Análisis NeG de programas electorales: Ciencia e Innovación

por Anxo Sánchez el 07/12/2015

La crisis económica que arrastramos desde 2008 ha dejado al sistema de ciencia e innovación en un estado que, siendo optimistas, podríamos calificar de calamitoso y, siendo realistas, de catastrófico. Recomiendo, para no repetirme, el reciente post de Ramón Xifré sobre el tema en estas mismas páginas. Para muestra, baste el siguiente gráfico:1-recorte-id-investigacion-desarrollo-espac3b1a1

Después de 2012, la situación se ha estabilizado, es decir, el presupuesto ha bajado o aumentado ligeramente... en torno a la inversión que se hacía en el año 2000. Por el camino nos hemos dejado también unos 11000 investigadores, que han abandonado la profesión o han emigrado (la famosa "leyenda urbana de la fuga de cerebros"). El CSIC, el buque insignia de la investigación española, va a la deriva, habiéndose transformado en Agencia Estatal en 2007 y de vuelta en organismo autónomo en 2015. La Agencia Estatal de Investigación, que la Ley de la Ciencia ordenaba crear en 2011, se ha venido anunciando cada pocos meses (ejemplos en 2012, 2014, y hace unos días) pero no se ha creado hasta la semana pasada (cosa bastante poco apropiada para un gobierno prácticamente en funciones, he de decir). Y todo ello en medio de un paroxismo burocrático en el que el Ministerio de Hacienda envuelve a los investigadores intentando quitarles el poco dinero que les da (y que también ha animado a los mejores investigadores a irse). Básicamente, el sistema de ciencia español está en estado crítico; tras haber alcanzado niveles comparables a las potencias mundiales en investigación en muchos campos, ahora resiste como puede con trabajadores envejecidos (la edad media de los investigadores del CSIC, insisto, media, es de ¡53 años!) y cada vez peor dotados.

Los partidos políticos, al menos la mayoría de los que tienen representación parlamentaria, parece ser consciente de este problema y, además, tienen un diagnóstico claro de lo que hay que hacer. En diciembre de 2013, durante el debate de presupuestos, todos los partidos de la oposición (excepto Foro Asturias y UPN) suscribieron un pacto por la ciencia promovido por el colectivo "Carta por la Ciencia". En este acuerdo parlamentario, los firmantes se comprometían a tomar las siguientes medidas:

1. Planificación plurianual que permita la recuperación, en los tres próximos ejercicios presupuestarios de los niveles de financiación pública de 2009 en I+D+i civil en los capítulos 1 a 7, garantizando una financiación sostenida que represente un porcentaje de los ingresos del Estado similar a la media europea.
2. Eliminación de los actuales límites de la tasa de reposición de empleo público en el sector de I+D, que permita la incorporación de nuevos recursos humanos de acuerdo con las necesidades reales del sistema de I+D+i y a su convergencia con Europa en el número de personal de investigación por habitante.
3. Establecimiento de un compromiso plurianual que garantice la normalización y el cumplimiento de todas las actuaciones previstas en los Planes Estatales de Investigación, tanto en lo relativo a los plazos de sus convocatorias como en la resolución de las mismas.
4. Creación de la Agencia Estatal de Investigación prevista en la Ley de la Ciencia de 2011, que mediante el contrato programa y los presupuestos plurianuales correspondientes tenga la encomienda de gestión de los Planes Estatales de Investigación, con criteros estrictamente científicos y la autonomía necesaria para ello, con el consiguiente control parlamentario.

Obviamente, este pacto no incluye ni a Podemos ni a Ciudadanos, que no tienen representación en el Congreso de los Diputados, pero es una referencia para PSOE e IU, a la vez que suponemos que el PP no está de acuerdo con estas medidas. En este contexto, ¿qué medidas proponen estos cinco partidos para la ciencia española en sus programas electorales? A continuación resumo brevemente lo que figura en sus programas electorales, fijándome sobre todo en lo que hace referencia a los problemas arriba citados, en el orden en que han ido estando disponibles. De antemano advierto que el resumen es personal, que hay programas muy largos, y que por tanto no pretendo reflejar todo su contenido, sino las medidas que tienen que ver con los problemas indicados y las que más importantes me han parecido. Enlazo siempre a los documentos originales y recomiendo encarecidamente su lectura al completo. Finalmente, cierro el post con mi comentario sobre las propuestas.

PSOE

El programa electoral del PSOE está disponible aquí. Trata estos temas en la sección "Ciencia, tecnología e innovación", que tiene 4 páginas de 274. La primera propuesta concreta es "promover un amplio acuerdo social y político que, partiendo del Acuerdo Parlamentario por la Ciencia suscrito en 2013, permita alcanzar el máximo consenso en torno a las políticas de ciencia, tecnología e innovación". A partir de aquí, hay otras 23 propuestas, entre las que destacan:

  • Duplicar la inversión pública en I+D+i civil, que representará al menos el 2,5% de los Presupuestos Generales del Estado al final de la legislatura.
  • Promover un Plan Especial para la incorporación, recuperación y consolidación del talento científico que permita (...) incorporar con criterios de excelencia a 10.000
    investigadores en cuatro años.
  • Crear, en el plazo máximo de seis meses, la Agencia Estatal de Investigación; y revisar y reformar en profundidad el sistema y en particular el CSIC y demás organismos públicos que lo integran.
  • Garantizar la suficiencia y regularidad de las convocatorias de proyectos de investigación y de recursos humanos (...) y uniendo a la evaluación ex ante (...) la rendición de cuentas ex post.
  • Crear una red de Centros de Excelencia en Innovación Industrial (CEII) (...) inspirados en los Advanced Manufacturing Institutes de EEUU y el Fraunhofer-Institut de Alemania. La red de CEII estará formada por una serie de Institutos para la Innovación Industrial en torno a los “productos y tecnologías facilitadoras” (tales como nanotecnología, micro-nano electrónica, materiales
    avanzados, fotónica, biotecnología industrial o sistemas de producción avanzados).
  • Revisar y simplificar los procedimientos administrativos que se siguen en materia de I+D, aligerando sustancialmente los trámites burocráticos que ha de realizar el personal investigador.

Podemos

El programa electoral de Podemos está disponible aquí, y dedica 8 páginas de 325 a "Sociedad del Conocimiento, I+D+I y políticas científicas". Como no es un firmante del acuerdo por la ciencia, no hace referencia a él, sino que plantea una serie de propuestas directamente. De entre las medidas que plantean destacan:

  • Carrera investigadora basada en el mérito y que ofrezca un progreso laboral previsible a largo plazo.  (...) una única carrera académica para la universidad y para los Organismos Públicos de Investigación (OPIS), mediante la unificación de los procedimientos de contratación, evaluación y mérito académico.
  • Portal online de investigación que publicará la totalidad de ofertas de proyectos, convenios de colaboración y convocatorias de todo tipo, incluidas las de contratación y empleo realizadas por instituciones de investigación públicas. El portal recogerá todas las convocatorias públicas de I+D+i en un calendario bianual, de obligado cumplimiento, acordado entre el Gobierno, las comunidades autónomas y otras agencias de financiación pública.
  • Convocatoria Margarita Comas. Gracias a esta convocatoria, se contratarán jóvenes investigadores que podrán establecerse y crear nuevos laboratorios en nuestro país. Los contratos tendrán una duración de cuatro años y, a su finalización, se podrá concurrir a un proceso de evaluación de objetivos y estabilización laboral mediante un contrato indefinido.
  • La política científica y de innovación debe ser considerada una cuestión de Estado. Se buscará un gran acuerdo con todos los agentes y los actores sociales para asumir responsabilidades y proponer futuras mejoras de una manera coordinada, consensuada e independiente de los cambios políticos.
  • Devolver los objetivos de inversión en I+D+i nacionales a niveles europeos (2 % del PIB).
    El objetivo será alcanzar el 2,7 % de inversión en I+D+i del total de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en 2017, y el 3 % en 2020. Aseguraremos que los préstamos de fondos públicos a empresas desarrolladoras de I+D+i se utilicen para lo que inicialmente se idearon, y no como subvenciones encubiertas.
  • Liberaremos los OPIS del control político y fomentaremos la gobernanza propia de la investigación y su proyección a largo plazo. Propondremos una democratización profunda de los OPIS para promover su autonomía de gestión e investigadora.
  • Observatorio para la defensa de la transparencia en el acceso y gestión de las instituciones investigadoras y universitarias. Además, el observatorio actuará contra otros problemas sistémicos de estas instituciones que provocan arbitrariedades e injusticias en el acceso a la carrera docente y a la investigadora, como, por ejemplo, la situación de precariedad de su personal.

Ciudadanos

El programa de Ciudadanos, que se puede bajar aquí, dedica 14 páginas de 337 a presentar sus propuestas en el terreno de la "Política Científica". Es un documento bastante denso en el que hay muchas propuestas y una descripción detallada de los problemas de la ciencia española, del que un posible resumen de los puntos clave podría ser:

  • Se propone un gran pacto nacional para el Avance de la Ciencia a la sociedad civil en general, así como a las fuerzas políticas y sociales.
  • Aumento de la inversión (pública y privada) hasta el 3% del PIB anual. Incremento significativo y sostenido, en los Presupuestos Generales del Estado y de las CC.AA., de la inversión en I+D, no sólo para recuperar lo perdido, sino para mejorar sustancialmente la situación.
  • Desarrollo del estatus de Centro de Investigación de Excelencia, acreditados por una convocatoria específica de ámbito estatal y que no se regirán por un sistema de RR. HH. de tipo funcionarial, teniendo que presentar un plan de autofinanciación progresivo y dotados hasta el 50% de su financiación por inversión pública.
  • Estabilizar la política científica española, en el marco de una Agencia Estatal de Investigación autónoma e independiente adscrita directamente a Presidencia del Gobierno, con capacidad de gestionar los recursos, definir las políticas de estímulo y apoyo a la investigación, y diseñar los planes plurianuales de actuación.
  • Realizar una reforma legislativa que adapte los aspectos administrativos, laborales y fiscalizadores a las singulares características de la I+D favoreciendo su gestión eficaz y dinámica. Se incidirá en reducción de la burocracia y trámites de gestión, y se evitará que normas generales dañen el funcionamiento científico normal de instituciones y grupos de investigación.
  • Revisión crítica de la actividad investigadora en Universidades, Hospitales y CSIC. En este útimo caso, se reformará su estructura y funcionamiento incluyendo un presupuesto propio y claramente definido y publicitado para cada año fiscal, evaluaciones periódicas del personal científico con repercusiones en salario, incentivación y reubicación, evaluaciones de los centros de investigación, asumiendo fusiones, eliminaciones y nuevas creaciones, y organización en áreas temáticas coherentes. Se agilizará el sistema de contratación promoviendo el rejuvenecimiento de las plantillas.
  • Desarrollo de una carrera científica de los investigadores dentro del marco laboral (tal como dictamina la Ley de la Ciencia) que contemple distintas etapas de formación y varias opciones de carrera científica (investigador independiente, investigador asociado a grupos, técnicos, tecnólogos). Reconsideración de la carrera profesional funcionarial, restringiendo y limitando en un futuro los puestos de 'tenure' (fijos) en OPIs a científicos con independencia investigadora demostrada a través de evaluaciones por pares.
  • Unificar, simplificar y racionalizar las distintas convocatorias del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación. La duración de los proyectos estatales debe ser como mínimo de 4 años pero con la posibilidad de proyectos por 6 años en función de las características de la propuesta (proyectos pre-ERC muy bien dotados económicamente). Convocatoria en fechas fijas siguiendo un calendario permanente de actuaciones con un primer anuncio 6 meses antes de la primera convocatoria.

Izquierda Unida

Justo al comienzo de la campaña electoral ha presentado su programa Izquierda Unida, que concurre a las elecciones en la candidatura de Unidad Popular. La ciencia ocupa 4 páginas de 340 y está incluida en el epígrafe "Hacia otro modelo productivo", y me temo que sus propuestas son pocas, vagas y completamente fuera del contexto de los problemas de la ciencia. Merecen mención las siguientes a título de ejemplo:

  • Consideramos necesario alcanzar una inversión del 3% en I+D. Las prioridades en este campo pasan por aumentar la inversión en conocimiento, reforzando los campos de la investigación, la innovación, la educación y la formación permanente.
  • Prioridad en la investigación y aplicación de tecnologías que mejoren el empleo en función de la relación innovación/volumen-calidad del empleo generado. Promoción de la investigación orientada a las necesidades sociales: protección del medio ambiente, energías renovables y limpias, salud laboral y ambiental.
  • Democratización de la planificación, priorización y gestión de los programas de I+D, que se basará en criterios de rentabilidad social. Crear condiciones para que aumente la inversión en investigación, pero manteniendo niveles elevados de financiación pública en campos prioritarios. Limitación del papel de los grupos industriales en la orientación de la política tecnológica.
  • Recuperación y fomento de la investigación en temas socioeconómicos, con especial énfasis en estudios de marginación y exclusión social, emigración, discriminación, consecuencias sociales del paro y de la precariedad laboral y de la exposición a tóxicos.
  • Aprobar otra ley de la ciencia con los siguientes objetivos: Ayudar a la creación de un tejido productivo de calidad (...) Responder a la nueva realidad autonómica (...) Establecer un marco adecuado de relaciones entre el sector público y las empresas (...) Incluir el derecho a la carrera profesional evaluable.

PP

También sobre la campana aparecía el programa electoral del PP. Me ha costado mucho encontrar la ciencia en su programa dado que al menos cuando escribo esto no tienen un documento pdf. Finalmente aparece bajo el epígrafe "Innovación para una economía competitiva y avanzada" con un listado de 33 puntos, que no sé cuánto es en relación a la totalidad del programa. Entre estos puntos destaco:

  • El Partido Popular se compromete a impulsar un Acuerdo Sobre la Ciencia en España, que incorpore a todos los actores políticos, así como a las Comunidades Autónomas y a los principales agentes del Sistema, y que permita garantizar la estabilidad presupuestaria de la I+D+i, así como dotarla de procedimientos y mecanismos de acción ágiles, flexibles y adaptados a un contexto cambiante.
  • Destinaremos los recursos necesarios para que en 2020 la inversión en I+D+i supere el 2% del PIB español, que es el objetivo que se aprobó con el consenso de todas las Comunidades Autónomas en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación y en el Programa Nacional de Reformas. Además, revisaremos dicho objetivo, en la medida en que la recuperación del crecimiento de la economía y la consolidación fiscal lo permitan, hasta llegar a una inversión total del 3% del PIB.
  • Impulsaremos la consolidación de la Agencia Estatal de Investigación creada en la presente legislatura, garantizando la planificación plurianual de los recursos financieros disponibles y el uso eficiente de los mismos gracias a una mayor flexibilidad en su uso y la mejora sustantiva de los procedimientos de evaluación y control.
  • Pondremos en marcha procesos de selección abiertos más ágiles, como los que rigen en los países punteros en investigación, desarrollo e innovación y que ya siguen alguna de nuestras instituciones científicas nacionales, para que los Organismos Públicos de Investigación y las Universidades puedan atraer y captar a los mejores talentos.
  • Facilitaremos la comunicación y difusión de los resultados de la investigación científica y tecnológica mediante la creación de una infraestructura nacional de acceso y negociaremos un mayor acceso abierto y una reducción de los costes por leer.

A modo de conclusiones

De la recopilación de propuestas de los distintos partidos en torno a la ciencia se desprenden las siguientes conclusiones:

  • Las intenciones de los partidos de crear la Agencia Estatal de Investigación, incluso si son sinceras, se encuentran con el obstáculo de su creación a última hora por el gobierno de Mariano Rajoy como un apéndice del Ministerio de Economía en vez de como la Agencia Independiente que debería ser según la Ley de la Ciencia. En este sentido, es un poco sorprendente que en los programa de Podemos e IU no se mencione la Agencia, cuya creación no es opcional mientras esté en vigor la Ley de la Ciencia. Por su parte, Ciudadanos la plantea como organismo independiente (como está mandado) lo que le obligaría a adaptar la nueva estructura creada por el gobierno actual. El PP propone consolidar lo que ya ha creado, lo cual hasta donde yo entiendo es contrario a la Ley de la Ciencia. En todo caso, la creación en serio de la Agencia como organismo independiente y básicamente controlado por los científicos es fundamental para organizar la ciencia racional y eficazmente. Finalmente, la propuesta del PP de proponer un Pacto por la Ciencia, que también hacen las demás formaciones menos IU, es como poco risible, ya que no quiso entrar en el Pacto ya existente en el que están todos los partidos con representación parlamentaria (menos PP y UPN como ya dije).
  • Las propuestas de aumento del presupuesto son poco creíbles en tanto en cuanto no se sabe de dónde va a salir el dinero. Además, PP y PSOE ya han recortado de manera salvaje los presupuestos de investigación pese a todas sus promesas previas y su propaganda posterior, por lo que son aún menos creíbles. El PP es muy conservador en sus promesas y se limita a prometer llegar al 2%. PSOE y Podemos son específicos en tanto que hablan de aumentar la inversión pública (para IU ha de mantenerse en campos prioritarios), mientras que Ciudadanos se cubre las espaldas hablando conjuntamente de pública y privada. Podemos y PSOE proponen convocatorias para recuperar talento, que en el caso del PSOE llegan a cifrarse en 10000 nuevos investigadores (más o menos los que ha salido del sistema español en estos años). Dejando aparte la poca credibilidad que ofrece la propuesta del PSOE por el motivo ya dicho, las propuestas no son muy concretas y por tanto me cuesta valorarlas en un sentido o en otro.
  • Podemos y Ciudadanos proponen fomentar la cultura científica en la sociedad, mientras que PSOE lo limita a una línea, al igual que el PP. Podemos lo plantea de una manera un tanto genérica, los segundos entran al detalle y se desmarcan de los otros partidos poniéndose claramente en contra de las seudociencias y defendiendo la enseñanza del método científico. Este aspecto novedoso del programa de Ciudadanos es muy importante si realmente se quiere que la gente pase de valorar muy bien a los científicos en las encuestas a entender por qué la ciencia es necesaria y a utilizarla para tomar sus decisiones.
  • Podemos y Ciudadanos hablan también de la carrera investigadora, como lo hace de manera mucho más vaga refiriéndose a los procesos de selección el PP. Este es un punto importante para que la gente sepa a qué atenerse cuando decide orientar su vida a la ciencia. Tienen que estar claras las etapas que hay que cubrir, y sobre todo los mecanismos de salida de la carrera hacia empresas u otras actividades, algo que ningún partido deja muy claro, pero qué es imprescindible ya que no todo el mundo que empieza una tesis doctoral puede acabar contratado en una universidad u OPI.
  • Podemos no habla para nada de las convocatorias, tema que sí tocan PP, PSOE y Ciudadanos. El PSOE habla de "suficiencia y regularidad" y el PP de "planificación plurianual", mientras que Ciudadanos describe todo el proceso, que copia básicamente de la gestión de los proyectos europeos, con convocatorias publicadas por anticipado de manera que cada uno sepa a cuál le interesa o puede ir. Esto es fundamental para planificar el trabajo y organizarse de cara a conseguir recursos para investigar. Me ha llamado la atención que Ciudadanos entra al punto de establecer una duración mínima de 4 años para los proyectos financiados por el gobierno (hasta ahora son tres de duración máxima). Creo que el evitar que los científicos tengamos que estar pidiendo dinero cada poco tiempo nos dejaría más ídem para trabajar, por lo que puede ser una buena iniciativa (yo tuve un proyecto especial de seis años y la verdad es que se trabaja de otra manera).
  • No entiendo muy bien qué persigue Ciudadanos con sus Centros de Excelencia, y menos todavía entiendo la red de institutos a la Fraunhofer que propone el PSOE. Es cierto que se han creado Centros muy buenos bajo el modelo de fundaciones (sobre todo en Cataluña, País Vasco y Madrid) pero no tengo claro si queremos más, sobre qué temáticas ni con qué relación con el resto del sistema. Esto en cuanto a la propuesta de Ciudadanos, porque ya digo que la del PSOE me deja un poco sorprendido: la debilidad en investigación básica no se arregla con más investigación aplicada. Me gusta sin embargo el punto de Ciudadanos en el que entra a saco con el CSIC, que realmente necesita una "repensada" muy en serio, y echo mucho de menos que los otros programas no toquen el tema.
  • Finalmente, el programa del PP y el de IU merecen una mención especial vistos en su totalidad. El del PP mantiene el espíritu con el que redujo la ciencia a un apéndice del Ministerio de Economía y Competitividad (aunque tampoco ningún otro partido dice qué rango ha de tener la ciencia, si he leído bien), y hace propuestas muy genéricas que como ya he dicho son muy poco creíbles, aparte de ilegales como la de la Agencia Estatal de Investigación, que tal y como la ha creado es el mismo apéndice con otro nombre. En este sentido, no parece que el partido responsable del asesinato de la ciencia en España tengo mucho que decir sobre ella. En cuanto al programa de IU, bueno, digamos que para lo que han puesto mejor les hubiera ido no poner nada. ¿Para qué otra Ley de la Ciencia si aún no hemos usado ésta? ¿Qué tiene de malo (que lo mismo lo tiene, pero IU no nos lo dice en su propuesta para hacer otra ley)? Y ¿debe la investigación dedicarse prioritariamente a las ciencias sociales? Parece que a alguien en IU le han contado el papel transversal que juegan las ciencias sociales en el programa H2020 de la UE y ha entendido lo que le ha parecido. Realmente, IU plantea cosas que están varios escalones por debajo de las generalidades de PP y PSOE.

Como cierre un poco más personal, justo el día en que escribo estas líneas, el viernes 4 de diciembre, cuando aparecieron ya todos los programas, leo un artículo de Rocío P. Benavente en El Confidencial titulado "He leído todas las promesas electorales sobre ciencia, y mi voto es para Ciudadanos". Les recomiendo vivamente su lectura porque, aparte de que coincidimos en muchos aspectos, destaca otras cosas diferentes que complementan mi discusión en este post. Suscribo plenamente su opinión de que "Ciudadanos ha hecho mejor los deberes" y sinceramente, si mi voto fuera decidido exclusivamente por el programa sobre ciencia, Ciudadanos tendría el mío sin duda alguna. Lo que pasa es que no voy a votar sólo pensando en ciencia, claro. En cualquier caso, espero que si las encuestas tienen razón y Ciudadanos tiene una amplia representación en el Parlamento, se esfuerce por poner sus propuestas sobre ciencia encima de la mesa.

 

 

 

 

Belarmino García diciembre 7, 2015 a las 13:03

Un análisis un tanto decepcionante porque se renuncia a cuantificar el coste cada programa, en este apartado, y cómo se va financiar la mayor inversión que cada uno propone. Sin estas restricciones todo es muy fácil… y muy estéril.

Espero que se mejore en próximas entregas.

Gracias por el esfuerzo, ya que también comprendo que la superficialidad de los programas dificulta la tarea.

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:44

Efectivamente, Belarmino, no hay concreción alguna, y ni siquiera Ciudadanos o Podemos, que entran más al detalle que los demás, dan cifras concretas. ¡Así que hacemos lo que podemos con la materia prima que nos pasan los partidos!

Antonio diciembre 7, 2015 a las 13:32

Salvo en el caso de las innovaciones armamentísticas, y ni en ese ateniéndonos al éxito de la tecnología militar USA, la razón de ser y el sustento de la I+D están en la capacidad del mercado de ofrecer y demandar bienes y servicios de calidad creciente a menor coste. Incluso en áreas tan sensibles como la medicina y la farmacéutica.

Esta entrada parece dirigida más a un sindicato de trabajadores de la investigación pública que a un análisis del efecto que las propuestas electorales tendrían globalmente sobre la I+D en la economía española. Que creo serán reducidos, puesto que si el modelo basado en planes y agencias estatales funcionara, la tecnología que nos rodea a diario sería soviética en lugar de anglosajona.

Comentador diciembre 7, 2015 a las 19:54

La tecnología que nos rodea es anglosajona porque Estados Unidos (y Reino Unido) tienen planes y agencias estatales potentes. La National Science Foundation de los EEUU y los Research Councils del Reino Unido invierte anualmente millones de dólares y libras y es un sistema con una evaluación clara. Por eso son países que atraen a los mejores investigadores extranjeros.

Invierten en investigación básica porque saben que sin ella se pierde competitividad. Se hace desde el estado porque hay muchos callejones sin salida pero los resultados positivos benefician a todos. Un plan estatal corrige la externalidad.

Aún sin el principio de autoridad (está bien porque lo hacen los grandes), en este blog se han dado varios ejemplos del efecto de la investigación en la economía.

Antonio diciembre 8, 2015 a las 12:12

Con todos los respetos, eso dista muchísimo de la realidad. Sólo Microsoft invierte en i+d más que el presupuesto anual de la National Science Foundation. Volkswagen por su parte dedica el doble de presupuesto que el estado español a ello. En España, por su parte la i+d empresarial es testimonial. En los países con economías libres, las empresas multiplican en mucho la inversión en investigación de sus estados. Y por ello ofrecen productos atractivos para el mercado, y sueldos atrayentes para sus profesionales. Eso es lo que atrae investigadores de nivel.

El sector público tendrá su papel, sobre todo en la investigación más teórica. Pero eso no quita para que la clave de la inversión de un país en i+d dependa de la libertad de su mercado, y no de la planificación del estado. Ningún programa entiende esto, así que ninguno dará solución al problema.

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:43

Gracias Antonio, pero no estoy de acuerdo en absoluto. Y ni mucho menos la entrada está dirigida a un sindicato de trabajadores ni pretende entrar en el efecto de la ciencia sobre la economía. Eso se ha hablado ya hasta la saciedad y es otro tema. Aquí sólo discuto lo que dicen los partidos (no yo) que van a hacer con la ciencia. Y por cierto, ni ellos ni yo hablan de planes quinquenales a la soviética. Hay que leer más allá de lo que se quiere leer. Ah, y que sepa que sin investigación pública, no existirían muchísimas cosas de las que disfruta hoy. Sin ir más lejos, el iPhone, por ejemplo. La investigación privada aprovecha los avances que hace la pública que es quién puede afrontar la investigación que no da resultados a corto plazo. Y me parece bien que lo haga, por supuesto. Pero pregúntele a Microsoft si quiere eliminar la investigación pública a ver qué le dice.

Antonio diciembre 8, 2015 a las 23:09

Gracias Anxo, por la respuesta, y mis disculpas si no me he expresado con la suficiente claridad. Dejando a un lado la calidad del estado con respecto al mercado como proveedor de bienes públicos, y la investigación sin duda lo es, pero esa será otra cuestión, lo que queda claro es que los principales partidos no van más allá de incidir en la planificación estatal, la regulación, y el empleo público.

En los países líderes en i+d, la mayor parte de la inversión la realizan las empresas, y todos ellos están muy por encima de España en los índices de libertad económica. No se llegará a un nivel de planificación soviética, claro, pero como poco, todas las propuestas ignoran, cuando no desconfían, del papel de las empresas como focos de i+d. A lo máximo que llegan es a tratarlas con un condescendiente paternalismo.

Llegados a ese punto, a lo que se reducen los programas es al trato que se dará a los investigadores públicos, y la capacidad que se les dará para llevar de la mano los departamentos empresariales de i+de. Que para dichos profesionales será muy relevante, pero para los que tengan la ingenua pretensión de que la economía española se sitúe al menos entre las 15 más innovadoras o más libres, haciendo honor al puesto que ocupa por su PIB, resulta francamente decepciónante.

Anxo Sánchez diciembre 9, 2015 a las 08:32

Gracias de nuevo Antonio. Yo estoy totalmente de acuerdo en que las empresas españolas tienen que invertir, y efectivamente se debería intentar que lo hicieran. Pero eso es al margen de que el estado debe invertir en investigación independientemente de lo que hagan las empresas, y de hecho los descubrimientos e innovaciones generados por la investigación pública son impulsores de su aplicación por empresas. Creo que solo un alto grado de sinergia público-privada puede meternos en el top de la innovación (y de la ciencia).

Manuel de la Rocha Vázquez diciembre 7, 2015 a las 13:48

Hola,

soy Manuel de la Rocha V. Secretario de Economía del PSOE. Nuestras propuestas sobre Ciencia e Innovación están contenidas en nuestro programa electoral en dos capítulos. El capítulo de Sociedad del Ciencia, Tecnología e Innovación que es el que habéis recogido, pero también en el capítulo económico en la parte de Economía 4.0, en el que se explica mejor el modelo económico que queremos promover y que incluye muchas más propuestas sobre I+D+i, apoyo a emprendedores, digitalización, etc.. Animo a los autores a que revisen ese capítulo y del Programa Electoral y lo incorporen a este artículo.
Saludo, Manuel de la Rocha

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:41

Gracias Manuel. No he entrado en eso ni con el PSOE ni con ningún otro programa. Me he limitado a discutir las propuestas de ciencia y las directamente relacionadas de innovación, y mucho menos a discutir el modelo económico de cada uno (para lo cual no estoy preparado en absoluto). Y como bien dices, de Ciencia, Tecnología e Innovación el programa del PSOE pone lo que digo.

DFB diciembre 7, 2015 a las 14:14

Anxo, gracias por la entrada, por haberte leído los programas y por los links.

Me llama mucho la atención que ninguno de los partidos plantee un escenario en el medio/largo plazo. Soy consciente que el programa electoral debe cubrir el periodo 2016-2020 pero algunos problemas requieren apuestas en plazos más largos. De la misma manera que no es posible planificar adecuadamente la política energética para 4 años, no es posible planificar la educación ni tampoco las instituciones vinculadas con la investigación. Quizá quepa pensar que ese gran pacto por la investigación del que todos hablan trataría este asunto (soy escéptico). En todo caso, para que esto funcione es necesario atraer talento y dudo mucho que nadie vaya a cambiar una carrera más o menos asentada en orto sitio por una promesa que probablemente caduque en cuatro años o cuando vengan mal dadas otra vez. ¿Tú lo harías?

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:40

Gracias DFB. Desde luego, los programas de todos los partidos son a corto plazo, y da la sensación como tú dices de que lo fían todo al famoso “gran pacto”. Yo soy pesimista. Y desde luego, si fuera un investigador trabajando en el extranjero, ni se me ocurriría volverme con ninguna convocatoria, ni de las que prometen ni de las que luego hagan a posteriori. ¿Con la experiencia de las Cajales que luego no dan la plaza fija prometida y firmada por escrito? ¡Vamos, hombre!

Bonilla diciembre 7, 2015 a las 19:46

Gracias por el esfuerzo pero me temo que, muy al contrario que sus entradas habituales, aquí nos ha largado un ladrillo bastante aburrido e inútil. Claro que no es fácil hacer otra cosa tratándose de programas electorales. Aparte la tediosa retórica, su problema es la credibilidad (que Vd. mismo menciona varias veces en las conclusiones). Una cosa es predicar y otra dar trigo. Y de esto tenemos experiencia reciente y dolorosa: Rajoy ganó con la promesa de reducir los impuestos.

Jota diciembre 8, 2015 a las 00:25

Muchas gracias Anxo por la entrada. Densa pero no podría ser de otra manera dado que ya los programas electorales son muy densos de por sí (me estoy leyendo los de Ciudadanos y Podemos), pero un útil resumen para quien no se los quiera leer. Aprecio que los partidos más establecidos son a la vez los que menos detalles dan. Un resultado que supongo viene de la falta de interés y de no querer exponerse a posibles análisis al final de la legislatura.

El artículo de El Confidencial menciona que el PP quiere invertir en Big Data y 3D printing, que están muy bien pero a la vez son 2 ‘buzzwords’ de primer nivel. Si realmente creyesen en Big Data, ya estarían haciendo modelos de campaña electoral, como hizo Obama allá por 2008.

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:35

Gracias a ti Jota. Densa no; ¡menudo pestiño! Pero había que hacer el esfuerzo. Mi opinión de lo que dicen PP y PSOE sobre ciencia la he dejado clara en el post: con su historia reciente, no me creo nada. En cuanto a las buzzwords, que coincido contigo que lo son, me parece una propuesta lamentable para un programa electoral. Es entrar a un nivel de detalle absurdo, porque si se entra en eso habría que dar todos los descriptores que ellos propondrían para un plan nacional de investigación, por ejemplo. ¿O es que vamos a hacer todos Big Data y 3D printing, y sólo eso?

Eduard diciembre 8, 2015 a las 07:41

Parece que no han podido leer el programa de UP, ver páginas 28-29-30-31
http://unidadpopular.es/wp-content/uploads/2015/12/Programa_participativo_UP_2015.12.6.pdf

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:31

Perdóname, Eduard, pero no puedo dejar de preguntarte: ¿no se presenta algo llamado Izquierda Unida – Unidad Popular? ¿No tienen un programa único? ¿No está en las fotos en la calle el señor Garzón con el programa “Por un nuevo país” que yo he consultado? ¿O es que cada socio va con un programa distinto, y entonces en el hipotético caso de que ganaran, decidirían a tortazos lo que hacen (o tirando una moneda al aire)? En fin, el comentario me parece muy propio de nuestro país, tan dado a los Frentes Judaicos Populares, Frentes Populares de Judea y demás.

Pangloss diciembre 8, 2015 a las 10:12

Aunque las propuestas de Ciudadanos son razonables, los Centros tipo “Fraunhofer” que ya se anunciaron en una de sus 1eras presentaciones por D. Comín en Madrid delata cierta desconexión con la la I+D y la innovación en España y falta de un análisis profundo. Comín explicó como funcionaba la conexión entre PYMES y los centros Alemanes como si fuera una gran oportunidad desconocida y una carencia en España. En España abundan centros tecnológicos y algunos de ellos realizan bien esa tarea cuando están imbricados en el entorno industrial. Otros se han convertido en sumideros de dinero público (que en algunos casos obtienen de fuentes regionales con escasa competencia) manteniendo plantillas sin masa crítica y pocas probabilidades de transferir tecnología ya que están desconectados de las empresas que podrían innovar y estas no acuden a ellos para solucionar sus problemas. La propuesta cómo está formulada delata superficialidad pues no se trata de reinventar la rueda si no hacer que gire. Sí es importante incentivar que los centros acumulen masa crítica competitiva y conseguir que su misión no se guie por convocatorias de financiación (que contienen todo tipo de “topics”) sino que se orienten hacia innovaciones para las que puede haber demanda industrial local o dotarles de capacidad para acceder a mercados internacionales (no hacer patentes huérfanas o mini-empresas para captar ayudas). Mucho está inventado, medidas interesantes pueden ser recuperar el programa de contratación de tecnólogos/doctores para ayudar a las empresas a incorporar tecnología como propuso Cotec y adoptado en los Torres-Quevedo.

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:28

Gracias Pangloss. No sé si el señor Comín que mencionas presentó los centros Fraunhofer o no, pero en su programa no van. Comprueba por favor en mi post que esa propuesta es literalmente del PSOE. Ciudadanos propone una red de centros de excelencia que no tengo claro que sea lo mismo. Com ya he dicho en el post, no entiendo muy bien esta propuesta. Ah, y por cierto, que el programa de Ciudadanos para la ciencia me parezca el mejor no quiere decir que sea perfecto. Les falta mucho para eso.

Pangloss diciembre 9, 2015 a las 10:02

Efectivamente Ciudadanos no los llama “Fraunhofer” sino Red Cervera de Transferencia Tecnológica (pg 59 del programa en Política Económica) el mismo nombre que uso D. Comín en su presentación cuando habló de los centros Alemanes. Entiendo que es lo mismo en ambos casos. En el caso del PSOE si que mencionan los Fraunhofer de manera explícita. En ambos casos no creo que esa sea la solución. Centros de este perfil existen y lo que hay que entender es porqué algunos (¿muchos?) no funcionan como podrían y promover que sean más competitivos, orientándolos a solucionar problemas de sus “clientes” y no mayoritariamente los que ellos mismos se fijan en función de las fuentes de financiación por las que compiten (no siempre). No obstante la solución radica en que las empresas acudan a ellos para generar innovacion. Incluso la clave es que las empresas innoven y adquieran tecnología de donde sea mas eficiente. Si efectivamente existe un fallo de mercado y estos centros lo solucionan, perfecto, pero quizás sería más eficaz y eficiente proporcionar “vouchers” a las empresas para acudir a estos centros o gastarlo donde sea apropiado. Mi duda sobre Ciudadanos es si efectivamente conocen suficientemente la naturaleza del sistema de I+D para concretar sus propuestas “biensonantes” en políticas practicables. En cuanto al PSOE, que debería conocerlo, es decepcionante la copia de ideas… Volviendo a Ciudadanos mi preocupación general es si sus propuestas “economicistas/académicas” sean impracticables en campos cómo la innovación donde se exige un profundo conocimiento de “campo”.

Pangloss diciembre 9, 2015 a las 11:45

Perdon por confundir, más concretamente, la parte del programa de Ciudadanos relevante a los Fraunhofer no entra dentro del apartado de ciencia sino en las ppgs. 43/44 en economía e innovación. De nuevo, quizás no sea necesario crear 30 centros. Tampoco está muy claro que estos centros precisen de 1000 millones de Euros ¿para qué?. Creo que sería bueno que en Ciudadanos conocieran los diagnósticos que ya existen sobre el sistema de I+D antes de precipitarse con estas soluciones prestadas. Puede que hagan falta soluciones más sútiles y adaptativas una vez conozcan realmente la naturaleza del problema. Sería bueno evitar también los consejos superficiales de muchos autoproclamados expertos nacionales en estos temas.

Carlos Jerez diciembre 9, 2015 a las 21:11

Efectivamente está metido en el apartado de economía y hacen referencia a la red alemana Fraunhofer. Las diferencias con el sistema actual seguramente nos las podría aclarar alguno de los que han redactado el programa. Si alguno leéis nadaesgratis.es y lo normal es que sí (el mismo Diego Comín publicó aquí) se agradecería que explicaran más las ventajas de su propuesta sobre el sistema actual de colaboración entre universidades y empresas.

FGP diciembre 8, 2015 a las 16:10

Lleváis ya dos área de evaluación y la conclusión es la que esperábamos; el mejor ciudadanos, ¿Donde está la sorpresa? Anda que no se os ve nada el plumero. Tenéis derecho a decir lo que queráis , faltaría más, pero no a ensuciar el nombre de la ciencia con lo que es una evaluación ideológica tan sesgada. No se puede redactar el programa de Ciudadanos, como habéis hecho vosotros 8 el blog) y a continuación aparecer como los evaluadores objetivos y científicos. Ya ´se que me vais a decir que nadie dan ordnes a los que escribe, no solo es que todo el mundo que escribe sabe lo que tiene que escribir , vamos cmi en el ABC.

Anxo Sánchez diciembre 8, 2015 a las 20:26

Gracias FGP, pero estás muy equivocado. Como ya he aclarado en twitter, yo no voy a votar a Ciudadanos ni recomiendo votar a Ciudadanos por un sinfín de razones (aunque lo mismo me doy un tiro en el pie en lo que a mí más me toca de cerca, pero qué le vamos a hacer). Pero como sí soy objetivo y me he leído lo que ponen los programas de todos (sobre ciencia) y como además creo que argumento sobradamente en las casi cuatro mil palabras de post, el de Ciudadanos es el que mejor responde a la lamentable situación de la ciencia española. Sinceramente, lo tuyo son prejuicios porque tú sí que no has leído los programas, o sabrías de qué estoy hablando.

Emilio diciembre 9, 2015 a las 10:08

Incluso en Estados Unidos, la mayor parte de la inversión en ciencia es pública. Por tanto, la idea de Ciudadanos de que la mejora en ciencia se producirá en gran medida vía privada (y más si miras el resto de su ideario, que propone pocas vías de incrementos de ingresos públicos y que, en general, está más cerca de los que opinan que el gasto público es un defecto) es poco realista. Es un brindis al sol. Con sinceridad, me fío más de los partidos que son conscientes de que para aumentar la inversión en ciencia habrá que aumentar el gasto público. El problema es que el programa en Ciencia es fácil de hacer si no piensas que el resto del programa va a entrar en contradicción. Por eso (por ese global) soy bastante escéptico sobre que el programa de C’s sea el mejor para ciencia. Yo, como científico, no me quedo tranquilo con ellos, y creo que es al contrario, que votarlos va contra mis intereses.

Anxo Sánchez diciembre 9, 2015 a las 10:15

Gracias Emilio. Estoy de acuerdo en que sin saber de dónde sale el dinero, todo lo anterior es palabrería, y de hecho lo digo así en el post. Eso sí, en honor a la verdad el programa de C’s sobre ciencia la considera una inversión, no un gasto (esto ha cambiado recientemente) y propone un “incremento significativo y sostenido, en los Presupuestos Generales del Estado y de las CC.AA., de la inversión en I+D, no sólo para recuperar lo perdido, sino para mejorar sustancialmente la situación”. Eso es inversión pública. Ahora, significativo les da mucha libertad, también es verdad. Y por otra parte me cuesta creer cosas como las que dice el PSOE de incrementar la financiación de la I+D civil pública al 2.5%, y ya no te digo los números de Podemos. Esto no pasa en ningún sitio que yo conozca. Si es que en realidad, que me parezca el de Ciudadanos el mejor programa, si miramos atrás con la experiencia de los viejunos, no quiere decir que apruebe siquiera.

pau diciembre 9, 2015 a las 13:46

He estado revisando el programa de UP (no IU) y no veo tanto problema en elaborar otra ley de la ciencia. Tampoco veo por ningún sitio que se circunscriba en las ciencias sociales, a no ser que confundas eso con rentabilidad social o creación de empleo. Tampoco veo que le des importancia a que garantice el carácter público de lo que se investiga con fondos públicos (los demás creo que eso lo obvian, cosa muy lógica desde su punto de vista ideológico o de rapiña, como gustes llamarle) Tampoco que te interese su propuesta de investigación colaborativa…
Para ser eficiente, un programa no necesita tener muchas páginas sino un buen contenido.
Si no fuera porque conozco perfectamente vuestro enciclopedismo, que está fuera de cualquier veleidad partidista, diría que existe enemistad hacia una fuerza política.
Entiendo tu reparo con el PSOE y el PP, ya que hasta ahora solo han demostrado incumplimiento hacia sus programas; también tu simpatía hacia Ciudadanos (debo reconocer que, salvando ciertas consideraciones ultraliberales, a mi también me atrae). Dicho esto, hemos de ser conscientes que para dar credibilidad a un programa, hay que valorar las posibilidades de llevarlo a cabo. El de UP para mi es muy creíble.

Anxo Sánchez diciembre 9, 2015 a las 13:55

Gracias Pau. A mí de verdad me gustaría saber qué programa hay que leerse para decidir votar a IU – UP. ¿No deberían tener el mismo programa si van en la misma candidatura? De verdad, necesito que esto me lo explique alguien. En cuanto a otra ley de la ciencia, si no hay problema en hacer otra ni en hacer cuatrocientas más. Podemos ver si batimos el récord de leyes de educación. La pregunta no es esa, es ¿para qué se quiere otra ley de la ciencia? ¿Qué hay de malo en la que hay? ¿Qué se persigue con la nueva? El programa de IU no da ni una pista al respecto y el otro no lo he leído que bastantes rollos me he tragado yo. Sí, es cierto que hablan de que la investigación pública debe ser pública, y es verdad que eso es buena cosa, pero el resto del programa me parece simplemente aberrante.

Y por última vez: Ciudadanos me es tan simpático como una piraña en mi bañera y elogiar algo de su programa me gusta tanto como tragarme un sapo. De verdad de la buena. De hecho sólo hay un partido que me caiga peor y no es IU ni UP. Y ahí sí que he tenido que contenerme al analizar su programa, porque los de IU pueden haberlo hecho mal por desconocimiento, pero lo de ese partido es determinación asesina. Y no digo más.

pau diciembre 12, 2015 a las 11:56

Tienes razón en todo.
Lo de IU y UP es para volverse loco. Evidentemente yo tampoco lo entiendo, pero es lo que hay. Uno se ha hecho de una manera y el otro de otra y con más personas.
En cuanto al cambio de ley, no te quito la razón, pero hemos de entender la ideología de cada partido, y la de UP es diametralmente opuesta. Ellos de hecho lo destruirían todo para volver a empezar desde 0, cosa que personalmente tampoco me desagrada, pero no comparto.
Pero no estamos aquí para explicar el por qué de los programas sino para valorarlos y estudiar su credibilidad. A mi, por ejemplo, si hago caso al sentido común me gusta bastante el de Ciudadanos, aunque difiero en cosas que para mi son esenciales. Pero si analizo la credibilidad de todos ellos, ninguno me la da.
A título personal y político no puedo asumir un programa que… mira este artículo:
http://www.eldiario.es/economia/Plagios-chapuzas-programa-economico-Ciudadanos_0_461254274.html
En cuanto al de UP, por experiencia personal puedo asegurar que, aun siendo creíble, no es de fiar, precisamente con respecto a lo que yo más defiendo y entiendo: el software y la libertad de compartir la cultura, sin menoscabo de los derechos de autor; y la transparencia en todas las actuaciones políticas que acudan a la participación ciudadana.

Pido disculpas por mi comentario sobre la simpatía hacia ciudadanos, que hubiese entendido perfectamente.

Miguel diciembre 9, 2015 a las 15:19

He leído con mucho interés todas las entradas en este blog sobre ciencia e innovación y siempre llego a la misma conclusión: sólo hablamos de ciencia y parece que seguimos anclados en un modelo lineal; la empresa brilla por su ausencia. De los casi 13.000 millones de euros invertidos en I+D-que no gastados, deberíamos romper ya ese concepto-, la administración pública y la enseñanza superior financian el 46% y ejecutan el 47%, el resto de la I+D declarada y recogida por el INE corre a cargo de las empresas (53% de ejecución y 46% de financiación) y las instituciones privadas sin ánimo de lucro (con una participación minoritaria que podemos casi desdeñar). Añadamos la financiación procedente del extranjero, principalmente H2020, con un 7% del total y tenemos el panorama completo.
Es decir, en estas discusiones nos dejamos casi la mitad porque nadie habla de las empresas (prueben a hacer una búsqueda de esta palabra en toda la discusión).
Está muy bien plantear que debe incrementarse el gasto civil en I+D y llegar al 2% del PIB o 3% o lo que queramos, pero si el 50% lo hacen las empresas, habrá que ver cuál es la capacidad de absorción de éstas, tanto en términos de conocimiento (si planteamos transferencia) como de fondos su planteamos incrementos de financiación para sus propios proyectos.
Cuando se hablan de los objetivos de Lisboa, por ejemplo, parece que nos quedamos en el monto total (x% del PIB) pero no entramos a analizar el reparto (cito de memoria) aprox 3/4 ejecución empresarial y 2/3 financiación (sigo)

Miguel diciembre 9, 2015 a las 15:26

(continuo)
En la mayor parte de los estudios (OCDE, UE) se destaca la importancia del papel de las empresas y aquí, en el debate en España, a penas se mencionan. Parece que todo se limita a incrementar la función 46 y adelante (no nos olvidemos que gran parte de la misma es capítulo 8 destinado a empresas y con problemas de absorción/ejecución).

De hecho, si miramos a grosso modo la evolución de la financiación y ejecución empresarial en los años 2006-2010 (años en los que hubo un espectacular aumento del gasto público en I+D, desde parquetazos que han dado lugar a centros tecnológicos y parques tecnológicos casi fantasmas… y otros que funcionan estupendamente, a programas muy generosos para la I+D empresarial, como CENIT) hay una disminución de la autofinanciación y de la participación empresarial ¿un posible efecto sustitución de financiación privada por pública? (ya me gustaría que alguien con más solvencia econométrica lo investigara).

Las empresas no se limitan a esperar ese conocimiento que las hagan más competitivas, son una parte activa del proceso, que realizan sus propias investigaciones y desarrollos, que demandan soluciones y trabajan con la academia para obtenerlas, y resulta que nunca preguntamos, no planeamos para ellas.

Se ha hablado de una Agencia, recién creada, y se obvia el otro pilar de financiación del sistema, que es el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), taly como reconoce la Ley, y que lleva casi 40 años funcionando.

Ahí va mi pregunta, ¿y las empresas?

Un saludo

Anxo Sánchez diciembre 9, 2015 a las 15:48

Gracias por tu detallado comentario, Miguel, con el que estoy muy de acuerdo. El problema es que hasta ahora nadie ha dado con la manera de hacer que las empresas españolas investiguen algo, aunque tengo que reconocer que recientemente estoy empezando a ver ejemplos de que las cosas están cambiando, aunque por desgracia no son generales. Ciertamente el CDTI tendría que jugar un papel clave ahí y el diseño de incentivos también: muchos proyectos con empresas son en realidad subvenciones encubiertas a la contratación y no persiguen el establecimiento de una cultura de innovación en las mismas. En este terreno está todo por hacer, y me da que ninguno de los partidos sabe por dónde abordar el problema más allá de esperar que la investigación pública genere un componente privado como ya he dicho en otro comentario.

Miguel diciembre 9, 2015 a las 16:56

Anxo, responsabilizarse del 50% de la I+D tampoco me parece baladí ;)

El problema es conseguir que hagan más, sean más ambiciosas, más sistemática y, desde luego, muchas más. Algunas de las cosas que se observa es el pequeño tamaño de nuestras empresas innovadoras en comparación con las del resto de Europa (las PYMES españolas ejecutan el 50% aprox. de la I+D empresarial, frente al 10%-15% de las PYMES francesas, alemanas o norteamericanas…). Está claro que hay una fuerte asociación respecto de nuestra estructura productiva. Se trata de un enfoque global que nadie parece ser capaz de abordar. Desgraciadamente, la innovación en nuestro mundo empresarial es una gota en el océano; dicho esto, hay empresas tremendamente innovadoras capaces de competir con los mejores del mundo (y no me refiero a algunas de sectores intervenidos o subvencionados).

Desde luego, centrarse en la investigación pública y esperar que algo se transmita a las empresas mientras cruzamos los dedos… me parece casi suicida. Y lo malo es que no está ni siquiera en el debate.

Me siento algo desolado.

Un saludo

Ciencia Con Futuro diciembre 10, 2015 a las 13:16

Hola.
Ciencia con Futuro es una plataforma de profesionales de la ciencia que ha realizado un análisis muy riguroso y exhaustivo de las propuestas de I+D+i y políticas científicas de los principales partidos políticos.
Os dejo el enlace por si fuese de vuestro interés.

http://cienciaconfuturo.com/2015/12/10/analisis-de-programas-para-las-elecciones-generales-2015/

Anxo Sánchez diciembre 10, 2015 a las 13:19

Gracias Ciencia con Futuro, encantados de que nos visiteis. Había visto vuestro post gracias a un tuit de @ClaraGrima, y está bien, hay cosas en las que no estamos de acuerdo pero son opinables. Eso sí, revisad porque he visto discrepancias, como que decís en un sitio que Podemos y Ciudadanos son los que más que se ocupan de la divulgación y en las conclusiones decís que son Podemos, PSOE y UP. Pero todos los análisis aportan así que gracias por el esfuerzo.

Liberal diciembre 11, 2015 a las 09:13

Eliminando el claro componente subjetivo del artículo donde como bien se comenta parece más bien una arenga del lobby del I+D, ¿por qué no se analizan las distinas propuestas sobre el artículo 35 del TRLIS que regula las deducciones por I+D+i? ¿Alguien va a negar la ineficiencia de estas deducciones? ¿No podría destinarse ese esfuerzo del Estado a mejores propósitos?

Anxo Sánchez diciembre 11, 2015 a las 11:06

Liberal, he estado dudando si mandar tu comentario directamente a la papelera, pero al final he decidido que no, que mejor lo publico y te pregunto: ¿Dónde está el claro componente subjetivo del artículo? Te agradecería que lo argumentaras en profundidad (y no que repitas “es que tiene un claro componente subjetivo”), al igual que te agradecería que me dijeras quién o qué es el “lobby del I+D”. Si existe tal cosa, es el lobby más tonto del mundo, porque a la I+D española difícilmente le puede ir peor.

Liberal diciembre 18, 2015 a las 13:06

Debido a tu (ni siquiera se merece un trato de ud.) nivel de educación en la respuesta yo sí he decidido mandar tu comentario al mismo sitio donde tú dudaste mandar el mío. Algún día presupongo que podrás mantener una conversación sería y respetuosa al respecto de I+D+i. Si no quieres recibir críticas no escribas un artículo, fácil y sencillo. Feliz Navidad.

Anxo Sánchez diciembre 18, 2015 a las 15:18

Perfecto, ya te has retratado, gracias. No sé dónde esá la falta de educación de mi comentario, que acabo de releer. Me fascina tu argumentación en profundidad de mi subjetividad. Y sí, me encanta recibir críticas y por eso escribo, pero basadas en algo. La próxima vez indícame por favor dónde he estado maleducado. Un saludo y feliz solsticio de invierno.

Fernando L diciembre 13, 2015 a las 23:55

Yo soy extranjero retirado en España. En el pasado trabajé con investigadores en la industria petrolera y con expertos en climatología. Basado en lo que visto muy por arribita me parece que el esfuerzo estatal debe enfocarse en medicina, bioingenieria, agricultura, y energía. No creo que sea apropiado dirigir el esfuerzo privado, pues eso tiende a ser ineficaz.

También quiero informarles que el uso de créditos contra los impuestos sobre la renta de las empresas es muy común, pero se abusa bastante.

Se han cerrado los comentarios de esta entrada.

Previous post:

Next post: