¿Por qué fallaron (casi) todas las previsiones electorales?

En las elecciones europeas celebradas ayer el PP y el PSOE obtuvieron en torno al 49% del voto total, entre 10 y 15 puntos por debajo de lo que preveían las encuestas. ¿Cómo se puede explicar un error de previsión de tal magnitud?

Hace unos meses en nadaesgratis manifestamos nuestro escepticismo acerca de las previsiones electorales del CIS. Nos causaba cierta perplejidad la creciente desproporción que existía entre la intención de voto directamente declarada por los encuestados y las proyecciones de voto que realizaba CIS. Aproximadamente la mitad de los encuestados que declaraba su intención de votar anunciaba que votaría al PP o al PSOE y la otra mitad se pronunciaba en favor de otros partidos. Sin embargo, el CIS predecía que entre el PP y el PSOE alcanzarían cerca del 60% de los votos y el resto de partidos únicamente un 40%. Naturalmente, la diferencia entre los datos de intención de voto y las predicciones electorales tenían su origen en la asignación del voto de los indecisos, la famosa cocina. Nuestros cálculos mostraban que las predicciones del CIS implicaban que cerca del 80% de los indecisos acabaría finalmente inclinando su voto por el PP o el PSOE. En nuestra opinión, esta estimación no era realista. Nos resultaba difícil conciliar que únicamente el 50% de los encuestados asegurase que pensaba votar al PP y al PSOE, pero el 80% de los indecisos fuera finalmente a hacerlo.  Nosotros sugeríamos que si votaban al PP y al PSOE solamente aquellos indecisos que confesaban haberlo hecho en el pasado, el PP y el PSOE obtendrían en torno al 49% de los votos, una cifra que casualmente coincide con los resultados electorales. (Y si únicamente les votaban los simpatizantes activos, la cifra habría sido aún menor, en torno al 41%.)

¿Cómo es que ni el CIS ni ninguna de las empresas privadas que realiza sondeos electorales fue de capaz de anticipar el comportamiento de los indecisos? Algunos de los lectores del anterior post sugerían que quizás el “establishment” estaba intentando convencer a los votantes de la inutilidad de votar a otras opciones políticas. Puede que haya parte de verdad en esta teoría, pero yo personalmente creo que la principal explicación es más prosaica. Es probable que el CIS (y las empresas privadas que realizan sondeos) hayan simplemente seguido haciendo lo mismo que venían haciendo en el pasado: asignar el voto de los indecisos en función de su ideología a alguno de los grandes partidos. Esto funciona bastante bien en ausencia de cambios estructurales pero, no sorprendentemente, cuando llegan las curvas, no es una buena idea seguir conduciendo en línea recta. En jerga econométrica, se ha utilizado un modelo en forma reducida cuando en realidad se necesitaba un modelo estructural que tuviera en cuenta a la hora de asignar el voto de los indecisos el cambio dramático que se estaba observando en la intención de voto de los encuestados.

Una de las ventajas de realizar modelos de predicción electoral es que, al contrario de lo que a menudo ocurre en otros campos, eventualmente se celebran las elecciones y tenemos la oportunidad de testar la precisión de nuestras predicciones.  Las recientes elecciones revelan que los encuestados no mentían: una gran parte de los ciudadanos no está satisfecho con los dos grandes partidos. ¡Ojalá tanto los políticos como los institutos de sondeos tomen nota!

Hay 15 comentarios
  • Manuel

    Muy interesante tu post y ademas, buena constestacion a los que te criticaron a ti (y a Luis) cuando hablasteis de este tema.

    Yo, de todas maneras, me inclino mas por la explicacion de que el CIS recibio telefonazo de Moncloa. Ya sabemos que esto ocurre todo el rato.....

    Con respecto a las empresas privadas, creo que para ellas era mejor errar por darle demasiados votos al PP-PSOE que al reves. Su funcion de perdida no era/es simetrica. Si eres el "radical" que predice una caida brutal del PP-PSOE y luego te equivocas, pierdes toda la credibilidad. Si es al contrario, como esta vez, siempre puedes decir "un terremoto, inesperado..." y mas o menos salvar los muebles.

    Yo he visto el mismo fenomeno mil veces en el sector financiero: si te vas a equivocar, equivocate por donde duele menos.

    • Hola Jesús,

      No lo sé, quizás tengas razón. Con la información disponible es difícil empíricamente discriminar entre ambas hipótesis. El método de cálculo del CIS cambia con cada nuevo gobierno, así que no disponemos de una serie temporal suficientemente larga (por cierto, el equipo directivo del CIS quizás tendría mejores incentivos si su estabilidad profesional no dependiera de los cambios de gobierno). En cualquier caso, yo confío en que a partir del próximo barómetro las predicciones comiencen a ser más razonables.

  • Parece que por fin nuestros dos partidos mayoritarios han conseguido aquello para lo que tan largo tiempo llevan trabajando: desatar la indiferencia por un lado y la indignación, por otro, del electorado. Parece que es su fin llegar a las elecciones de 2015 con el electorado más polarizado posible para desatar la mayor de las ingobernabilidades. Y sí, como no tomen nota, lo van a conseguir. Sin duda la crisis económica ayuda a la ingobernabilidad, pero no solo. También el desdén de los políticos hacía sus ciudadanos ayuda. Un desdén que está alcanzado límites asombrosos en el Gobierno de este Presidente que parece que solo se aprendió una lección para gobernar: pasar desapercibido. Qué bonito liderazgo!! Qué bonita política!!
    Populismos, radicalismos y nacionalismos. Quo vadis España? Quo vadis Europa?

  • Yo también creo más en los telefonazos....al CIS y a las privadas. Y también puede ser lo que indica Jesús. Lo he vivido en los sectores o proyectos en los que he trabajado. "Si compras SAP y luego pasa cualquier cosa, no te criticarán tanto como si falla otra solución que hubiese sido más barata". Sustituyan SAP por Andersen en su día, McKinsey, etc, etc.
    Así que estoy seguro que tenemos buenos profesionales, bien formados (no quiero insistir aquí en otros temas recurrentes de este blog...) pero que toman decisiones basadas en criterios distintos al estrictamente profesional.

    • Si. Acabo de hacer numeros y me sale que VOX se queda sin diputado por menos de 3000 votos (segun EL PAIS, C's tiene 495114 votos, que dividos por 2 son 247557, VOX tiene 244929). Es decir, que si VOX hubiese sacado 248000 votos habria entrado.

      Un pequeño cambio en las encuestas o en la percepcion de la gente sobre el voto util hubiera tenido un efecto considerable.

      Lo que no tiene nombre no es solo que el CIS cocine: es que no dejen publicar las encuestas una semana antes....

  • Bueno, el error de las casas privadas creo que no excluye dos causas: telefonazo de la Moncloa, además de "si tengo que equivocarme, que sea por conservador".

    En cualquier caso, como ningú periódico publica los datos brutos ni la cocina salvo el Periódico de Cataluña que no hizo encuesta en esta ocasión (corregidme si me equivoco), tampoco me fié mucho de ellos. Ahora bien, este último es el que se equivocó de menos en las últimas autonómicas de Cataluña, y La Vanguardia el que más.

  • Creo que si alguien intentase (que seguro que lo ha hecho ya) montar una mínima infraestructura de investigación electoral independiente y medianamente capaz, tendría una probabilidad nula de encontrar fondos, al menos públicos. Y privados, también, ¿quién los iba a poner y para qué? Privado es relativo, siempre hay alguien detrás, con el objetivo de crear opinión. Ese es uno de los problemas de este país, y de muchos otros, faltan entidades (empresas en general y medios en particular) que sean independientes de opciones políticas.

  • Desde hacia 30 años que no veia a la gente emocionada en unas elecciones y fué agradable ver que hay una reacccion a la desesperanza. Me recordó a mi hijo pequeño, hoy en Chile, llamado perroflauta cuando apoyaba al 15 m. pero tambien Ing Industrial y Fisico con 26 años.
    Nosotros no supimos hacerlo, pero seguro que hay otra manera de vivir y de hacer que las soluciones a los problemas sean lógicas y no ideologicas como ya intentó convencernos Punset en los 90.
    Es tiempo de dejarles marcar el rumbo del futuro, sobre todo cuando el que le ofrecemos nosotros es tan poco ilusionante.

  • Me gustaría saber la opinión de los aquí reunidos: ¿creen ustedes que las encuestas preelectorales tienen utilidad pública?

    • Damian,

      No hay muchos países como España donde se hagan encuestas electorales con dinero público, así que sospecho que es una pregunta muy pertinente. El aspecto positivo es que en principio la existencia del CIS debería contribuir a qué todos los partidos dispongan de la misma información y también a evitar la duplicación de esfuerzos. El aspecto negativo sería si el partido gobernante aprovecha para pagar con dinero público una información que luego no divulga o si aprovecha para difundir información que no es correcta. Por supuesto, la reputación funciona como mecanismo de control de la propaganda. La credibilidad del CIS dependerá de su capacidad para predecir los resultados electorales.

      • "La credibilidad del CIS dependerá de su capacidad para predecir los resultados electorales"es una forma muy elegante de decir que, si no predice, sólo sirve para ser desechado-una vez que has demostrado que para eso no ha servido-. Desgraciadamente, como el resto de institutos, agencias, fundaciones, ministerios...De este país, nunca hay actuaciones independientes sino solo orientadas a beneficiar al gobernante del momento. Nos podemos llenar la boca con los muy buenos profesionales que hay en el Banco de España, entre los inspectores de Hacienda o en la AEMET pero si, finalmente, sus direcciones tienen un sesgado carácter político su finalidad estará orientada a beneficiar al gobierno con su parcialidad y no a los ciudadanos con su propia independencia. Así, nos encontraremos con un Banco de España que decide ignorar la situación de las cajas, una hacienda que castiga los pequeños errores de los ciudadanos pero permite hacer declaraciones complementarias a los grandes defraudadores-no hay mejor Botín que una buena defraudación- o incluso una AEMET que predice una Semana Santa más benigna de lo que va a ser por razones políticas.
        Adscribir el 80% del voto indeciso a los grandes partidos excede ampliamente un análisis conservador del voto para deslizarse descaradamente al sesgo interesado.
        ¡Como echo de menos algo de independencia, una mínima rendición de cuentas al ciudadano y un cierto cantidad de contrapoderes independientes!
        Una cuestión menor, se dice testar y no testear RAE:Testar. (Der. regres. de testado).1. tr. Someter algo a un control o prueba.

        • Mil gracias Baruc por la corrección ortográfica y mis disculpas, lo acabo de cambiar. (En lugar de "testar", que releyendo me suena más bien como un anglicismo, quizás habría sido más natural decir simplemente "comprobar".)

  • Creo que hay un error de base, se está hablando de encuestas probabilísticas y lo que hacen el CIS y los Institutos de investigación no son tales. Es de sonrojo, además, que se hable de errores de muestro e intervalos de confianza.
    Se podría decir que el sistema que se utiliza es la encuesta por cuotas, pero con el CATI hasta dudo que al procedimiento de marras se le pueda decir que es una estimación por cuotas.
    Sería oportuno un debate técnico sobre la "cocina" que se utiza para hacer estimaciones en nlos procesos electorales.

  • Por no hablar de la estimaciones a pie de urna, que en la realidad debería decirse en la puerta del colegio electoras pues hacer preguntas dento del local no está permitido. ¿Cuál es entonces el proceso polietápico para selecionar la unidad muestral última? Se le pregunta al entrevistado en que sección y mesa ha votado?

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad