y posición) los que pensamos que ya no sirve de nada explicar el problema catalán al resto de españoles. Cuando no se quiere escuchar el diálogo es imposible. No se debe negociar, se debe actuar. Y a partir de este punto no valen ni las leyes económicas, ni las constitucionales, ni lo que digan 35 millones de españoles. A ver si se entiende: si el resto de España quiere cambiar Cataluña no lo va a lograr con imposiciones. Si Cataluña molesta, no hay más que decirlo. Pero lo que no puede ser es querer que Cataluña actúe de la forma que quiere el resto de España por el hecho de que no gusta. Encima tener un déficit fiscal injusto y decir que es insolidaria.
    Esto no se aguanta y es cuestión de tiempo llegar a una ruptura. Dios dirá que ocurrirá después.

  • Alberto: A mí me gusta más... y vivieron felices y comieron perdices. Suena mejor en un blog sobre economía. Y sobre los costes, pues ya puedes imaginar lo que significaría tener dos lineas por curso. Y todo por una minoría que quiere vivir solo en español en Cataluña. Verdad evidente: Habría que construir el doble de escuelas y contratar al doble de profesores. Le doy la razón a los economistas pistoleros. Segregar nos costaría un ojo de la cara.

  • Todos los que comentáis el sistema educativo lo hacéis como si sólo pudiera existir en catalán o en castellano. ¿Porqué? ¿Porqué no uno en el que se empleen varias lenguas simultáneamenta?

    Joan, la segunda legislatura de Aznar no excitó el anticatalanismo en el resto de España. Simplemente no se hicieron nuevas cesiones a Cataluña de competencias porque el gobierno no lo necesitaba. Es más, se le dio más caña a las comunidades del PSOE, como Extremadura y Andalucía. Si excitó el antiespañolismo en Cataluña, fue porque la Generalitat y los medios catalanes subvencionados por esta jugaron la carta de la ofensa constante, para movilizar el voto. Y fue muy irresponsable, porque intentar dividir algo que está condenado a entenderse, es hacer daño gratuítamente. El estatuto al principio del debate no le interesaba a nadie, según las encuestas un 6%. Fue todo el juego de reclamaciones y suspuestas ofensas en que Maragall lo envolvió después lo que excitó los ánimos.

  • Creo, Fer, que mi primera y escueta explicación histórica, nada tiene que ver con lo que dices y se basa en una realidad contrastada. Bien aclaro que luego la cosa se echó a perder, por razones que no entran en el caso.
    Yo no entro ni salgo sobre, si es legítima la unión a sangre y fuego, tampoco si el que resiste tiene más o menos legitimidad; porque eso significaría legitimar la ley y esa no es mi intención.
    Las leyes son buenas o malas según quien gobierne. Con su ley en la mano, el ejército yugoslavo bombardeó Sarajevo, aunque luego dijera que no fue él. Más tarde perdió la guerra y se hizo culpable de genocidio, gracias a otra ley a la medida. Si la hubiese ganado, ahora unos cuantos bosnios estarían en busca y captura por la Interpol, hoy héroes de la nación. Por cierto, uno de ellos embajador y buen amigo.
    Eso es una realidad incontestable, a no ser que uno sea periodista de cierto medio y se pase la historia por el forro.

    Mi suegra es cordobesa y no hay dios que le haga hablar el catalán; mi ayudante, de sesenta años, es hijo de jienenses, pero catalán de nacimiento, y tampoco -pero este, mira por donde, vota a CIU.
    No conozco a nadie, y tengo 59, que sufra por ello, que se sienta desplazado, menospreciado... Pero ¡AH! Lo que no puede aspirar es trabajar para la administración. ¡Faltaría más!
    Lo que realmente fastidia a ciertos individuos, es que actualmente, un niño magrebí hable con uno ecuatoriano y una niña china en catalán y, encima, refinado y con la suficiente caterva de vocabulario, para emitir cualquier idea. Eso fastidia y mucho y, por encima de todo, que un idioma, al que veían inferior, haya dejado de ser floral para convertirse en vehicular.
    Es eso y como antes lo reconozcamos, antes solucionaremos el problema; porque la gente, hablando se entiende.

  • El Tribunal Constitucional se ha limitado a ejercer el papel que le reconoce la Constitución Española. Ésta, conviene recordarlo, fue aprobada en el año 1978 en referéndum al que fueron convocados todos los españoles, incluidos los catalanes, obteniendo mayor apoyo del Censo Electoral que el nuevo Estatuto Catalán: 61% frente a 35%. Puede discutirse si el Tribunal ha cumplido su papel, pero no que debe cumplirlo. De hecho, opino que el Tribunal se ha quedado muy corto. Frente a quienes defienden el Estatuto, opino que la financiación autonómica es, evidentemente, una competencia del Estado, y no puede ser condicionada por el Estatuto catalán.

    Es sorprendente el desinterés que muestran los catalanistas por los derechos de los ciudadanos. Quienes defendemos el castellano, no pretendemos imponer nada a nadie. Al contrario, es a nosotros a quienes se nos impone una educación en una lengua que no es la nuestra. ¿Y cuáles son los argumentos para defender dicha imposición? Que no deben crearse guetos o exclusión social, que los catalanes tienen derecho a ser atendidos en su lengua, que los inmigrantes deben integrarse, que debe asegurarse la supervivencia de la lengua catalana, que el idioma catalán es fácil de aprender (?). ¿Y qué pasa si, a pesar de todo, deseo que mis hijos aprendan en castellano? Que no tengo derecho, y si pretendo tenerlo estoy "imponiendo" no sé qué a no sé quién.

    Puede pensarse que la Ley permite la educación en castellano. Pero resulta al menos intrigante que en un área metropolitana poblada por millones de personas, una buena parte castellanohablante, sea imposible encontrar una escuela donde impartir educación en castellano. Simple y llanamente, no me es posible concebir que no haya siquiera un grupo reducido, al modo de los galos de Astérix, dispuesto a escolarizar a sus hijos en castellano.

    En Valencia, que alguien cita en defensa del castellano, existen tres modelos de enseñanza: valenciano, castellano y bilingüe. Ahora bien, la enseñanza no puede darse en castellano en las zonas designadas legalmente como valencianohablantes. Y el modelo bilingüe sólo lo es al principio, siendo valencianohablante en los últimos cursos. Por cierto, la ciudad de Alicante, que un defensor del Estatuto describe como castellanohablante, está calificada como valencianohablante.

    Los defensores del Estatuto han dejado bien claro que no son españoles, o sea, que no se sienten parte de un proyecto común llamado España. Simple y llanamente porque no respetan la Constitución Española... ni el Parlamento Nacional, pues es este Parlamento, donde tienen representación todos los españoles, incluidos los catalanes, el que decide el destino del gasto público del Estado. Si a uno no le gusta el PER (personalmente, considero que es inconstitucional) o los Presupuestos Generales del Estado, debe pedir su derogación o modificación por parte del Parlamento nacional, no del de Cataluña ni a través de un Estatuto de Autonomía.

    Falta decir que no están solos. El Estado de las Autonomías, y especialmente la transferencia de las competencias educativas, está favoreciendo el nacionalismo en todas las Comunidades Autónomas. El nacionalismo ya es muy fuerte en Cataluña, País Vasco, Baleares, Valencia y Galicia. Pero está creciendo también en Andalucía, Canarias, Aragón, Asturias y Extremadura. ¿Que quedará de España? Una cáscara vacía que habrá que recomponer después de separar una buena parte. Tiempo al tiempo.

  • La geografía es la base de toda especulación política” (F. J. Caldas)

    "El tema del territorio es clave en los procesos socioculturales . Seguramenete veremos una tendencia a la configuración de nuevos polos de desarrollo económico y de decisión política con procesos internos en los países, de descentralización política, administrativa y financiera, modificando el papel de los Estados nación y dando una mayor predominancia a las ciudades y regiones en la toma de decisiones. Ya no es solo el Estado nación el que toma todas las decisiones, sino que es un conjunto de territorios, en particular las ciudades las que inciden en las disposiciones en un entorno globalizado" Yesid S. (ec.comp)

    La reflexión es la siguiente, si los ayuntamientos deben buscar nuevas formulas para financiarse, porque se ha llegado a unos limites.... ¿las ciudades lucharan entre ellas para captar inversores, para captar empresarios, para captar parques tecnologicos ?

    -------------
    Como hay una mala financiacion de los ayuntamientos.....la escasez de recursos obligara a los alcaldes a ser competitivos ?
    obligara a migraciones interiores ?

Los comentarios están cerrados.