- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

James Mirrlees (RIP): Haciendo justicia a los impuestos

de Xavier LabandeiraJosé María Labeaga

El pasado 30 de agosto murió, a la edad de 82 años, James Mirrlees, influyente economista británico y premio Nobel de Economía en 1996 (conjunto con William Vickrey) por “sus contribuciones fundamentales a la teoría económica de los incentivos bajo información asimétrica”. Para aquellos interesados en su vida, creemos que lo mejor es leer la autobiobrafía que él mismo escribió cuando le concedieron el Nobel. En cuanto a su contribución fundamental a la Economía, esta hay que buscarla en la introducción de una forma de pensar nueva tanto sobre los incentivos como sobre la desigualdad, que tiene implicaciones directas sobre el diseño de políticas públicas, en general, (con aplicaciones prácticas en numerosas áreas de la economía) y de los sistemas impositivos óptimos, en particular.

Imposición optima, en teoría y en la práctica

En esta entrada nos centramos de forma especial en sus contribuciones al diseño de impuestos óptimos. Una conferencia que tuvo lugar en el Banco de España justo la semana siguiente a la muerte de Mirrlees muestra la enorme relevancia e influencia de su trabajo en este campo, en el que muchas de las cuestiones que él abordó todavía siguen bajo análisis y discusión (como por ejemplo demuestra la presentación de Florian Scheuer que no por casualidad tiene el sugerente título “Mirrlees meets Diamond-Mirrlees: Simplifying Nonlinear Income Taxation”). Pero la importancia de las contribuciones de Mirrlees es apreciable no sólo porque un importante número de trabajos actuales en Economía Publica las citan, de una u otra forma, sino porque han quedado plasmadas en documentos con relevancia práctica y política: Jame Mirrlees junto con un grupo de colaboradores (algunos participantes en la conferencia citada) participaron de forma activa en un informe publicado por Oxford University Press en dos volúmenes (Dimensions of Tax Design y Tax by Design), conocido como “Informe Mirrlees” que sentó las bases de las futuras reformas impositivas en el Reino Unido.

En efecto, la influencia de los trabajos de imposición óptima realizados por Mirrlees (solo o conjuntamente con Peter A. Diamond) hace casi 50 años (aquí, aquí o aquí) está presente en todo el informe y también en la mente de quienes diseñan impuestos desde un punto de vista práctico. Una prueba clara es el enorme debate que generó entre académicos y responsables políticos como prueba el monográfico publicado por Fiscal Studies dedicado en exclusiva a resúmenes, conclusiones, reflexiones y comentarios al informe (aquí). El informe también ha tenido impacto en varios países, principalmente desarrollados (ejemplo), y España no ha sido una excepción. La Fundación Ramón Areces organizó una conferencia de la que salió una monografía con las principales opciones para la reforma del sistema tributario español derivadas de las propuestas del Informe Mirrlees (aquí).

Fundamentando la disyuntiva entre eficiencia y equidad

El primer trabajo de Mirrlees (aquí) tiene la importancia de reformular el problema utilitarista de imposición óptima sobre la renta, de forma que tenga en cuenta los posibles efectos distorsionantes y la pérdida de eficiencia. De esta forma, introduce teóricamente discusiones relevantes sobre los principios que deben regir el diseño impositivo, las características que debe tener un impuesto óptimo o la redistribución que se consigue tras la introducción de un impuesto (o tras la reforma de un impuesto existente). Esta última pregunta tiene implicaciones en los efectos que el impuesto (o la reforma) tiene sobre la desigualdad. Por tanto, introduce numerosos aspectos teóricos que no habían sido tratados con anterioridad y, en particular, la discusión entre eficiencia y equidad (o redistribución) implícita en el diseño de cualquier impuesto. Sobre esta disyuntiva giran los trabajos contenidos en el Informe Mirrlees, que reconocen desde el principio la imposibilidad de optimizar ambas a la vez y, por tanto, la necesidad de buscar soluciones de segundo óptimo. Este trabajo es el origen de líneas de investigación muy fructíferas de autores relevantes (Atkinson, Dasgupta, Feldstein, Deaton, Stiglitz, Newberry, Sandmo o Stern, por citar sólo contribuciones de la década de los 70), que continúan hasta la fecha, como antes hemos relatado. Mirrlees introdujo, por tanto, los principios básicos para el diseño (o la reforma) del impuesto sobre la renta. Su trabajo tiene, además, la virtud de proporcionar ilustraciones numéricas con propuesta de tipos impositivos y cálculo de los efectos distorsionadores que los diferentes esquemas conllevan.

En los dos trabajos de Diamond y Mirrlees se analiza la imposición indirecta óptima, extensión del famoso modelo de Ramsey, a varios consumidores. De acuerdo al modelo de Ramsey, la imposición indirecta es óptima bajo condiciones muy estrictas (oferta de trabajo inelástica, utilidad separable entre consumo y ocio y homotética en consumo y preferencias aditivas). La regla de Ramsey, con estos supuestos, establece que el vector de impuestos óptimos sobre los n bienes produce la misma reducción proporcional en la demanda de todos ellos. En palabras de Mirrlees, la imposición indirecta será óptima cuando el índice de desaliento de todos los bienes sea igual. Con varios consumidores, podemos encontrar un resultado muy destacable cuando en el modelo se introducen precios variables a la producción, el teorema de eficiencia productiva, que establece que los bienes intermedios no deben ser gravados, sugiriendo, en términos de política fiscal, la necesidad de esquemas como el del Impuesto sobre el Valor Añadido que permiten la desgravación de los impuestos sobre los inputs, de modo que la imposición indirecta recaiga únicamente sobre los bienes finales.

Aunque existe otras contribuciones, individuales o conjuntas, de gran relevancia en el trabajo de James Mirrlees, creemos que es suficiente con lo anteriormente dicho para poder considerarlo como uno de los padres de los sistemas impositivos que hoy en día están en vigor en los países desarrollados, estableciendo, asimismo, pautas para el análisis de esquemas más generales de imposición óptima.

En tiempos en los que damos tanta importancia al impacto de las publicaciones, las palabras del profesor Partha Dasgupta, en el homenaje que la Universidad de Cambridge ofreció tras el fallecimiento de Mirrlees, son clarificadoras de su influencia: “su seriedad moral, unida a sus habilidades matemáticas deslumbrantes y un ojo infalible para la construcción de modelos económicos sencillos quedaron reflejados en media docena de artículos que, juntos, han construido los fundamentos teóricos de la economía pública”. Estas virtudes se pueden añadir a su capacidad para compartir tiempo e ideas con estudiantes y colaboradores (varios de los autores citados previamente, Dasgupta entre ellos, fueron sus estudiantes de doctorado), su sencillez y su modestia. De lo primero, la evidencia está en sus trabajos, pero de esto último podemos dar fe (foto) cuando vino a Madrid, no hace muchos años, a iluminarnos sobre los efectos socio-económicos de las políticas climáticas IWCPPfinal).