- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

¿A qué se dedican los profesores de universidad?

(por Manuel Bagues, Irma Clots Figueras y Natalia Zinovyeva)

Uno de los mejores economistas españoles suele decir que la gran ventaja de la vida académica es la flexibilidad: tienes libertad para elegir cuando quieres hacer las 17 horas que tienes que trabajar al día.  Aunque es probable que no todos los profesores de la universidad española compartan este espíritu de trabajo, los resultados de una encuesta que hemos realizado y en la que han participado unos 2,500 profesores muestran que dicho economista no anda del todo desencaminado.

El universo de la encuesta estaba constituido por el personal docente e investigador a tiempo completo de seis universidades públicas españolas. Un total de 12,000 profesores fueron contactados por email y unos 800 por teléfono, con una tasa de respuesta del 16% y del 53% respectivamente. Los resultados son muy similares en ambos casos. La encuesta recoge información acerca del uso del tiempo durante el último día laboral y el último día festivo, y también recaba información acerca de las preferencias de los profesores y su satisfacción en el trabajo.

Los encuestados declaran trabajar un total de 9 horas y media los días laborales y unas tres horas los días festivos, lo que supone unas 53 horas en una semana laboral estándar. En términos comparativos, se trata de una cifra muy similar a lo que se observa por ejemplo en Finlandia, donde según una encuesta realizada en 2005, los profesores de universidad trabajan unas 50-52 horas (“Yliopistojen ja ammattikorkeakoulujen ajankäyttötutkimus”, Statistics Finland 2006).

Los encuestados dedican de media el 40% de su tiempo a la docencia, el 33% a la investigación, un 17% a tareas administrativas, un 5% a servicio a la comunidad científica y un 5% a la transferencia de conocimiento a la sociedad (ver Gráfica 1). En los niveles iniciales de la carrera académica, los profesores dedican relativamente más tiempo a preparar la docencia, mientas que los profesores titulares son la categoría con una mayor carga de tareas administrativas, y los catedráticos dedican relativamente más tiempo al servicio a la comunidad científica. La encuesta también recoge información acerca del lugar donde los profesores desempeñan su trabajo. En media, los encuestados trabajan los días laborales unas 6 ½ horas en su despacho y 3 horas fuera del despacho.

Gráfica 1. Horas dedicadas a cada tarea. Días laborales.
Gráfica 1. Horas dedicadas a cada tarea. Días laborales.

En una escala donde 1 corresponde a “Nada” y 5 a “Mucho más”, los encuestados aseguran que les gustaría dedicar más tiempo, sobre todo, a actividades de investigación (ver Gráfica 2). La segunda actividad para la que querrían poder disponer de más tiempo es la transferencia de conocimiento a la sociedad, seguida por las actividades docentes y el servicio a la comunidad científica. Muy pocos encuestados desearían disponer de más tiempo para tareas administrativas.

Gráfica 2. Preferencias sobre la distribución del tiempo.
Gráfica 2. Preferencias sobre la distribución del tiempo.

Pero la motivación por la que a los profesores les gustaría dedicar más tiempo a cada actividad es muy diferente (ver Gráfica 3). Querrían dedicar más tiempo a la investigación porque es una actividad que disfrutan realizar y, además, consideran que puede ser útil para su carrera profesional y también para la sociedad. Los encuestados también declaran que disfrutan la docencia y creen que es socialmente útil, pero en este caso no consideran que dedicar tiempo a la docencia sea útil para sus carreras profesionales. Por otro lado, querrían dedicar más tiempo a la transferencia de conocimiento a la sociedad fundamentalmente porque creen que esta tarea es útil para la sociedad, pero no creen que sea útil para su carrera profesional y además, es la actividad que menos disfrutan realizar.

Gráfica 3. Motivaciones para dedicar tiempo a cada actividad.
Gráfica 3. Motivaciones para dedicar tiempo a cada actividad.

Cuando se les pregunta cuáles son los aspectos que valoran en un trabajo, los encuestados destacan la posibilidad de desarrollo personal, de contribuir a la sociedad y, ya lo decía el economista, la flexibilidad de horario (ver Gráfica 4). Otros aspectos como el reconocimiento por parte de los pares, las condiciones económicas y la disponibilidad de tiempo libre parecen ser menos relevantes.

Gráfica 4. Aspectos importantes de un trabajo.
Gráfica 4. Aspectos importantes de un trabajo.

En conjunto, en una escala de 1 (nada satisfechos) a 10 (muy satisfechos), el nivel de satisfacción de los profesores es muy elevado, cerca de un 8.

Uno de los objetivos de la encuesta, financiada por el Instituto de la Mujer, era conocer mejor las diferencias entre hombres y mujeres. En general, no observamos diferencias significativas entre ambos grupos con dos excepciones: (i) los varones tienen una mejor consideración de su propia calidad académica y (ii) las mujeres trabajan unos 25 minutos más al día que los hombres, que se dedican íntegramente a la preparación de la docencia. Estas diferencia se mantienen cuando controlamos por otros factores como el número de sexenios, características profesionales (categoría profesional, área de investigación, universidad, años de experiencia) y características individuales (edad, situación marital, número de hijos). En futuras investigaciones intentaremos comprender a qué se debe esta mayor dedicación de las profesoras a la docencia y las consecuencias que puede tener para su carrera profesional y para la calidad de la enseñanza.

Los resultados de esta encuesta pueden estar sujetos a diversos sesgos muestrales y de memoria, pero aún así creemos que pueden ser útiles para conocer mejor la situación del profesor de universidad en España. Los profesores, o al menos aquellos que contestaron a la encuesta de manera honesta, dedican un número considerable de horas a su trabajo y, al mismo tiempo, están satisfechos con su labor. Disfrutan investigando y consideran que sería útil para la sociedad si pudieran dedicar más tiempo a la docencia y a la transferencia de conocimiento, pero no creen que estas tareas ayuden a progresar profesionalmente. Además, en el caso transferencia de conocimiento, no la encuentran especialmente gratificante. Personalmente, compartimos gran parte de las apreciaciones de los encuestados con una importante excepción: ¡es un placer poder compartir nuestro trabajo a través de este blog!