Otra vez: El rector plagiador, pero no dimisionario, y otras hierbas

Me causa mucha tristeza traer a este blog un nuevo caso de plagio en personas de relevancia pública, agravado por que ahora se trata de una persona con la más alta responsabilidad académica de una universidad pública española. En efecto, hablo del plagio destapado en estos días por eldiario.es, que se refiere al Rector de la Universidad Rey Juan Carlos, D. Fernando Suárez Bilbao. Según la documentación que aporta el citado medio, el Sr. Suárez ha plagiado antes y después de su elección como rector, y a personas diversas que van desde un Presidente de la Real Academia de Historia hasta una doctoranda de la Universidad Complutense. A fecha de hoy, cuatro casos de plagio flagrante y muy bien documentado. Y también a fecha de hoy, el Sr. Suárez no ha dimitido de su cargo, como correspondería en cualquier lugar civilizado, como Alemania (dónde dimitieron el ministro de Defensa y la ministra de Economía por este motivo), por ejemplo.

No es necesario extenderse mucho sobre este caso concreto. Está claro que el Sr. Suárez debería dimitir cuanto antes, y está claro que si hay un ámbito en el que es poco apropiado el plagio es el académico, donde las publicaciones suelen utilizarse para evaluar la calidad de la investigación. Pero desafortunadamente esto de dimitir no es muy habitual. Hace ya dos años nos hicimos eco de otro caso sangrante (e insistimos aquí) el plagio de José Antonio Martínez Álvarez, el director del Instituto de Estudios Fiscales, en su libro La Escalera de Jacob (libro que, que sepamos, sigue en el mercado, para más inri). Dos años ya, y ahí sigue. Este es un tema que nos preocupa mucho en el blog, como también contamos aquí. Claramente no parece que estemos consiguiendo avanzar en esto, y el Sr. Suárez va en la misma línea. Aún así, que no sea por no decirlo: Sr. Suárez, hágase un favor a usted mismo y a la institución que representa y dimita. Establezca un precedente digno.

Hay 12 comentarios
  • Suave me pareces Anxo. Si se confirma el plagio de Fernando Suárez Bilbao no solo deberia dimitir de sus cargos. Particularmente creo que deberia ser expulsado de la universidad y perder su plaza. Los plagios documentados no son una frase aqui o ahi o habersele olvidado a uno una cita, son cosas sangrantes y reiteradas.

    Algo similar ocurre con José Antonio Martínez Álvarez, plagio que comprobamos personalmente en magnitud y descaro. José Antonio Martínez Álvarez deberia ser expulsado de la UNED y perder su plaza.

    Desde luego en mi universidad por mucho menos te vas a casa.

    Es una verguenza, ademas que Montoro (en el caso del IEF) y la consejera de educacion de Madrid no hayan tomado una posicion mas energica. Montoro deberia haber destituido al director del IEF ipso facto.

    • Estoy de acuerdo Jesús, debería pasar todo eso que dices, pero ten en cuenta que partimos de unas expectativas muy bajas de que pase nada. Por eso ya me contentaría con que dimitiera y con que tardaran un tiempo razonablemente largo en encontrarle otra colocación. De todas formas, con la nueva información aparecida hoy en eldiario.es, la cosa se complica, porque ya hablamos de irregularidades en contrataciones...

  • Es desolador. Y efectivamente, poco duro el post para lo indignante que es esto.

    Para mi, aparte de lo obvio -que no dimita-, lo más tremendo es que esta noticia no ocupe un lugar más prominente en la prensa. Ni EL PAÍS, ni EL MUNDO ni el ABC se hacen eco (salvo error por mi parte). Soy una firme defensora de la presunción de inocencia pero ante los indicios de plagio publicados el silencio es sospechoso.

    Y en fin, el caso del Director del IEF ahí sigue. Y da lo mismo.

  • Es público y notorio que la URJC fue un intento de cierto partido político para tener una Universidad propia que contrarrestara la que en esa misma Comunidad Autónoma montó otro partido político hace ya algo más de tiempo.
    Qué cabe entonces esperar de estos rectores.

  • No se lo pierdan, señores, el Rector Magnífico ha respondido y en su respuesta demuestra que en Españistán se puede ser Doctor en Derecho y Catedrático de Historia del Derecho y tener una ignorancia absoluta y supina de los fundamentos del derecho de la propiedad intelectual, la independencia de los derechos de autor respecto a los derechos de propiedad industrial, y la existencia del derecho moral del autor al reconocimiento de su autoría y al respeto de la integridad de su obra. Bravo el artista!
    http://www.eldiario.es/sociedad/comunicado-universidad-Rey-Juan-Carlos_0_584092316.html

  • El plagio intelectual constituye la práctica más reprochable en el entorno academico y científico. El portal PlagioSOS, un portal origina, activado en 2010, es un espacio de formación ciudadana en derechos de autor y denuncia pública de casos violatorios de este derecho en Hispanoamérica. Entre 2010 y 2016 PlagioSOS ha presentado 19 Estudios de caso de plagio intelectual en Hispanoamérica. Los plagiarios, hombres y mujeres, disfrutan de total impunidad en las universidades hispanoamericana. Defender y exigir honestidad intelectual docente e idoneidad editorial universitaria, es defender la alta calidad de la educación superior del siglo XXI. PlagioSOS: http://www.plagios.org/, info@plagios.org plagiosos@gmail.com https://www.facebook.com/plagiosos/ y @plagiosos

Los comentarios están cerrados.