¿Qué tienen en común nuestros campeones?

Sorprende que España esté generando tantos campeones deportivos. ¿Qué tienen en común individuos como Alonso, Gasol y Nadal?

  • Todos ellos se dedican a una actividad muy competitiva pero bien regulada, con normas claras y estables. Pueden invertir años para aprender a jugar en la confianza de que las reglas permanecerán, y que serán aplicadas con independencia y rigor. Saben que si lo hacen bien podrán competir en igualdad de condiciones, y que, respetando las reglas, cada uno pueden innovar en libertad.
  • Sus incentivos son fuertes, pues cobran por rendimiento. Ganan mucho pero sólo si lo hacen bien, y sólo después de haber invertido años, de esforzarse día a día y de arriesgarse a fracasar. Saben también que nadie va a rescatarles si fracasan.
  • No sufrieron barreras a la entrada. Su decisión de competir no se vio frenada por la negativa de un concejal o un consejero a concederles una licencia de apertura, o por el poder de un gremio para capturar a los políticos regionales. Tampoco por el origen social, la nacionalidad o ningún otro privilegio por el estilo.
  • Pudieron formarse en libertad. Desde niños, invirtieron en su aprendizaje mucho dinero, gran parte de su tiempo y todo su esfuerzo. Pero a lo largo de sus carreras han elegido libremente a sus entrenadores en mercados competitivos. Su formación no ha estado condicionada por planes, conciertos y reformas educativas al servicio de intereses creados e ideologías caducas.
  • Su vocación fue global. No se anduvieron con provincianismos y desde el primer día estuvieron dispuestos a trasladarse para aprender y competir.
  • Por último, siempre han sido los primeros en culparse de sus fallos, sin recurrir a las excusas al uso, en las que la culpa de los propios fracasos es siempre de los demás o del “sistema”. El contraste no puede ser mayor con los “indignados”, que, si se caracterizan por algo, es por su incapacidad para asumir responsabilidades.

En suma, competencia regulada, incentivos fuertes, libertad de entrada, educación libre y responsabilidad individual, unas condiciones ausentes e incluso mal vistas en muchos ámbitos de la sociedad española. Pero indispensables para dejar de ser ese país mediocre cuyos ciudadanos sólo son campeones cuando, en el fondo, las reglas de juego las establecen otros.

Hay 24 comentarios
  • Benito, estoy contigo en la mayoría de lo que dices en el post, aún así en tu metáfora, el último punto, no culpar a los demás de tus fracasos y mi piloto de fórmula 1 favorito, no casan mucho. También del punto tercero se podrían decir cosas. En general al tenis o al karting entra gente con una renta por encima de la media porque no es precisamente barato formarte. Ahora bien el sistema público puede dar igualdad de oportunidades en la educación general y aún así permitir la competencia.

  • A mí me enseñaron que la primera regla del investigador social es que no había que "seleccionar los casos por la variable dependiente", porque eso invalidaba cualquier inferencia causal. En efecto, yo conozco a más de tres españoles que se dedican a actividades bien reguladas, tienen incentivos fuertes, no sufrieron barreras de entrada, pudieron formarse en libertad, tuvieron voacación global, no se culparon de sus fallos, y siguen siendo auténticos zotes.

  • Francia, por ejemplo, hace tiempo que no tiene deportistas en la élite, mediática al menos, como le ocurre a España. Y bien que les duele.
    Sin embargo, no parece que sus desventajas en los ámbitos a los que haces referencia sean notorios. Quizás las causas sean otras, más ligadas a los mercados audiovisuales, las instituciones deportivas y a los gustos de los ciudadanos.
    En un país en que el deporte preferido es tomar cerveza y pizza ante la televisión y que la muerte de un golfista, sea dicho con el mayor de los respetos, tiene más preeminencia en los medios que la de uno de nuestros mayores servidores públicos, no resulta raro que nuestra juventud tienda a especializarse en este ámbito. También puede apreciarse como de los ghetos de Bronx y Harlem salen grandes jugadores de baloncesto. Muchos más que de Cambridge.
    En mi opinión, el éxito del sistema deportivo de un país tiene dos ámbitos de análisis la salud de sus ciudadanos, para el deporte de base, y la relación entre éxitos obtenidos y recursos aportados para el de élite. Sin duda tenemos grandes éxitos pero ¿debe ser esto nuestra prioridad?
    En todo caso ¡aupa Nadal!

  • A pesar de que este post me parece más ideologico que reflexivo me gustaria comentar algo:
    - Sobre las barreras de entradas: entiendo que para que un mercado sea eficiente no deberian haberlas, pero en el caso de la inversión en capital "deportivo" (sobre todo de Nadal y Alonso) las hay: enviar un niño a que aprenda a jugar a tennis des de los 3 años o que aprenda a pilotar és carisimo (los padres creo que no viven en un mundo de mercados financieros perfectos) y no és casualidad que el tio de Nadal sea su entrenador y uno de los propietarios del club donde se formó. En el caso de Alonso, estuvo a punto de dejar los karts cuando se estaba formando pero un patrocinador decidio financiarlo (su familia no se lo podia permitir).
    - Escoger entrendaores de forma competitiva: Simplemente me parece que no tiene sentido. El entrenador de Nadal es su tio, que nunca ha entrenado a ningun otro jugador. Alonso, no tiene entrenador y Gasol, no creo que nunca haya decido quien va a ser su entrenador.

    Para terminar: no creo que sea cierto que alguien decida hacerse deportista. Uno puede observar sus habilidades pero, las habilidades de los futuros competidores son información privada de los agentes hasta que uno ya ha hecho la inversión. Si no fuera así, Federer no tendria rivales. Los de su misma generación habrian observado que ha nacido con las mejores habilidades de la historia y es imposible ganarle, por lo tanto, no hace falta invertir en hacerse tenista (me refiero al periodo 2004-2008 en el que ganó todo).

    Curiosidad: La mayoria de buenos jugadores de la NBA son negros y muchos de ellos vienen de barrios pobres (donde el coste de oportunidad de pasarte el dia en la calle jugando a baloncesto es muy bajo). Hay quien dice que los negros tienen mejores condiciones que los blancos para jugar a baloncesto. Sin embargo, la distancia (baloncestistica entre EEUU y Europa es más corta que nunca, vease final de los JJOO 08 o Mundial ganado en Japón por España) y los jugadores Europeos siguen siendo blancos. Lo que no sustenta el primer argumento. Quizá es que solo invierten en hacerse estrellas del deporte aquellos que no tienen más oportunidades. La probabilidad de que un negro de un suburbio de Chicago sea CEO de una importante empresa es tan baja dada la educación que puede recibir que prefiere pasarse el dia en la calle jugando a baloncesto.

    En resumen, podria estar de acuerdo con la ideologia defendia pero: mal ejemplo.

  • Encuentro el artículo bastante superficial, pero bueno, que levante la mano quien no cita los tres ejemplos que mejor le vienen y de la manera que mejor le viene para reforzar un argumento o una historia. Mencionar que no hay barreras a la entrada y que la formación se da en libertad para, acto seguido, comentar que "desde niños, invirtieron en su aprendizaje mucho dinero" chirría especialmente. Yo fui una niña muy tenista y lo confirmo: sale (o salía, al menos) por un pico. Lo hace el niño que puede (no siempre el que quiere, aunque para llegar lejos supongo que sí que hay que querer) si y sólo si sus padres quieren y... pueden.
    David Foster Wallace tiene más de un ensayo sobre tenistas de élite, uno sobre Tracy Austin (y su biografía) en Consider the Lobster, otro sobre Federer en el New York Times... El tenis le fascinaba. Su personaje central en Infinite Jest, Hal Incadenza, también juega al tenis, al igual que el propio David Foster Wallace lo hizo durante buena parte de su juventud. Creo que ayudan a entender lo que significa ser un gran atleta y lo que a menudo hay que tener para serlo. No creo que el artículo pretendiese, ni mucho menos, ser exhaustivo, pero con todo lo que hay escrito por ahí sobre el tema (no sólo por DFW), me ha parecido tremendamente estrecho de miras.

  • Comparto las críticas a este post. Me parece un conjunto de argumentos muy, pero que muy, traido por los pelos.
    Además, como otros ya han expresado, no están nada claros muchos de los puntos que se pretenden hacer, como el de la inexistencia de barreras de entrada asociados a los costes de formación.
    Por otro lado, también se obvian algunas de las características de los "mercados laborales" donde trabajan, por ejemplo, Gasol o Alonso. La NBA es todo menos un mercado libre donde tu puedes elegir donde juegas. Las reglas del draft, sobre los traspasos entre equipos y los límites salariales son buenos ejemplos.
    Y en cuanto a la F1, la mayoría de los pilotos, aunque hay algunas excepciones, necesitan poco menos que comprar su primer volante con la ayuda de potentísimos patrocinadores.

  • Comparto la mayoría de las críticas a esta entrada, pero no quiero añadir más leña al fuego.
    Me gustaría abrir una nueva reflexión que casa con el tema del que estamos tratando. En esta entrada se toma a los deportistas de élite como modelo a seguir. Así han hecho muchos chicos y chicas que empezaron la secundaria conmigo o que me sacaban unos años de ventaja. De los cuales, ninguno ha terminado llegando a nada, el que más lejos ha llegado está en segunda B con serias posibilidades de acabar en el paro un día de estos. Conclusión: el riesgo no es elevado, es brutal. Una dedicación 100% exige unos resultados que, de no conseguirse, producen un efecto desastroso. Mala y poca formación académica o profesional que desemboca en empleos precarios o la vuelta a los libros. No todo es tan bonito como Nadal, Gasol, Alonso y otros lo hacen parecer. La mayoría se quedan por el camino.
    Llegados a este punto, se me ocurre que la falta de modelos a seguir en la sociedad actual, nos empuja a poner nuestras miras en esos pocos héroes que constituyen nuestros deportistas de élite. ¿Porqué no se toma como modelo aquellos cientos de científicos españoles que dan el callo día a día, la mayoría de las veces, infrarremunerados? ¿O aquellos emprendedores que sobreviven a esos primeros diez años y consiguen mantener una empresa ?
    Hoy en día es más popular el atleta de la facultad que el primero de la carrera. No es justo. Debería existir un equilibrio entre ambos, que no está presente.

  • Me parece bien utilizar la figura de los deportistas como una metáfora para reforzar unos argumentos que ya se han presentado de forma muy analítica en este blog. Aunque la metáfora no sea perfecta, los argunentos son fuertes.
    Por otro lado, de mí lectura de este blog no he sacado en ningún momento la conclusión que "los “indignados”, ..., si se caracterizan por algo, es por su incapacidad para asumir responsabilidades.". Si es una conclusión que sale de un análisis económico, me gustaría leer este análisis y no solo la conclusión. Si no lo es, no veo por que tiene que aparecer en una entrada del probablemente más sério blog de economía casi siempre en español...

  • Creí que esto era un blog serio de economía. En fin...

    Por cierto, si quieres saber que tienen en común la mayor parte de los deportistas de élite, es esto: casi todos han nacido en la primera mitad del año. (Ya que hablamos de ventajas regulatorias, documéntate...)

  • No estaría mal una comparación con los máximos ídolos deportivos (y quizás absolutos), los futbolistas, y una reflexión sobre los valores que estimula su deporte. Leer la relación de 'puntos comunes' con el fútbol in mente da un no se qué.
    Y otra reflexión: los niños españoles, alumnos de escuelas que abominan de la competividad y el ránking, con camisetas de Messi o Cristiano.

  • Bueno. Es un poco forzada la lógica que sigues.

    Alonso por ejemplo nunca se culpa a sí mismo. Principalmente culpa al coche.
    Gasol no cobra por rendimiento. En la NBA tienen contratos de larga duración en un sistema más parecido al socialismo que al libre mercado, basados en cosas tan forzadas como la posición de elección en el draf, que es previa a la participación real del deportista. No existe el concepto de extras por rendimiento.
    Y en los casos de Gasol y Nadal no existe la igualdad de condiciones. Ellos tienen unas condiciones físicas innatas que significan una barrera para alguien como yo que quisiera imitarles.
    Y así podría seguir destripando cada uno de los argumentos, con la misma habilidad que la que se usó para construirlos.

  • Como dijo Carlos Jerez me desconcierta el último punto. ¿Ha hablado usted con muchos indignados? Hablé con uno que es químico, está en paro, bueno tiene trabajo ... en Reino Unido. Él vale, quien no vale es España.

    Porque no puede usted decir, que si van a pedir un crédito y no se lo dan porque el crédito está en empresas inmobiliarias zombies, con una deuda viva de 430.000 millones de euros, de casi el 40 % del PIB, que la culpa es de los indignados.

    Señor Benito, los jóvenes han sido estafados por un timo piramidal inmobiliario, de políticas de comprar el presente y vender el futuro. Es lógico que ahora no haya futuro. Ellos no son los culpables, son las víctimas del fraude.

  • Aquí quien tiene culpas no son los jóvenes, sino nosotros, que por acción u omisión hemos sido cómplices de políticas de comprar el presente y vender el futuro, tanto del PSOE como del PP, con un creciemiento basado en deuda externa para hacer casas. Y ahora les dejamos en herencia un país endeudado. Que pidan explicaciones es legítimo, no cobarde, cobarde es decir que la culpa es suya para no asumir nuestras responsabilidades colectivas.

  • Si el artículo deseaba provocar, lo ha conseguido. Si deseaba ilustrar, me temo que es poco acertado. Aquí van algunas matizaciones
    i) Gasol no cobra por rendimiento, de hecho este año su rendimiento ha sido paupérrimo y, no por ello, ha dejado de ganar 20 millones de dólares de su equipo. El mercado de jugadores en la NBA está absolutamente controlado por convenio colectivo. Lo mismo ocurre con Alonso. Sólo Nadal cobra por rendimiento, y también dispone de ingresos por publicidad independientes de sus resultados.
    ii) Lo de que las reglas no cambian debe ser irónico. En la F1 las reglas cambian año a año y modifican enormemente la conducción. Los mejores pilotos (Senna, Schumi, Hamilton, Alonso) reconocen que la auténtica competición está en los kartings, pero ahí no hay dinero. En el tenis han cambiado las raquetas, las pelotas y las pistas de una manera increíble en los últimos 20 años, permitiendo topspin y otros golpes inexistentes antes. Esto es fundamental.
    iii) Lo de que asumen responsabilidades... Alonso suele culpar a su coche o al equipo. Gasol no ha asumido su responsabilidad por el fracaso de este año. Nadal (que es el más serio en este aspecto) suele quejarse de la acumulación de partidos y otros problemas de su entorno.
    iv) "No sufrieron barreras a la entrada" está claro que no conoce cómo funciona la NBA o la F1.
    Me sumo sobre todo a la queja por la descalificación gratuita a "los indignados", aunque no comparta (casi) ninguna de sus reivindicaciones ni métodos
    Finalmente, sólo añadir que porque alguien sea exitoso en un deporte que le permite ganar fortunas no es mejor que otro que es exitoso en otro deporte minoritario, o en cualquier otra disciplina de la vida. Ser "icono global" no significa nada: D. Beckham era un futbolista mediocre y un "icono global"

  • lo que dice alejandro y huhuhu me paece muy correcto
    quisiera hacer varias observaciones:
    ¿en cuántas acampadas ha estado el autor de este post?
    formar un tenista o a un piloto es dificil, sí, pero es algo mucho más técnico que dar una educación a un chaval.
    cualquier país tiene planes de estudio. teniendo en cuenta la gran cantidad de cambios en los curriculums, podría precisar cuál de los sucesivos le parece ideológicamente caduco y por qué?
    el actual sistema educativo nuestro también produce estudiantes brillantes, que puden ir a cualquier universidad, y tal como dice huhuhu hay muchos niños /as que después de intentar hacer una carrera profesional en el deporte, en las mismas condiciones que Nadal y compañía, no lo consiguen
    una última precisión: en Catalunya, el deporte de base está subvencionado por la Generalitat (ahora, con los recortes, supongo que menos). será vueno ver cuántos de los futuros cracks no empezaron su trayectoria gracias a ese apoyo. y l amayoría de pruebas de f1 estan finaciadas por los gobiernos del país o ccaa

  • Coincido con las críticas y con los peligroso de arrimar el ascua a la sardina propia. Yo también pongo un ejemplo. Desde que tengo uso de razón, es decir, desde Induráin (incluido), todos los ganadores en primera instancia del tour han estado implicados en casos de dopaje. Induráin dio varios positivos justificados por su medicación del asma, Riis reconoció doparse, Ulrich cazado, Pantani muerto, Amstrong nunca cazado pero siempre se ha sospechado, Contador cazado por dos veces, Pereiro ganó por descalificación por dopaje del vencedor... y alguno más que me dejo.
    ¿Qué diferencia hay entre tener que mandar vampiros a las 5 de la mañana y una fortísima regulación estatal para tratar de evitar las trampas y los abusos? Con la idea central del artículo yo también estoy de acuerdo. Pero precisamente, igual que los indignados, es normal que los que ven que el sistema parece planteado para que siempre se beneficien los mismos cuatro listos exijan cambios. Que estos sean viables es otra cosa, pero negarles la razón desde una especia de superioridad moral es manifiestamente injusto.

  • Muchas gracias por unos comentarios tan interesantes como clarificadores. Aunque quizá pierden algo de vista el asunto primordial: la anomalía que supone la desproporción de nuestros éxitos en el ámbito deportivo respecto a otros ámbitos, una desproporción indicativa de diferencias que ilustran, a mi juicio, en qué fallamos y cuál es nuestro potencial.

    En cuanto a estas diferencias, cierto que son discutibles, pero percibo en los comentarios algunos desenfoques recurrentes. El más claro, el relativo a las barreras a la entrada, que deberíamos distinguir de los costes de entrada, pues su naturaleza y consecuencias son diferentes. Similar al que alguno plantea entre el acuerdo libre de restricciones contractuales y la imposición externa de reglas imperativas. Quizá menos claro, pero más decisivo, es el subjetivismo latente en la dificultad para apreciar que algunas “pelotitas” tal vez produzcan más utilidad que ciertas labores intelectuales o artísticas. Comparto, en cambio, la sospecha de que dedicamos excesivos recursos a actividades deportivas. La pregunta es por qué. Echo de menos a este respecto alguna explicación alternativa. Por último, sólo indicar que unos indignados responsables hubieran mostrado respeto por las leyes y, en concreto, mayor preocupación por el daño que causan a muchos otros ciudadanos.

  • en la nba sí que hay barreras de entrada: no pueden participar todos los clubes que quieren, nay que comprar una franquicia. y hay un tope salarial que los clubes deben respetar.
    en la f1, se planteó en su momento relajar las exigencias para poder tener escuderías, y elpropio Alonso se opuso categóricamente, diciendo que cualquiera no podía tener un equipo, que eso era desvirtuar y desprestigiar la competición.

    ¿ qué tiene que ver la presunta irresponsabilidad de los acampados con el tema del post?. en el pueblo donde yo vivo hay también unos acampados y creo que no perjudican a nadie. ahora, que puestos a pedir disculpas por el daño causado y actitudes responsables, las entidades financieras podrían abrir camino, no le parece?

  • La verdad es que me sorprende este post por la imprecisión de su contenido... Concreto:
    1.Todos ellos se dedican a una actividad muy competitiva pero bien regulada, con normas claras y estables... FALSO: EN LA FORMULA 1 LAS NORMAS CAMBIAN CADA AÑO, AL MENOS EN LOS ULTIMOS 4/5 AÑOS. EN EL BALONCESTO, LAS REGLAS TAMBIEN HAN IDO CAMBIANDO, AUNQUE DE UNA FORMA MUCHO MAS PAULATINA: ANTES NO EXISTIAN LOS TRIPLES, EL TIEMPO DE POSESION,DISTANCIA DE TRIPLE.
    2.Sus incentivos son fuertes, pues cobran por rendimiento... NO ES DEL TODO EXACTO. EL UNICO QUE COBRA ESTRICTAMENTE POR RENDIMIENTO ES NADAL, TANTO GASOL COMO ALONSO FIRMAN CONTRATOS DE "LARGA" DURACIÓN, CON SUELDO ESTABLECIDO INDEPENDIENTEMENTE DE SUS VICTORIAS Y SUS INGRESOS AUMENTAN CON LA PUBLICIDAD.
    3. No sufrieron barreras a la entrada... FALSO...LA BARRERA DE ENTRADA MAS IMPORTANTE PARA SER DEPORTISTA DE ELITE ES LA ACCESIBILIDAD A LA PRACTICA DE UN DEPORTE DESDE NIÑO, PUEDE QUE ESTOS DEPORTISTAS NO LA SUFRIERAN, PERO EN MI PUEBLO MIS HIJOS NO PUEDEN JUGAR NI AL TENIS NI PILOTAR KARTS PORQUE : NUESTRO AYUNTAMIENTO NO HA DECIDIDO QUE SEA OBJETIVO PRIORITARIO DE LA POLITICA MUNICIPAL NI LAS PISTAS DE KARTS NI LAS DE TENIS...y NO NOS OLVIDEMOS DEL COSTE QUE SUPONEN CLASES DE TENIS O MATERIALES Y EQUIPACION NECESARIOS PARA F1. LA MAYORIA DE LAS FAMILIAS CREO QUE PREFIEREN INVERTIR SUS AHORROS EN EDUCACIÓN DE SUS HIJOS...

    4 ...a lo largo de sus carreras han elegido libremente a sus entrenadores en mercados competitivos... FALSO. EL UNICO QUE HA ELEGIDO A SUS ENTRENADORES ES NADAL, INCLUYENDO A SU TIO...EN EL BALONCESTO ¿ALGUIEN PUEDE DECIR QUE GASOL ELIGIO ENTRENAR CON PHIL JACKSON?

    5.Su vocación fue global. No se anduvieron con provincianismos y desde el primer día estuvieron dispuestos a trasladarse para aprender y competir... BUEEEENO....CUANDO GASOL EMPEZO A JUGAR AL BALONCESTO EN SANT BOI EL SOLO PENSABA EN SER FELIZ Y HACER LO QUE LE GUSTABA SIN ALEJARSE MUCHO DE FAMILIA Y AMIGOS, Y NO CRUZO MAS QUE EL LLOBREGAT, PARA IRSE A JUGAR AL BARÇA...DESPUES, CON EL TIEMPO Y LOS CONTRATOS MILLONARIOS, A CUALQUIERA LE APETECE VER MUNDO...

    6. Por último, siempre han sido los primeros en culparse de sus fallos, sin recurrir a las excusas al uso, en las que la culpa de los propios fracasos es siempre de los demás o del “sistema”.... ESTO NO HA SIDO SIEMPRE ASI PARA ALGUNO DE LOS CASOS A LOS QUE TE REFIERES. A ALGUNO DE ELLOS SE LE CONOCIA EN EL MUNDILLO COMO FERNANDO LLORONSO, TAL VEZ ERA PORQUE SE QUEJABA UN POQUITO...

    7. El contraste no puede ser mayor con los “indignados”, que, si se caracterizan por algo, es por su incapacidad para asumir responsabilidades... NO CREO QUE ESTO ULTIMO TENGA MUCHO QUE VER CON EL TEMA PRINCIPAL DEL POST. EN CUALQUIER CASO YO ESTOY INDIGNADISIMO CON LA SITUACION EN LA QUE SE ENCUENTRA ESPAÑA, Y CADA MAÑANA ME LEVANTO PARA TRABAJAR, ATENDER A MI FAMILIA Y HACER FRENTE A MIS RESPONSABILIDADES... NO TODOS LOS INDIGNADOS HACEMOS ACAMPADA PERMANENTE, Y MUCHOS ENTENDEMOS QUE HAY FORMAS MAS EFICACES DE PROTESTAR QUE PLANTARNOS CON EL SOFA Y LA CABRA EN SOL...NO TODOS SOMOS PERRO-FLAUTAS...

  • para luispe: crees que los acampados han dejado su trabajo para residir en las plazas?. si explicas esas formas mejores de protestar, tla vez lo escuchemos (que contes que yo no acampo, pero no descalifico aquines lo hacen)

  • Sobre los indignados, les recuerdo que han tenido una conducta cívica, esforzándose en causar las mínimas molestias posibles. Son personas paradas con problemas reales. Ni usted ni yo tenemos derecho alguno a perdirles que se queden en casa llorando. Otros en su situación sacarían un puñal y atracarían al primero que encuentren.

  • De un artículo de El País: "Benjamin Kott, responsable de energía limpia de Google para Europa, mostró el deseo de la empresa de invertir en centros de este tipo en Europa, tanto en energía solar como eólica. 'España, Francia o Reino Unido pueden ser los siguientes lugares; lo estamos siguiendo con gran interés. Sin embargo, en Alemania es donde encontramos un marco legal y fiscal más fiable y atractivo', concluyó el directivo".

    No son quejicas; es que les han engañado: cuando tenían 16 años les dijeron que estudiasen ingeniería pero en realidad el capital (y los empleos) se van a otra parte. Ni es culpa suya ni se les puede quitar el derecho a cabrearse.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad