Soy bajo para mi peso

admin 12 comentarios

Reproducimos aquí por su interés una entrada de César Molinas en El País.

Cualquiera que contemple mi silueta abotijada caerá en la cuenta de lo evidente: tengo un problema de altura, es decir, soy bajo para mi peso. Si quiero conseguir una apariencia más esbelta, también es evidente lo que tengo que hacer: crecer. Con añadir 20 o 30 centímetros a mi estatura sería suficiente para lucir palmito. Evidente.

Este tipo de razonamiento puede parecer peculiar, pero se utiliza con frecuencia en los ámbitos más diversos. Sin ir más lejos, en un editorial reciente de este periódico [El País] titulado Debate sobre las pensiones, ya. A este debate quiero contribuir yo hoy. Tras constatar que la Seguridad Social tiene un desequilibrio entre ingresos y gastos —que yo cuantifico en unos 21.000 millones de euros anuales—, el editorialista afirma que “es evidente que a corto, medio y largo plazo el problema [de las pensiones] es de ingresos”. Evidente, evidente, evidente. ¿Evidente?¿No será que el presupuesto de la Seguridad Social también es bajo para su peso?

La demografía incide tanto sobre los ingresos como sobre los gastos del sistema de pensiones. El empinamiento de las pirámides de población causa que un número decreciente de trabajadores activos tenga que financiar con sus cotizaciones las pensiones de un número creciente de pasivos. Estos últimos, además, tienen esperanzas de vida cada vez más largas: en España, la esperanza de vida a los 65 años crece a un ritmo de tres horas diarias. Este es el problema de las pensiones: decrecen los ingresos y aumentan los gastos. Hace más de 30 años que se sabe que esto iba a ocurrir, porque la demografía es una ciencia bastante precisa, pero los sindicatos y determinados grupos de izquierda se han negado siempre a reconocer estas tendencias cada vez más obvias, quizá porque no las encuentran evidentes. Abordar la reforma de las pensiones con tres décadas de retraso va a tener un coste social muy grande. Se ha dejado crecer el problema hasta hacerlo gigantesco.

¿Podemos subir los ingresos del sistema para hacer frente a la tendencia creciente de los gastos? ¿Subimos, quizá, las cotizaciones sociales? Sobre el papel, que lo aguanta todo, podría hacerse, subiendo el actual tipo sobre salario bruto del 33% al 50% o al 70%, pero eso encarecería mucho el factor trabajo, provocaría un gran aumento del desempleo y de la participación laboral. No es una buena idea. ¿Miramos entonces de ordeñar otras tetillas de la vaca subiendo los impuestos generales —IVA, IRPF, Patrimonio, etcétera— para financiar algunos gastos del sistema contributivo como, por ejemplo, las pensiones de viudedad? Genial idea, pero hay un pequeño detalle: la vaca tendrá varias tetillas, ¡pero hay una sola vaca! Y no puede dar mucha más leche que la que da.

Sin excluir medidas puntuales que puedan incrementar los ingresos de la Seguridad Social, es ilusorio pensar que solo con medidas por el lado del ingreso se arreglará el problema de las pensiones. Hay que actuar sobre el gasto, y esto es lo que, con diversa contundencia, han hecho los Gobiernos de Zapatero y de Rajoy. En el último caso, el procedimiento ha sido ejemplar: el punto de partida fue un informe de una comisión de expertos de distintas sensibilidades políticas que fue aprobado con un único voto en contra de entre los 12 miembros que la formaban. El Gobierno transformó el informe en ley con muy pocas modificaciones. Este es el camino a seguir para futuras reformas estructurales en España.

De manera similar a lo que está ocurriendo con la otra gran reforma de la legislatura recién terminada, la reforma laboral, que está siendo torpedeada por los jueces vinculados a los sindicatos, también la reforma de las pensiones está siendo sometida a ataques para vaciarla de contenido. Concretamente, circulan propuestas para que las pensiones de viudedad, que son contributivas, se financien con cargo al presupuesto del Estado, como si fueran no contributivas. Si eso se hiciera, el presupuesto de la parte contributiva mostraría un superávit, situación que podría ser aprovechada por los sindicatos para reclamar incrementos de las pensiones contributivas. Es todo un artilugio contable porque, como ya he dicho, hay una sola vaca y un solo sistema tributario. Ese superávit sería pura ficción. Es más, esta operación aceleraría la crisis del sistema y agravaría la injusticia intergeneracional exigiendo a los más jóvenes mayor aportación a un sistema insostenible.

Hay 12 comentarios
  • Yo no estoy tan seguro de que la demografía sea la cuestión decisiva para determinar la viabilidad del sistema de pensiones. En mi opinión, resulta mucho más decisiva la marcha de la economía. Aunque la gráfica demográfica represente una pirámide perfecta, si el paro sigue estando en el 20%, el sistema de pensiones seguirá siendo inviable. En cambio, si la economía va bien, no habrá ningún problema para aumentar el número de trabajadores activos. ¿Cómo?. Abriendo nuestras fronteras y permitiendo entrar a más inmigrantes.

    • Olvida usted las pensiones, que cuestan mucho mas que el subsidio del paro.

      Cuando el ratio de trabajadores / pensionistas se acerque a 2, a ver cuantos inmigrantes y cuantos puestos de trabajo es capaz de generar una economia
      De hecho, ese problema lo tenemos ya y el flujo de menores de 40y es claramente negativo, salen muchos mas potenciales trabajadores que los que entran. El flujo migratorio va y viene, la economia crece y se contrae. Pero los pensionistas crecen y viven mas tiempo.

      Contemplemos la caida en camara lenta de Japon, al menos tendremos un caso real en el que ver el agujero que se nos avecina

      • Escuchando a algunos pareciera que las pensiones se pagan en brazos y piernas, en vez de en dinero.

  • Totalmente de acuerdo en que los problemas deben encararse sin miedo, analizarse con objetividad, y se tiene que hacer un esfuerzo para no caer en la densa nebulosa de los equilibrios establecidos que de manera ficticia adormece y pone en letargo cualquier debate por necesario y perentorio que sea. Sólo unos puntos.

    1. Las pensiones son una de las piezas clave de legitimación del sistema.
    2. Las pensiones han sujetado este país en la crisis. Son una red de seguridad en caso de colapso.
    3. Las pensiones no son únicamente un mecanismo de solidaridad intergeneracional. Son también un mecanismo de redistribución intrageneracional.

    Está claro que hay que hacer algo con la sosteniblidad del sistema. Que si sube la esperanza y la calidad de vida, habrá que subir la edad de jubilación. Lo contrario no tiene sentido. Pero tampoco tiene sentido ordeñar un 9% menos de leche en comparación a la media europea. A veces para lucir palmito no hace falta crecer 20 centímetros, basta con erguir la cabeza.

  • Francamente, el post resulta de una pobreza argumental y empírica tal que solo puede ser comprendido si se trata de un manifiesto ideológico. No suele ser habitual en este blog, dicho sea de paso.
    El caso es que existen países con un porcentaje de gasto en pensiones y con una presión fiscal mayores. De ahí que el nivel de pensiones que pueda permitirse un país debería poder plantearse a partir de la renta per capita, de la evolución de la productividad y de la intensidad redistributiva deseada democráticamente.
    No diré mucho sobre esa supuesta conjura de jueces bolcheviques ni de la excelencia inmaculada de los tecnócratas "sabios", los cuales son elegidos, según parece, por intercesión divina, para nada a conveniencia del gobierno de turno.

  • Desde el punto de vista de un simple cajero, lo que dice el artículo admite poca discusión.

    Ahora bien, la cosas son distintas si se miran las cosas con mayor amplitud. Que sea necesario retrasar la edad de jubilación y gozar de un bienestar menor en ese período de la vida resulta absurdo, a la luz del alto paro existente.

    Si ponemos a los parados a producir para sí mismos y (vía sus impuestos) para los jubilados, ¿no se resuelve el problema, y quizá con creces?

    ¿De verdad no hay alternativa a equilibrar traumáticamente la caja resignándonos al absurdo fundamental de la situación?

  • Totalmente de acuerdo con los anteriores comentaristas, con los excelentes artículos que se encuentran a veces en este blog, entristece darse de bruces con otros como este.

    En cuanto a que la vaca no da más de sí, en el siguiente enlace se muestra como la presión fiscal en España es un 7% inferior a la de la UE28 y un 8% inferior a la de la zona euro

    http://www.rtve.es/noticias/20140616/presion-fiscal-espana-subio-325-del-pib-2012-pero-inferior-media-europea/956060.shtml

    Por otra parte, y ya que el tema de las pensiones es recurrente en NeG, se echan en falta más artículos que traten los problemas que tienen los sistemas de pensiones privados (no sé si habéis sacado ya alguno)

  • Las pensiones, tal y como estan en Espana a dia de hoy, son un esquema Ponzi
    Una piramide donde los pagos no dependen de los criterios que afectan a los ingresos
    La demografia es una fuerza mucho mas poderosa que la evolucion de la economia.
    Mientras los pagos sean definidos, la pregunta no es si quebrara o no. La unica pregunta es... Cuando?
    Estamos ante un ejemplo de realpolitik donde la matematica aplastara a cualquier planteamiento politico, antes o despues.
    Solucion: pasar de un sistema de pagos definidos a otro de contribucion definida y personal. Esto complementado con una pension minima del estado (de pura subsistencia), no contributiva
    Al tiempo

  • Pues para ser "recomendable", es muy rico en imprecisiones y prejuicios.

    "del mismo modo en que salva bancos y cajas": en España no se salvaron "bancos", se salvaron cajas y lo necesitaron, precisamente, por ser parte del sistema público (intervenidas por los políticos, desde la ignorancia de sus consejeros a los "préstamos" a partidos políticos). Ese rescate fue el estado salvando a los "sátrapas" autonómicos.

    "creo que hay demasiada desigualdad salarial": pues bueno, quizás, si dejásemos que el Sr Joan Esteban fijase los precios relativos de cada trabajador el mundo sería más justo y resolveríamos el problema de las pensiones. Lo dudo, los sistemas gobernados por una inteligencia central en posesión de la verdad y de la justicia "social" tienden a terminar regular.

    "que el Estado sea nuestro seguro contra contingencias futuras". El estado no es seguro contra nada. La única base de ese seguro es la capacidad del estado de "confiscar", por la fuerza, bienes privados. La frase no es más que otra forma de decir:

    "No hay problema, si el sistema tributario actual no alcanza siempre contamos con la policía del Estado para "confiscar" aún más a los que generen riqueza (obviamente delincuentes fiscales y gente de mal vivir) y distribuirla entre las "clases pasivas" (obviamente víctimas necesitadas de un sistema cruel con el individuo).

    Cuando esas afirmaciones son "la solución", lo que viene por delante suele tener muy mala pinta ... puede que los españoles productivos tengan que buscarse su Miami particular ...

  • Se que llego algo tarde al debate, pero no me puedo resistir.
    ¿Porque? Pues sobre todo porque me parece lleno de prejuicios.
    De los catastrofistas que auguran el colapso de un sistema que solo se basa en una cosa: Repartir ¿Lo disponible o lo recaudable o lo acumulado? Pero siempre dentro de unos mínimos de justicia social. Porque la solidaridad intergeneracional debe ser una prioridad del sistema de solidaridad económica que son los sistemas de recaudación de impuestos. Por que no asumir que una sociedad de muejres trabajadoras puede, porque no, justificar un tratamiento de la viudedad como los modelos no contributivos. ¿Porque no?
    Y de los perseguidores de utopías (Que conste me gustan) que presentan soluciones alejadas de la lógica....pese a que sé que la lógica no es siempre obvia en los modelos economicos.
    Necesitamos crecer unos centimetros, es posible como indican los datos de paro y de presión fiscal. Y debemos asumir nuevos modelos de pensiones, parciales a partir de cierta edad (sin fraudes) Que cominecen más tarde o que no asuman la viudedad futúra tal cual es hoy. Esto se hace con los tristemente procesos de PREjubilación.
    Hay que hacer algo. Pero la solución no pasa por privatizar que como es evidente....si fracasa, también lo pagaremos todos. Sobre todo los afectados que verán que ni nuestra solidaridad les compensa la perdidas como a "los preferentistas".
    Menos dogmas y un poco más de sentido común y de utopía, son compatibles.

  • No estoy de acuerdo con lo de que "es la misma vaca". Que de media sea una vaca no debe hacernos olvidar que aquí hay tres que tienen mil vacas y mil que no tienen ninguna... y la presión fiscal media la están bajando los que tienen mil!
    Por contestar a otros comentarios: llamar "sátrapa autonómico" a Rato, que no es más representante del gobierno central porque no le dejan dormir en Moncloa, indica lo que el comentarista quería que se entendiera, que, vaya, no es cierto. Las cajas han tenido que ser rescatadas porque el sistema, que debería haber estado controlado y regulado, ha fallado y/o era una basura de sistema. Si un alumno suspende, culpa suya, si toda la clase suspende, algo habrá hecho mal el profesor.
    Y ah, Jose Pablo, que con lo llenas que están las noticias de terrorismo y tal y cual, frente a lo que la tendencia es claramente pedirle al estado ayuda y acciones, decir que el estado es un confiscador es arriesgado. Personalmente, no estoy nada de acuerdo con esa creencia de que hay una terrible amenaza yihadista, pero la gente con dinero parece no estar de acuerdo y quieren sentirse protegidos. Si es así, que paguen!

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad