NeG Visual y Básico: Tarifa plana... ¿encefalograma plano?

admin 3 comentarios

Captura de pantalla 2014-06-08 a la(s) 21.16.16

de J. Ignacio García Pérez (@jigarper)

Los datos de afiliación a la Seguridad Social publicados el pasado martes son aparentemente muy positivos: el total de afiliados ha crecido este mes en 198.320 lo cual es una magnífica noticia ya que, incluso descontando la favorable coyuntura de esta parte del año, el aumento ha sido muy importante. La información sobre contratos nos ofrece más pistas sobre el tipo de empleo que se está creando y aquí las noticias ya no son tan positivas. 

En el mes de mayo se han firmado más de 1,4 millones de contratos, cifra a la que no se llegaba desde mayo de 2007. Sin embargo, solo 116.000 son contratos indefinidos. Por tanto, menos de 8 de cada 100 contratos firmados son indefinidos (hasta 2007 y en el año 2012, cuando se aprobó la Reforma Laboral, eran más de 10 de cada 100). No obstante, este año ha habido un pequeño repunte. Se han firmado  20.079 contratos indefinidos más que el año pasado y el Gobierno lo atribuye a la introducción de la tarifa plana para los nuevos contratos indefinidos.

Captura de pantalla 2014-06-08 a la(s) 21.19.57

Ya publicamos en su momento (aquí y aquí) lo que pensábamos sobre esta medida y parece que los hechos están dándonos la razón. El número total de contratos indefinidos firmados desde primeros de marzo (la medida entró en vigor el 25 de febrero) asciende a 352.037 pero lo realmente interesante es calcular el efecto marginal o neto que tendrá esta importante rebaja de cotizaciones sobre el número de nuevos contratos indefinidos. El año pasado, como se observa en la tabla adjunta, ya se firmaron más de 1,1 millones de contratos indefinidos por lo que es de esperar que este año, con tasas de crecimiento muy superiores, el volumen de contratación indefinida sea mayor. En efecto, desde marzo se han firmado en torno a 60.000 contratos indefinidos más que en los mismos meses del año pasado.

1

El Secretario de Estado de Seguridad Social ofreció en su rueda de prensa algo más de información que, aunque no de forma totalmente clara, ayuda a corroborar lo anterior: el Ministerio estima en 68.621 los contratos indefinidos firmados en estos tres meses gracias a la tarifa plana. Como ya se explicó aquí, muchos de los contratos se habrían firmado igualmente sin la tarifa plana por lo que esta bonificación, como todas, supone un importante coste hundido o peso muerto. Pero estas cifras también sugieren un cuestión importante para la que no hay una respuesta obvia: ¿Por qué las empresas no hacen un mayor uso de las bonificaciones disponibles? Ocurre lo mismo con el Contrato de Emprendedores introducido en 2012: en el pasado mes de mayo solo se firmaron 8.220 contratos de este tipo (menos del 7% del total de indefinidos) y de estos menos de 2.000 están bonificados. Esta bajísima intensidad de uso por parte de las empresas merece un estudio mucho más profundo pero parece que sus causas deben estar relacionadas con la incertidumbre, el desconocimiento o la desconfianza de las empresas ante estas medidas.

Como no dejan de decir las instituciones internacionales (la última vez hace unos días), y como se documenta aquí, solo haciendo más atractiva la contratación indefinida frente a la temporal se logrará avanzar en la estabilidad laboral de los trabajadores. Las bonificaciones a la contratación no son la solución. Si acaso solo pueden ser un medio temporal para incentivar la contratación de colectivos muy específicos y en alto riesgo de exclusión social (parados de larga duración y trabajadores poco cualificados).

Hay 3 comentarios
  • Muy interesante su artículo. Me parecen muy pertinentes las llamadas de atención sobre el importante efecto de peso muerto, sobre la necesidad de hacer más atractiva la contratación indefinida sobre la temporal y sobre la conveniencia de redireccionar la medida para dirigirla exclusivamente a los colectivos más desfavorecidos. No menos pertinente fue la llamada de atención sobre la regresividad de la medida y su efecto sobre los presupuestos de la Seguridad Social, y por tanto sobre la sostenibilidad de sus prestaciones, en un artículo anterior.
    Creo que el elevado desempleo estructural es uno de los principales problemas de este país. Me parece que se debería haber incentivado exclusivamente la contratación indefinida de los colectivos más afectados por el desempleo estructural y que hubiese sido mucho más efectivo un plan que, además de incentivar en conjunto la contratación indefinida de trabajadores pertenecientes a los grupos con mayor desempleo estructural, hubiese atacado individualmente las principales barreras de esos grupos para acceder a un puesto de trabajo. Un ejemplo puede ser el de medidas que favorezcan la movilidad de personas y capitales para contrarrestar el desempleo en determinadas localizaciones geográficas o, por poner otro ejemplo, medidas que pretendan resolver el desajuste entre las profesiones y oficios demandadas por las empresas y lo que ofrece el sistema educativo.
    Reciba un saludo.

  • Interesante análisis. Si el uso de las bonificaciones a la contratación es tan bajo, ¿por qué seguir insistiendo en disponer partidas presupuestarias para ello?

  • Una hipótesis sobre esa insistencia aparentemente "sin sentido".
    Estamos en un mundo en el que la ingeniería financiera juega un papel muy importante, así como la "comunicación". En el ámbito de la Presupuestación pública suele suceder que se destina recursos en el presupuesto a partidas que gozan de una aprobación social a sabiendas de que no se van a agotar. Más adelante se realiza un "modificativo de crédito" y esos recursos acaban siendo destinados a cosas muy diferentes. Obviamente a la primero se le mucho bombo y lo segundo queda un poco más diluido (de ahí lo de la comunicación. Vamos, el "redacte Vd. la Ley y déjeme a mí la trampa, perdón, el Reglamento.
    No se preocupe mucho, se trata únicamente de una hipótesis.

    Volviendo a la entrada, al menos parcialmente, he visto una información sobre estas cifras de afiliación que me ha sorprendido. Aunque lo que más me ha sorprendido la escasez de medios que se han hecho eco de ella, o al menos esa ha sido mi impresión.
    http://www.europapress.es/economia/laboral-00346/noticia-economia-upyd-dice-estadistica-afiliacion-seguridad-social-cuenta-varias-veces-mismas-personas-20140604143408.html

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad