Bienvenida al nuevo editor: Pedro Rey Biel

Ya les hemos contado en alguna ocasión que en el mundo académico estamos acostumbrados a las rotaciones. Uno asume una responsabilidad: director de departamento, editor de una revista, presidente o consejero de una asociación profesional, y pasados unos años se retira para que venga otro y tome el relevo. A unos les gusta más el cargo y otros lo odian, pero lo hacen por responsabilidad, y todos entienden que hay que cambiar. Esto tiene una ventaja importante. Sin una regla como ésta, es muy fácil que la selección al cargo sea adversa. Es probable que aquellos a los que les guste más el cargo sean justamente los que más daño pueden hacer en él, los que extraen rentas personales y no proporcionan beneficios sociales. Y viceversa. La rotación hace menor ese problema y evita el conflicto inherente a la renovación del que se queda pegado a la silla porque extrae beneficios de ella.

Hoy me toca a mí retirarme como editor. Afortunadamente para ustedes, estoy seguro que mi sucesor, Pedro Rey Biel lo va a hacer muy bien. Ustedes ya le conocen, es el tipo que les enseña a NeGociar , o que les demuestra que si se creían muy listos porque habían desmontado el mito de que los jugadores de baloncesto tenían rachas se equivocaban. Los jugadores de baloncesto sí que tienen rachas. Pero claro, juega con ventaja. Por un lado es un cinéfilo impenitente y esto le da una sensibilidad especial para los gustos del lector/espectador mediano. Pero además es un académico de raza. Lo mismo nos puede explicar por qué no existe aún una vacuna para el VIH, que nos enseña cuándo la incertidumbre acerca de las preferencias de otros votantes nos hace ser sinceros a la hora de votar (y qué demonios quiere decir eso), o el que es posiblemente mi favorito, utiliza un experimento escolar con sudokus para demostrar que la discriminación positiva puede aumentar el esfuerzo de todos los afectados (positiva y negativamente) por la discriminación. Así que espero que disfruten con sus aportaciones en el blog como yo, y a mí me seguirán soportando (espero) como colaborador mientras me quede energía para ello.

Hay 5 comentarios
  • Muchísimas gracias a Antonio por su formidable labor durante estos años y excelente noticia la llegada de Pedro, un magnifico economista de raza y enormemente comprometido con la profesión

  • Antonio ha estado ejerciendo las labores de editor desde tiempos inmemoriales, siempre con originalidad, claridad de ideas, devoción, espíritu de consenso y prudencia.

    Por ello, todos los que colaboramos con este blog le debemos mucho (y seguiremos haciéndolo, como colaborador del blog y Presidente de la Asociación Nada es Gratis). ¡Muchas gracias, Antonio!

  • Excelente trabajo, Antonio, aunque en tu debe esté el haberme liado en lo que para mí es una maravillosa experiencia, que otra cosa será para los lectores. Gracias pero sobre todo gracias por tu enorme aportación a este blog imprescindible.

  • Gracias por la bienvenida. Sin falsas modestias absurdas, va a ser imposible llenar el hueco que deja Antonio, pero con lo que he aprendido y aprendo de él, haré lo que pueda. !Menos mal que, entre unas cosas y otras, le vamos a seguir enganchando!

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad