El macroajuste y las prestaciones por desempleo: (II) El PREPARA no prepara

320px-William_Blake_006" title="El macroajuste y las prestaciones por desempleo: (II) El PREPARA no prepara" alt="El macroajuste y las prestaciones por desempleo: (II) El PREPARA no prepara" class="img-responsive">

A falta, por suerte, de cataclismos financieros, uno de los temas económicos más debatidos durante el mes de agosto ha sido, implícitamente, un coletazo del decreto de ajuste presupuestario de julio: la decisión de si prorrogar o no el Programa de Recualificación Profesional (Prepara), conocido vulgarmente como "los 400 euros", una descripción mucho más realista que el nombre del programa.

El programa Prepara proporciona una ayuda a los parados que han agotado las prestaciones por desempleo o no tienen derecho a ellas. La ayuda es del 75% del (horrorosamente) denominado Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) mensual --inventado en 2004 para desvincular las ayudas públicas del salario mínimo--, es decir 399.38 € (0.75 x 532.51 €). Puede cobrarse hasta un máximo de seis meses (una sola vez por persona).

En julio se supo que el Gobierno no iba a renovar este programa, creado en febrero de 2011 por seis meses y renovado dos veces, lo que suscitó muchas reacciones. Finalmente, probablemente por la presión pública, se prorrogó con algunos cambios en las condiciones de percepción.

El Prepara exige que la renta mensual del perceptor no sea superior al 75% del salario mínimo, es decir 481 € (0.75 x 641.40 €), teniendo en cuenta las rentas de la unidad familiar (per cápita). En general, los sistemas de protección social han tendido a proporcionar servicios esenciales en especie, como la educación o la sanidad, de forma universal (con ciertos límites y revisiones, como hemos visto últimamente), mientras que se establecían umbrales de renta para la percepción de prestaciones monetarias no contributivas.

La condicionalidad de las prestaciones a un umbral de renta permite dirigirlas hacia quienes más las necesitan, pero no está exenta de problemas. El prinicipal es el desincentivo a la oferta de trabajo creado por la disponibilidad de las prestaciones solo por debajo de ese umbral. Este problema, conocido como la "trampa de la pobreza", motivó en buena medida la reforma del sistema de bienestar social (welfare) norteamericano del Gobierno de Clinton en 1996 (Rebecca Blank presenta una panorámica sobre esta reforma). En este caso se trataría del problema de la "trampa del paro", el desincentivo para la búsqueda de empleo creado por la prestación (que discutí aquí para España).

Un cambio del nuevo Prepara ha consistido en incluir a los padres en el cómputo de la renta per cápita si el parado convive con ellos. Este cambio, motivado seguramente por consideraciones presupuestarias, muestra cómo el sistema de protección social explota la tardía emancipación de los jóvenes (que hace poco discutía Floren Felgueroso). La duda es si, en la situación actual, en que el paro está afectando también de forma acusada a los cabezas de familia (con tasas del 20%), los hogares van a poder compensar la reducción de la protección del sistema público.

Otro cambio que incorpora el nuevo diseño es que --salvo que el parado tenga personas a su cargo-- el programa se circunscribe a los parados de larga duración (al menos 12 meses parados en los últimos 18). Aquí hay dos elementos opuestos. Por una parte, los parados de larga duración son, en principio, los que han tenido más dificultades para hallar empleo y es deseable por tanto protegerles. Por otra parte, también son los más proclives a desvincularse de forma permanente del mercado de trabajo --por falta de motivación, pérdida de cualificación o discriminación-- y la ayuda puede coadyuvar a ello.

Para evitar este posible efecto negativo, el programa Prepara recoge que los parados deberán participar en un itinerario individualizado y personalizado de inserción que contemple un diagnóstico de su empleabilidad, participar en las políticas activas de empleo que les propongan los Servicios Públicos de Empleo y aceptar ofertas de empleo adecuadas (según la ley) que estos les ofrezcan.

Pero esto es precisamente lo menos creíble del Prepara. Como requisitos de búsqueda de empleo basta, por ejemplo, con enviar tres currículos, inscribirse en un portal de empleo privado y presentarse a alguna oferta de trabajo de los Servicios Públicos de Empleo. No parece una búsqueda muy intensa. Como hemos señalado a menudo, las políticas activas no son efectivas en España. Y nunca se han evaluado rigurosamente; por ejemplo, en la página web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) no hay ni un solo análisis de la efectividad de ninguna política activa. Actualmente, los Servicios Públicos de Empleo son residuales como agencias de colocación: en 2011 registraron 512 mil ofertas de empleo y 14.4 millones de contratos, así que no intermediaron más del 3.5% de las ofertas. No es de extrañar que las políticas activas estén entre los deberes pendientes que reclama la Comisión Europea al Gobierno español.

El Prepara no prepara para salir del paro y debe ser considerado como una mera extensión de las prestaciones por desempleo. Este tipo de extensión es habitual en las recesiones en Estados Unidos. ¿Es buena idea? Sí puede serlo. En la entrada anterior indicaba el valor social de las prestaciones como mecanismo de seguro para el mantenimiento del consumo de los hogares y su coste potencial en términos de la motivación para buscar empleo. Pues bien, en las recesiones, el efecto negativo de las prestaciones sobre los incentivos pierde peso frente al efecto positivo de seguro. Como explican Camille Landais, Pascal Michaillat y Emmanuel Saez (y como recordaba Vincenzo en un comentario a mi entrada anterior), el valor social de la búsqueda de empleo se reduce en una recesión: la búsqueda de empleo no puede reducir mucho el paro y los esfuerzos individuales de búsqueda reducen la probabilidad individual de que cada parado que busca encuentre empleo. En una recesión tan profunda y, sobre todo, larga como la que sufrimos, este efecto es muy importante.

En última instancia, dada la necesidad de reducir el déficit público, la bondad relativa de una medida de este tipo requiere estimar el valor social marginal de este programa frente a los de otros, lo que es muy difícil. También lo es la decisión: cabe pensar que estas ayudas están llegando a personas en mala situación económica --y que tendrán un efecto multiplicador macro alto--, pero también la sanidad atiende a necesidades básicas. En la práctica, no obstante, creo que posibles prórrogas futuras del Prepara dependerán de si el decreto de julio pasado logra en los próximos meses atajar la tendencia creciente que venía presentando el gasto en prestaciones (ver gráfico).

---

P.S. La imagen superior se debe a William Blake, parte de cuya obra se expone en una recomendable exposición en el CaixaForum de Madrid.

Hay 20 comentarios
  • Es verdad que esta prestación no prepara para salir del paro y que es una mera ayuda por desempleo, la cual en la actualidad debe analizarse en el contexto de la necesidad de reducir el déficit público, pero en estos casos siempre término inclinándome por el valor social de las prestaciones al que usted hace referencia. Me gusta mucho su exposición en este último punto.

    http://www.economist.com/blogs/schumpeter/2012/09/spanish-banking-reform

  • El paro es demasiado elevado para pensar que esta ayuda es un desincentivo. Esta ayuda hace que una parte importante de la población, con niños incluidos, no caiga en la pobreza más abosoluta, de la que cuando salgamos de esta, sería muy dificil recuperarse.
    Y hay muchos otros aspectos positivos, como la criminalidad por pura desesperación se dispararía muchísimo más con efectos económicos muy negativos. Si en EE.UU. que son muy cuidadosos con las perras lo hacen, por algo será.

    • Deduzco por su apellido que es canario, como yo. Y ambos conocemos la realidad canaria, que es trasladable a nivel nacional. Un paro rondando el 30% y los que trabajan con sueldos cada vez más misérrimos y acribillados a impuestos de toda índole, sea directo o indirecto.

      Compartu sus argumentos. Esta ayuda es esencial para evitar situaciones de drama social que pudieran degenerar en algo inaudito.

    • Muy buen articulo.
      Estoy de acuerdo con Diego. Si analizamos la renta del Prepara (400€ o 450€), esta sigue estando por debajo del umbral de pobreza en España (7.533€ en 2011, pag 10 http://www.ine.es/prensa/np680.pdf), con lo que no veo que desincentivo supone a la búsqueda de empleo, sino todo lo contrario, creo que se debería articular mucho mejor para que el individuo efectivamente pudiera dedicarse a prepararse y/o reconvertirse para encontrar un nuevo empleo (deberiamos aprender de la Hartz IV en Alemania, más si cabe con la trampa en la que se encuentran muchas familias en situación de desempleo y con obligaciones hipotecarias que no son capaces de devolver). A corto, medio y largo plazo y en perspectiva de politica economica y social, deberiamos pensar qué connotaciones economicas, sociales y ética tiene que aumente el % de poblacion en situación de pobreza y con dificultades para su educación, formación y capacitación y acceso al mercado laboral.

      Respecto a la bolsa de fraude, que existe, y se infiere que bastante significativa en muchas regiones, se hace necesario combartirla, pero para ello hay que poner medios, y no simplemente "criminalizar" a todo el colectivo y poner en duda las politicas proactivas de cara a su reinserción laboral, que viendo que no son efectivas, habría que mejorarlas, no recortarlas.

  • Esta claro que sale mas barato dar una limosna de 400 euros a un "marginal" 6 meses, que prejubilar a un funcionario por 2000 euros al mes y dar trabajo a ese "marginal" por 1000 euros al mes ( la diferencia es ese salario y ese puesto de trabajo). Asi que cada vez va a haber mas marginales y mas abueletes o prejubilados con dinero que lo que hacen es mantener a sus hijos y nietos.
    Realmete creen que asi se consigue crecimiento economico y se crea empleo?
    Tantos años de aislamiento nos pasan factura, tanta incompetencia no sale gratis. Llevamos 5 años gobernados a base de planes/reformas con vistas a 3 o a lo sumo 6 meses. Asi no se va a ninguna parte.

  • Estos planes son absolutamente ineficaces y lo digo con conocimiento de causa. Soy un licenciado en Derecho, con un MBA y en la actualidad tengo 49 años. En mi anterior período en el desempleo, hace 2 años, conocí de primera mano el famoso subsidio anterior de 426€. La condición era no tener rentas mensuales superiores al 75% (como ahora) y seguir un proceso de reinserción laboral. Aunque parezca mentira, durante 6 meses estuve yendo una vez al mes, durante 1 hora, a la oficina de empleo (había que firmar el formulario), porque el curso que me asignaron consistía en aprender a redactar un C.V. y la consabida carta de presentación. Por supuesto acudí esas 6 veces y no tuve ninguna "preparación adicional". Sin ánimo de creerme más que nadie, me considero, aunque sólo sea por mi formación y por haber ocupado puestos de gerencia durante más de 22 años, más que preparado para redactar cartas de presentación y C.V., con lo que rogaría a nuestros queridos políticos que mimaran más las políticas activas de empleo, en vez de poner requisitos cada vez más extravagantes (considerar que debes vivir de tus progenitores hasta la extenuación de estos), que lo único que consiguen es excluir a un número mayor de perceptores. Nuestros políticos no han pisado jamás una oficina de empleo, ni tan siquiera en campaña electoral, porque esa foto no consigue votos.

  • no entiendo que se exija más esfuerzo en la búsqueda de trabajo mientras se recorta la formación a parados y la plantilla de orientadores.
    bueno, si lo entiendo, el recorte por el recorte, y que la gente se busque la vida. es decir, volntad de ayudar, nula

  • Yo no entiendo cómo en este país se puede financiar con 400 euros al mes a personas que están PARADAS, y sin embargo, los jóvenes que estamos deseando no pararnos, que estamos muy PREPARADOS tenemos que conformarnos con mirar por la ventana cada día cuando nos levantamos, o mejor aún, irnos de España. Tengo 25 años, licenciatura un MBA y trabajo en la Universidad a tiempo completo (lo que incluye docencia, tesis, artículos, proyectos, congresos...) cobrando 515 euros al mes a lo que tengo que descontarle obligatoriamente la cuota de autónomos, sin la cual no podría trabajar en la universidad (175 euros al mes) y la gasolina hasta mi puesto de trabajo (unos 40 euros a la semana). Es decir, tras años de esfuerzo, preparación, estudio, e innumerables horas a la semana de trabajo (que para remate hago motivada, animada y creo que eficientemente), me quedan unos 200 euros al mes.
    Conclusión: si estuviera parada, ganaría mucho más con mucho menos esfuerzo. Mi problema es que quiero con todas mis fuerzas trabajar, porque además soy joven.
    Y no puedo concebir que a alguien por estar parado le salgan las cuentas mejor que a alguien que trabaje tanto. Esto revela que este país no funciona bien.

    • lamento tus condiciones laborales. son vergonzosas. ese es un gran problema.
      dicho esto, ¿crees que toda la gente parada puede elegir?. ¿crees que no hay gente en paro que ha trabajado tan duro como tu?. ¿crees que los parados no quieren trabajr por quecobran 400 euros?. yo creo que cualquier parado, hoy por hoy se cambiaría por tu situación. no me gustaría estar inactivo largo tiempo, sin perpsectivas de ocupación.

      • Gracias por tu comprensión. Pero difiero de tu afirmación de que cualquier parado se cambiaría por mí. Supongo que en un colectivo tan amplio hay gente de todo tipo, y por supuesto que habrá personas deseosas de trabajar, suficientemente preparadas y con gran experiencia. Al igual que habrá trabajadores que no den palo al agua ni aporten con su trabajo una mínima parte de lo que reciben en sus nóminas. Pero tambien conocemos casos de personas que perviven en el desempleo ya que les arroja mejores situaciones económicas que un sueldo durante un más que considerable periodo de tiempo. Lo que yo digo es que este sistema se debería remodelar profundamente. Si miramos alrededor, encontraremos países que funcionan mejor que el nuestro. ¿Por qué no copiamos sus modelos? ¿Tan difícil es cambiar la cultura de este país? Yo siempre he creído que lo justo es que uno aporte en trabajo lo mismo que recibe por él. Y en este país hay innumerables ejemplos de que esto no ocurre así. ¿Por qué entonces nadie hace nada para cambiarlo? ¿Cuántas generaciones vamos a sacrificar? ¿Quién va a reponer el capital humano actual? ¿Por qué tenemos que irnos al extranjero a producir cuándo se ha invertido tanto en nosotros? Yo quiero producir en mi país.

        • Estoy de acuerdo contigo. Se necesita hacer bien una evaluación y investigar a los que se aprovechan del paro.
          Pero otra cosa, tú crees que eso les interesa a los politicos que cobran dietas teniendo 5 pisos, que el número de politicos en este pais es de los más altos de europa, que muchos de ellos van dos días a trabajar y se ve el congreso muchas veces vacio?.

          Tu crees que se puede pedir a los ciudadanos que no sean corruptos si vemos cada día en las noticias casos de corrupción politica y encima no pasa nada?

          Hay que cambiar muchas cosas en este país pero para empezar hay que cambiar a los que deberían dar ejemplo a los demás LA CLASE POLITICA. Mientras ellos no sean decentes me parece perfecto que el resto engañe lo que pueda para salir adelante lo mejor posible.

    • En efecto este pais no funciona nada bien y desperdicia la capacidad creadora de tantísimos, especialmente jóvenes en sus años formativos. Creo que la idea de este blog es cambiarlo. Yo cuando acabé la carrera tenía la beca de las 80,000 pesetas hasta que me fui. Puedes irte o que se te ocurra algo que te guste mucho y puedas vender. O bien irte, aprender y volver algún dia para vender algo que te gusta mucho hacer. Suerte.

    • Curioso mecanismo mental el tuyo, según el cual el culpable de tu situación no es quién te está explotando, sino quién está en el paro.

      Mira, esto es fácil: Si tú con tu trabajo produces cinco mil euros al mes y tu jefe te paga quinientos gana 4500 contigo. Si te pagase 1500 ganaria solo 3500 (contigo).

      Y de eso va el mercado laboral. A partir de ahí, pues yo te diría que no te partieses mucho los cuernos a trabajar porque ya ves que grandes premios les da el capitalismo a los currantes.

      • Metzger, curioso razonamiento el tuyo, según el cual el culpable de la situación de este país es aquel que sostiene con no poco esfuerzo el poco empleo que hay: el empresario. Si yo produzco 5000, tengo entendido que la situación es la siguiente: yo seguramente cobre 500, mi jefe le pague al Estado otros 500 por mi seguro social y probablemente otros 500 en impuestos. Los costes que supone producir tal vez asciendan a otros 1500, y con suerte él pueda disponer de otros 500 a fin de mes (sin vacaciones, asumiendo el riesgo y ventura de que no tenga clientes, no le concedan créditos, no le paguen los clientes, tenga una emergencia, o de que yo me toque la barriga y si me quiere despedir, tenga que cerrar el negocio después por el coste que le supone). Así seguro quefuncionan más del 80% de pequeñas empresas de este país, las que verdaderamente sostienen el sistema.
        Y además, mi jefe es el Estado (la Universidad), que se supone que debería ser el que defendiera un empleo de calidad.
        Lo mejor de todo es que yo tengo ganas de currar, porque creo que es así como se progresa en la vida, no vagueando. El discurso del vago que se aprovecha de la situación es algo que lamentablemtne ha infestado este país. Y quizá también por eso en parte estemos así. La sociedad debería condenarlo, no ensalzarlo. Pero es una pena que no todo el mundo piense lo mismo.
        Buena suerte.

        • No hombre, tu jefe 500 solo con tu trabajo. (Según tus cuentas, en las cuales sus proveedores y el estado le sangran 4000 euros de cada 5000 que factura su empresa). A eso deberías sumarle lo que gane del suyo y lo que gane del trabajo de todos los demás empleados.

          Yo no conozco empresarios que ganen 500 euros al mes.

          Pero me descolocas. Si tu crees que tu salario de quinientos euros es justísimo porque el tío que te los paga no puede pagarte más, ¿de qué te quejas?

          ¿El problema es que los parados no pasan hambre? ¿Eso te haría sentirte mejor con tus 500 euros?

          No pillo el razonamiento.

  • Gracias por la entrada; gran artículo una vez más. No obstante, personalmente no creo que la comparativa con USA sea relevante. Existen otros muchos factores no tangibles – por decirlo de alguna manera – que hacen que la actitud de cara al trabajo/búsqueda de trabajo en USA frente a España, sean completamente opuestas.

    • Expat, estoy de acuerdo en que la relevancia de las prestaciones por desempleo es mucho menor en la economía americana que en la española. Allí el diseño del sistema es muy diferente y muchos parados que tienen derecho a cobrar prestaciones de hecho no las piden, lo que debe ser rarísimo aquí. Lo he citado solo porque es el único país que conozco donde la extensión del periodo de percepción en las recesiones es algo habitual (mientras que, por lo que yo sé, en Europa no lo es en absoluto). Pero reconozco que el resultado de cambios en una institución laboral (e.g. las prestaciones) depende de su diseño y también de la estructura del resto del instituciones laborales (e.g. costes de despido, negociación colectiva, etc.).

  • Conociendo nuestra afición a superar la barrera del 20% en paro y dadas nuestras constricciones financieras es probable que esta situación se prolongue unos cuantos años. Supongamos que se convierte en una coyuntura muy prolongada, como en el caso de USA pero peor.

    "The United States Labor Market: Status Quo or A New Normal?." Edward P. Lazear ; James R. Spletzer.

    http://www.kansascityfed.org/publicat/sympos/2012/el-js.pdf

    El estudio es muy interesante, entre otras cosas, porque no descarta la posibilidad de que el aumento del paro en USA pueda acabar siendo estructural (p 24) . Preocupantemente, no encuentran que se hayan producido cambios significativos en la armonización oferta-demanda de empleo pese a la crisis.

    Como siempre, habrá que esperar más evidencia. Lo malo es que van a suceder muchas cosas "interesantes" mientras decidimos si son galgos o podencos.

  • Hola pre-parada,
    Sobre tu comentario, estoy de acuerdo contigo en que este país no funciona bien... en cuánto se refiere a la situación en la que dices encontrarte (con tu formación y dedicación, la remuneración que percibes es inaceptable en un país desarrollado).
    Ahora bien, de aquí a cuestionar las ayudas de los 400 €, no me parece que sean supuestos comparables, excepto en las situaciones de fraude, claro está.
    La cuestión a dilucidar es, qué es socialmente más beneficioso, o bien la existencia de este programa de ayudas, incluso con la proporción de fraude que exista, o bien la clausura del mismo, con los riesgos que podría conllevar (exclusión social y aumento de la delincuencia)-
    Creo que esta ayuda, de entrada, es una medida para no caer en la pobreza, y son los recursos paralelos a la misma que se destinen, los que han de convertirlo en el deseado programa “prepara”. El problema es la disposición, en el contexto actual, a dedicar recursos “extras” a políticas activas de empleo.

Los comentarios están cerrados.