¿Cobran más los empleados públicos que los del sector privado?

Banner_Simposio" title="¿Cobran más los empleados públicos que los del sector privado?" alt="¿Cobran más los empleados públicos que los del sector privado?" class="img-responsive">

Retomo la tradición reporteril de NeG para informar sobre el 37 Simposio de la Asociación Española de Economía (SAEe), organizado esta vez por la Universidad de Vigo, que tuvo lugar los pasados días 13 al 15 de diciembre. Se presentaron 283 trabajos, 106 de ellos de doctorandos que participaban en el mercado de trabajo, presentando y entrevistándose con universidades y centros de investigación con plazas (algo bien difícil de encontrar ahora mismo).

Aparte de esos trabajos, cuya selección corrió a cargo del comité científico, hubo cuatro conferencias invitadas, de: Olympia Bover acerca de las expectativas de los hogares sobre los precios futuros de la vivienda en España, Maia Güell sobre el sistema de asignación de colegio en Barcelona, Tim Kehoe sobre la crisis económica española  y Stefania Albanesi sobre las implicaciones de las brechas de género en la participación y el paro. Los textos aún no están disponibles, pero valdrá la pena leerlos cuando lo estén.

De entre las ponencias que vi, voy a hablar de una de gran actualidad. El pasado mes de octubre el INE hizo pública la edición 2010 de la Encuesta de Estructura Salarial indicando, entre otras cosas que el salario anual en el sector público fue un 30.8% más alto que el salario medio o, en otras palabras, que la brecha entre el salario anual medio en el sector público y el privado es de un 40%.

Dicho así, el dato puede más bien confundir que aclarar. En primer lugar, porque la encuesta no incluye entre los empleados públicos a los funcionarios adscritos a mutualidades --MUFACE, MUGEJU (jueces) e ISFAS (fuerzas armadas). Si no me equivoco, los empleados de los ayuntamientos y de la administración general de las Comunidades Autónomas no están en MUFACE, ni los médicos. Los profesores y los policías, más los empleados de la Administracion Central del Estado, sí están. Según Cinco Días MUFACE tenía 972.114 afiliados activos en 2011, lo que supone un 30% del empleo público según la EPA. Es decir, que se deja fuera a una parte importante de los empleados públicos. No conozco el grado de homogeneidad de la retribución de los que están y no están (funcionarios y no funcionarios) en MUFACE y, por tanto, no sé si las diferencias serían similares si se tuviera en cuenta a todos ellos.

Además, en los datos conocidos, el dato medio esconde diferencias enormes por grupos de ocupación. Por ejemplo, como indica la propia nota del INE, la diferencia es del 65% en el grupo de operadores de instalaciones y maquinaria y montadores, pero del -9% (es decir, favorable al sector privado) entre directores y gerentes.

En tercer lugar, y más importante, la composición es distinta. Como señala un trabajo preliminar de Laura Hospido y Enrique Moral presentado en el Simposio, que emplea los datos de la Muestra Continua de Vidas Laborales, en promedio los empleados públicos tienen más edad, están más cualificados y trabajan menos horas pero sufren mayor temporalidad (recordemos la exclusión de los funcionarios afiliados a mutualidades). Por eso es necesario hacer una estimación de las diferencias salariales a igualdad de características de los trabajadores. Por ejemplo, como nos contó Sara de la Rica, la aplicación de este tipo de cálculo a la diferencia salarial entre hombres y mujeres la reduce del 30% en términos brutos al 14%.

Como explicaba la propia Sara, al tener en cuenta esas características buscamos aproximar la productividad de los trabajadores. La pregunta por tanto es: ¿cuál es la diferencia de salario por hora trabajada entre dos trabajadores, uno del sector público y el otro del privado, con igual edad, ocupación, región, tipo de contrato (temporal o indefinido) y tipo de jornada (completa o parcial)? Se estiman las diferencias para cada sexo y para distintos niveles de salario (percentiles, es decir, agrupaciones de los trabajadores ordenados por su nivel salarial en bloques, ver aquí).

El resultado de tales cálculos aparece en el siguiente gráfico, que muestra los percentiles de la diferencia o brecha entre el salario por hora trabajada en el sector público y el privado, para los trabajadores más cualificados (HS, grupos 1-3), ver los grupos aquí, p. 10. Las líneas continuas muestran las brechas brutas y las discontinuas las brechas a igualdad de características. Finalmente, las líneas negras corresponden a 2007 y las grises a 2010.

Gráfico 1. Diferencia de salario por hora de trabajadores de alta cualificación

El gráfico revela que si no se tienen en cuenta las características de los trabajadores se sobrestima la diferencia salarial para los más cualificados. El siguiente gráfico indica que, por el contrario, la diferencia se infraestima para casi todos los menos cualificados (LS non manual, grupos 4-7), para quienes las líneas discontinuas son mayores que las continuas:

Gráfico 2. Diferencia de salario por hora de trabajadores no manuales de baja cualificación

En segundo lugar, los trabajadores menos cualificados tienen un salario mucho mayor en el sector publico, de alrededor del 33%, tanto para hombres como para mujeres, en el salario mediano (el orden de magnitud es similar para los trabajadores manuales menos cualificados). La diferencia es mucho menor para los cualificados, de alrededor del 10%. Es más, para los hombres más cualificados la diferencia es negativa a partir de la mediana, mientras que para las mujeres es siempre positiva. Por último, la ventaja en favor de los empleados públicos se ha reducido entre 2007 y 2010 (entre otras cosas, por el recorte a los salarios públicos de 2010, del 5% en media).

Una diferencia de salarios por hora del 33%, para trabajadores con similares características, resulta excesiva. Más aún cuando en estos cálculos se considera solo el salario y no otras condiciones de trabajo --por ejemplo, el horario-- o la mayor seguridad en el empleo de los empleados públicos (que debería generar una diferencia negativa, es decir, una brecha en favor de los empleados privados), si bien la reciente destrucción de empleo público no funcionarial ha reducido esa seguridad. Es posible que esa mayor remuneración se justifique por una mayor productividad de los empleados públicos. Esto no puede saberse, porque no es posible hacer una estimación fiable de esa productividad, pero lo considero improbable, por la mayor facilidad de despido en el sector privado cuando la productividad es baja y por las dificultades de proporcionar incentivos positivos o negativos a los empleados públicos (ver aquí).

Como es sabido, las cosas han seguido cambiando entre 2010 y 2012. Por un lado, los salarios del sector privado crecieron en media (según los convenios colectivos) un 3.75% entre 2010 y 2012, mientras que en el sector público se congelaron (además de la supresión de la paga extra de diciembre de 2012, que en principio es temporal). Por otro lado, las horas de trabajo en el sector público se han elevado por ley a 37.5 este año, mientras que la media previa era de 35. Estos cambios han reducido la diferencia salarial favorable al sector público, lo que le hará menos atractivo, en especial para los más cualificados.

Hay 32 comentarios
  • Entendiendo que efectivamente la brecha por el lado menos cualificado es grande. Yo también me atrevería a matizar que desde 2007 en el sector privado se ha producido una caida muy importante del salario, evidente, que no se ha reflejado proporcionalmente en el público, salvo los recortes. Partiendo de un modelo en que el trabajo cualificado y no cualificado deben disponer de una remuneración diferenciada, la siguiente pregunta es ¿Cuanto? Se habla mucho de los excesos, que en altos cargos sobre todo del sector privado, se producen en los salarios (Aparte beneficios y variables) ¿Queremos reproducir esa diferencia en el empleo público? ¿Preferimos una distribucion salarial desplazada hacia su zona más baja o que realmente refuerza las clases medias? Quizá el problema esta en la falta de cualificación, en que existan puestos de trabajo que requierna tan escasa cualificación. Es hora de plantearse, si barrer y fregar como toda la vida es eficente, si pegar ladrillos debe ser un trabajo en si mismo. O si tecnificar estas tareas y disponer de mano de obra versátil es imprescindible para ser una sociedad moderna. Los trabajos de baja cualificación creo que se deben reducir a periodos parciales dentro de una jornada laboral. Así como, para mi, no es gestionar bien sino la forma más fácil, hacer reducción de personal ante la necesidad de reducir volumen de horas trabajadas (Cuando no supera el 30%) No es una gestión eficaz, hacerlo con mano de obra no cualificada a tiempo completo.

    • Veo que capta el espíritu del tiempo: economía, conocimiento.

      "At the Jamba Juice shop at 53rd Street and Lexington Avenue in Manhattan, along with the juice oranges and whirring blenders is another tool vital to the business: the Weather Channel.

      The shop’s managers frequently look at the channel’s Web site and plug the temperature and rain forecast into the software they use to schedule employees.

      ...
      If the mercury is going to hit 95 the next day, for instance, the software will suggest scheduling more employees based on the historic increase in store traffic in hot weather...

      Such powerful scheduling software, developed by companies like Dayforce and Kronos over the last decade, has been widely adopted by retail and restaurant chains. The Kronos program that Jamba bought in 2009 breaks down schedules into 15-minute increments. So if the lunchtime rush at a particular shop slows down at 1:45, the software may suggest cutting 15 minutes from the shift of an employee normally scheduled from 9 a.m. to 2 p.m.

      Karen Luey, Jamba’s chief financial officer, said the scheduling software “helped us take 400, 500 basis points out of our labor costs,” or 4 to 5 percentage points, a savings of millions of dollars a year.

      ... It took managers about two hours to slot in 25 to 30 employees, all generally part-time except for the store manager and one or two shift managers. With the Kronos software, scheduling takes just 30 minutes.

      “The budget is how many people you need at a certain time,” he said, “but the magic is deciding who is to work at what time.”

      http://www.nytimes.com/2012/10/28/business/a-part-time-life-as-hours-shrink-and-shift-for-american-workers.html?pagewanted=all&_r=0

      • Muy interesante. Partiendo de la premisa sobre la necesidad de organizar bien el trabajo, pero también de forma humanamente sostenible. Planificar no debe olvidar las necesidades humanas, basicas y de confort.
        Lo que para mi hace economicamente eficiente una tarea es; más la correcta organización y en la mayor parte de los casos, disponer de personas capaces de realizar diversas actividades, para no necesitar especialistas a tiempo parcial, ni siquiera cuando estas actividades son sencillas y rutinarias pero duran poco tiempo. Si se extienden en el tiempo ¿No es mejor buscar la forma de automatizarlas o mecanizarlas? ¿Es tan barata la mano de obra para sustituir a la energia? ¿Volvemos a hacer los coches sin utilizar robots? ¿Podemos vivir con la mitad de dinero? Seguramente si, si proporcionalmente disponemos de la mitad de tiempo, para formarnos, para informarnos, para Idear y Desarrollar. Tendremos posibilidad de mejorar y diversificar nuestra actividad laboral (No olvidemos que el ocio también genera actividad económica de quienes lo disfrutan y de quienes lo ofrecen)

        • Sí, estamos intentando volver a la civilización del ocio desde los perdidos tiempos del edén:

          "En el siglo XVI, un viajero inglés que pasaba por Francia notó escandalizado la cantidad de tiempo que invertían los franceses en recreación y esparcimiento, y se preguntaba, asombrado, cómo era posible que este pueblo fuera uno de los más productivos de la época. Quizá esta costumbre de lo franceses no era tan perjudicial como se creía y, antes bien, contribuyó a configurar el estilo de vida que buena parte de los pueblos consideran el culmen de la civilización. En este sentido, caben las siguientes preguntas: ¿están los Estados Unidos, en el siglo XX, tratando de desarrollar el tipo de civilización que fundaron los franceses? ¿Qué deberían saber los hombres de negocio con respecto al estado del ocio en Estados Unidos?."

          ...

          http://www.derevistas.com/contenido/nota/1854/la-sociedad-del-ocio

  • Gracias por el post. Revelador, seguramente, de dónde hay que hacer todavía muchas reformas.
    ¿Hay algún trabajo que mire a estas diferencias de salario por regiones?

    • Joan M., estas estimaciones son netas de diferencias entre CCAA, pero los autores no muestran los resultados de las diferencias entre ellas.

  • Perdon por la ignorancia, pero , como se comparan los salarios de un funcionario con alguien del sector privado? Los funcionarios tienen sistemas de clasificacion segun responsabilidad, existe un equivalente en el sistema privado? El % de funcionarios decada nivel (a, b, c o d ) se corresponde con algun sistema de clasificacion de los empleos privados?
    ¿Se puede comparar a un verdulero con un abogado del estado?
    Y si el sistema español beneficia claramente a los fijos ¿es justo comparar los salarios que siguen indexados a la inflacion con un salario nuevo (en el sector privado) q probablemente haya sido , de partida mucho menor?

    • Con el agravante de que, a efectos prácticos, y dada la progresiva tecnificación de los procedimientos administrativos, los funcionarios de los niveles "bajos" (c1 y c2), al menos en la AGE, llevan a cabo tareas equivalentes a los funcionarios de los niveles "altos" y ejercen un nivel de responsabilidad similar en la gestión de los expedientes.

      Con lo cual, puede que si optamos por reducir el sueldo de dichos empleados públicos de los niveles "bajos", estos decidan dejar de desempeñar tareas que, atendiendo estrictamente a lo que dice la norma, no les competen en absoluto.

      Y veremos quien gestiona entonces las prestaciones por desempleo de varios millones de españoles, porque no creo que los trabajadores del sector privado con los cuales se compara en este artículo trabajen por amor al arte o a cambio de aire.

    • Fanboy, se están comparando trabajadores con la misma edad, ocupación, región, tipo de contrato (temporal o indefinido) y tipo de jornada (completa o parcial), sexo y categoría profesional. Un verdulero y un abogado del Estado no son comparados en ningún momento.

  • Los especialistas suelen hablar de las nefastas consecuencias de la dualidad en el mercado de trabajo español refiriéndose a la coexistencia de contratos fijos y temporales. En realidad, nuestro mercado de trabajo no se caracteriza por la dualidad sino por la "trinidad" de temporales, fijos y funcionarios o asimilados. ¿No sería mejor proponer un contrato único para todos, funcionarios incluidos? Por supuesto que haría falta una reforma de más calado, pero a veces lo importante es señalar el camino.

    • Lo lamento, pero no entiendo su propuesta. Los funcionarios de carrera (supongo que a dicho colectivo se refiere usted cuando habla de funcionarios a secas) ya tienen "contrato" único: no son temporales pero se les puede separar del servicio por motivos disciplinarios, fundamentados y probados en procedimiento contradictorio.

      Lo que no se les aplica, evidentemente, es el despido por causas económicas. En caso contrario, habría que despedir de manera fulminante a todos los gestores de prestaciones por desempleo, por seguir con el ejemplo de mi comentario anterior, ya que gastan infinitamente más de lo que ingresan (las cotizaciones a la Seguridad Social las recauda la TGSS). Y así podríamos seguir con servicios sociales, militares, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, etc... no "ingresan", sólo gastan.

    • No creo que fuese buena idea facilitar el despido de, por ejemplo, jueces, policías o incluso maestros, si supone poner tal decisión en manos de cargos políticos...Basta con contemplar la actual plaga de "asesores" por libre designación para apreciar el riesgo.
      La estabilidad del empleo en la función pública está justificada por la necesidad de mantener su independencia frente al poder político, sea del signo que sea. Esto no es ninguna especificidad española, sino que se da en todos los países desarrollados.
      Por supuesto, sí que cabe plantearse si esa estabilidad está igual de justificada para un bedel que para un juez. Otros países trazan una linea mucho más clara entre funcionarios (con responsabilidad ejecutiva) y simples empleados públicos, y además restringen ciertos derechos laborales de los primeros, como el derecho a sindicarse y el derecho a la huelga.

  • En el último párrafo, dice que el sector público es menos atractivo ahora , sobre todo para los más cualificados. Pues así es, totalmente cierto, y eso no debería de ser así, porque por el bien del país se debería fomentar que esas personas con gran preparación formarán parte de la administración pública y ayudarán a hacer mas potente al país. Pero desgraciadamente no es así, los grandes perfiles profesionales de nuestro país están cansados de ver la corrupción y la falta de criterio muchas veces a la hora de ser empleado público, y este desprestigio sumado a la reducción de ventajas ( muchas veces inmerecidas cierto es ) hace que en un futuro a corto/medio plazo sea una utopía pensar en grandes cualificados en el sector público. Una tragedia para cualquier país y gobierno sin duda.

    • Así es. Esos grandes perfiles profesionales de nuestro país que no ven futuro en el sector público tienen tres salidas: por tierra, por aire y por mar.

  • Muy buen post. Y muy necesario. El otro día en El Mundo se usaban esos mismos datos del INE para reclamar, un poco demagógicamente, que se bajasen los sueldos a los empleados públicos. Como se puede leer aquí, hay que hacer muchas matizaciones... Y, desde luego, lo que tenemos que meternos en la cabeza de una vez es que, si queremos tener buenos funcionarios (formados, con idiomas, comprometidos, etc.) ¡habrá que pagarles...!

  • - Si la estabilidad de un funcionario depende de los que estén arriba (y si cambia su status todos sabemos que pasará), cuando cambie el gobierno todos los trabajores públicos estarán haciendo pasillos. Eso si no se vuelve a las pasantías, en cuyo casi el país se va al guano en tres meses.
    - La paga extraordinaria de diciembre está suprimida a todos los efectos. Y "si vuelve", será en forma de plan de pensiones. Que por cierto, administra el banco que quiera el Gobierno (BBVA si no me falla la memoria), no el del funcionario.
    - Los días de libre disposición se dieron en su momento (Suárez &Cia) como forma de pago en especies para no subir las retribuciones según el incremento del IPC del momento (un 10-12%, creo recordar).
    - Si se suprimen la mitad de los moscosos, todos los canosos y días de vacaciones por antigüedad, supone en la práctica otra reducción encubierta de sueldo. Sumando el promedio del -5% de 2010, congelación, supresiones de paga extra y vacaciones, la reducción efectiva es del orden del 15-20% en 3 años.

  • A esta propuesta, que inicialmente parece muy justa. Hay que ponerle un pero Grande. Los funcionarios son el único grupo de trabajadores del sector público (Recordemos que también hay contratados laborales) que sobreviven a los cambios de signo político. La realidad es que en el personal laboral se producen autenticas limpiezas políticas, principalmente en el nivel local.
    ¿Que pasaria si los trabajadores menos cualificados en la escala básica se sustituyesen en masa tras un cambio de signo político? ¿Cuantos clientelismos laborales se crearían entonces? Cuidado!! los funcionarios son los únicos con la posibilidad de decirle la verdad sin Autocensura a aquellos políticos que pretenden governar fuera de las leyes...pese a que generen cierto inmovilismo; no debemos olvidar que los procedimientos se definen en las leyes y sus reglamentos. No los crean los funcionarios. La productividad se puede incentivar, con modelos retributivos adecuados.

  • Soy licenciado, tengo experiencia profesional dentro y fuera de España, he estudiado con becas en centros no españoles de reconocido prestigio, hablo tres idiomas fluidamente, preparé oposiciones a un Cuerpo A1 y en el momento actual me estoy planteando dejar el sector público estatal para volver al extranjero. La AGE, o al menos sus escalones superiores, está corrompida por el corporativismo, lo cual pone muy fácil las cosas a la clase política extractiva que quiere hacerse también con el poder que puede ejercerse desde la Administración. Como funcionario, veo el panorama muy negro, a lo que hay que unir el notable descenso salarial (en mi caso un 15% en dos años, sin contar la reducción de días de permiso) y la limitación de la trayectoria profesional habida cuenta de la reducción de estructuras administrativas (lo que generará una masa funcionarial igual de grande, a no ser que empiecen a jubilarla, sin nada que hacer).

  • Otro comentario al trabajo de Hospido y Moral. Estaría bien controlar el posible efecto de la immigración, que es mucho menor en el sector público que en el privado. Hay evidencia empírica de un premium negativo en el salario de los immigrantes (a igual características). España ha tenido mucha immigración, justo en el LS, donde el premium en el sector público parece ser más grande.

  • Habria que tener en cuenta otro efecto. El del pago en B que a menor cualificacion sera mas importante en el sector privado y no se da en el sector publico... creo.

  • ¿y si a todo esto le añadimos cosas como qué podríamos considerar mínimos-máximos de salarios "asumibles? Lo digo porque, claro, si resulta que un funcionario gana 1200 euros (que los hay abundantes) y un titulado de similares prestanciones en el sector privado gana 800 ¿hay que bajarle el sueldo al funcionario porque en el sector privado se pague esa miseria? ¿por qué? ¿Y si le preguntamos a alguna de esas grandes empresas españolas que se pavonean de sus beneficios millonarios por las razones económicas de esos salarios de subsistencia? ¿qué nos dirían? ¿qué el mundo es difícil? Ya sé que esto es simplismo barato pero es que ya huele, que si funcionario para arriba, funcionario para abajo. Ah, ¿y cuanto se paga en negro en el país?

  • Si las horas de trabajo en el sector público son 37'5 a la semana ya ganan proporcionalmente más que en el sector privado, donde se paga el salario por 40 horas. Es decir, a igualdad de sueldos, un empleado privado debe de trabajar un 6,6% más para obtener el mismo salario. Con los horarios anteriores (35 horas), debería trabajar un 14% más.

  • Una aclaración: los salarios públicos se redujeron (en media) un 5% en mayo de 2010. Esto hay que añadirlo a la supresión de una de las pagas extra.

    • Cuestión de lenguaje: no es que se suprima la "paga extra". Es fácil: no hay paga extra, ni "paga del 18 de julio" como se decía hace poco. No son "extras" (ni "bonus", ni "paga de beneficios", ni "aguinaldo", ni "gratificación") son parte del salario anual que no se paga. No hay que añadirlo a la bajada de los salarios de los empleados públicos. Es bajada de los salarios.

      • De acuerdo, Javier. Lo que quería decir es que no hay una sola reducción (eliminación paga extra 2012) como dice SB en su entrada; hay dos, la de 2010 (-5%) y la de 2012 (-7%).

  • La primera vez que voté, me chocó encontrar en el colegio electoral a varias personas de la brigada municipal de obras. Resulta que eran interventores del partido que gobierna mi municipio desde los 80. Después he cubierto diversas elecciones por toda mi CCAA y siempre ha coincidido que un gran numero de interventores eran tambien empleados municipales. En ese nivel de la administración, el de las recalificaciones, el reparto de trabajo por el partido es norma. Y en algunas agencias de mi CCAA también. Por desgracia no tenemos una sociedad Finlandesa, sinó Española. La desaparición de la función publica traería clientelismo laboral seguro, sobre todo porque las indemnizaciones por despido se pagarían con dinero público. Por no hablar de las amenazas a policias, inspectores de hacienda, etc, para que no investiguen según a quien, las concesiones de contratos publicos, etc,...El cambio y la racionalización son posibles, pero requieren un esfuerzo menor que eliminar la función publica. Igual que disminuir el gasto en partidas menos sensibles que sanidad y educación es posible, pero requiere mas esfuerzo que recortar a saco en personal y prestaciones. Y a lo mejor lo de Krugman y el estado del bienestarno, no es que el sistema de empleo publico no pueda mejorarse, no es que sea inviable, es que nunca les ha gustado (no pueden hacer de patrones Diazferranescos en él)

  • En mi opinión una defensa cerrada y sin matices de los funcionarios evitando señalar, por ejemplo, que no es posible mantener cuatro niveles de la Administración, es decir, también las Diputaciones, a lo que está conduciendo es a una función pública devaluada.

    Los funcionarios deben estar bien pagados pero el número no puede ser cualquiera, los dos términos no se pueden mantener, aunque decir algo así en los tiempos que corren no sea lo más popular del mundo.

    El ajuste en la función pública se está haciendo sobre los sueldos porque en todo lo demás hubo toda la manga ancha del mundo. Ahí está el incremento de plantilla de los últimos años. Si desde un blog como éste no se dicen estas cosas se está en difícil situación a la hora de exigir a los demás que asuman su responsabilidad en este asunto.

    Debemos optar entre una función pública de calidad con la plantilla ajustada a las posibilidades y necesidades del país, o bien, como en el presente estamos viendo una función pública devaluada de la que los mejores terminarán escapando.

  • Samuel,

    Cuesta creer que un economista neoclásico acepte el tipo de análisis que detallas en el post. La pregunta del título del post --suponiendo que es interesante para algo que habría que definir bien-- sólo se puede contestar si se comparan beneficios y costos de dos personas homogéneas, una empleada en A y otra en B, y luego se determina un perfil de ingreso para cada una sobre sus ciclos de vida.

    Por ejemplo, si hubiera dos Messi --uno juega en Barcelona, el otro en Alcorcón-- con contratos de por vida con sus clubes, uno puede pronto darse cuenta que el Messi-Barsa generará un beneficio mucho mayor que el otro y la única pregunta interesante es por qué el Messi-Alcorcón no cambia de club. Si no puede cambiar de club (es esclavo del Alcorcón) cabe preguntarse si Messi-Alcorcón tendrá poder de negociación para cobrar el 100% del beneficio que le genera al club (seguramente si porque de lo contrario su esfuerzo sería mínimo). Messi-Barsa difícilmente tenga una alternativa mejor y prefiera quedarse de por vida en el club y entonces quizás no capture el 100% del beneficio que genera al club. Por supuesto, Messi-Barcelona pagará impuestos más altos que Messi-Alcorcón. Cuando los dos Messi cumplan 40 años podemos apostar que Messi-Barsa será mucho más rico que Messi-Alcorcón. El ejemplo indica que la única pregunta interesante es por qué Messi-Alcorcón aceptó ser esclavo del Alcorcón, o sea, por qué no votó con los pies (como corresponde a un Messi). Todo lo demás es humo.

  • No se necesitan sesudos estudios para llegar a esa conclusión,excpeciones puntuales aparte, en España el mayor número de funcionarios son los docentes,700.000 frente a apenas 150.000 en la concertada y privada, el salario de los primeros está en torno a un 30% por encima, en el caso de la secundaria frente a las 25 horas lectivas de la concertada en la pública son 21 horas desde ésta año,un 18% más, hasta el pasado eran 18, si incluimos el absentismo la diferencia es brutal.

    Segundo sector cuantitativamente mayor, la sanidad, con ver las huelgas salvajes contra lo que ellos llaman privatización no haría necesario ningún estudio.

    El segundo mantra sobre que la funcionarización impide que los empleados públicos vuelvan a las cesantías que originaron dicah funcionarización en el siglo XIX, decir que de 3,5 millones de empleados públicos, más de la mitad no son funcionarios,¿hay despidos de laborales con plaza con cada cambio de gobierno?, no, ni un laboral es despedido,hombre, los eventuales como su propio nombre indica son eso eventuales, sólo que en España con poner un pie en la admon. todo elmundo se considera funcionario con empleo vitalicio, pero es que ni siquiera en las empresas públicas con perdidas salvajes, se despide a nadie cuando se produce un cambio político.

    Siempre hubo una regla no escrita, menos trabajo y empleo vitalicio a cambio de menos sueldo, cuando encima cobran más. se convierte en insostenible, a las pruebas me remito, el 80% del presupuesto se va en pago de nóminas.

  • Señor Atilano, no sé muy lo que quiere decir con el sector de la sanidad. Pero lo que sí sé es que demuestra una gran ignorancia sobre el mismo. En primer lugar los empleados publicos del sector sanitario con plaza en propiedad no son funcionarios, sino personal estatutario. En segundo lugar, la gran mayoría del personal menor de 45 años es personal con contratos eventuales, muchos de los cuales que llevan (llevamos) más de 10 años encadenando contratos de 6 y últimamente de 3 meses. Así es cómo se contrata al cirujano que opera a la niña de Rajoy, al ginecologo que la trae al mundo, al pediatra que le ve en el centro de salud, a la enfermera que le cura las heridas y le pone las vacunas.
    Con respecto a lo de la privatización supongo que se hablará en otros posts.

  • Tengo la impresión de que el señor Atilano pastor dispara a voleo porque no es verdad que exista esa diferencia en las remuneraciones de la enseñanza pública y privada, y mientras los primeros has tenido que superar una oposición, los segundos son nombrados a dedo por el director del centro. Además, y este no es un dato menor, los profesores de la privada trabajan en las ciudades desde el primer momento, mientras los de la pública pueden pasar muchos años viajando hasta alcanzar plaza en una población que se les acomode, y entre tanto pueden ser muchos kilómetros cada día. En los países con mejores sistemas educativos estos son completamente públicos.

Los comentarios están cerrados.