La crisis en España: Análisis económico

Ayer se presentó a la prensa la Monografía Anual 2010 de Fedea, titulada La Crisis de la Economía Española. Análisis Económico de la Gran Recesión. En ella se aplica el análisis económico actual para intentar comprender las causas de la recesión y proponer medidas que puedan ayudar a mejorar los resultados de la economía española a medio plazo. (Véase una aclaración sobre la rueda de prensa al final.)

La Monografía contiene versiones revisadas de trabajos presentados en la Conferencia Anual de Política Económica de Fedea de hace un año. Son 9 ensayos, cada uno acompañado de un comentario crítico (a veces muy crítico, algo muy sano). Los coordinadores, Michele Boldrin, Javier Díaz-Giménez, Juanjo Dolado y yo mismo, somos colaboradores de Nada es Gratis y también lo son varios de los demás autores. Los autores son reputados economistas académicos españoles y extranjeros.

La recesión que ha sufrido la economía española desde 2007 ha tenido un altísimo coste en términos de bienestar social. Se gestó durante un largo periodo y coadyuvaron a ella políticas económicas pasadas, pero en muchos casos aún vigentes. El leitmotiv del volumen es que, para ser eficaces, las políticas económicas deben basarse en un análisis económico riguroso. Y la perspectiva adoptada es la de analizar hipótesis, datos, modelos formales y mecanismos causales.

Conviene destacar que la mayoría de las políticas económicas que la sociedad española va aceptando -de forma lenta y dolorosa- como necesarias, se señalan como tales en estos trabajos, que empezaron a elaborarse hace año y medio. A la vez, buena parte de las principales reformas explícita o implícitamente propuestas en este volumen aún distan mucho de ser adoptadas o incluso aceptadas.

Todos los capítulos pueden descargarse de la página web del libro. Es imposible resumir aquí las principales ideas contenidas en los capítulos. Quienes quieran hacerse una idea del contenido pueden leer la Introducción, que aporta un hilo conductor y resúmenes de los capítulos. Hay también una nota de prensa, un resumen ejecutivo y una presentación para la prensa.

Para abrir boca, aquí van unos títulos abreviados, agrupados en cuatro bloques, y los nombres de los autores y comentaristas:

1. La recuperación que no ocurrió

¿Brotes verdes? | Máximo Camacho, Gabriel Pérez-Quirós y Pilar Poncela. Comentarios: Antoni Espasa

2. El crecimiento pasado y la recesión actual

Perspectiva internacional | Jesús Fernández-Villaverde y Lee Ohanian. Comentarios: Jaume Ventura

Crecimiento sin un modelo | Michele Boldrin, J. Ignacio Conde-Ruiz y Javier Díaz-Giménez. Comentarios: Rodolfo E. Manuelli

El papel de la construcción | Carlos Garriga. Comentarios: José García-Montalvo

3. Tres problemas estructurales españoles

Paro y empleo temporal: Francia v. España | Samuel Bentolila, Pierre Cahuc, Juan J. Dolado y Thomas Le Barbanchon. Comentarios: Gilles Saint-Paul

¿Concedieron las Cajas “buenas” créditos “malos”? | Vicente Cuñat y Luis Garicano. Comentarios: Rafael Repullo

El enigma de los concursos empresariales | Marco Celentani, Miguel García-Posada y Fernando Gómez Pomar. Comentarios: Tano Santos

4. Cuestiones de política fiscal para el presente y el futuro

España, Japón y la contracción fiscal | R. Anton Braun y Javier Díaz-Giménez. Comentarios: Josep Pijoan-Mas

La subida del IVA | Juan C. Conesa, Javier Díaz-Giménez, Julián Díaz-Saavedra y Josep Pijoan-Mas. Comentarios: Juan F. Rubio-Ramírez

Bon appetit!

---------------------

P.S. Aclaración sobre la rueda de prensa del 3/11/2010:

Ayer en un medio de comunicación se afirmaba que yo dije que el crecimiento económico español iba a ser nulo durante los próximos cinco o seis años. No es cierto. Ante una petición de aclaración por parte de una periodista sobre la situación actual, sí enuncié (en mala hora) una definición de estancamiento económico: un crecimiento bajo del PIB, cercano a cero. Pero no dije que esto fuera a suceder en España en los próximos cinco o seis años, y tampoco lo creo. La rueda de prensa está grabada, así que es fácil demostrar mi inocencia.

[A San Google me encomiendo para que sus búsquedas recojan esta aclaración.]

Hay 30 comentarios
  • ...estancamiento económico: un crecimiento bajo del PIB, cercano a cero.
    como bien pones en duda ¿ cuantos años?
    ...nadie lo sabe, depende de muchos factores internos y externos...

    aun no lo he leido todo pero tiene buena pinta...

  • “Ayer en un medio de comunicación se afirmaba que yo dije que el crecimiento económico español iba a ser nulo durante los próximos cinco o seis años. No es cierto”

    Celebro que haya conseguido usted desmentir este malentendido que habría aparecido como una imperdonable mancha en su currículum al demostrarse, en el futuro, como una predicción completamente disparatada. En efecto, la economía mundial, y más aún la economía española, se adentran es una severa depresión económica que hará que la de los años 30 parezca un paseo por el parque. El crecimiento no será nulo, desde luego, sino que habrá una fuerte contracción durante los próximos 15 o 20 años (si hay suerte).

    Siguen sonándome surreales expresiones como las siguientes:

    “Análisis económico actual” en “En ella se aplica el análisis económico actual para intentar comprender las causas de la recesión”

    O “Diagnóstico disponible” en “Deberían derivarse de la aplicación del sentido común al diagnóstico disponible. Los remedios son las políticas económicas a adoptar. Es
    importante darse cuenta de que, para muchos de los problemas que diagnosticamos, no está claro cuál podría ser el remedio”

    Parece que la escuela dominante, neo-neokeynesiana, neo-neoclásica y/o neo-neomonetarista, la vieja superstición mercantilista, vamos, sigue creyendo ser el único análisis económico posible y poseer el único diagnóstico actualmente disponible. Y es que es fascinante su incansable maestría por modificar a posteriori sus previsiones estrepitosamente fallidas e incorporar a sus creencias supersticiosas las modificaciones precisas para hacerlas capaces de explicar los fenómenos realmente ocurridos. Al parecer, los reputados economistas que en el mundo son, pretenden humorísticamente que todos ellos fueron capaces de ver con claridad lo que se avecinaba. Aunque se oía y se leía hasta la saciedad lo de la economía “goldilocks” ahora descubrimos que ningún economista lo decía. Cuando Blanchard escribió “the state of de macro in good” lo que en realidad quería decir, y solo los iniciados, capaces de entender las ecuaciones de la patraña keynesiana podían entender, es “se avecina la mayor depresión económica en la historia de la humanidad”

    (Sí, lo sé, sé que los “reputados economistas” no dicen ahora que estemos en la mayor depresión de la historia de la humanidad, pero lo dirán, lo dirán retrospectivamente, dentro de 5 años. En 2015 dirán que eso es lo que decían a finales de 2010, y escribiendo desde ahora lo que van a terminar por decir, me ahorro escribir este comentario de nuevo dentro de 5 años ¡Son tan previsibles en los errores de sus previsiones!)

    Otro tanto ocurre con la reciente moda de los estímulos fiscales que iban a reforzar esa falacia llamada “demanda agregada”. Una vez comprobado que han resultado ser un completo y ruinoso fracaso que ha ayudado a destruir la economía y hecho más severa la depresión, resulta que ni un solo economista recomendó en ningún momento la aplicación de estas patrañas keynesianas. Por desgracia para el nuevo keynesianismo, la existencia de San Google ha dejado atrás, para siempre, aquellos tiempos en los que el pasado resultaba siempre impredecible.

    Es despiste del “análisis económico actual” es completo. El conjunto de supersticiones en las que se basa (un mercantilismo levemente maquillado) es falso de una manera radical. No tiene remedio posible, la totalidad del corpus que forma la “ciencia económica actual” (mainstream) debe ser desechado en su totalidad. Los hechos que demuestran la completa falsedad del dogma, siguen demostrando una y otra vez la completa falsedad del dogma.

    No va a ocurrir nada de lo que el “análisis económico actual” predice porque el análisis económico actual es completamente incapaz de entender lo que está sucediendo ahora mismo y es completamente incapaz de entender las causas de esta depresión como fue y sigue siendo incapaz de prever los hechos reales.

    Si tienen alguna influencia en los políticos y conocen a algún político honesto, deberían recomendarle que aplique la única política económica que puede funcionar y que consiste en no aplicar ninguna política económica. Las políticas económicas no son ninguna clase de soluciones sino que son las causas, las únicas causas de los problemas de las economías.

  • "En efecto, la economía mundial, y más aún la economía española, se adentran es una severa depresión económica que hará que la de los años 30 parezca un paseo por el parque. "

    Señor Niño Becerra, salga de ese cuerpo!

    Ahora más en serio. Me sorprende que haya tanta gente haciendo predicciones extremas basándose en ideas extremas. Si todos llevaran razón, deberíamos estar rodeados de genios.

    • Citoyen,

      Hacer predicciones bien es tremendamente difícil, en especial en relación con los puntos de inflexión (de recesión a expansión y viceversa). Las predicciones se hacen porque son necesarias para la previsión económica en general. Otras tienen además la intención de afectar a las expectativas.

      Yo intento no dar predicciones económicas nunca, porque no me dedico a ello. Y ayer no las dí. Pero ciertamente no me apuntaría a las apocalípticas.

  • Pingback: Anónimo
  • “Yo intento no dar predicciones económicas nunca, porque no me dedico a ello”

    Tampoco yo me dedico a la predicción económica o a la predicción meteorológica lo que no impide que haya días que salga con paraguas de casa. En ninguna profesión, salvo en la astrología, la cartomancia o la economía existe una especialidad dedicada a la predicción. Cualquier corpus de conocimiento, sea científico o no, contiene predicciones pero no hay médicos, físicos, abogados o ingenieros especializados en hacer predicciones como hay economistas especializados en hacer predicciones.

    No es posible entender, explicar, observar o medir ningún fenómeno de la realidad si no se es capaz de hacer predicciones sobre ese fenómeno. Cuando un físico construye una nueva teoría no está intentando predecir fenómenos sino de explicar fenómenos observados. Sin embargo esa nueva teoría siempre puede falsarse o corroborarse cuando los experimentalistas contrastan con la realidad las predicciones de la nueva teoría, porque una nueva teoría siempre contiene, equivale a nuevas predicciones.

    El trabajo de un médico, de un abogado o de un ingeniero no consiste en prever el futuro sino en curar a un enfermo, ganar un juicio o proyectar un puente. Sin embargo, es parte esencial de su trabajo prever cómo evolucionará la enfermedad del paciente y cómo afectará a esa evolución futura el tratamiento médico, cómo influirán en el jurado ciertas estrategias de la defensa o predecir si el puente se desplomará cuando lo cruce un tren.

    Sonaría muy extraño que un ingeniero que propone un nuevo puente de ferrocarril no quisiese mojarse haciendo una predicción sobre si el puente de caerá o no cuando lo atraviese un tren.

    Cualquier observación de la realidad solo puede hacerse si se hace desde un modelo que permite una interpretación de lo que estamos observando. El que algunos observadores de los fenómenos reales ignoren que poseen un modelo previo de lo que observan no invalida esto. La explicación de cualquier fenómeno, sea una explicación científica o no, implica siempre establecer una red de relaciones causales. Explicar por qué estamos donde estamos, consiste en establecer las causas del pasado que ha producido la situación presente como efecto. Una vez en nuestras manos esa red de relaciones causales, aplicándole la situación presente como causa debe darnos unos efectos futuros que queramos o no, constituyen una predicción.

    Si uno es capaz de explicar (a posteriori) cualquier fenómeno presente o pasado pero declina hacer predicciones sobre el futuro, lo que está haciendo es construir un modelo explicativo ad hoc a la medida de cada uno de los fenómenos que hay que explicar. Cuando los fenómenos futuros aparezcan podrán ser perfectamente explicados construyendo un modelo a medida pero como ignoramos cuales serán esos fenómenos no podemos construir un modelo ad hoc.

    Las “explicaciones” de este tipo no son explicaciones sino una racionalización destinada a librarnos de reconocer que no comprendemos.

    La próxima vez que vayan al dentista o al mecánico de coches, pídanle que haga una predicción sobre lo que pasará con su caries o sobre la evolución futura de la correa del ventilador. Si se niegan a hacer esa predicción yo les recomendaría que cambien de dentista o de mecánico y eso aunque no haya dentistas o mecánicos especializados en hacer predicciones (salvo quizás el mecánico encargado de mantener el parque de coches oficiales de la FED o el FMI).

  • Mi agradecimiento por su trabajo. Y por divulgarlo gratuitamente. Sigo desde hace meses sus contribuciones. He aprendido mucho, no soy economista.

    Solo he asistido a una asignatura de tal disciplina, hace muchos años, en la ETSAM. Recuerdo una de las clases como si fuera hoy. En ella, el catedrático, desgraciadamente no recuerdo su nombre, nos recomendaba que no nos dedicaramos a la producción de bienes de primera necesidad como negocio especulativo. No se puede, no se debe especular con ellos. La vivienda es un bien de primera necesidad. No me parece de recibo que, ya en la introducción de su estimable trabajo se hable del "saludable crecimiento de precios y oferta del periodo 1995-2005". Si el resto del trabajo va por este camino, lo considero desechable. Los precios de la vivienda ya estaban inflados artificialmente al menos desde 2001, si no antes. Esta huida hacia adelante, propiciada por sectores públicos y privados muy específicos en su propio beneficio, es lo que nos han llevado a esta situación sin salida.

    Es la causa principal. Creo. Aquí está el enorme endeudamiento de familias y empresas, detrayendo capitales que se hubieran dedicado a otros sectores productivos; la causa del desbordamiento de los presupuestos del sector público, con los ingresos obtenidos, inconstantes a la larga; la necesidad de incorporar una ingente mano de obra no cualificada, atrayendo inmigración sin poderles asegurar un futuro; etc...

    Seguiré leyendo su trabajo esperando haberme equivocado.

    Afectuosamente

    • Carlos,

      Gracias por el interés y por el tono. El blog y el libro pretenden mejorar la comprensión de temas económicos.

      El capítulo de Carlos Garriga pretende contestar la pregunta de si se puede explicar la dinámica de precios y casas construidas en función de fundamentos: reducción de tipos de interés, reducción de las restricciones del suelo urbanizable y aumento de la población (fundamentalmente por inmigración). La lectura de los coordinadores es que lo consigue aproximadamente hasta 2005 y luego ya no. Explica parte del boom, no explica la parte final, y tampoco explica muy bien la caída en la recesión. Lo de "saludable" es un calificativo que se puede compartir o no, pero no es consustancial al capítulo de Carlos Garriga, que no tiene un análisis explícito de bienestar. La lectura podría ser que con las condiciones de la economía en 1995 y los cambios que hubo, lo que sucedió puede explicarse como lo más probable que sucediera. Pero las condiciones iniciales con seguridad no eran muy buenas, de ahí que aboguemos por varias reformas pendientes.

      Un modelo alternativo es el que defiende el comentarista, José G. Montalvo, que pone más hincapié en elementos especulativos y errores de expectativas. Este debate sigue vivo en el mundo académico y tenemos que aprender aún mucho de ambos enfoques.

  • Editando el post anterior.

    Me reafirmo en todo lo dicho. Evidentemente el Sr. Garriga confunde efectos con causas. Bastaría con visualizar el gráfico del incremento de precios de la vivienda medido en años de trabajo, o comparar número de viviendas en construcción con el flujo de inmigrantes.

    Saludos

  • Gracias por contestar.
    Efectivamente hay enfoques diversos en el trabajo. Sigo leyendo.

    Saludos

  • Lo que me resulta cansino es la lucha entre diferentes escuelas, o el tema de las predicciones, en otras ciencias como la medicina, creo que cada investigador tiene su linea de investigación, y lo que al final cuenta son los resultados.
    Este lio de debates solo acaba desprestigiando al gremio, asi los periodistas generalistas y los politicos de turno tienen a quien dirigir sus dianas, confundiendo mas a la ciudadania.
    Los responsables politicos dominan muy bien sus tecnicas para no asumir sus responsabilidades, si ho han aplicado bien las teorias economicas no es problema de los economistas. porque las teorias mal aplicadas por los politicos de turno, solo hace que dejar la labor de los economistas, sean de la escuela que sean por los suelos, mal panorama para el gremio.

    Sobre el tema del post,creo que un keynesianismo moderado bien aplicado y de forma temporal hubiese sido util, si de verdad la prioridad fuese crear empleo, como incentivar directamente al empresario que creara nuevo empleo en nuevos sectores era la solución que hubiese dado mucha vida a la economia, en realidad creo que han exprimido al contribuyente para tapar errores y agujeros de personas codiciosas e irresponsables...
    Esto del QE a mansalva no me convence, ni las medidas keynesianas sin cirujia fina,ni las medidas populistas de los 400, ni ahora que dicen que aplicaran una medida populista para los ni-ni y mucho menos en las subvenciones direccionadas de puro mercantilismo.

  • creo que el Trabajo Temporal tiende a ser muy rebajado y no me explico la verdadera razón. Se trata de un tipo de empleo tan respetable como cualquier otro, indudablemente

    • Javier (Trabajo Temporal),

      Tienes razón. Teniendo en cuenta otras características individuales, que captarán diferencias de productividad y otros factores, el trabajo temporal recibe una remuneración por hora menor que el indefinido. Una estimación reciente la proporciona Sara de la Rica en el libro electrónico del Manifiesto de los 100:

      http://www.crisis09.es/ebook_propuesta_laboral/Propuesta_reactivacion_laboral_art_3.pdf

      En el cuadro 2 se puede ver que en el salario base la menor retribución es de alrededor del 6%, pero es mucho mayor en los complementos salariales, alrededor del 29%, así que en el salario total es de alrededor del 15%.

      Dado que en estos cálculos se han tenido en cuenta factores relacionados con la productividad, la causa más probable de esta menor remuneración es que, en relación con los empleados indefinidos, los temporales tienen un menor poder de negociación en sus empresas.

  • La introducción hace el marco ideológico del contenido aunque el que escriba quiera ser neutral. La elección del tema tiene implicaciones políticas.
    Yo si hago predicciones y una es que el PP se nutrirá de sus autores. ¡Vayan tomando posiciones!.
    ¿Cuando dedicarán fuerzas a teorizar lo que tienen que pagar los responsables de la crisis?. ¿Cuanto tiempo dedicarán a exigir y teorizar sobre la regulación de los mercados financieros?.
    Eso seguramente sería otra opción ideológica. Lo dicho, análisis económicos al servicio de la ideología neoconservadora.

  • ¡Muy buena la sugerencia de Juan¡. Algunos de esos diez economistas deben saber tanto de Economía Española como Belen Esteban, que suele ser la ganadora en encuestas tan controladas como la que la que el menciona...

  • Creo que el economista que merece más el premio por la exactitud con que predijeron la actual depresión es, sin duda, Krugman.

    Independientemente del hecho de que la totalidad de las innumerables predicciones contenidas en sus escritos hayan resultado catastróficamente fallidas, sus decisiones sobre sus finanzas personales, difundidas puntualmente en su blog, permiten descubrir la fiabilidad de este hombre a la hora de ver el futuro y la solidez de su "modelo".

    Decidió comprar una vivienda en el centro de Nueva York, esto es, precisamente en el centro geográfico de la inmobiliaria, justo en el preciso instante en en que los precios de la burbuja tocaron techo. Ni un mes antes ni un mes después.

    Esta compra la financió invirtiendo en dinero del nobel y mediante un crédito a tipo variable. Además de la sagacidad que demostró con esta inversión en un esquema piramidal de PER aproximadamente 280, tuvo luego la ocurrencia de convertir su crédito a tipo variable en uno a tipo fijo. ¿Cuando? Pues si, en efecto, exactamente en el momento en el que los tipos del dólar tocaron techo. Ni un mes antes ni un mes después. Menos mal que se gana la vida con la agitación política y la venta de crecepelos porque si tuviese que ganarse la vida como economista no iba a durar mucho.

    Como el, en otro tiempo reputado, premio nobel continúe por esta senda de degradación, cualquier día vemos que le dan un nobel a, no sé ..., Obama ¿por ejemplo?

  • EEE y Luisito, veo que no os bajáis del burro. Cumplis exactamente otro de los mandatos del economista neoliberal: Qué la realidad no me estropee una buena teoría.

    Sin duda, Krugman es un negao a vuestro juicio y los economista de la lista claro unos analfatetos funcionales y además de unos rojos, supongo.

    Claro, claro los que verdad saben de crecimiento, ciclos económicos y crisis son los economistas de Chicago y los teóricos de ciclo real, esos si que se merecen el nobel, verdad.
    Un sólo ejemplo, porque si cojo todos los que se me vienen a la mente similares puedo estar tres días escribiendo: Robert Lucas en 2003 dijo en una conferencia en la American Economic Association exactamente esta frase textual: " A efectos prácticos, el problema principal de la depresión-prevención se ha resuelto" . Para que estudiar esas cosas, Bernanke...

    Lucas y Prescott siguen siendo recibidos hoy en lor de multitudes en España. Qué grandes genios esos si que predijeron la crisis, y no ese rojeras de Krugman, verdad.

    Y en cuanto a los economistas españoles, pues mejor ni hablar. Si tomamos las declaraciones de esos economistas tan liberales y favorables a las reformas como Laborda, MAFO y su director de Estudios en el BdE Malo de Molina..... En 2007, declaraban, que no había sobrevaloración inmobiliaria, ni mucho menos burbuja... Y en el mismo sentido, todos vuestros amigos ortodoxos, sin ninguna excepción.
    Pues EEE y Luisito, a seguir confiando en estas grandes luminarias liberales, que dios os conserve el tacto porque la vista y el sentido común ya lo perdistéis hace tiempo...

  • Juan,
    Yo no discuto sobre personas, solo sobre ideas y hechos. Parece que contigo no es posible.
    Aqui el único que comete pecados contra el sexto mandamiento de tu "decálogo del economista liberal" eres tú mismo.

  • EEE,
    Menos mal que discutes sobre ideas y no sobre personas. Sólo te cito:

    "¡Muy buena la sugerencia de Juan¡. Algunos de esos diez economistas deben saber tanto de Economía Española como Belen Esteban, que suele ser la ganadora en encuestas tan controladas como la que la que el menciona…"
    Hablar sobre belén esteban, es hablar sobre ideas???

  • Juan,
    Pareces no entender. Mi punto, expresado de manera sarcástica, es que ninguno de tus diez economitas preferidos ha estudiado a fondo la economía española (como tampoco creo que lo ha hecho Belén Esteban). Esta afirmación puede ser cierta o falsa. ¿Es falsa?
    ¿Qué referencias suyas debería leer sobre este tema? ¿Los tengo que leer porque un grupo de economistas "alternativos" piensa que "vieron venir" la crisis?

  • Juan, creo que es usted víctima de una completa confusión sobre el significado de la palabra "liberal" y sobre el sentido del "liberalismo económico". Los liberales se dedican a propugnan el dinero privado, la abolición de los bancos centrales y de la regulación bancaria, no se dedican a dirigir la planificación central de los bancos centrales ni a diseñar a aplicar el intervencionismo estatal en la economía.

  • Gracias, Samuel, por la facilidad de acceso al libro que compraré en cuanto lo vea en una librería.
    Son muchas páginas y el esfuerzo de tanta gente se merece una lectura reposada antes de comentar nada. Llevará tiempo.

    Un saludo

    • Manu,

      La ventaja del formato electrónico es que puedes descargarte todo el libro (son ¡550 páginas!) o solo los capítulos que te interesen a priori y ver si cumplen con tus expectativas. Por eso recomiendo empezar por la introducción.

  • Hola, Samuel.

    He leído la Introduccion y resulta difícil no estar de acuerdo con mucho de lo que allí se dice desde una perspectiva ortodoxa, sensata. Desde lo posible y prudente teniendo en cuenta que no es momento de añadir zozobra mientras están las velas desventadas y la orza muy tocada.
    Quizás no se diga todo lo que haría falta decir (cosa que creo) pero tampoco me cabe duda de que lo que se dice es cierto y necesario.
    A pesar de las disensiones que podemos leer en el blog, creo que en el fondo todos estamos bastante de acuerdo y que las diferencias suelen ser de perspectiva.
    En general nos diferencian más los lugares desde donde miramos que lo que vemos si nos ubicamos todos en el mismo observatorio.
    Aunque el texto es de lo más comedido supongo que molestará en algunos lugares.

    Saludos y enhorabuena

    • Manu,

      Me alegra mucho haber conseguido un nuevo lector para la monografía. 🙂

      La introducción es un resumen de los capítulos utilizando como hilo conductor una visión general extraordinariamente sintética de la evolución de la economía española durante la crisis.

      También es provocativa (ninguno de los 4 coordinadores suscribe todas las afirmaciones, es un compromiso), pero obviamente bajo nuestra perspectiva profesional. No contentar a todos los lectores sería una de sus virtudes.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad