Recordatorio de los deberes de política económica

oecdLa OCDE publicó ayer un documento titulado "Economic Policy Reforms 2015: Going for Growth" (Reformas de política económica 2015: Apuesta por el crecimiento). Es una especie de examen parcial en que este organismo evalúa los progresos de los países miembros en relación con una serie de reformas importantes para elevar el crecimiento a largo plazo, la competitividad y la creación de empleo (aquí la nota de prensa y aquí el resumen en español).

En el examen a España (4 págs.) nos encontramos con una lista de recomendaciones que les resultarán familiares a los lectores de NeG:

  • Mejorar el acceso a la educación superior y asegurar que los programas educativos asociados se adaptan a las necesidades del mercado de trabajo.
  • Reforzar las políticas activas de empleo.
  • Hacer que los salarios respondan más a las condiciones económicas y a las propias de las empresas.
  • Reducir la brecha de protección del empleo entre los contratos indefinidos y los temporales.
  • Reducir las barreras de entrada en los sectores no manufactureros.

También revisan qué hemos hecho al respecto y en algunos casos dicen: "No action taken". O sea, nada de nada. Finalmente dan recomendaciones para avanzar en estas áreas, muchas de las cuales también les sonarán si frecuentan este blog.

Estamos en año electoral y el "nada de nada" seguramente va a ser la regla en la política económica este año, salvo aumentos del gasto público (y muchas promesas irrealizables). Pero nada es gratis: lo que no se haga hoy se pagará mañana o se hará con mayores costes pasado mañana. Algunas de estas medidas incluso podrían ser rentables electoralmente, ¿se animan?

Doctor en Economía por el MIT y profesor del CEMFI. Investigador Asociado de CEPR y CESifo. Ha sido Presidente de la Asociación Española de Economía. Su investigación se centra en la economía laboral.

Hay 3 comentarios
  • Lo triste es que una parte no pequeña de nuestro Parlamento suele criticar las propuestas de la OCDE por liberales, neoconservadoras, insolidarias, etc. etc. Aquí llevamos la discusión al terreno de lo progre vs. facha; los números y las recomendaciones de consenso de organismos como la OCDE los tenemos para decorar los despachos públicos ...

  • El informe es un buen recordatorio que admite poca discusión en cuanto a los objetivos a lograr, alguna cierta discusión en cuanto a los instrumentos que hay que emplear para conseguir objetivos como la mejora de las políticas activas de empleo, la educación superior o la flexiblidad de los salarios, o la reducción de dualidad laboral y barreras a la entrada. Pero la clave no está en lo que ya conocemos, sino en lo que no hemos conseguido desentrañar. Lo que no hemos conseguido desentrañar es de qué manera podríamos vencer las resistencias a las reformas en cada uno de esos ámbitos. Por buenas que sean las reformas, si no conseguimos minimizar el impacto de las resistencias, ningún partido político va a implantar esas reformas. Creo que ahí es donde debemos ahondar.

    Un cordial saludo.

  • Las políticas activas de empleo están muy bien y, en cuanto a medidas liberalizadoras, España necesita una buena dosis. Digo esto para dejar claro que no soy partidario del modelo de Venezuela. El problema es que dicha liberalización tendrá que ir acompañada necesariamente de otras medidas, como los hechos y el mero sentido común han hecho evidente en los últimos años.

    Estos señores de la OCDE (y del FMI, y de tantos otros focos de "biempensancia") hablan como si el mundo de hoy fuera el mismo que el de hace tres o cuatro décadas. Ni la más mínima mención a cuestiones como las puestas en evidencia por Piketty o Varoufakis, por poner dos ejemplos muy fáciles. Ni el menor interés por revisar la validez de los cuentos de hadas en los que se funda todo el aparato teórico: el pleno empleo es alcanzable, el crecimiento puede ser perpetuo, los recursos naturales no se acaban nunca, la ley de Say es impepinable, no hay ahorro malo, las burbujas se arreglan solas, los agentes son codiciosos y racionales a la vez, el libre comercio siempre es bueno, incluso entre naciones con distintos valores políticos y sociales...

Los comentarios están cerrados.