- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

La carrera entre la educación y la tecnología

Uno de los aspectos económicos que más interés despiertan actualmente es la evolución de la desigualdad de salarios, de la renta y de la riqueza durante la crisis (discutido el otro día por Javier Andrés). En todas estas áreas se ha dado un aumento de la desigualdad, que es en realidad un fenómeno de más largo plazo.

Centrándonos hoy en la desigualdad salarial, uno de los indicadores más estudiados es la prima (otra prima) o diferencia entre los salarios de los graduados universitarios y los graduados de la educación secundaria (high school).

Esta prima ha crecido enormemente en Estados Unidos en los últimos treinta años, como se ve en este gráfico, proveniente de un reciente artículo de panorámica de Daron Acemoglu y David Autor:

El gráfico muestra que un graduado universitario promedio ganaba hace 30 años un 52% más que graduado de secundaria, pero en 2009 ganaba un 97% más (nota: el gráfico está en logaritmos y si deshacemos la transformación tenemos: exp(0.42)=0.52 y exp(0.68)=0.97). Es decir, que el rendimiento de la educación universitaria ha crecido mucho en EEUU.

Lo primero que sorprendió a los economistas fue que esta prima hubiera crecido tanto a la vez que la oferta relativa de universitarios --con respecto al número de personas con educación secundaria-- crecía mucho también, del orden de un 55%, como muestra este otro gráfico del mismo artículo:

A partir de 1982 la oferta relativa de universitarios crece más despacio, pero crece. Un esquema sencillo de oferta y demanda predice que al aumentar la oferta relativa de un bien o servicio debe caer su precio relativo (en este caso, el salario relativo), salvo que la demanda relativa de ese bien también crezca. Y eso es lo que aparentemente ha sucedido, porque las nuevas tecnologías hacen que sea especialmente rentable para las empresas emplear a más universitarios que antes (en relación a los de menor nivel educativo); es lo que se denomina, como explica Gianluca Violante, "progreso tecnológico sesgado hacia la cualificación".

Larry Katz y Kevin M. Murphy aplicaron esta lógica en un famoso artículo de 1992. De un modelo sencillo con los supuestos habituales (incluyendo el de competencia perfecta en los mercados), obtienen esta relación para la prima salarial de los trabajadores cualificados (donde a y b son constantes y log denota logaritmos):

log (Salario relativo Universidad-Secundaria) 

 = a log (Productividad relativa Universidad-Secundaria)

    − b log (Oferta relativa Universidad- Secundaria)

Es decir, que si el número de universitarios sube más que el de graduados de secundaria, su salario relativo baja (en la proporción b), pero subirá si el progreso tecnológico está sesgado a favor del trabajo cualificado (en la proporción a). Es lo que Claudia Goldin y Larry Katz denominan en un libro reciente la carrera entre la educación y la tecnología (aquí una versión corta, aquí una recensión de Acemoglu y Autor).

Aproximando la evolución de la productividad relativa siemplemente por una tendencia (1,2,3,...), Katz y Murphy estimaron esta relación para la economía americana:

log (Salario relativo Universidad-Secundaria) = 0.033 tendencia

   − 0.71 log (Oferta relativa Universidad-Secundaria)

Este gráfico de Acemoglu y Autor representa el salario relativo observado y el valor predicho por la ecuación anterior estimada hasta 1987 y extrapolada a partir de ese momento usando los datos de la oferta relativa (sin reestimar a y b después de 1987):

Dada su extrema sencillez, las predicciones del modelo son sorpendentemente buenas hasta 1992, momento a partir del cual el modelo predice un crecimiento de la prima salarial mayor que el observado. El conocimiento sobre este fenómeno ha avanzado bastante en los últimos 20 años, así que dedicaré una entrada futura a una posible explicación de esta desviación.

¿Qué ha sucedido en España? Como ya nos contaron Floren, Luis y Sergi hace tiempo, Spain is different. Frente a un aumento de la prima salarial en muchos países de Europa, ellos encuentran para España (con datos de la Encuesta de Estructura Salarial) una caída de 10 puntos en la prima salarial de la educación universitaria sobre el bachillerato entre 1995 y 2006. En su entrada hacen hincapié en el efecto del subempleo de los licenciados (es decir, su sobrecualificación) y la temporalidad (of course!). El jueves próximo publicaremos una entrada muy interesante que analiza lo que ha pasado durante la burbuja y el inicio de la crisis, y cómo la especialización en la construcción ralentizó durante más de una década la carrera entre la educación y la tecnología.